Las encuestas se volverán a equivocar en 2018
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Las encuestas se volverán a equivocar en 2018

Algunas variables que van a definir la elección es el posicionamiento de cada candidato en la mente de los electores, la posible orientación del voto y el grado de confianza en el proceso electoral en general.
Cuartoscuro
Por Darío Ortiz P. / Culmen Consultores
22 de junio, 2018
Comparte

Desde el inicio de la contienda electoral de 2018, en Culmen Consultores nos propusimos investigar de manera directa cuatro variables que consideramos definitorias para el resultado de la elección en el ánimo de la sociedad mexicana: la intención de los mexicanos de acudir a votar el 1 de julio, el posicionamiento de cada candidato en la mente de los electores, la posible orientación del voto y el grado de confianza en el proceso electoral en general.

Nuestra intención fue medir cada una de estas variables a lo largo del tiempo, para lo cual diseñamos un cuestionario, capacitamos y comprometimos a un equipo de operadores telefónicos que realizaron durante tres meses más de 100,000 llamadas en los 32 estados de la república, para obtener la opinión efectiva de 5,610 personas, todos ciudadanos mexicanos que radican en el país, hombres y mujeres mayores de 18 años, con credencial de elector vigente.

Tiempo de prometer

El tiempo de campaña es tiempo de hacer promesas y esto no es solamente una costumbre de los candidatos, también los electores lo hacemos. Cuando preguntamos a los más de 5,000 entrevistados si asistirán a votar este 1 de julio, 9 de cada 10 respondieron que sí, de manera consistente, durante los 9 levantamientos en los 3 meses que duró el ejercicio. Esta buena intención nacional contrasta con los pronósticos de participación ciudadana que, en el caso de los más optimistas, nos hablan de que un 65 por ciento de los inscritos en la lista nominal acudirá a las urnas el 1 de julio. Sin embargo, de esta buena intención podemos interpretar que el ciudadano considera que su voto tiene un valor real para el resultado de la elección y se declara comprometido con el ejercicio democrático, al cual le otorga el beneficio de la duda, como veremos más adelante.

Anaya, la mejor campaña no es suficiente

El siguiente indicador que medimos fue el posicionamiento de cada uno de los candidatos en la mente del electorado, pidiéndole a nuestros encuestados que mencionaran a tres de los contendientes a la presidencia; sin embargo, solamente registramos la primera mención: el top of mind. Sin ser absoluto, este indicador nos permite medir el grado de efectividad de una campaña. En esos términos, observamos que la más efectiva fue la campaña que hizo el Frente para Ricardo Anaya, que lo llevó del 15 por ciento de las menciones que tenía a finales de marzo, justo antes del inicio de campaña, al 30 por ciento que registra en nuestro cierre del 18 de junio. La mayor parte de esta escalada sucedió durante los primeros 15 días de la campaña, después de los cuales se estacionó en un segundo lugar que no alcanza para encender el ánimo de los votantes que esperan algo contundente, que les permita creer que él es el indicado para vencer al líder de la contienda en el imaginario colectivo.

Confianza en juego

La encuesta Culmen centró uno de sus objetivos en medir la confianza que tiene la ciudadanía en este proceso electoral, ya que este es un indicador de la salud institucional de nuestra democracia. Aquí también nos encontramos que 4 de cada 10 ciudadanos confían en el proceso organizado por el INE, otorgándole calificaciones de 8 (22.5 %), 9 (9.38 %) y 10 (9.38 %). Dieciséis por ciento de los encuestados aprueba “de panzazo” el proceso otorgándole calificaciones de 6 (5.75 %) y 7 (10.29 %). Un 27 % manifestó desconfianza en el proceso al otorgarle calificaciones reprobatorias y un 14.83 % se abstuvo de dar una calificación, con lo que podemos entender que en este proceso está en juego la confianza que los mexicanos tenemos en el INE y la organización de las elecciones, ante las que nos mostramos expectantes y, al momento, damos el beneficio de la duda.

¿AMLO y ya?

Nuestro último indicador y el que suele acaparar la atención mediática es el que refleja por quién votarían los mexicanos si la elección fuera al momento de hacer la pregunta. Nuestro resultado no es diferente a la mayoría de las encuestas, Andrés Manuel López Obrador ha liderado la intención de voto de principio a fin del ejercicio, con una clara pendiente ascendente en la última semana. Llama la atención que la línea de intención de voto del representante de Morena se corresponde de manera directa y en sentido contrario, a través de los 9 levantamientos, con la línea que representa a los llamados “indecisos”.

