López Obrador propone abrir 100 universidades, ¿es factible, acabaría con la inequidad?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

López Obrador propone abrir 100 universidades, ¿es factible, acabaría con la inequidad?

Hasta el ciclo 2016, la tasa de escolaridad en educación media superior fue de 32.1%; es decir, sólo 3 de cada 10 jóvenes en edad de estudiar la universidad lo está haciendo.
Cuartoscuro Archivo
23 de julio, 2018
Comparte

Una de las propuestas anunciadas por el ganador de la elección presidencial Andrés Manuel López Obrador en materia educativa es crear 100 universidades públicas en el país durante su mandato. Aunque no se ha detallado la estrategia, en ningún país en Latinoamérica se ha logrado algo parecido.

Durante los 14 años de mandato de Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff en Brasil, se crearon 14 universidades federales; en Argentina hubieron 20 más y en Venezuela 30 planteles entre 1999 y 2016. Tal vez sólo en la India podría pensarse un crecimiento así, y sería “a un costo altísimo”, asegura Alma Maldonado, doctora en Educación Superior e investigadora del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (CINVESTAV).

De hecho, la idea de crear más universidades es algo que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) ha buscado en los últimos años, a través del Programa de Escuelas Universitarias. En febrero de 2016 arrancaron operaciones ocho planteles en el país, y en marzo pasado fueron inauguradas cuatro escuelas más en Veracruz.

Su sostenimiento, según han reportado Raquel Sosa, coordinadora de proyecto de Morena, es a través de las donaciones de integrantes del partido. Pero hasta el momento no ha habido una evaluación de su funcionamiento.

El ingreso a la educación superior ha sido un reto permanente en el país, pues hasta 2016 sólo 17% de las personas de entre 25 a 64 años de edad en México había cursado la educación superior, la proporción más baja entre los países de la OCDE.

Hasta el ciclo 2016, la tasa de escolaridad en educación superior fue de 32.1%, de acuerdo con el quinto informe de gobierno del presidente Enrique Peña Nieto.

Es decir, sólo 3 de cada 10 jóvenes en edad de estudiar la universidad lo está haciendo.

Esto es menor a la cobertura registrada en Cuba, donde hasta 2015 la cobertura ascendía a 95%; Puerto Rico, 86%; Venezuela, 78%; o Argentina con 71%, de acuerdo con la investigación “La educación superior en México”, del Instituto Belisario Domínguez (IBD) del Senado de la República.

Para Alma Maldonado, sin embargo, el problema no se soluciona sólo con más planteles, sino con replantearse la forma de ingreso, porque el modelo actual le da mayores oportunidades a quienes han tenido mejores condiciones económicas y sociales, y rezaga a quienes de por sí se encuentran en situaciones vulnerables.

“No estás solucionando los problemas de equidad creando solamente más instituciones porque tenemos una saturación de la demanda de la educación superior en ciertas universidades. Es decir, la UNAM, y el porcentaje de acceso y rechazados es un escándalo. Sí se han creado otro tipo de instituciones (tecnológicas, politécnicas), pero cuyo acceso no ha generado el interés de los estudiantes”, advierte Maldonado.

Para afrontar el problema de la cobertura en educación superior, insiste la investigadora, se debe discutir primero la inequidad que existe en el propio sistema, porque al sólo incrementar el número de planteles se está “estratificando más el mismo sistema”.

Por eso es que, dice, un estudiante de clase media que egresó de una preparatoria privada, bilingüe, que vive en un contexto familiar con incentivos intelectuales y sociales, “tiene todas las ventajas para entrar a la UNAM, o al IPN o a la UAM, frente a un chico que venga de una condición exactamente opuesta”.

Por ejemplo, de acuerdo con estadísticas sobre el perfil socioeconómico de los estudiantes que ingresaron a alguna carrera de la UNAM en 2016, sólo 2.17% de hijos de campesinos lograron un espacio. Los hijos de directivos o funcionarios sumaron 2.37%, y el grueso de estudiantes son hijos de empleados, con 28.8%.

“Este punto no se está discutiendo y tendría que ser el punto esencial en un gobierno de izquierda”, dice Maldonado, quien también es profesora de la UNAM.

Lo que debería revisarse es el proceso de selección. La opción del sorteo quita la carga al estudiante, de que si no logra un lugar se sienta fracasado, pero el debate está en por qué descartar el mérito académico.

