Violencia política, machismo e inseguridad, los obstáculos en la campaña de Aurora López en Oaxaca
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Antonio Cruz

Violencia política, machismo e inseguridad, los obstáculos en la campaña de Aurora López en Oaxaca

Aurora López Acevedo hace su campaña a diputada local con pocos recursos, quiere que el Partido Verde recupere su registro estatal. Para lograrlo cuenta con el apoyo de muchas personas, sobre todo mujeres, y de la Secretaría de Organización del CEN del PVEM.
Antonio Cruz
25 de junio, 2018
Comparte

Aurora López Acevedo, candidata a diputada local hace campaña desde hace tres meses en Oaxaca como abanderada del Partido Verde. “No tenemos más que la camioneta y playeras verdes”, aclara López, quien no cuenta con recursos económicos oficiales, pues el partido que la abandera carece de registro político desde la elección pasada, cuando lo perdió en una coalición con el PRI.

Sin embargo, asegura, en un estado como Oaxaca eso es lo que menos le importa, pues existen otras adversidades como la violencia política y de género.

“Para mí el Partido Verde es un reto, como todos los retos que he pasado en mi existencia”, sentencia la candidata. Y añade: “Porque hoy en Oaxaca nos estamos jugando realmente nuestra vida. Y nos estamos jugando el registro y nuestra sobrevivencia”.

Las principales complicaciones de hacer campaña en la entidad, explica, tiene que ver con la inequidad de género, el machismo y la inseguridad: “Y es que propiamente somos mujeres las que estamos saliendo a competir y pedir el voto. Hoy por hoy, no se puede negar, hay una violencia de género, y hay una violencia política. Pero, independientemente de ello, a mí no me tiembla el pulso, ahora hasta me dicen la ‘diputada de huevos’, por algo será.

“La verdad es que no me tiembla el pulso porque yo no entiendo hacer campaña de otra manera si no va uno a tierra, si no va uno a conocer al electorado y decirle lo que uno piensa y qué piensa hacer para poderles regresar. Las razones por las que me pusieron en el Verde en este momento de mi vida y circunstancia Dios las sabe”.

Aurora López es candidata por la primera fórmula plurinominal a la diputación local por el PVEM, partido del cual también es delegada nacional. Como compañera de fórmula la acompaña la también oaxaqueña Isabel López García.

Misael Sánchez, secretario de Organización del CEN del PVEM, dice que la fórmula Fuerza Verde Oaxaca cuenta con el apoyo incondicional del partido para sacar adelante la elección: “Hoy en Oaxaca no contamos con registro como partido político local, pero tenemos a una gran mujer en Aurora López, tenemos un gran liderazgo que podrá sacar adelante el registro porque ya estamos convirtiéndonos en un partido que volverá a Oaxaca con identidad propia. Durante mucho tiempo se nos tachó de PRI-Verde, y hoy ya el Verde tiene su propia identidad, y creo que bajo el liderazgo de Aurora podemos sin lugar a dudas estar tranquilos de que conseguiremos el registro en Oaxaca”.

Foto: Partido Verde Ecologista de México.

Para la elección del 1 de julio, Fuerza Verde Oaxaca tiene postulados en solitario a 23 candidatos a presidentes municipales, tres a diputados federales y 25 candidatos a diputados locales.

“Es impresionante el trabajo y el esfuerzo que se ha llevado a cabo —agrega Misael Sánchez—, por eso tengo mi reconocimiento a Aurora porque ella encabezó ese proyecto de estructura, y es un tema importante porque eso te da la certeza de la votación, son personas de carne y hueso con las que hoy contamos. Muchas veces eran registros que se presentaban de gente que simpatizaba principalmente con el PRI, y hoy te puedo decir que esta estructura es 100 por ciento del Partido Verde, que va a votar por el Partido Verde, que va a defender los votos del Partido Verde, y que este es el principio de una fuerza impresionante en el Verde una vez que recuperemos el registro y que Aurora sea diputada”.

