close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Agustín Salgado

Habitantes de Iztapalapa denuncian uso electoral del abasto de agua; autoridades lo niegan

Vecinos de la colonia Desarrollo Urbano Quetzalcoátl aseguran que el abasto de agua potable se condiciona a cambio de sufragios; las autoridades de la delegación Iztapalapa niegan el señalamiento.
Agustín Salgado
Por Agustín Salgado
12 de junio, 2018
Comparte

Vecinos de Iztapalapa denunciaron que el abasto de agua potable es condicionado a la entrega de copias de credenciales de elector y la promesa de votar por Karen Quiroga, candidata a alcaldesa de la coalición Por la Ciudad de México al Frente (PAN, PRD y MC).

En la esquina de Villa Jimena y Villa Federal, en la colonia Desarrollo Urbano Quetzalcóatl, un grupo de vecinos espera la llegada de un camión cisterna que los abastezca. Desde hace un mes, la red de agua potable está “seca”. La colonia se ubica en la coordinación territorial Paraje San Juan, al oriente de la Ciudad de México.

Habitantes de la zona, entrevistados por Animal Político, refieren que los responsables de hacer uso político del servicio son los enlaces de la coordinación territorial, cuya directora es Karen Yáñez Cedillo.

La gente del PRD y el PAN condicionan el servicio a cambio del voto. Quieren que les dejes copia de tu credencial de elector. Ya lo denuncié ante la Fepade (Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales) y estoy a la espera de la respuesta”, dijo un vecino quien solicitó guardar el anonimato por temor a represalias. El número de folio de la denuncia, presentada en la página web de la Fepade es 1800005062-B2830B.

Tras el sismo del 19 de septiembre la escasez del líquido se agudizó y la delegación implementó un operativo para combatirla: decenas de “hidrantes” -depósitos con una capacidad de 10 mil litros-, fueron colocados en vía pública y se nombró a un “representante de calle” como responsable de gestionar el servicio a domicilio de los camiones cisterna. Ellos son los “enlaces” señalados de condicionar el abasto con fines electorales.

Ante la escasez de agua, la delegación implementó un operativo de pipas para surtir de líquido a las colonias afectadas.

Ante la escasez de agua, la delegación implementó un operativo de pipas para surtir de líquido a las colonias afectadas.

Acusación que rechaza Karen Yáñez Cedillo: “El servicio no se maneja con fines políticos, eso es una mentira y es muy fácil de comprobar: todos los días llenamos una bitácora que incluye dirección, teléfono y firma de quienes reciben el líquido. Anteriormente la gente tenía que formarse a las cuatro de la mañana en las garzas y solo los primeros alcanzaban agua. Lo que intentamos es que ya no ocurriera eso y apostamos por los propios habitantes de las colonias. Un ciudadano, nombrado en asamblea vecinal y ajeno a la estructura delegacional, es el encargado de hacer la lista de quienes carecen de agua. Es un responsable de calle que nos entrega el listado y nosotros les enviamos las pipas”.

El agua, un derecho humano

Anaid Velasco, coordinadora de investigación del Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda) advirtió que el acceso al agua potable es un derecho humano, reconocido por la Constitución y que por lo tanto cualquier ciudadano puede ampararse ante la justicia federal en caso de no recibirla en cantidad suficiente.

El agua como derecho humano significa que todas las personas debe tener acceso al agua de calidad, en cantidad suficiente para llevar a cabo actividades de sobrevivencia. Deben tener agua para bañarse, agua para preparar alimentos, agua para beber y agua para la higiene”.

El viernes 8 de junio, el Sistema de Aguas de la Ciudad de México informó sobre una “baja presión en la red de agua potable” debido a la ola de calor que se registró en el centro del país. Las delegaciones afectadas fueron Azcapotzalco, Benito Juárez, Cuauhtémoc, Tlalpan e Iztapalapa.

El domingo por la noche se anunció una nueva afectación: una fuga de 36 pulgadas de diámetro en el acueducto Tulyehualco provocará que el suministro del líquido para la delegación Iztapalapa se vea reducido en un 40%.

Gonzalo Mireles, vecino de la colonia Hank González, adyacente a Desarrollo Urbano Quetzalcoátl, asegura que el problema de escasez es estructural: “Llevamos años sin agua y la única manera que tenemos de recibirla es por medio de estos operativos. Van 15 días que los ‘hidrantes’ están vacíos. Y ahora uno tiene que votar por el PRD, si estas afiliado te la llevan con todo gusto pero en caso contrario no hay nada”.

Los inconformes aseguran que la colocación de propaganda política en las fachadas también puede incidir en el abasto de agua potable: las casas con propaganda que no sea del PRD quedan excluidas del reparto.

Publicidad de la delegación Iztapalapa en tinacos para almacenar agua.

Publicidad de la delegación Iztapalapa en tinacos para almacenar agua.

Con respecto a las credenciales de elector, María Luisa Cervantes, vecina de Villa Jimena, asegura que un hombre llamado Jesús le pidió a cambio del servicio 10 credenciales de elector.