Una alternativa podría ser “poner a competir a iguales con iguales. Es decir, tener sistema de cuotas socioeconómicas donde, por ejemplo, estudiantes indígenas tendrán equis número de lugares, y ellos van a competir entre ellos y entrarán los mejores. Pero no se puede poner a competir a un estudiante mixe con estudiantes de preparatorias privadas de Coyoacán”.

Sobre el tema, los investigadores Emilio Blanco, Patricio Solís, Héctor Robles escribieron el libro Caminos desiguales. Trayectorias educativas y laborales de los jóvenes de la Ciudad de México, donde confirmaron que el acceso a la educación superior es restringida y el estrato económico tiene incidencia.

“Tan solo 9.5% de los jóvenes provenientes del estrato muy bajo lograron acceder a los estudios superiores, fracción que se incrementa a 24.4% en el estrato bajo, 36.3% en el medio, y 57.9% en el alto. Estas brechas reflejan en parte las desventajas acumuladas hasta antes del ingreso a la educación media superior”, advierten los investigadores.

Incluso, esta desigualdad comienza desde la educación media superior, donde el futuro a la universidad puede estar determinado por el plantel en el que el estudiante fue aceptado.

Muchos jóvenes de estratos socioeconómicos medios y bajos que aspiran a realizar estudios universitarios en la Ciudad de México ya saben: “el examen de ingreso al bachillerato es un punto de quiebre en sus aspiraciones, que pone en juego no solo a qué tipo de escuela se ingresa, sino también las oportunidades de aspirar a la universidad y de asistir a una universidad pública como la UNAM”.

Por eso, dice el investigador Emilio Blanco en sus conclusiones, que “la transición a la educación media superior, con sus mecanismos institucionalizados de ingreso y su segmentación institucional es un caso que ilustra de manera idónea el modo en que las brechas socioeconómicas y el diseño institucional interactúan para exacerbar la desigualdad social en las trayectorias educativas”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Coronavirus y sexo: lo que necesitas saber sobre tu vida sexual ante la pandemia de covid-19

El doctor Alex George y la periodista especialista en sexo Alix Fox respondieron a las preguntas más frecuentes de los internautas sobre el sexo y el coronavirus.
30 de marzo, 2020
Comparte
Dos personas con mascarillas en la cama.

Getty Images
No basta con utilizar mascarillas en la cama.

¿Se puede contraer coronavirus al tener relaciones sexuales?

Posiblemente ya hayas pensado en esta probabilidad, pero no te has atrevido preguntarlo.

Para separar los mitos de la realidad, hemos consultado a dos expertos en salud que nos han aclarado ciertas dudas alrededor del sexo y el coronavirus.

El doctor Alex George es un médico de una sala de urgencias en Londres y exconcursante de Love Island, un popular reality show británico en donde aspirantes a modelos e influencers se dan cita para encontrar el amor.

Y Alix Fox es una periodista especialista en sexo y expresentadora de un programa de radio de la BBC.

Alix Fox y Dr Alex George

Paul Cochrane/Jessie Whealey
Alix Fox y el doctor Alex George respondieron algunas de las preguntas sobre sexo y coronavirus que los internautas están buscando en internet.

¿Es seguro tener relaciones sexuales durante el brote de coronavirus?

George: Si te encuentras en una relación, viviendo con esa persona y compartiendo en el mismo entorno, tu situación no debería cambiar. Sin embargo, si uno de ustedes muestra síntomas de coronavirus, entonces tienes que aplicar la distancia social y aislarte, incluso en tu hogar. En un mundo ideal, todos deberían mantenerse a dos metros de distancia, incluso en la casa, pero esto puede no ser factible.

Fox: También es muy importante que no asumas que porque experimentaste síntomas leves de coronavirus, tu pareja también lo hará. Si muestras algún síntoma, intenta mantenerte alejado de tu pareja.

¿Y el sexo con nuevas parejas sexuales?

George: Ciertamente no recomendaría tener nuevas parejas sexuales en este momento porque existe el riesgo de que puedas contraer el virus.

Fox: No te olvides también de que algunas personas portadoras del virus no presentarán ningún síntoma. Entonces, incluso si te sientes absolutamente bien, aún podrías transmitirle la infección a alguien y estos podrían transmitirla a otras personas, ya sea a través de un contacto cercano o un beso.