López Acevedo es una figura muy reconocida en Oaxaca como empresaria y socia de la segunda empresa transportista estatal. Economista de profesión, se ha desempeñado como vicepresidenta de Formación Política de la Confederación Nacional del Transporte Urbano y Suburbano de Pasajeros de la República Mexicana y como secretaria de Transporte de Oaxaca de 1999 a 2006.

—Aurora, ¿por qué postularse por el Partido Verde?

—Puedo decir que estoy exageradamente gratificada de estar en el Partido Verde porque es un partido limpio, de esperanza, que puede y debe cobijar a nuevos cuadros. A lo largo de 90,000 kilómetros, desde la cuenca hasta Pinotepa Nacional, y desde Pinotepa Nacional hasta Putla, y de Putla hasta la mixteca y por supuesto valles centrales, sin menoscabar el Istmo, nos hemos encontrado con mucha gente que simple y sencillamente no fue tocada por ningún instituto político y hoy ven en el Verde la posibilidad de poder contender en las urnas en una candidatura de elección, y estoy muy satisfecha con la vida y segura de que podemos ganar.

—¿Te consideras una mujer con carácter para la política?

—Mucha gente piensa que soy muy difícil, muy dura, y mucha gente ve en mí nobleza, pero creo que soy ambas cosas. Sí soy dura porque mi sector es el transporte, este es un sector que difícilmente las mujeres pueden liderar, a mí me costó mucho trabajo penetrar y ser respetada, no solo a escala estatal, sino nacional a través de la Confederación Nacional de Transportistas Urbanos y Suburbanos de la República Mexicana (Conturmex), soy vicepresidenta a escala nacional de esa Confederación, por lo tanto, soy dura. Pero el otro lado de Aurora López tiene un corazón noble. Hoy en día esta campaña la hago en memoria de mi padre, él falleció el año pasado y hoy más que nunca lo extraño muchísimo. Esta campaña la hago por mi padre y, sobre todo, por mis hijos, porque durante mucho tiempo no estuvieron cerca de la mamá porque la mamá es una mujer proveedora. En mi casa el sustento de cada día depende de mí, y el estar alejada muchas veces ellos no lo comprenden y hoy estoy altamente satisfecha de que esos dos grandes amores de mi vida, Marina y José Ramiro, estén cerca de mí y me estén acompañando.

—La mayoría de los candidatos a diputados plurinominales no hacen campaña, pero tú sí. ¿Qué es lo que más te ha sorprendido de la gente?

—Que las mujeres somos las que estamos dando la batalla en tierra. Las mujeres estamos dando la fuerza y estamos sacando las elecciones, sin demeritar a los varones. Pero también nos hemos encontrado con que, hoy por hoy, Oaxaca, en su estructura económica, en 90 por ciento depende de mujeres proveedoras, como una servidora. Depende de esas mujeres bordadoras, verbigracia, de esta blusa, que la porto con mucho orgullo. Y puedo hablar de bordadoras en Pinotepa Nacional, en San Juan Colorado, en Ciudad Ixtepec, en Santa Rosa. Hoy por hoy la parte en donde la mujer puede y provee al hogar es a través de las artesanías, de los textiles, de la gastronomía, y Oaxaca es cultura, es un estado bellísimo, con una historia sorprendente, que a veces los oaxaqueños no nos la creemos.

—¿Crees que cultura e historia pesan en una elección?

