AMLÓpolis: el plan de vivienda de Sedatu cuya prioridad será la reconstrucción por el sismo

Román Meyer, propuesto por López Obrador como próximo secretario de Desarrollo Urbano y Vivienda, aseguró que revisarán “a profundidad” la contabilidad de la actual Sedatu; dependencia señalada por la Auditoría Superior de cometer desvíos millonarios.

Meyer
Román Meyer, es propuesto como próximo titular de Sedatu.

La Secretaría de Desarrollo Urbano y Territorial (Sedatu) tendrá dos prioridades en el gobierno de López Obrador: la reconstrucción de las más de 170 mil viviendas afectadas por los sismos de septiembre del año pasado, y la puesta en marcha de un plan de ‘mejoramiento de barrios’ que busca recuperar zonas marginales en las principales ciudades del país.

Detalló en entrevista con Animal Político, Román Meyer, el arquitecto propuesto por AMLO para dirigir la Sedatu, quien más allá de estas dos prioridades explicó que la nueva política de vivienda constará de siete puntos que se aglutinan bajo el nombre de ‘AMLÓpolis’.

Además, Meyer aseguró que su equipo analizará y revisará “a profundidad” toda la contabilidad de la actual Sedatu; dependencia que, según denunció la Auditoría Superior de la Federación (ASF), cometió desvíos por al menos mil 700 millones de pesos a través del esquema de corrupción documentado en la investigación periodística La Estafa Maestra.

“Tenemos un equipo con un perfil impecable. La Estafa Maestra no se volverá a repetir”, prometió el arquitecto de 34 años.

La reconstrucción, “prioridad uno”

Román Meyer señala que la política de vivienda dará prioridad a la reconstrucción de los daños ocasionados por los sismos de septiembre pasado.

“Todo el primer año nos vamos a enfocar a la reconstrucción. Es la meta prioritaria”, expone el arquitecto egresado del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM).

Hasta hoy, el panorama de la reconstrucción se resume en las siguientes cifras presentadas el pasado 23 de julio por la actual titular de Sedatu, Rosario Robles: 171 mil 494 viviendas dañadas por los temblores y 43 mil 827 catalogadas con daño total que ya tienen “un grado de reconstrucción”.

Sobre este punto, Meyer explica que ya cuentan con ese diagnóstico, y con otros que realizaron diferentes organizaciones de la sociedad civil. Sin embargo, precisa que su objetivo es hacer otro diagnóstico sobre el terreno, para “verificar” antes del próximo 1 de diciembre qué tanto se avanzó en la reconstrucción a un año de los temblores.

“Para cuando lleguemos al gobierno, muchos procesos habrán concluido por mérito de los ciudadanos que reconstruyeron sus viviendas. Pero en muchos otros casos, vamos a seguir encontrando deficiencias, como que se entregaron apoyos, pero no se les dio asistencia técnica, ni seguimiento, y no fue posible reconstruir”, señala el arquitecto, quien admite que está consciente del cansancio de la población damnificada, y de la presión añadida que ello le supondrá como nuevo titular de la Sedatu.

Por el momento, su equipo de trabajo está dialogando con institutos de educación pública, de los que prefiere omitir los nombres, para que los apoyen con “mecanismos de procesamiento de información sobre el terreno”, con el fin de tener “un análisis mucho más detallado de cuál es la situación real y el avance”.

Sobre las acciones específicas del plan, Meyer pide esperar a que tengan completo ese diagnóstico, aunque adelanta dos puntos: uno, habrá un comisionado nacional para la reconstrucción, que será David Cervantes, extitular del Instituto de Vivienda durante el gobierno de López Obrador en la capital. Y dos, que dicha política no se va a centrar únicamente en reconstruir casas dañadas: “Nuestra preocupación no son solo las viviendas, sino todos los entornos dañados”.

Por ello, Meyer dice que visualiza “un mecanismo de coordinación poco burocrático” para coordinar todos los procesos de reconstrucción, que abarque a la Sedatu, como cabeza visible, pero también a otras dependencias públicas como la Secretaría de Comunicaciones y Transporte, para detectar y reparar infraestructuras dañadas, y a las de Salud y Educación, para atender las necesidades de los damnificados.

