Tribunal Electoral valida las candidaturas de Mancera y Gómez Urrutia al Senado

Ambas candidaturas fueron aprobadas con cinco votos a favor y dos en contra. Los magistrados José Luis Vargas, Felipe Fuentes y Mónica Soto se pronunciaron contra las postulaciones argumentando que de conseguir fuero, ambos aspirantes pueden evadir acciones legales pendientes en su contra.

Mancera y Gómez Urrutia
Ambas candidaturas fueron aprobadas con cinco votos a favor y dos en contra. Cuartoscuro

El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) validó las candidaturas del exjefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera y del exlíder minero Napoleón Gómez Urrutia al Senado, por el PAN y Morena, respectivamente.

Ambas candidaturas fueron aprobadas con cinco votos a favor y dos en contra. Por un lado, los magistrados José Luis Vargas y Felipe Fuentes se pronunciaron contra la candidatura de Gómez Urrutia, pues argumentaron que el fuero que eventualmente pueda conseguir el exlíder minero impedirá que rinda cuentas a las acusaciones en su contra por presuntos desvíos de un fideicomiso.

“Me parece lamentable y preocupante que concedamos un registro de candidatura al Senado de la República para que adquiera esa condición que implica poder contar con fuero y que implica que, aquellas cuestiones que podría tener necesidad de aclarar a la justicia durante los próximos años, no lo pueda hacer”,  expuso el magistrado Vargas.

En tanto, Fuentes defendió su voto en contra al decir que los funcionarios que buscan un puesto de elección deben estar libres de sospecha de intereses ajenos al país, en especial en cargos como el de senador, por lo que consideró que el certificado de nacionalidad mexicana presentado por Gómez Urrutia no es suficiente para competir por una curul.

Sobre la candidatura de Miguel Ángel Mancera, el mismo magistrado Vargas y la magistrada Mónica Soto, se pronunciaron en contra al considerar que el TEPJF no debe  incentivar que los gobernantes renuncien a sus cargos poco antes para buscar fuero en el Congreso.

Incluso argumentaron que darle la posibilidad de competir por un puesto en el Senado, es obstruir la aplicación de un juicio político, en caso de un posible comisión de ilícitos en su administración.

La magistrada Janine Otálora, quien propuso aprobar ambas postulaciones, argumentó que el Tribunal Electoral no evalúa las capacidades ni cualidades de los aspirantes, sino únicamente los requisitos legales para competir.

Con información de Reforma (suscripción necesaria)

Close
Comentarios