—En el siglo XVIII, el Congreso federal estaba representado en su gran mayoría por oaxaqueños, y en el siglo XIX tuvimos dos presidentes de la república que marcaron el hito y la pauta para que este México fuera el México de hoy: Benito Juárez con sus leyes de reforma, y Porfirio Díaz, que transformó la economía de este país. Además, hemos tenido a hombres como José Vasconcelos, Matías Romero, Rufino Tamayo y muchos más que han legado esencia y cultura. No es posible que no podamos entender que Oaxaca es mucho, que es todo. Pero donde me siento más abrumada es cuando me dicen mis hijos: “Mamá, no regreso a Oaxaca porque no hay futuro”. ¿Y todo lo que su mamá ha hecho qué? Entonces sí le tenemos que apostar a un Oaxaca que genere, al que le creamos, y hoy tenemos la gran oportunidad de generar todo eso votando. Hoy, de la manera más humilde, les pido que voten Verde. Y me van a disculpar, pero voten por el pájaro, no se confundan, voten cinco boletas de cinco. Queremos tener una opción política, y hoy el Partido Verde en Oaxaca se está jugando su registro, por eso apóyenos, ayúdenos, hagamos del Partido Verde una posibilidad real para tanta gente. Y hoy también le digo a mi sector, al transporte, no se equivoquen y voten por el Verde porque tenemos un pendiente en Oaxaca para transformar el transporte y seguir adelante.

—¿Cuáles han sido los retos más difíciles de esta campaña?

—Los caminos difíciles vinieron a partir del inicio de las campañas municipales. No terminamos de entender que nos tocó ir solos, y era justo y legítimo, porque muchos de los que van en candidaturas municipales no tenían camino en otro partido y se vinieron al Verde. Todos estamos dando una gran contienda. ¿Y saben qué es lo que más me gusta de esta campaña? El Verde no tiene dinero, el Verde lo que tiene es utilitarios y playeras verdes. Yo creo que en esta contienda el Verde va a ser un hitazo con la ayuda de los electores y su voto.

—¿En qué consisten los principales logros conseguidos en esta campaña?

—En tocar corazones, en tocar almas, en poder hablar con la gente de frente. Yo creo que ha sido la parte más mágica de esta campaña, tocar a la gente, tocar almas, razones, espíritu, y decir de frente que el Verde es la mejor opción. Creo que eso no se paga con nada. Por eso hoy tenemos el compromiso de regresar a los lugares que hemos visitado y darle a la gente un poco de lo mucho que nos ha dado en la campaña, que ni con todo el oro del mundo se paga.

oaxaca

Aurora López Acevedo, candidata a diputada local en Oaxaca por el PVEM e Isabel López García, su suplente.

—¿De ganar la elección cuál sería su principal definición de la política?

—Yo empezaría por el lema del Verde: “Tu bienestar es mi deber”. Hacer el bien común. Cuando mi padre falleció, me dijo: “Aurora, siempre persigue tus sueños”. Y eso es lo que hago en esta campaña, perseguir mis sueños, porque yo sí creo en un Oaxaca mejor, creo en un bienestar, creo en el bien común porque la vida misma me ha dado muchos trancazos para ubicarme y reaprender que la humildad y la pasión es lo que más te permite avanzar. Hoy sí creo que podemos hacer la diferencia con el impulso de todos los candidatos y con la pasión de la gente que me está acompañando. Gracias a Dios tenemos un gran equipo encabezado por Isabel López García y muchos amigos.

—Isabel López, candidata suplente por la primera fórmula plurinominal a la diputación local, ¿por qué los oaxaqueños deberían de votar por el Verde?

—Esta ha sido una campaña de gran aprendizaje para mí. Hemos recorrido 90,000 kilometros y ha sido una campaña de conciencia, de sensibilidad, de tocar corazones y hogares y de ver realmente las necesidades que tenemos todos. Es mi primera vez en este ámbito político y yo me sumo y estoy mucho más comprometida con la oportunidad de regresar el apoyo que nos está dando la gente de corazón. Aquí no hay nada comprado, es tocar puertas, platicar, compartir experiencias, y ese es un gran compromiso para Aurora y para mí de hacerlo mucho mejor. Voten por el Verde y cinco de cinco.