Así, si la elección del 1 de julio fuera una encuesta, pareciera que el resultado estaría definido y Andrés Manuel López Obrador sería el próximo presidente de México. Sin embargo, como sabemos que la elección no es una encuesta, como ha quedado demostrado en las últimas 2 elecciones, debemos considerar 2 puntos desde la bitácora de la investigación: el primero es que confirmamos que por cada persona que responde una encuesta existe al menos otra que decide no responderla, y de ese perfil ciudadano no tenemos ni nadie tendrá información hasta el día de la jornada electoral. Desde este espacio agradecemos a las 5,610 personas que respondieron a nuestras preguntas y agradecemos también a las otras 5,974 personas que atendieron nuestra llamada, nos escucharon, cumplían con el requisito de ser ciudadanos en condiciones de votar y con alguna intención de hacerlo, pero que decidieron no responder la encuesta por motivos personales; ellos serán parte de la diferencia entre el ejercicio demoscópico y el democrático.

El segundo punto es que en esta campaña la emoción la puso la sociedad, ya que ninguno de los candidatos logró encender los ánimos con una propuesta clara, un hilo narrativo, lo cual se ve reflejado en la línea prácticamente recta que podemos observar en las intenciones de voto de Ricardo Anaya y José Antonio Meade, los candidatos retadores, quienes estaban llamados a mostrar algo distinto, arriesgar, proponer e ir más allá para conquistar simpatías. La falta de recursos creativos que mostraron ambas campañas fue capitalizada por el sentimiento de indignación social ante la corrupción de la clase política y la urgencia de un cambio, bandera que hondea desde hace 18 años el candidato de Morena que, sin hacer mucho, sin salirse del librito de la campaña del líder mantuvo e incluso incrementó su ventaja.

Como consultores, nuestra labor es estudiar a detalle la emoción reinante entre el electorado, esa que construye su percepción sobre los distintos personajes políticos y forja su decisión de voto. Desde esa perspectiva reafirmamos que las encuestas no sirven para predecir resultados, sino para orientar las acciones de una campaña. Para quienes las sigan juzgando como instrumentos predictivos les podemos anticipar: este año nos volveremos a equivocar, nuevamente habrá una diferencia entre el cierre de las últimas encuestas y el resultado de la jornada electoral, y esa diferencia no solamente correrá a cargo del efecto “voto útil”, sino también de aquellos que tienen una opinión y prefieren expresarla solamente en la urna.

Culmen Consultores  

Fuente: www.culmenconsultores.com

Metodología: Encuesta telefónica. Representatividad: 32 estados de la república mexicana. 5,610 encuestas terminadas, distribuidas en 9 ejercicios, a partir del lunes 26 de marzo de 2018: 1) 26-28 marzo; 2) 2-4 abril; 3) 9-11 abril; 4) 16-18 abril; 5) 30 abril-4 mayo; 6) 14-16 mayo; 7) 28-29 mayo; 8) 11-12 junio; 9) 18 junio. Nivel de confianza estadística: 95 %. Margen máximo de error: (+/-) 1.31 %. Tasa de Rechazo: 6.39 %. Diseño, muestreo, aplicación, supervisión y análisis: Culmen Consultores, S. C. Método de muestreo: El muestreo utilizado fue de clusters sobre los estados, para después elegirse por muestreo aleatorio simple los números telefónicos. Unidad de muestreo: Los 32 estados de la república mexicana. Población objetivo: son todos los ciudadanos mexicanos que radican en el país, hombres y mujeres mayores de 18 años, con credencial de elector vigente.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Lucie Vildnerova

'Salí de vacaciones de Polonia y terminé quedándome toda la pandemia en Colombia porque acá encontré familia'

Joanna Zdanowska, una polaca de 47 años, era una de las turistas que estaba en Colombia cuando empezó la cuarentena. Y se quedó a gusto porque, según dice, encontró familia en un pequeño pueblo de la costa caribeña del país.
Lucie Vildnerova
4 de enero, 2021
Comparte

Joanna Zdanowska, una polaca de 47 años, era una de las turistas que estaba en Colombia cuando empezó la cuarentena por la pandemia de coronavirus.

A diferencia de cientos de extranjeros que volvieron a su país, elladecidió quedarse en un país cuya naturaleza enamora con facilidad.

Su relato, presentado en este texto que resultó de una conversación con BBC Mundo, es prueba de que el virus, además de trágico, abrió la puerta para muchas experiencias e historias positivas.


En agosto de 2020, cuando en Colombia anunciaron el fin de la cuarentena estricta, nosotras ya nos queríamos quedar donde estábamos. No queríamos que nada cambiara.

Mis amigos turistas y yo, que vinimos a América Latina a viajar antes de que empezara la pandemia, encontramos en Palomino, en la Costa Atlántica colombiana, un hogar.

Palomino es un pequeño pueblo muy cerca de una hermosa playa llena de palmeras que se prolonga por varios kilómetros.