A nosotros Jesús nos pidió copias de credenciales, 10 copias para el partido del PRD. Si no estás de acuerdo te dejan de avisar de las juntas que se realizan”.

La coordinadora territorial de Paraje San Juan, reconoció la acusación pero al igual que los vecinos dijo “no recordar con exactitud” el apellido de la persona señalada: “Hubo una denuncia en la delegación y le pedimos que ya no fungiera como líder de calle. Eso fue hace cuatro meses, pero nadie pudo comprobar el señalamiento”.

Yáñez Cedillo asegura que existen “unos 65 representantes de calle” reconocidos por la coordinación territorial. Al preguntarle si dicho esquema no facilitaba el control político del servicio, respondió: “Sí y no. Sí, porque el representante puede hacerlo de esa manera; no, porque quienes lo nombran son los mismos ciudadanos. Ya ha ocurrido que cuando los vecinos tienen a alguien que les condiciona el agua, se acercan con nosotros y nos dicen: ‘queremos hacer una asamblea porque ya no estamos de acuerdo de que tal persona lleve el operativo’ y entonces vamos a la colonia, hacemos una nueva asamblea, observamos que todos estén de acuerdo y se nombra a un nuevo representante”.

Jazmín, representante de calle de la colonia Desarrollo Urbano Quetzálcoatl negó que se condicione la entrega del agua: “Se abastece por calle, se les llena la cisterna o los tambos y así avanzamos. El lunes es una zona, el miércoles otra y el viernes otra más. Cada tercer día se hace el operativo y se trata de atender a toda la gente. Se les abastece parejo, sin importar partido político. Quienes nos acusan de lo contrario, como la señora Linda María, mienten, pues antes ella llevaba el operativo pero la quitaron porque cobraba”.

La otra opción: formarse durante la madrugada

Al interior del panteón de San Lorenzo Tezonco se encuentra una garza de agua potable. Aquí el servicio no es coordinado por “representantes de calle”. Los vecinos se apuntan en una lista y esperan a que les sea asignado un camión cisterna que abastezca sus hogares. La espera puede rebasar las seis horas.

Aquí uno viene, se forma y le asignan una pipa. Hay que madrugar, la mayoría llegamos a las cinco o cuatro de la mañana pero como dice el despachador: ‘aquí es tardado pero se llevan su agua’. Únicamente hay que apuntarnos y esperar. No tenemos otra opción, yo llevo un mes sin agua en la red”, refiere Amalia Vargas de la colonia Hank González.

El tema de la escasez de agua y el manejo indebido de su reparto es tema de campaña: el candidato del PRI a la jefatura de Gobierno de la Ciudad de México, Mikel Arriola, tiene un spot televisivo que hace referencia a ello, en tanto que candidatos de Morena al congreso federal, como Aleida Alavez, han denunciado en redes sociales que las autoridades de la delegación Iztapalapa “lucran” con el servicio. En el mismo sentido se ha pronunciado la candidata del PRI a la alcaldía de Iztapalapa, Lol Be Peraza.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

Por qué en Los Ángeles hay gente que paga por caminar

El estadounidense Chuck McCarthy empezó a caminar con extraños a cambio de dinero hace tres años. Su iniciativa ha crecido hasta convertirse en una app, lanzada en marzo, con más de 200 "paseadores de personas". ¿Cómo se le ocurrió y por qué la usan?
Getty Images
6 de junio, 2019
Comparte

Pagarle a alguien por caminar contigo suena como un servicio que sería viable en Japón o China, países acostumbrados al alquiler de “amigos” o de “padres”.

Pero al otro lado del Pacífico, en el estado de California, hay un hombre al que un día se le ocurrió pasear gente. Y está probando ser exitoso.

Chuck McCarthy tuvo la idea en 2016. Mandó hacer una camiseta, creó una página de Facebook y pegó afiches por todo Los Ángeles promocionando sus servicios como The People Walker (“El paseador de personas”, en español).

Tres años después, McCarthy atrajo a inversionistas que el pasado marzo le ayudaron a lanzar una app móvil del servicio, que cuenta actualmente con más de 200 proveedores, es decir, personas que cobran por caminar con extraños.

Chuck McCarthy
BBC

Chuck McCarthy o, como le conocen en Los Ángeles, “The People Walker”.

La app funciona de forma parecida a Uber o Lyft: creas un perfil, permites que la herramienta utilice tu ubicación geográfica y solicitas la caminata a una hora y en un día específicos. A continuación, aparece un listado de personas que cobran entre US$7 y US$21 por cada media hora de trayecto.

Como es de esperar en la ciudad sede de la industria del entretenimiento y el cultivo a la imagen, muchos de los proveedores son también actores, entrenadores físicos o profesores de yoga.

Aunque también hay psicólogos, profesionales de otras áreas y personas que hablan diferentes idiomas.

Ni McCarthy ni su socio deciden cuánto va a cobrar cada proveedor, sino que establecieron un rango de precios y cada quien elige cuánto vale. Lo que sí es requerido para todos es un chequeo de antecedentes penales.