Besé a alguien que conocí recientemente y esta persona ha desarrollado síntomas. ¿Qué hago?

George: Si te has besado o has estado en contacto con alguien que crees que ha contraído el nuevo coronavirus, mantente aislado. Vigila tus síntomas. Si tienes síntomas, ten mucho más cuidado. Si tus síntomas son muy graves, busca apoyo médico.

Fox: Deberíamos ser responsables el uno con el otro y con nosotros mismos en nuestras relaciones. Si has desarrollado síntomas y sabes que has besado a personas recientemente, debes avisarles. E incluso si has besado a alguien y esa persona tiene síntomas, pero tú no, también debes aislarte.

Una mascarilla y ropa interior tirada en el suelo.

Getty Images
No deberías mantener ningún contacto con una pareja con la que no estás viviendo.

No usaba preservativos con mi pareja antes del coronavirus, ¿debería comenzar ahora?

Fox: La respuesta depende de por qué no estabas usando preservativos. Si no los estabas usando porque ambos se hicieron pruebas de detección de infecciones de transmisión sexual o si estás en una relación heterosexual antes de la menopausia y usan otro tipo de anticoncepción para prevenir un embarazo no planificado, entonces está bien. Pero si no estabas usando condones porque confiabas en el método de la marcha atrás, por ejemplo, o si estabas exponiéndote a una infección de transmisión sexual, entonces es aún más importante que uses condones ahora.

¿Puedo contraer coronavirus tocando la vagina o el pene de otra persona?

George: Si estás tocando los genitales de tu pareja, es probable que se estén besando al mismo tiempo y sabemos que el virus se transmite a través de la saliva. Esencialmente, cualquier posibilidad de transmisión de coronavirus, de la boca a las manos, o a los genitales, o la boca de otra persona, aumenta el riesgo de transmitir el coronavirus. Queremos reducir esto al mínimo absoluto, por lo tanto es realmente importante que no mantengas ningún contacto con una pareja con la que no estás viviendo.

Luces de neón de figuras de anticonceptivos.

Getty Images
Si anteriormente te estabas exponiendo a una infección de transmisión sexual, ahora deberías usar condones con más razón.

¿Cómo puedo mantener una relación en un momento como este? No quiero estar soltero ahora.

Fox: Esta pandemia está llevando a muchas personas a repensar lo que es una buena vida sexual y lo que constituye un intercambio agradable y placentero.

He oído hablar de parejas escribiéndose historias eróticas, y personas que están saliendo y conociéndose bajo cuarentena, en lugares diferentes, aprovechando el tiempo y la distancia.

Mucha gente se ha vuelto creativa. Si usas un poco tu imaginación, hay muchas maneras de pasar un rato sexy sin estar cara a cara con alguien.

También es importante recordar que en este momento algunas personas podrían estar descubriendo que ellos o sus parejas tienen libidos diferentes.

Es posible que te encuentres en una situación en la que anteriormente solo tenías una cita por semana y de repente se encuentran viviendo bajo el mismo techo.

Podrías descubrir que quieres sexo cuando tu pareja no quiere, o viceversa. Es importante comunicar esto de una manera respetuosa y compasiva.

Vivir juntos no significa que tienes derecho a tener sexo cuando lo desees.

Y para cualquiera que se encuentre en una situación sentimental, pero no lo está pasando bien -porque se siente forzado a tener relaciones sexuales- existen líneas de ayuda disponibles para ello.

Como protegerse

BBC

¿Tengo más riesgo de contraer coronavirus si tengo VIH?

Fox: El doctor Michael Brady de Terrence Higgins Trust, una ONG británica que ayuda a personas que viven con VIH, ha dado excelentes consejos sobre esto.

Si ya estás tomando medicamentos regulares para controlar el VIH y tienes un buen recuento de glóbulos blancos para combatir infecciones, y una carga viral indetectable, entonces no deberías tener un sistema inmunitario debilitado.

Esto significa que no corres ningún riesgo adicional de contraer coronavirus.

Si eres VIH positivo, continúa tomando tus medicamentos como lo has estado haciendo. Y asegúrate de seguir las mismas reglas de aislamiento que los demás.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=LBVGmtqpmwc

https://youtu.be/UqdIoCjy1CM

https://youtu.be/CzxpbM6yOMU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts