La disputa por Valle de Bravo, Edomex, en medio de acusaciones y guerra sucia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La disputa por Valle de Bravo, Edomex, en medio de acusaciones y guerra sucia

Los partidos opositores en Valle de Bravo reclaman que se investigue el presunto uso de programas sociales y entrega de despensas a favor del candidato priista. 
Por Eduardo Alonso
27 de junio, 2018
Comparte

La disputa electoral por la presidencia municipal de Valle de Bravo, Estado de México, ha transcurrido en medio de denuncias y acusaciones públicas entre los seis candidatos locales.

Los candidatos han intercambiado señalamientos, que van desde la exigencia de indagar el origen de recursos económicos empleados en la campaña del candidato y empresario de la tortilla Héctor Soto, del partido local Vía Radical, hasta el uso de programas sociales y entrega de despensas para favorecer al alcalde priista con licencia, Mauricio Osorio Domínguez.

Además, se registró una campaña de ataques en una página de Facebook atribuida al partido local Vía Radical Valle Bravo, contra la candidata de Morena, la doctora Michelle Núñez Ponce.

Esa situación, el pasado 10 de junio, ameritó la intervención del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM), instancia que ordenó al representante legal de Facebook México retirar de su plataforma, como medida precautoria, un video difundido en la página donde  se “difamaba” a la candidata.

En dicha página se colocó un video donde se asegura que la candidata de Morena es “una delincuente sujeta a proceso por homicidio”, acusación que es falsa, de acuerdo con reportes de la Fiscalía General de Justicia del Estado de México.

La representación de Vía Radical respondió al IEEM diciendo que la página de Facebook no era administrada por ellos, pese a que en sus espacios se difunden todos los días eventos de su candidato a la presidencia municipal, Héctor Soto.

Para el candidato Noé Rebollar Rocha del Panal, los integrantes del Partido Vía Radical además de hacer este tipo de campañas han intimidado a miembros de su equipo cuando éstos asistentes a determinadas comunidades, y dice tener fotografías y videos que lo demuestran.

“Se ha dado seguimiento e intimidación a nuestros compañeros cuando realizamos caminatas o actos en algunos lugares”, precisó Robellar.

El candidato, que tiene 15 años de trayectoria en el sector público municipal y federal, señaló que otra presunta irregularidad durante el proceso electoral consiste en la utilización de recursos económicos de procedencia inexplicable en las campañas.

“No puedo asegurar que haya recursos ilícitos… porque no tengo los elementos, pero sí hay una gran inversión. Sería bueno que la autoridad electoral, los organismos electorales, pongan mucha atención en ello porque sí hay un exceso de lonas, un exceso de vehículos de alto costo (camionetas lujosas) que están siendo utilizados en la campaña ¿de dónde viene eso? Lo desconozco. No sé si sean temas de donaciones, temas de presupuestación de partido pero sí es importante que la autoridad electoral ponga atención en ello”, consideró.

Dijo que el Panal tiene perfectamente identificado cómo el PRI y supuesto personal de la estructura gubernamental municipal están realizando entregas de todo tipo de materiales de construcción, en comunidades como Godínez y Tehuastepec.

“Tenemos fotos de la movilización de tinacos, de cemento. La gente nos lo dice. ¿Ustedes qué nos van a dar? El PRI es el que está dando más artículos de construcción para ganarse la confianza de la gente”.

Por lo anterior el candidato solicitó a funcionarios del INE y IEEM activar de inmediato los mecanismos necesarios para detectar a detalle lo que consideró un gasto excesivo de campaña en Valle de Bravo.

La candidata de Morena, Michelle Núñez, aseguró que en Valle de Bravo la contienda electoral se gana a ras de piso, calle por calle y colonia por colonia, y lamentó que el candidato oficial, el priista Mauricio Osorio, eche mano de las estructuras gubernamentales y de la entrega de todo tipo de artículos para tratar de convencer a los ciudadanos de que lo reelijan.

Recordó que el pasado 18 de junio, a las 14:30 horas, en la calle de Parra de la comunidad de Avándaro, miembros de su equipo de campaña que se encontraba volanteando atestiguaron cómo un grupo de cuatro personas, un hombre y tres mujeres, se trasladaban en una lujosa camioneta entregando despensas a nombre del candidato priista. La acción  generó un altercado entre ambos equipos de campaña y posteriormente una queja ante el IEEM.

