Por problemas territoriales no habrá elecciones en zona wixárika al norte de Jalisco, confirma el INE

El veto a las elecciones es en protesta por el conflicto de tierras entre indígenas de Jalisco y ganaderos de Nayarit, por lo que no habrá instalación de mesas directivas de casilla, así como las casillas especiales.

Zona wixárika de Jalisco no tendrá elecciones
La comunidad indígena vetó el proceso electoral en protesta por conflicto de tierras Cuartoscuro

En comunidades wixárika de la zona norte de Jalisco no se instalarán casillas ordinarias ni especiales en las elecciones del 1 de julio, confirmó el titular del Instituto Nacional Electoral en Jalisco, Carlos Manuel Rodríguez Morales.

“Estamos hablando de una cantidad arriba de 7 mil electores que han decidido no participar en estas elecciones constitucionales. Ha sido una decisión libre, de acuerdo a sus usos y costumbres, en asamblea, de manera colegiada”, explicó el consejero presidente del INE Jalisco.

El veto a las elecciones es en protesta por el conflicto de tierras entre indígenas de Jalisco y ganaderos de Nayarit.

El consejo distrital 1 determinó respetar la decisión wixárika, considerando que  las “situaciones imposibilitan materialmente la instalación de mesas directivas de casilla”, así como las casillas especiales.

Disputa territorial entre ganaderos y wixárikas genera bloqueos, cierre de escuelas y pone en riesgo la elección

Previamente el vocero comisionado indígena, Ubaldo Valdez Castañeda, había señalado que la posible instalación de casillas especiales podría tomarse como una provocación o un desafío a la comunidad que representa, por lo cual finalmente se descartó esa opción.


En la zona de conflicto sí se instalará una de las 13 casillas ordinarias debido a que en Los Amoles hay población mestiza. Los indígenas informaron que no obstruirán sus derechos, por lo que permitirán el paso de personal del INE y del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Jalisco (IEPC).

“Ya permitieron el ingreso, ya trabajamos con los ciudadanos que la integrarán y los capacitamos (…) esta casilla tiene el menor número de ciudadanos, representa entre 325 y 395 ciudadanos”, puntualizó Rodríguez Morales sobre la participación de ciudadanos en la región de Los Amoles.

Donde no votarán es en las comunidades de San Sebastián Teponahuaxtlán y Tuxpan, en los municipios de Mezquitic y Bolaños.

“Hay que hacer una precisión, son distintas la comunidades wixárikas, están ubicadas en distintas localidades de Jalisco (…) la comunidad de San Andrés Cohamiata, que se ha visto agraviada por un decreto que invade el territorio de Jalisco y que involucra a Nayarit, sí está participando en estas elecciones”, explicó el titular del INE Jalisco.

Comunidades wixárikas retienen a 10 funcionarios de Jalisco; el gobierno dice que fue una reunión de trabajo

Conflicto de tierras

Desde el 30 de abril, la comunidad wixárika vetó las campañas San Sebastián Teponahuaxtlán y Tuxpan, poniendo como condicionante la solución del conflicto de tierras y la atención a sus demandas de servicios básicos.

Aunque el gobierno federal y los estatales involucrados intervinieron ante los reclamos de los indígenas, de las más de 10 mil hectáreas en conflicto se podría restituir alrededor del 10 % después del 5 de julio, según el acuerdo de la reunión el lunes de esta semana en Palacio de Gobierno de Jalisco.

El vocero comisionado indígena, Ubaldo Valdez Castañeda, reconoció avances pero su exigencia es recuperar la totalidad del territorio porque el conflicto es histórico.

El abogado Carlos González García, detalló que desde el año 1718 se expidió un título virreinal a favor de los wixárika.

Por resolución presidencial, el 15 de julio de 1953 se volvió a reconocer la propiedad indígena. Sin embargo, en el transcurso de los años se emitieron títulos de catastro municipal a ganaderos de Nayarit, lo que derivó en el conflicto actual con indígenas de Jalisco.

De los 45 juicios, hay 16 sentencias favorables, pero no se han ejecutado las órdenes del Tribunal Unitario Agrario debido a situaciones de violencia entre ganaderos de Nayarit e indígenas de Jalisco.

La intervención de autoridades federales implica la indemnización a ganaderos de Nayarit para evitar que la violencia continúe después de la restitución de tierras. Debido a que hay procesos abiertos, no se ha informado de los montos considerados.

En cuanto a las demandas por servicios básicos, representantes de secretarías del gobierno de Jalisco han acudido para abastecer de medicamentos en los centros de salud e infraestructura en escuelas, entre otros puntos.

Close
Comentarios