Niños separados de padres supera los 2 mil casos; Cancillería, se pronuncia 4 días después
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Niños separados de padres supera los 2 mil casos; Cancillería, se pronuncia 4 días después

Entre abril y mayo pasados, más de 2 mil 300 niñas y niños fueron separados de sus padres como parte de la política migratoria de “cero tolerancia” dictada por el presidente Donald Trump, que de acuerdo con especialistas está basada en un principio de xenofobia y pone en riesgo a los menores.
Cuartoscuro
Por Erendira Aquino
19 de junio, 2018
Comparte

Entre abril y mayo pasados, casi 2,300 niñas y niños migrantes, según cifras de ProPública, la mayoría centroamericanos y también mexicanos, fueron separados de sus padres mientras intentaban llegar a Estados Unidos. Cuatro días después de que se diera a conocer que el gobierno de Donald Trump separaba a los niños migrantes de sus padres, la Cancillería mexicana se pronunció al respecto.

Este martes, el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, condenó la política migratoria de separar a los niños de sus familias en la frontera de Estados Unidos, hecho que calificó como una acción  cruel e inhumana.

Las detenciones de menores son parte de la política migratoria de “cero tolerancia” dictada por el presidente Donald Trump.

De acuerdo con el mandatario estadounidense, las medidas de separación forman parte de las acciones que el gobierno de los Estados Unidos implementa como parte de la política de combate al crimen organizado.

La justificación que ha dado la Casa Blanca sobre la decisión del presidente, es que menores, familias y contrabandistas de personas se han aprovechado del fenómeno de la inmigración ilegal, que alienta a organizaciones criminales a cooptar a menores para instruirlos en actividades delictivas, lo que alimenta a “bandas brutales como la MS-13 (Mara Salvatrucha)”.

Sin embargo, especialistas advierten que se trata de una persecución contra los menores y sus familias por motivos xenófobos, y “violenta los derechos de niñas, niños y adolescentes al colocar en situaciones de crisis y discriminación a quienes ya padecieron la violencia en sus países y tuvieron que renunciar a todo por la búsqueda de mejor educación y seguridad”.

Para los menores, las consecuencias derivan en un trauma que, según los defensores de los derechos de la infancia, puede marcarlos de por vida y generar obstáculos para su desarrollo.

Separación, “inhumana y discriminatoria”

“Aquí tenemos una orquesta”, dice la voz de un hombre en un video (obtenido por ProPublica), respecto al llanto de menores que se escucha dentro de un centro de Servicio de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos. A lo lejos, la voz de otra persona, presumiblemente un guardia fronterizo, pide a los niños que guarden silencio, mientras una adolescente dice que no quiere separarse de su papá.

Escucha a los niños que acaban de ser separados de sus padres en la frontera

Cifras de la UNICEF señalan que, solo entre 2015 y 2016, un total de 139 mil 386 niños y niñas, en su mayoría de salvadoreños y hondureños, fueron sujetos a medidas de repatriación en la frontera norte de México.

Cada año alrededor de 40 mil menores que migran son repatriados desde los Estados Unidos a México, y de estos 18 mil viajan solos.

Desde el inicio de su administración, el gobierno de Donald Trump ha expresado la consideración de tomar medidas severas para desalentar a las personas con intenciones de migrar ilegalmente a Estados Unidos.

En marzo de 2017, el Departamento de Seguridad Nacional estadounidense señaló a la agencia Reuters que con la separación de familias, el gobierno “explora las opciones que pueden desanimar a los migrantes desde el comienzo del viaje”.

Para Juan Martín Pérez, secretario ejecutivo de la Red Latinoamericana y Caribeña por la Defensa de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes (Redlamyc), las acciones del gobierno estadounidense son “inhumanas y discriminatorias”, pues “las familias (migrantes) huyen de sus países por la violencia, amenazas y por miedo a ser secuestrados, maltratados o, incluso, asesinados”, por lo que estas medidas los colocan en mayor riesgo.