El priista Mauricio Osorio Domínguez, alcalde con licencia en Valle de Bravo y que busca reelegirse en el cargo, expresó que la estructura del gobierno municipal no está operando en la campaña y negó que su equipo esté entregando despensas para convencer a la población, a fin de que nuevamente voten por él.

“Totalmente descartado… que se investigue todo lo que se tenga que investigar y lo que digo, la gente lo sabe, yo estoy haciendo una campaña de propuestas, de proyecto”, dijo tras sostener que desea seguir los pasos de su padre, que en dos ocasiones fue presidente municipal de Valle de Bravo.

Osorio Domínguez dijo que cada actor político está en su derecho de denunciar lo que considere como una situación irregular, y serán las autoridades competentes (IEEM, INE y Tribunal Electoral) las que determinen si hay algún tipo de situación irregular. Insistió que no se meterá en controversias, ni en ningún tipo de conflictos con los otros candidatos.

Por su parte el candidato Héctor Soto, de Vía Radical, quien negó los señalamientos en su contra, dijo que su decisión de ingresar a la política es para apoyar verdaderamente a la población, y aunque asumió que desconoce el funcionamiento de la administración pública, promete que cuando llegue a la silla de la presidencia municipal hará todo lo posible para que las “empresas de fuera” contraten mano de obra de Valle de Bravo, y así exista trabajo para todos.

Dueño de prácticamente todas las tortillerías de Valle de Bravo, aseguró que gobernará el municipio como lo hará Andrés Manuel López Obrador en la presidencia del país a quien, dijo, otorgará su voto el próximo primero de julio.

Animal Político buscó en más de cuatro de ocasiones a los candidatos Roberto Reyes Velázquez y Bertha Guzmán Carbajal del Partido Verde (PVEM) y del PAN, PRD y MC, respectivamente, pero no accedieron a ser entrevistados.

Valle de Bravo cuenta con 50 mil 54 potenciales electores y, de acuerdo con indicadores de la Secretaría de Desarrollo Social federal en el presente año 61.2% de los 66 mil 258 habitantes vive en pobreza, y 5 mil 325 en pobreza extrema.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Por qué el año no termina realmente a la medianoche del 31 diciembre (y no siempre dura lo mismo)

La fecha en la que comienza y termina un año no tiene su base en la ciencia, sino que es un sistema, a la larga, "inventado".
31 de diciembre, 2020
Comparte
año nuevo Nuevo

Getty Images
El momento en que comienza y termina el año es una convención.

Brindis y uvas, bailes, resoluciones y rituales… la medianoche del 31 de diciembre es un momento de festejo, esperanza y recuento para millones de personas en todo el planeta.

Un año “termina” y otro “comienza” y, con él, las aspiraciones de un mejor tiempo y de innumerables propósitos y nuevas metas.

Es el último día del calendario gregoriano, el patrón de 365 días (más uno en bisiesto, como 2020) que ha regido en Occidente desde que se dejó de usar el calendario juliano en 1582.

Su paso celebra el fin de un ciclo que ha marcado las cuentas del tiempo para diversas culturas desde hace milenios: una vuelta completa de la Tierra alrededor de su estrella.

“Lo que entendemos tradicionalmente por año, tanto en astronomía como en muchas culturas, es ese lapso que tarda nuestro planeta en darle la vuelta al Sol”, indica el astrónomo y académico Eduard Larrañaga, del Observatorio Astronómico Nacional de la Universidad Nacional de Colombia.

Sin embargo, según explica el también físico teórico a BBC Mundo, la fecha en la que comienza y termina un año no tiene su base en la ciencia, sino que es una convención, o sea un sistema, a la larga, “inventado”.

“Asumir que el año termina a la medianoche del 31 de diciembre y empieza el 1 de enero es una construcción social, una definición que se hizo en un momento de la historia”, dice.

De acuerdo con Larrañaga, dado que la base para la medición de un año es el tiempo que tarda la Tierra en darle la vuelta al Sol, el conteo de cuándo empieza y termina ese ciclo puede ocurrir, en la práctica, en cualquier momento.

“Desde el punto de vista astronómico, no ocurre nada especial el 31 de diciembre para decir que es ahí donde termina el año ni ocurre nada especial el 1 de enero para decir que ahí es cuando comienza“, señala.