“Mis amigos están ocupados”

Bob Nankin lleva dos años y medio caminando con McCarthy, aunque aclara que no lo hace porque se sienta solo.

“Mis amigos están ocupados, tienen sus vidas y es difícil coordinar para vernos”, dice.

“Mi motivación es el ejercicio, aunque entiendo que alguien camine por un tema de salud mental o por soledad“, agrega.

No es extraño que este servicio se ofrezca en en una ciudad como Los Ángeles, en la que los centros urbanos están dispersos, el tráfico es infernal y mucha gente trabaja desde casa o con horarios irregulares.

Chuck McCarthy junto a Bob Nankin, uno de sus clientes más antiguos.

Cortesia Chuck McCarthy
Chuck McCarthy junto a Bob Nankin, uno de sus clientes más antiguos.

De hecho, en el condado de Los Ángeles el 24% de las viviendas, casi 785.000, están habitadas por una sola persona, según datos del censo citados en la web Suburban Stats.

En el caso de Nankin, quien está retirado de su empleo en el sector de la salud, caminar es una prioridad a sus 71 años.

“Con Chuck intercambio historias, hablamos de nuestros planes y he conocido diferentes vecindarios gracias a él”, dice.

Los adultos mayores constituyen uno de los públicos más atraídos al servicio, pero no son los únicos.

“No es una broma”

McCarthy dice que ha caminado hasta con adolescentes de 18 años, curiosos de saber si su servicio “era real o una broma”.

Esa percepción ha sido una de sus luchas. “La gente comenta cosas como: ‘¿quién va a pagar por caminar?‘ Y yo les respondo que por qué no, si ya pagamos por estar sentados”.

Dos jóvenes caminando

Facebook People Walker
“The People Walker” tiene más de 200 “caminantes de personas” que prestan el servicio.

Lo dice en referencia a servicios de streaming como Netflix, que popularizaron el llamado binge-watching, es decir, invertir horas en ver toda una serie de una sola sentada.

“Incluso las apps de entrenamiento físico quieren que te sientes lo más rápido posible. Promocionan rutinas de solo 15 minutos o menos”, añade.

Pasar muchas horas sentado fue justamente lo que motivó a McCarthy, quien vive en Los Ángeles desde hace 11 años, para crear The People Walker.

Había decidido abandonar el trabajo de producción de comerciales para convertirse en actor, un oficio que puede llegar a ser bastante solitario.

Una tarjeta de "The People Walker" fijada en una cartelera de un vecindario de Hollywood.

BBC
Por todo Hollywood se pueden ver pósters y anuncios como estos fijados en carteleras.

“Pasaba horas en internet postulándome a trabajos de actuación. Incluso a veces cuando iba a un café a trabajar, no hablaba con nadie“, recuerda.

Así que pensó que podía cobrar por caminar, como un ejercicio físico, para que fuese más seguro y para tener más experiencias humanas.

“Pensé en pasear perros, pero no me gusta recoger caca”, bromea.

Los pósters caseros que fue pegando en varios vecindarios llamaron la atención de más de un medio local. Uno incluso metió a McCarthy en la categoría de “gente con trabajos extraños”.

Pero, según él, “hay gente en esta ciudad que paga US$100 la hora por caminar con entrenadores físicos o con guías turísticos, así que no entiendo qué tiene de raro”.

Así se ve la app de The People Walker

App The People Walker
La app funciona de forma parecida a Uber o Lyft.

McCarthy insiste también en que el servicio no es solo para gente solitaria. “Muchos de nuestros clientes tienen amigos y vida social”, aclara.

Sobre si la app ha sido un éxito, McCarthy se limita a decir que “no nos vamos a hacer multimillonarios con esto”.

“Veo a los extraños como amigos que no he conocido todavía”

Con un trabajo como editora en línea que la mantiene en casa todo el día, CJ Arabia decidió trabajar como “paseadora”.

CJ Arabia

Cortesia CJ Arabia
CJ Arabia se unió a la app como proveedora de caminatas.

La primera vez que lo hizo, recuerda, el cliente le pidió que acelerara el ritmo.

“Estaba muy nerviosa, pero terminó siendo una maravilla”, dice.

Arabia cuenta que el comentario que más recibe de los usuarios es que, de no haber reservado una caminata, se hubiesen quedado encerrados en casa.

“Es ese compromiso de tener una cita, de no fallar, que sirve mucho de motivación”, añade.

Tanto Arabia como McCarthy tienen claro que no son amigos de sus clientes, aunque las caminatas a veces los lleven a compartir información muy personal.

Es un rasgo que parece ser el denominador común de las apps de relaciones sociales: conocerse, pasar un buen rato y mas no profundizar.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=VtZC2ETz-Mk

https://www.youtube.com/watch?v=JpWiPF_rmY0&list=PLLhUyPZ7578d1gB2GloaeOB3KVudiPRus&index=26&t=24s

https://www.youtube.com/watch?v=xmaH4fFjj2M&list=PLLhUyPZ7578d1gB2GloaeOB3KVudiPRus&index=56&t=0s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.