De acuerdo con el especialista, las medidas de separación dejan en evidencia la violación al derecho a vivir en familia y a las garantías judiciales, ya que las autoridades dejan a los padres en la incertidumbre de si volverán a reunirse o no con sus hijos, que son enviados a hogares sustitutos, y a los niños les genera una condición de trauma y estrés.

También destacó que las autoridades de Estados Unidos no actúan de acuerdo con lo dictado por el Comité del Derecho del Niño de la ONU, que señala la importancia de evitar la institucionalización de menores, porque afecta la integridad de su desarrollo y los deteriora emocionalmente.

“Esta expresión violenta de las autoridades norteamericanas rompe la noción de seguridad y de certeza que les da una familia, al romperla y colocarlos en instituciones, están dejando en ellos una huella profunda que puede afectar su proyecto de vida, su integridad, su seguridad. Los niños y niñas no son delincuentes, son víctimas que necesitan protección internacional”, señaló.

Juan Martín Pérez recordó que en los últimos tres meses de 2017, el Departamento de Salud y Servicios Sociales estadounidense (HSS por sus siglas en inglés) perdió el rastro de mil 475 niñas y niños que cruzaron la frontera desde México, y fueron puestos bajo el cuidado de “padrinos”, sin que haya certeza del estado en la que se encuentran.

Sistemas de protección para atender a menores

En entrevista con Animal Político, el secretario ejecutivo de la Redlamyc anunció que ya trabajan en coordinación con las autoridades mexicanas en la construcción de un sistema de protección integral que permita que los niños y niñas no sean atendidos por personal de migración, sino por mecanismos que prioricen su seguridad y cuidado.

“Este mecanismo transnacional de protección a niñez migrante podría ir teniendo cada vez un rol de mayor protagonismo para atender, recibir y canalizar, protegiendo internacionalmente a niños migrantes, y no autoridades migratorias, para que no haya deportación, sino priorización de la infancia sobre temas administrativos”, dijo.

Juan Martín Pérez también adelantó que en las próximas semanas, a través de las 26 redes nacionales que tiene la Redlamyc en 19 países, enviarán cartas a las embajadas de Estados Unidos para que se exija al presidente Trump el cese de esta política que violenta contra niños y niñas migrantes.

“El derecho a vivir en familia y a la reunificación familiar no puede estar por debajo de ningún hecho administrativo, es decir, no tener una visa o un pasaporte, o permiso de residencia. Eso no es motivo para violentar el derecho humano a vivir en familia”, concluyó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Guía rápida para entender los virus, esos 'pequeños demonios astutos'

Qué son, cómo y cuándo los descubrimos, cómo nos afectan y cómo los afectamos… y cómo logran apropiarse de funciones de nuestro cuerpo para prosperar.
15 de marzo, 2020
Comparte
Coronavirus

Getty Images
Tan diminutos y sin embargo nos pueden hacer sentir tan mal.

Pequeños demonios astutos. Así definió virólogo Jonathan Ball, uno de los expertos que consultamos cuando quisimos investigar a los protagonistas de la actual alarma global: los virus

Empecemos con el resfriado… el común… ¿qué es precisamente?

Pues resulta que en realidad no es una sola cosa, como explicó el virólogo Jonathan Ball.

“Probablemente hay más de 200 virus distintos que causan los síntomas del resfriado común y esos incluyen el virus de la influenza (gripe), lo que quiere decir que a veces puedes tener gripe pero experimentar síntomas tan leves que los confundes con un resfriado.

“Pero realmente, alrededor del 50% de las infecciones en cada invierno típico son causadas por el virus del resfriado común, que se llama rinovirus (el virus de la nariz)”.

El coronavirus también puede causar un resfriado común.

Concepto de cuarentena

Getty Images
Millones de personas en el mundo están en cuarentena por el covid-19.

“Hay 4 coronavirus humanos que circulan por el mundo y provocan en los infectados los mismos síntomas que el resfriado común. También pueden causar enfermedades más graves, pero eso es inusual.

“Lo que sucede es que hay varias cepas de esos virus y por eso cada año tenemos 3 o más tipos de gripes”, explica el experto.

La clave en este caso es que el nuevo coronavirus, covid-19, no es un virus humano, sino que saltó de animales a humanos y eso significa que aún no hemos desarrollado inmunidad a él.

