Así son las hieleras, las celdas en las que detienen a los indocumentados en la frontera sur de EU
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

Así son las hieleras, las celdas en las que detienen a los indocumentados en la frontera sur de EU

Cuando los inmigrantes indocumentados son detenidos por las autoridades en la frontera sur de Estados Unidos, son enviados temporalmente a unas controvertidas celdas que reciben el apodo de “hieleras”. Inmigrantes y organizaciones han denunciado las condiciones de estos lugares.
Getty Images
Por BBC Mundo
14 de junio, 2018
Comparte

 

Una imagen sin fecha muestra a un grupo de hombres arropados con mantas isotérmicas en una celda de la Patrulla Fronteriza en Tucson, Arizona.

BBC
Una imagen tomada de un video sin fecha muestra a un grupo de hombres arropados con mantas isotérmicas en una celda de la Patrulla Fronteriza en Tucson, Arizona.

Jenny sentía tanto frío que le dolía la cabeza y no podía dormir.

Horas atrás, se había mojado la ropa y los zapatos cruzando junto a su hijo y un coyote el río Grande rumbo a Estados Unidos.

Los encontró de madrugada la patrulla fronteriza y en cuestión de diez minutos, recuerda, vivieron la experiencia más traumática de su viaje desde El Salvador el año pasado.

“Nos metieron en las hieleras” dice Jenny, quien prefiere no dar su nombre completo por seguridad.

La mujer de 36 años fue puesta junto a su hijo en una celda que describe como “helada, muy helada” bajo la custodia de del servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP, por sus siglas en inglés).

Se trata de centros de detención de corto plazo en las cercanías de la frontera suroeste entre EE.UU. y México donde las personas no deben permanecer más de 72 horas, según las directrices del gobierno.

Por años, sin embargo, organizaciones de derechos humanos han denunciado que los detenidos están allí por días e incluso meses, sufriendo temperaturas extremadamente frías y sin camas ni servicios sanitarios adecuados.

Un grupo de detenidos dentro de una de las celdas de detención de CBP.

BBC
A los detenidos se les provee de mantas isotérmicas en las celdas, que no están acondicionadas con camas y cuentan con sanitarios comunes.

El gobierno estadounidense, por su parte, sostiene que la estancia de los detenidos no excede las 72 horas y que las temperaturas deben mantenerse “en un rango razonable y cómodo tanto para los detenidos como para los funcionarios”, según un manual de estándares que el CBP hizo llegar a BBC News Mundo.

El término “hieleras” es usado comúnmente por migrantes latinos que han estado allí detenidos.

Pero es difícil saber exactamente cómo son las condiciones en esas celdas, de acceso generalmente limitado a detenidos y funcionarios.

“No pude dormir nunca”

Jenny cuenta que, apenas al llegar, les “quitaron todo”: los documentos de identificación de El Salvador, dinero y prendas de oro que había guardado por si tenía que venderlas para seguir el viaje. También un juguete del niño.

Pasaron casi cuatro días en el mismo cuarto con otras diez mujeres y sus hijos, describe.

“Nos dieron algo que parecía papel de aluminio como sábanas. Había colchonetas en el piso, delgaditas, como un plástico”, recuerda.

Un grupo de inmigrantes detenidos por la patrulla fronteriza de EE.UU.

Getty Images
La Patrulla Fronteriza estadounidense traslada a los inmigrantes que intercepta en la frontera a las llamadas “hieleras”.

La luz, blanca como de quirófano, estuvo encendida siempre.

La celda que describe Jenny coincide con una descripción hecha en 2016 por el Consejo de Inmigración Estadounidense (AIC, por sus siglas en inglés): “Por lo general, son cuartos pequeños con bancos de cemento y sin camas”.

Los que llegan a estos centros son detenidos primero por la Patrulla Fronteriza a lo largo de la frontera bajo sospecha de actividad delictiva, entrada ilegal a EE.UU. o presencia en ese país sin un estatus legal migratorio.

Aunque también pueden ser trasladadas personas bajo la consideración de un agente en un puesto fronterizo.

La idea es que permanezcan allí por el menor tiempo posible, estipula CBP, mientras se procese su caso y se tome una decisión sobre cuál es el siguiente paso para el detenido.

La crisis de 2014

Los cuestionamientos sobre las condiciones de estas celdas se incrementaron a partir del año 2014 por causa de las oleadas de menores de edad indocumentados que llegaron a EE.UU., explica a BBC News Mundo Astrid Domínguez, directora del Centro de Derechos en la Frontera de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles (ACLU, por sus siglas en inglés).