En marzo, apenas empezó todo, yo no quise irme a Polonia, como hicieron algunos de mis compañeros, porque tenía la esperanza de que pronto podría seguir viajando.

Pero luego pasaron dos semanas y prolongaron la cuarentena. Y dos más. Y más. Y así hasta que nos quedamos ocho meses en un pueblo al lado de la playa sin poder nadar en el mar.

Estábamos en un hostal y todos los restaurantes y bares estaban cerrados. No había nada para hacer.

Con el tiempo se fueron yendo los turistas y solo quedamos algunos pocos. Pero con los días fuimos conformando una familia de unas quince personas con una relación muy íntima con los dueños de los hostales donde estábamos.

Salí de vacaciones de Polonia y terminé quedándome toda la pandemia en Colombia porque acá encontré familia.

Atrapada a gusto en Colombia

En 2019, decidí tomarme un año sabático porque me aburrí de Polonia, donde además tengo un apartamento que genera renta y me permite viajar tranquila.

Estuve en México y Cuba. Luego tenía el plan de viajar dos meses por Colombia, un país que recomiendan mucho para el turismo. Me quedé 10 meses y sigo contando.

Cuando viajas conoces muchas personas, pero normalmente los ves máximo una semana. Pero cuando vives con alguien seis meses, se genera una relación única.

Turistas en Palomino

Joanna Zdanowska
Los turistas que se quedaron en Palomino toda la cuarentena se convirtieron en miembros y colaboradores de la comunidad.

Porque ninguno trabajaba, entonces pasábamos todos el día juntos. Nos sentimos como en vacaciones permanentes.

Cada día había actividades con la gente local para apoyarnos unos a otros. Nos cocinaban. Algunos trabajaban para los hostales, otros aprendieron a surfear, había una chica que empezó a dar clases de español por internet.

En la casa donde yo me quedé, por ejemplo, había una familia de venezolanos con dos niños que descubrieron que nosotras las tratábamos mejor que sus padres. Entonces pasaban el día con nosotras. Yo les compré libros y les leía cuentos. Les mostraba videos en YouTube. Ahora los niños dicen que nosotras somos sus madres. Eso te rompe el corazón.

Lo que aprendí

Lo mejor de haberme quedado tanto tiempo aquí fue que pude conocer bien a la gente del pueblo, una experiencia que no tiene nada que ver con uno ve en el sector turismo.

Una de las experiencias más extraordinarias que tuve fue cuando fui a un pueblo de arhuacos, un grupo de indígenas que viven en la Sierra Nevada de Santa Marta y han tenido muy poco contacto con culturas occidentales.

Tuvimos que salir a las 4 de la mañana. Nos dijeron que eran 8 horas caminando pero cuando levábamos 9 horas aún no llegábamos. Pensamos que este lugar no existía. A las 10 horas finalmente llegamos, sin poder hablar del cansancio. Y nos quedamos ahí con nuestras hamacas.

Nos dieron su casa más grande. Nos quedamos tres días.

Joanna Zdanowska

Joanna Zdanowska
Joanna dice que los tres días que estuvo en un pequeña villa de indígenas le cambió su forma de pensar.

Esta experiencia cambió mi pensamiento, descubrimos algo que puede ser obvio pero nunca lo habíamos vivido: que no necesitamos nada para ser feliz.

Nos cobraban 50 dólares por cada uno de nosotros cinco. Cuando vimos las condiciones en las que viven los indígenas, decidimos no negociar nada, porque duermen en el suelo, cocinan en el fuego, no hay electricidad, ni gas, todo es muy básico; comen solo cosas que tienen ahí en su finca: yuca, plátano, arroz.

Son cosas muy básicas que me enseñaron mucho y me dieron ganas de seguir viajando, y quizá buscar aprovechar mi experiencia de 14 años en la televisión polaca en alguno de estos países. Creo que es buen momento para vender producciones que ya están listas y no necesitan más que subtítulos o doblaje.

Palomino

Joanna Zdanowska
Palomino es uno de los tantos paraísos de Colombia.

Con mi familia no necesito tener contacto físico. Lo único que me hace falta es ver al hijo de mi hermana, que solo vi cuando tenía un año. Pero hablamos mucho.

Y ahora la situación en Polonia es muy fuerte: en coronavirus Colombia y Polonia son países vecinos. Pero, además, ahora el gobierno en mi país es muy conversador y tengo la impresión de que estamos como hace 30 años: no aceptan la sociedad LGTBI, el aborto es tema de guerra, millones de personas están en la calle protestando.

Además allá es invierno. Y no es que me haya acostumbrado al clima de acá. Cuando hace 38 grados me molesta. Pero estar solo en chancletas y vestido corto en lugar de cinco kilos de ropa te relaja. Y eso me gusta de Palomino.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=BKNQNzyRydw

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.