“Deberían de votar por el Verde porque somos mujeres chingonas y trabajadoras —concluye Aurora López—. Somos mujeres que nos partimos el alma, el corazón y la vida todos los días. Isabel es una mujer trabajadora, es una mujer a la que no le preocupa levantar una caja o a una persona en desgracia, ayudar a un semejante no tiene precio, y esta mujer me contagia todos los días vida y corazón. Esta es una generación que va para adelante y empujando. Esta fórmula la encabeza una mujer de experiencia, una mujer de a de veras. Van a tener, oaxaqueños, a dos mujeres que van a salir a luchar por ustedes y por un bien común, no nos van a temblar las manos, ni el corazón, ni la vida”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Mi mamá va a morir el domingo a las 7 de la mañana. Y está feliz': el testimonio de muerte digna en Colombia

Martha Sepúlveda es la primera paciente en Colombia que accederá a la eutanasia sin tener una enfermedad terminal. Federico, su único hijo, cuenta en un conmovedor relato por qué ayudó a su madre a cumplir su último deseo.
9 de octubre, 2021
Comparte

Martha Sepúlveda está feliz porque pondrá fin a su vida el domingo 10 de octubre a las 7 de la mañana.

Se ríe frente a las cámaras comiendo patacón con guacamole y tomando cerveza en un restaurante de Medellín, a pesar de que se enfrentará a la muerte.

Está feliz precisamente porque logró que la justicia le diera la autorización para someterse a una eutanasia.

En Colombia la eutanasia fue despenalizada en 1997, pero solo se convirtió en ley en 2015. En julio pasado, la Corte Constitucional del país extendió el derecho a una muerte digna a quienes padezcan “un intenso sufrimiento físico o psíquico” por causa de una lesión o enfermedad incurable,

Y el de Martha Sepúlveda es el primer caso en que se autoriza una eutanasia en un paciente que no tiene una enfermedad terminal.

Según la agencia EFE, que cita al Ministerio de Salud, en el país se han realizado 94 procedimientos de eutanasia desde abril de 2015 hasta el 8 de mayo de 2020

Para Martha, desde que fue diagnosticada con esclerosis lateral amiotrófica (ELA), una enfermedad grave e incurable, su vida se había transformado en un tormento.

Como sabía que la suya iba a ser una muerte lenta y dolorosa que se extendería por varios años, el futuro le parecía desgarrador.

Hasta que un día le dijo a Federico, su único hijo de 22 años, que quería luchar por conseguir su eutanasia.

Los médicos no le dieron muchas esperanzas porque una de las condiciones establecidas por la legislación colombiana para acceder al procedimiento, es que la expectativa de vida del paciente sea inferior a seis meses.

En el caso de Martha, la agonía podía prolongarse al menos por tres años más. Sin embargo, ella dio la batalla judicial hasta que finalmente logró su objetivo.

Paradójicamente, conseguir la muerte, le devolvió la vida.

Mi mamá está tranquila y feliz desde que le dijeron que podía morir porque su vida era literalmente un infierno”, cuenta su hijo en diálogo con BBC Mundo.

Y así se le ve, contenta porque va a morir.

“Tengo buena suerte”, dice en su última entrevista televisiva con Caracol TV. “Me río más, duermo más tranquila”.

“Soy una persona católica, me considero muy, muy creyente. Pero Dios no me quiere ver sufrir a mi“.

“Con una esclerosis lateral en el estado que la tengo, lo mejor que me puede pasar es que me vaya a descansar”.

Este es el testimonio de su hijo, Federico Redondo Sepúlveda, contado a BBC Mundo en primera persona.


A mi mamá le diagnosticaron la esclerosis lateral amiotrófica a fines de 2018.

Ella lo tomó de una manera bastante particular. Su reacción fue reírse. Dijo “vea, tengo esta enfermedad y me muero en tres años”. Pero lo dijo de manera muy jocosa, muy divertida, haciendo bromas.

Mi mamá siempre ha sido una persona muy abierta a la muerte. Ella siempre ha dicho “yo no tengo miedo a partir, sino a la forma en la que voy a partir”, que es precisamente por lo que buscó que le reconocieran el derecho a una muerte digna.