“Ese año las denuncias no eran aisladas, empezamos a ver que había muchas personas detenidas bajo condiciones abusivas que incluyen la temperatura fría extrema”, dice.

Domínguez ha visitado varias de estas instalaciones en nombre de la ACLU entre 2014 y 2016.

Describe haber visto a personas durmiendo en el piso arropándose con mantas isotérmicas y a “agentes usando una prenda más de ropa por encima del uniforme”.

Imágenes

Fue en 2016, sin embargo, que unas imágenes captadas por cámaras de seguridad en uno de estos centros arrojaron pistas más visibles sobre lo que allí ocurría.

El servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos las hizo públicas después de que un grupo de migrantes demandara a CBP por las condiciones de su detención.

En las fotos aparecen mujeres, hombres y niños en celdas de inmigración en la ciudad de Douglas, Arizona, en septiembre de 2015.

Un grupo de mujeres con niños en una de las celdas de inmigración de EE.UU.

BBC
En 2016, el gobierno hizo públicas unas imágenes de las celdas en medio de un litigio.

Los migrantes, con asesoría legal de la ACLU y AIC, alegaron que fueron detenidos “en celdas sucias, heladas y sobre pobladas durante días”.

Denunciaron también que les negaron atención médica apropiadas y artículos básicos de higiene, como jabón, pañales y suficiente papel sanitario.

El litigio todavía no termina, pero una orden judicial preliminar de diciembre de 2017 estableció que, en las celdas de Arizona, los detenidos deben tener acceso a colchonetas y artículos de aseo personal.

El propio gobierno, mediante la Oficina de Responsabilidad Gubernamental de EE.UU., constató detenciones de más de 72 horas y en un reporte de 2016 recomendó a CBP “evaluar completamente los datos sobre la cantidad de tiempo que las personas permanecen bajo custodia”.

¿Cómo están ahora?

El manual de estándares de detención de CBP es del año 2015, cuando Barack Obama era todavía presidente de Estados Unidos.

Pero hay quienes se preguntan si el endurecimiento en las políticas migratorias de Donald Trump ha cambiado en algo la operatividad de estos centros.

En esta imagen hecha pública en 2016 por el gobierno de EE.UU. se puede ver a una detenida cambiándole el pañal a su hijo.

BBC
En esta imagen hecha pública en 2016 por el gobierno de EE.UU. se puede ver a una detenida cambiándole el pañal a su hijo.

De momento no ha habido anuncios oficiales sobre este respecto, pero la muerte en mayo de una migrante centroamericana volvió a centrar la atención sobre las “hieleras”.

Activistas denunciaron que Roxana Hernández, quien era seropositiva, enfermó tras pasar cinco días en un centro de detención de corto plazo en San Diego (California).

Allí, señalan los grupos, “Hernández sufrió frío, falta de alimentación adecuada o la atención médica necesaria, con las luces prendidas las 24 horas del día, bajo llave”.

Pero las autoridades aseguraron entonces que la mujer recibió atención médica en cuanto la necesitó.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro Archivo

Lozoya dará a FGR primeros nombres y datos de presunta megacorrupción con Peña Nieto

Será una entrevista con agentes de la Fiscalía General agendada para los próximos días. A partir de la información inicial la FGR decidirá si le otorga el criterio de oportunidad.
Cuartoscuro Archivo
2 de agosto, 2020
Comparte

El exdirector de Pemex, Emilio Lozoya Austin, comparecerá en los próximos días ante la Fiscalía General de la República (FGR) para hacer la primera entrega de nombres, datos e indicios de un presunto esquema de corrupción a gran escala que habría operado a lo largo del gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto.

La entrega de dicha evidencia y del testimonio de Lozoya, de acuerdo con fuentes con pleno conocimiento del caso, se realizará en la modalidad de entrevista ante el Ministerio Público de la Federación.

Lee: Lozoya dejó boquete de 23,500 mdp en las finanzas de Pemex con 111 presuntos actos de corrupción

Aunque será la primera de varias comparecencias ante FGR, esta será clave ya que a partir de la misma la FGR definirá si los datos e información del exdirector de Pemex son viables y suficientes para otorgarle un beneficio que contempla la ley denominado “criterio de oportunidad”, y convertirlo en un testigo colaborador.

Actualmente el exdirector de Pemex se encuentra en calidad de vinculado a proceso por su probable responsabilidad en los delitos de lavado de dinero, cohecho y asociación delictuosa en relación con los casos Odebrecht. En seis meses se ha programado la audiencia en la que sería acusado formalmente de los cargos.