¿Cómo se descubrieron los virus?

Los virus salieron a la luz sorprendentemente tarde en la historia de la medicina.

Antes de eso, había muchas teorías sobre la causa principal de las enfermedades infecciosas.

Una de las más populares se centraba en una neblina nociva llamada “miasma”, como explica la historiadora médica Claire Jones.

“La teoría de miasma afirmaba que las enfermedades venían de aire tóxico, que tenía partículas de materia en descomposición suspendidas las cuales creaban un vapor viciado y ese vapor causaba la dolencia.

“Esa teoría emergió en el Medioevo, por eso vemos imágenes de doctores que atendían a víctimas de la peste negra con máscaras usualmente hechas de cuero.

Su apariencia era aterradora: las máscaras tenían un largo pico que estaba lleno de popurrí o sales aromáticas para que los malos olores no pudieran penetrar e infectar a los que las tenían puestas”.

Doctor con ropa de protección en 1656

Getty Images
Imagínate: no sólo te sientes pésimo sino que éste es tu doctor… ¡horror! (Este es un doctor de 1656).

Y si le temías a los malos olores, por razones científicas, tenías mucho a qué temerle en el pasado: por más que te esforzaras, los sistemas de saneamiento no eran ideales, así que había mucho que apestaba.

Con la suciedad, viene la enfermedad. Y en ese momento era fácil vincularlas directamente con el olor.

De hecho, hay un mal que lleva en su nombre trazos de la teoría de miasma: el paludismo es también conocido como malaria que significa “mal aire”.

La teoría del miasma persistió durante mucho tiempo, con algunos defensores muy famosos.

“Florence Nightingale se aferró a su convicción de que la enfermedad estaba en el aire hasta su muerte en 1910. Y no fue la única.

“Lo que pasaba era que al introducir medidas higiénicas -algo por lo que Nightingale abogó sin tregua-, las tasa de enfermedad efectivamente disminuía, así que la práctica validaba la teoría, a pesar de que no era la conclusión correcta”, explica Kent.

La nueva teoría

Así, Nightingale, la legendaria dama de la lámpara, murió convencida de que al mantener limpios los hospitales estaba eliminando el mal aire, sin saber que lo que realmente estaba haciendo era matando los gérmenes.

Florence Nightingale

Getty Images
Florence Nightingale transformó el tratamiento médico en el siglo XIX valiéndose de estadísticas con las que identificó vínculos entre las tasas de mortalidad y las condiciones de vida insalubres.

Curiosamente, algunas “teorías de los gérmenes” comenzaron a surgir en la era medieval en el Medio Oriente, pero la idea tardó mucho en llegar a Occidente.

Y uno de los pioneros en el siglo XIX fue el químico Louis Pasteur, que siendo francés estaba muy interesado en el vino.

Durante sus experimentos, Pasteur demostró que el vino y otras bebidas se estropeaban si se hervían sin ponerles una tapa, pero se mantenían frescas si permanecían tapadas.

Acusó de agriar la leche y el vino a pequeños gérmenes que flotaban en el aire y patentó su propio “Método de pasteurización” para combatir las “enfermedades del vino” en 1865.

Luego se descubrió que los gérmenes también podían ser responsables de las enfermedades humanas.

Micro, micro organismos

Los primeros gérmenes en ser identificados fueron bacterianos: las epidemias de fiebre tifoidea, cólera y ántrax fueron rastreados a microorganismos específicos.

No obstante, tomó mucho más tiempo descubrir los virus, pues representaban un desafío más grande… por ser tan diminutos.

“Era muy difícil para los científicos aislarlos en el laboratorio, pero a partir de las décadas de 1880 y 1890, empezaron a identificarlos, más que todo valiéndose de la filtración: una vez filtraban las bacterias se daban cuenta de que todavía había algo presente que no era bacteriano.

“Sin embargo, el gran paso adelante se dio en el siglo XX, cuando se desarrollaron microscopios más poderosos, electrónicos, con los que se podían ver organismos más y más pequeños.