Programa de mejoramiento de barrios

La segunda prioridad del nuevo gobierno será el programa de mejoramiento de barrios en zonas marginales y de alta incidencia delictiva, en el que lleva trabajando años. De hecho, tal y como consta en su currículum académico, esa es su especialidad: prevenir el delito a través de proyectos de mejora del espacio público.

Sobre este punto, se le plantea a Meyer que cuando se habla de combate a la violencia, en el ideario general está la imagen de policías y soldados patrullando por las calles, y se le pregunta a continuación cómo un arquitecto rodeado de planos en un escritorio va a contribuir a ese combate.

Meyer explica que la política de desarrollo territorial no se reduce únicamente a la vivienda. También es un tema de seguridad nacional, apunta. Y sobre todo, un tema de “tratar de nivelar las grandes inequidades que existen en México”.

“Partimos de que el hábitat que rodea a una persona, es decir, su vivienda, su colonia, los servicios a los que tiene acceso, es algo que influye directamente en el comportamiento del individuo y sobre cómo este se va a desempeñar como ciudadano”, señala el arquitecto, que explica que en los contextos periféricos es “donde los jóvenes tienen menos oportunidades de desarrollo y también un mayor vínculo con actividades delictivas”.

Y en esas periferias marginadas, añade enfático, es donde centrarán buena parte de los esfuerzos, a través, por ejemplo, de la creación de Agencias Metropolitanas de atención. Una iniciativa que básicamente busca fomentar la movilidad no motorizada, el transporte público que conecte estas áreas con los centros de trabajo, la recolección de basura y residuos, y que se garanticen los servicios públicos básicos de luz, agua y drenaje.

Dicha propuesta está incluida en ‘AMLÓpolis’, el documento que aglutina la visión de López Obrador en materia de urbanismo y vivienda a través de siete puntos, que puedes checar íntegro aquí, entre las que también se encuentra la iniciativa de facilitar el acceso a viviendas que no estén a decenas de kilómetros de los centros de trabajo.

Esta idea, desde luego, no será fácil de materializar, admite Meyer. Pero al menos por el momento ya están trabajando con Fovissste y el Fondo Nacional de Habitaciones Populares (Fonhapo), para ver cuánto dinero pueden destinar a programas que “mezclan mecanismos de ahorro, crédito y subsidio”.

“Tenemos que trabajar con los organismos nacionales de vivienda, como la Conavi, y también con el Infonavit, para asegurar las finanzas públicas de estas instituciones, pero también para buscar mecanismos innovadores de financiación y políticas públicas que permitan al ciudadano tener una vivienda más próxima a las zonas de trabajo”, recalca el arquitecto.

La Estafa Maestra

Meyer señala que personal de su equipo, en coordinación con Irma Sandoval, la próxima titular de la Secretaría de la Función Pública, ya están perfilando cómo será el proceso de entrega-recepción de la Sedatu.

“Vamos a recibir y a analizar toda la información y todos los libros blancos. Y si en ese proceso encontramos inconsistencias, lo notificaremos de inmediato”, dice solemne.

La Auditoría Superior de la Federación denunció que en 2016 se habrían desviado mil 747 millones de pesos usando a universidades y televisoras públicas, las cuales ‘desaparecieron’ el dinero entre empresas fantasma, a través de un esquema de corrupción conocido como La Estafa Maestra.

-¿No volveremos a ver, por ejemplo, que la Sedatu firma convenios con televisoras que, a su vez, desvían el dinero? –se le insiste-.

-No –responde tajante-. Este tipo de cosas no van a volver a pasar.

-¿Pero cómo van a hacer para evitarlo?

-Por ejemplo, haremos transparente todo el proceso de adquisiciones y contratos. El día de hoy se publica en varios medios que el 78% de las adquisiciones son directas, no licitadas. Pues eso ya no va a pasar en el nuevo gobierno. Todo va a ser abierto y transparente.

-Además, hemos buscado perfiles profesionales técnicos y con una ética impecable. Estamos seguros de que no tienen ni una coma que les puedan sacar.

Close
Comentarios