Sin embargo, si la FGR decide entregarle el criterio de oportunidad, se suspenderá el proceso penal en su contra y se solicitará al juez una audiencia para que el exdirector de Pemex ratifique la información que aportará ante un Tribunal. Todo ello debe ocurrir antes del periodo señalado.

¿De que depende que Lozoya obtenga este beneficio? De que lo revelado permita a la FGR construir casos por hechos de corrupción mayor gravedad y contra presuntos implicados de mayor nivel jerárquico. Autoridades ministeriales indicaron que el exfuncionario ha prometido contar con suficiente evidencia de ello.

La determinación de si dicho beneficio es procedente y el desarrollo del caso se encuentran bajo supervisión directa de la oficina del fiscal Alejandro Gertz Manero. Por ahora no se ha dado intervención a ninguna otra área de la Fiscalía.

Corrupción a gran escala

Los abogados defensores del exdirector de Pemex, Miguel Ontiveros Alonso y Alejandro Rojas Duran, adelantaron en las audiencias iniciales de los casos Odebrecht y Altos Hornos que cuando ocurrieron estos hechos operaba en México un “aparato organizado de poder conformado por altas autoridades del Estado Mexicano”, el cual sería responsable de múltiples actos de corrupción.

En seguimiento a eso el exfuncionario entregará en su primera comparecencia ante la FGR los nombres y cargos de los principales implicados y sus superiores jerárquicos que conforman dicho aparato, así como las modalidades en que se cometieron los presuntos hechos delictivos y evidencia inicial de ello.

El objetivo de la defensa es demostrar que Lozoya fue utilizado dentro de dicho esquema organizado para cometer hechos cuyos beneficiarios fueron exfuncionarios de mayor rango. La temporalidad de los casos investigados coincide con el periodo de campaña del expresidente Peña Nieto y su posterior gobierno.

La teoría de la defensa está sustentada en una doctrina formulada por el penalista alemán Claus Roxin, uno de los mas influyentes del mundo, que sostiene que hay personas de alto nivel que cometen crímenes, pero no directamente, sino utilizando a otros que casi nunca saben de la transcendencia real de lo que ocurre. A estas personas se les conoce como “autores mediatos”, los cuales lideran los referidos aparatos de poder.

Lee: Lozoya ante el juez: hubo un “aparato organizado de poder” con EPN; este es su plan para probarlo

Dicha doctrina tuvo sus cimientos en los juicios posteriores a la Segunda Guerra Mundial y posteriormente fue perfeccionada. Como Animal Político publicó en esta nota, se trata de una estrategia que ya ha permitido en diversos países enjuiciar a lideres criminales e incluso a exjefes de estado como el expresidente de Perú, Alberto Fujimori.

Ontiveros Alonso, uno de los abogados de Lozoya y quien además fue alumno de Roxin en Alemania, escribió un artículo el año pasado publicado por la Universidad de Guanajuato, donde sostiene que en la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa también existió un aparato de poder responsable de dicho crimen, al frente del cual estaba el presidente municipal de Iguala en su calidad de “autor mediato”.

Te puede interesar: Lozoya revela que EPN y Videgaray sobornaron a panistas para apoyar reformas estructurales; ellos lo niegan

Libre, pero custodiado

Luego de permanecer 15 días hospitalizado Lozoya fue dado de alta del Hospital Ángeles del Pedregal la madrugada del sábado. Durante el tiempo que estuvo internado se le trató de una anemia y se le practicó una intervención quirúrgica derivado de un problema de sangrado en el esófago, según lo informado a este medio por personas cercanas al caso.

En las audiencias iniciales se determinó que una vez dado de alta el exdirector de Pemex podría quedar en libertad en tanto se resuelven sus casos. No obstante, mientras permanezca en calidad de procesado deberá portar un brazalete con geolocalizador y no podrá desplazarse mas allá de la zona conurbada de Ciudad de México.

Otro requisito que le impuso el juez es que cada 15 días acuda afirmar una hoja de control que garantice que se encuentra localizable, Autoridades explicaron que ello se realizará a través de la denominada Unidad de Medidas Cautelares de la Guardia Nacional, en una sede distinta al Reclusorio Norte. Este fin de semana por ser día inhábil y por el contexto de la pandemia el tramite se realizó vía electrónica.

Las fuentes consultadas reiteraron además que el exdirector de Pemex tendrá como medida de seguridad la custodia de agentes federales. Lo anterior como medida de protección por su posible perfil de testigo colaborador en un caso mayúsculo de corrupción.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.