“Realmente, el fin del siglo pasado es considerado como la era dorada de la virología, pues se pudo empezar a aislar virus como el de Hepatitis B”, cuenta la historiadora médica Claire Kent.

Pelotas con espinas

Los virus lograron permanecer ocultos durante tanto tiempo, entonces, debido a su diminuto tamaño.

Pero una vez puestos en evidencia, ¿hemos logrado averiguar qué son exactamente?

Muñeco de virus

Getty Images
Diminutos pero nos pueden hacer tanto daño.

Cuando virólogos como Jonathan Ball los ven con los microscopios, ¿qué ven exactamente?

“Depende del tipo de virus. El rinovirus, por ejemplo, tiene una estructura muy definida: se parecen a las pelotas de fútbol de antes, las de cuero.

“A menudo puedes ver que tienen como espinas, y esas espinas le sirven a tu sistema inmunológico para luchar contra ellos: los reconoce y produce anticuerpos que se aferren a ellos y los maten.

“Pero a su vez, los virus usan esas espinas para meterse en tus células: son como llaves, y cada virus tiene su llave particular que abre la cerradura de una célula para infectarnos”.

Y… ¿qué son?

“Son literalmente una pequeña bomba de proteína diseñada para introducir el genoma del virus en la célula que tratan de infectar. Una vez ese genoma está adentro, a menudo se valen de la maquinaria de tus células para replicarse o meten sus propias proteínas especiales, sus propias enzimas, y empiezan a multiplicarse por sí solos.

“Son unos pequeños demonios muy astutos”, concluye Ball.

Definitivamente lo son, pero nuestro sistema inmunológico también es astuto. Aprende de la exposición a los patógenos y la próxima vez que se encuentra con ellos, despliega todo su armamento.

Aunque, curiosamente, a menudo esa reacción de nuestro sistema inmunitario es la causa de que nos sintamos tan miserables.

Señor enfermo

Getty Images
La nariz tapada, el dolor de cabeza, las altas temperaturas, los mocos… todos conocemos los síntomas.

Según le dijo a la BBC la viróloga Wendy Barclay, cuando se trata de influenza o gripe, nuestro cuerpo es nuestro peor enemigo.

“Lo interesante de la gripe es que muchos de los síntomas son provocados por la reacción desmesurada de nuestro cuerpo a la infección. Si estás afiebrado y adolorido, parte del problema es el daño que tu sistema inmunitario te está haciendo con su brusca repuesta.

“Cuando estás infectado, tu organismo está bajo mucha presión y produce una especie de balas químicas descontroladas que viajan por el cuerpo afectando partes sanas.

“Así que la idea es que los medicamentos limiten el daño para que no te sientas tan mal”.

No obstante, algunas reacciones pueden ser útiles, como la fiebre, pues un aumento de temperatura mesurado contribuye a eliminar el virus.

Hablando de síntomas, ¿sabías que el virus de la gripa se apropió de uno de ellos?

¡Achís!

Mujer a punto de estornudar

Getty Images
¡Salud!

“El reflejo de estornudo es uno de los más claves que tenemos en el cuerpo”, dice el rinólogo Carl Philpott al explicar que estornudar es un reflejo muy útil cuando se trata de expulsar intrusos problemáticos.

“Pimienta, polen, caspa animal, partículas de ácaros de polvo pueden ser disparadores de estornudos, con los que expulsamos esa materia alienígena y no dejamos que se introduzca en nuestro cuerpo.

“Es esencialmente un mecanismo de defensa que se activa cuando algo irrita la parte frontal de la nariz”.

Cuando se trata del resfriado, los virus se han apropiado de este mecanismo de defensa natural para usarlo para sus propios fines.

El virus infecta las células de la nariz, inflama los tejidos, irrita el revestimiento y provoca un estornudo.

“El virus es muy astuto en el sentido de que produce el efecto irritante para que estornudes y expulses partículas que contienen más del virus y así infectar a otras personas“.

Entonces los virus del resfriado han evolucionado para hacerte estornudar y así poder propagarse.

Pequeños pero perversamente próvidos.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=KD1_rWvZnzg

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts