Puntos clave de la propuesta de amnistía de AMLO: con consulta a víctimas, así se planea la ley

La amnistía “no va a proceder” para quienes hayan cometido actos de violencia extrema y crímenes de lesa humanidad como desaparición forzada, tortura, ejecuciones extrajudiciales.

amlo
Cuartoscuro

La Ley de Amnistía será la principal estrategia del gobierno de Andrés Manuel López Obrador de pacificación en el país. Para diseñar el proyecto se realizarán foros en los que escucharán los planteamientos de víctimas, sociedad civil y organizaciones internacionales que concluirán el próximo 30 de noviembre, informó el equipo de seguridad y gobernabilidad encabezado por Alfonso Durazo y Olga Sánchez Cordero.

El eje de la Ley será el respeto a los derechos humanos de las víctimas, por eso sus propuestas y las aportaciones de expertos, organizaciones internacionales y líderes religiosos como el Papa Francisco que serán invitados, serán los “insumos” para la legislación que deberá ser aprobada por el Congreso, dijo la exministra Sánchez Cordero y quien fue propuesta para ser la titular de la Secretaría de Gobernación.

La amnistía está pensada, sobre todo, para menores de edad que por diversas razones son cooptados por el crimen organizado. Se trata de darles opciones de empleo y educación para que puedan abandonar esa forma de vida, afirmó Loretta Ortiz, asesora en materia de derechos humanos.

También estarían considerados campesinos que hayan sido productores de drogas o aquellas mujeres que “delinquen por amor”, es decir, que pudieron cometer delitos como portación de armas o drogas para “apoyar a su pareja” que son integrantes del crimen organizado.

Por tanto, insistió en que la amnistía “no va a proceder” para quienes hayan cometido actos de violencia extrema y crímenes de lesa humanidad como desaparición forzada, tortura, ejecuciones extrajudiciales.

Sánchez Cordero insistió que la amnistía “no significa impunidad” porque también está contemplada la reparación del daño para las víctimas y sus familias.

Se trata, dijo Durazo, de incentivar a los grupos vulnerados “a dejar la ilegalidad y participar en los procesos de esclarecimiento de la verdad, así como en programas de reconciliación comunitaria”.

El proyecto de Ley deberá ser elaborado en un marco de respeto a los derechos humanos porque “estará a cargo de la sociedad misma, la última palabra la tendrán las víctimas y posteriormente el Congreso”.

El objetivo fundamental de la iniciativa será construir “una cultura de la paz, sólo ella permitirá liberar a las actuales y futuras generaciones de la violencia que hoy preocupa a nuestro país y asegurar que la tragedia que hemos viviendo en materia de inseguridad no se vuelva a repetir”, dijo Durazo.

El equipo de López Obrador contempla invitar a representantes de la ONU, UNICEF, al Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo, el Sistema Interamericano, Amnistía Internacional, Human Rights Watch, Open Society Foundation, Federación Internacional de Derechos Humanos, el Papa Francisco, el padre Alejandro Solalinde y el padre Miguel Concha.

Los foros se realizarán en todo el país, principalmente en las entidades más violentas como Chihuahua, Michoacán, Tamaulipas, Estado de México, Veracruz, entre otras.

Las propuestas de los participantes podrán exponerse en los foros, en una plataforma digital y también serán visitados “casa por casa” en aquellas comunidades donde no tienen acceso a la tecnología, como se hizo para ganar la campaña, aseguró Loretta Ortiz.

Otros ejes de seguridad

Otros ejes de acción en materia de seguridad para el próximo sexenio incluye el combate a la corrupción y lavado de dinero, además de capacitación y dignificación de los cuerpos policiales , informó Alfonso Durazo, quien podría ocupar la Secretaría de Seguridad Pública en el próximo sexenio.

Una de las áreas de combate al crimen organizado será en las finanzas de los cárteles. Se hará uso de la Unidad de inteligencia financiera para combatir el lavado de dinero y se reformará la figura de extensión de dominio para mayor eficacia, dijo.

Aseguró que la violencia “no se va a resolver en un día”, pero el cambio iniciará con el combate a la corrupción para romper el círculo vicioso de colusión entre el crimen organizado y los cuerpos de seguridad, que a su vez genera impunidad.

También lanzarán un programa emergente de capacitación y profesionalización para entrar al relevo de las fuerzas militares por parte de policías.

El tercer eje incluye hacer definiciones presupuestales para generar ahorros que se inviertan en la “significación” de las fuerzas de seguridad, es decir, mejores salarios.

Close
Comentarios