Martha Sepúlveda

Martha Sepúlveda

Ella no concebía la vida postrada en una cama. El final de la esclerosis lateral amiotrófica es sin poder hablar, sin poder tragar… es algo sumamente doloroso e indigno para ella.

Se tomó muy olímpicamente el diagnóstico. Posteriormente ya empezó a perder fuerza en las piernas, a requerir apoyo para caminar en distancias más o menos largas. Ya luego requería apoyo para todo tipo de caminatas incluso dentro de la casa.

Y a principios de este año empezó a requerir apoyo para ir al baño. Después, había que bañarla, había que vestirla. En ocasiones se le dificultaba comer o cepillarse porque las manos estaban perdiendo demasiada fuerza.

Lo peor para ella es ver cómo se deterioraba a tal punto que no puede ser independiente para lo más básico de las actividades cotidianas.

Un día ella me dijo: “Sería tan bueno que yo pudiera solicitar la eutanasia”. Y pues yo no lo tomé como muy en serio.

Pero cuando me dijo que quería hacerlo, yo estuve en negación por unos días. Yo decía, “no, mi mamá no, todavía no”. Le decía, “mami, por favor no”.

Martha Sepúlveda

Martha Sepúlveda
Martha y su hijo Federico.

Yo me considero una persona muy liberal, pensaba que el derecho a la eutanasia es un derecho que hay que proteger, pero nunca lo vi como algo cercano.

Pero ya luego, concientizándome un poco de la condición precaria en la que ella estaba, y de su desespero, y de la indignidad en la que estaba, yo dije: “Creo que demuestro más mi amor si la apoyo en esta decisión que ella tomó“.

Yo sí necesito a mi mamá y quiero que esté conmigo en cualquier condición. Pero en ese caso solo estaría pensando en mí, en mis necesidades.

Llevamos 22 años juntos. Mi vida giraba alrededor de ella y la de ella alrededor mío. Luego de su partida, yo tendré que inventarme otra vida. Por eso fue tan difícil al principio.

Cuando yo la cuidaba tenía sentimientos encontrados. Por un lado me gustaba, porque sentía que le estaba regresando a mi mamá de alguna forma, todo el apoyo y todo lo que ha hecho por mí a lo largo de la vida.

Pero también pensaba en lo que ella me decía. Me decía: “Hijo, esto no es vida, esto no es digno”.

Martha Sepúlveda

Martha Sepúlveda

Claramente yo estoy triste. Claramente estoy ansioso, claramente estoy… de alguna forma desesperado. Sería muy raro que no lo estuviera.

Pero también de alguna manera me reconforta el hecho de que mi mamá haya podido terminar su vida de la forma que ella quería.

El día y la hora que ella quería.

Desde muy joven dijo que nunca quería estar postrada en una cama, absolutamente dependiente en todo momento.

Nosotros coincidimos en que vivir es decidir y desde que la esclerosis empezó a condicionar físicamente a mi mamá, ella ya no puede decidir por sí misma.

Muchas personas se sorprenden porque la ven muy tranquila y muy feliz.

Martha Sepúlveda

Martha Sepúlveda

Mi mamá está tranquila y feliz desde que le dijeron que podía morir porque su vida era literalmente un infierno. Ella antes no era así. Antes estaba desesperada, triste y con pocas esperanzas de cara al futuro.

Pero ahora, mi mamá va a morir el domingo a las 7 de la mañana. Y está feliz. Está feliz desde que sabe que le van a aplicar el procedimiento eutanásico.

El domingo se va a hacer una cremación, se va a celebrar una eucaristía y… y ya, porque básicamente eso es lo que quiere.

La voy a extrañar mucho. Yo creo que no hay nada que no vaya a extrañar porque nada volverá a ser lo mismo. Nada.

Desde su sonrisa y su berraquera y su buena actitud ante lo bueno y lo malo de la vida… hasta sus regaños.

Todo me hará falta.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=ZdWiKvBoZeA

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.