“En realidad, a lo largo de la órbita de la Tierra no hay nada especial ni fuera de lo común que ocurra para marcar el cambio de un año”, agrega.

Pero no termina ahí.

La duración exacta que le damos al año de 365 días (o 366 en los bisiestos) es otra convención social.

“En realidad, hay muchas formas de medir la duración de un año” y si se hace de una u otra forma, la duración no es la misma, indica Larrañaga.

Pero ¿cómo es posible?

La duración del año

Desde que fue introducido por el emperador Julio César en el año 46 a. C., el calendario juliano sirvió para contar el paso de los años y la historia en Europa hasta finales del siglo XVI.

Sin embargo, desde entrada la Edad Media, varios astrónomos se dieron cuenta de que con esa manera de medir el tiempo se producía un error acumulado de aproximadamente 11 minutos y 14 segundos cada año.

Fue entonces cuando en 1582 el papa Gregorio XIII promovió la reforma del calendario que usamos hasta el día de hoy e introdujo los bisiestos para corregir los errores de cálculo del calendario juliano.

año nuevo

Getty Images
Millones de personas celebran el cambio de año este 31 de diciembre.

Larrañaga explica que, desde el punto de vista de la astronomía, base para la definición de lo que es un año, no existe una única unidad de medida, sino al menos cuatro para contar el tiempo que tarda la Tierra en darle una vuelta al Sol.

  • Año juliano o calendario: “Es una convención y se usa en astronomía como una unidad de medida en la que se considera que la Tierra le da la vuelta al Sol en 365,25 días”.
  • Año sideral: “Es el que tarda la Tierra en dar una vuelta al Sol respecto a un sistema de referencia fijo. En este caso, se toma como referencia el grupo de las estrellas fijas y ese año tiene una duración de 365,25636”.
  • Año trópico medio: “En este se toma en cuenta longitud de la eclíptica del Sol, es decir, la trayectoria del Sol en el cielo con respecto a la Tierra a lo largo del año, principalmente en los equinoccios. Y este dura un poco menos que el año sideral, 365,242189 días”.
  • Año anomalístico: “La Tierra, al igual que los otros planetas, se mueve en elipsis. Esa elipsis hace que el Sol en algunas ocasiones esté más cerca y más lejos de la Tierra. Pero hay un punto donde ambos están lo más cerca posible, el llamado perihelio”. Y el año anomalístico es el tiempo transcurrido entre dos pasos consecutivos de la Tierra por su perihelio. Dura 365,2596 días”.

Si bien Larrañaga señala que todos están sobre el orden de los 365 días, asumir que este es el periodo exacto de la duración de un año se vuelve una simplificación.

Pero además, no tiene en cuenta otro factor.

“Hay otra cuestión, y es que, aunque tenemos esos cálculos, no todos los años duran lo mismo, no tienen la misma duración cada vez“, dice.

El largo de los años

De acuerdo con el experto, si bien los astrónomos han tratado de calcular con precisión a través de los siglos el tiempo que tarda la Tierra en darle una vuelta al Sol, existe un problema básico que les impide obtener un número definitivo.

“Hay que tener en cuenta que la duración de los años nunca es igual debido a que en el Sistema Solar todo cambia. Tomemos el año anomalístico: mientras la Tierra se mueve alrededor del Sol, el perihelio cambia como resultado de la acción gravitatoria de otros planetas, como Júpiter”, dice.

año nuevo

Getty Images
La influencia gravitatoria de los planetas y el movimiento de la Tierra hacen que la duración del año no sea igual siempre.

El físico teórico señala que algo similar ocurre con el llamado año trópico medio, que mide el intervalo de tiempo entre dos pasos consecutivos del Sol por el punto Aries o equinoccio de primavera, o con el sideral.

“El año trópico medio también cambia, dado que depende del eje de la Tierra, que está torcido. Es como un trompo que va balanceándose. Entonces, la fecha y el momento del equinoccio también es diferente”, dice.

“Y si comparamos cuánto duraba el año sideral en 2020 con cuánto duró en el 1300 seguramente notaremos una diferencia. Siempre estaría en torno a los 365 días, pero no sería la misma duración exacta, porque el movimiento de la Tierra no es siempre el mismo”, agrega.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=quE5HuMmHoE

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.