Cielos tranquilos, el programa secreto con el que el gobierno de EU espía a los pasajeros en los vuelos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

Cielos tranquilos, el programa secreto con el que el gobierno de EU espía a los pasajeros en los vuelos

Ir varias veces al baño, cambiarse de ropa o sudar en exceso pueden ser comportamientos sospechosos dentro de un vuelo en Estados Unidos. Tanto como para merecer la vigilancia de agentes encubiertos.
Getty Images
Por BBC Mundo
31 de julio, 2018
Comparte

Si te cambias de ropa durante un vuelo, vas muchas veces al baño del avión o te quedas ensimismado mirando un punto en la distancia, puede que seas objeto de una vigilancia especial.

Al menos si viajas en un vuelo nacional dentro de Estados Unidos.

Así lo destapó una investigación del diario The Boston Globe este fin de semana, que puso al descubierto la existencia del programa “Cielos tranquilos” con el que la Agencia de Seguridad en el Transporte de Estados Unidos (TSA, por sus siglas en inglés) lleva años monitoreando el comportamiento de algunos pasajeros sin su conocimiento.

El programa hace uso de un algoritmo secreto con el que señala a pasajeros sin antecedentes criminales para vigilarlos durante vuelos nacionales o en los propios aeropuertos.

Según la información de The Boston Globe, algunos agentes federales aéreos encomendados con esta tarea han criticado el programa.

Tras el revuelo causado tras la difusión de la noticia, el portavoz de la TSA James O. Gregory dio más detalles sobre los orígenes del programa y sus objetivos, comparándolo con otras actividades de aplicación de la ley con las que que los agentes monitorean a determinados individuos o zonas vulnerables a los crímenes.

¿En qué consiste?

Bajo el programa “Cielos tranquilos”, agentes federales aéreos (air marshals) observan los movimientos y comportamientos de determinados pasajeros en aeropuertos y vuelos desde el año 2010, aunque la práctica se mantenía en secreto hasta ahora.

Cualquier conducta sospechosa la reportan a la TSA, según el reportaje de The Boston Globe.

Para empezar, el programa utiliza un algoritmo para analizar el patrón de viaje de un pasajero y sus posibles relaciones con personas sospechosas de actividad criminal o terrorista.

Los agentes analizan los datos y determinan si la persona debe ser monitoreada.

Estos pasajeros —que son tanto ciudadanos estadounidenses como extranjeros— no forman parte de ninguna base de datos de sospechosos de terrorismo ni tienen antecedentes criminales, y tampoco son notificados de su inclusión en la lista de “Cielos tranquilos”.

Interior de un avión con pasajeros

BBC
Agentes fedeales aéreos tienen una lista de comportamientos que utilizan para monitorear a un pasajero bajo el programa “Cielos tranquilos”.

“El propósito del programa es garantizar que los pasajeros y la tripulación estén protegidos durante el transporte aéreo”, precisó la TSA en un comunicado enviado a BBC Mundo.

“Contrario a lo que dice el artículo ‘Bienvenido a los cielos tranquilos’ publicado por The Boston Globe, el programa no toma en cuenta raza y religión y no está pensado para vigilar a estadounidenses comunes”, agrega.

“En el contexto de las fuerzas del orden, el diseño central del programa no se diferencia de colocar un agente de policía en un lugar donde la información de los servicios de inteligencia sugiere la necesidad de observar y disuadir”.

El comunicado de TSA justifica el programa asegurando que “analiza los patrones de viaje del pasajero y, a través de un sistema de comprobaciones, añade una línea adicional en la defensa de la seguridad aérea”.

¿Qué buscan los agentes?

Según documentos internos de la TSA que fueron publicados por The Boston Globe, los agentes estudian diversos comportamientos del viajero como por ejemplo:

  • Estar excesivamente inquieto o moverse demasiado.
  • Sudor excesivo.
  • Mirada penetrante y fría.
  • Ojos muy abiertos que se quedan mirando fijamente.
  • Tocarse la cara.
  • Si duerme o no durante el vuelo.
  • Si usa el teléfono celular u otros dispositivos electrónicos.
  • Si va muchas veces al baño.

El comportamiento de los pasajeros señalados también se monitorea fuera del avión dentro de las instalaciones del aeropuerto. En este sentido, la TSA analiza si la persona:

  • Se da la vuelta, cambia de dirección y/o se detiene mientras está en tránsito en el aeropuerto.
  • Intenta cambiar la apariencia cambiándose la ropa, afeitándose en el aeropuerto (o después en el avión).
  • Usa el reflejo en los escaparates para detectar a potenciales vigilantes encubiertos.
  • Observa la puerta de embarque desde lejos.
  • Embarca al final.
  • Observa a otra gente que a su vez parece estar observando.

La TSA no ofreció detalles sobre cómo se selecciona a los pasajeros que serán monitoreados o cómo funciona el programa, pero su portavoz indicó que no se debe considerar “vigilancia” porque la agencia, por ejemplo, no escucha las llamadas de los pasajeros ni los sigue fuera de los aeropuertos.

Control de seguridad en un aeropuerto

Getty Images
En los últimos años han crecido las críticas a la TSA en Estados Unidos por los exhaustivos controles de seguridad.

Si el comportamiento no tiene consecuencias y el vuelo se desarrolla sin problemas, al pasajero no se le dice nada ni es arrestado.

No hay datos sobre la tasa de éxito de este programa para evitar ataques o desmantelar tramas criminales.

Reacción a la noticia

La iniciativa provoca interrogantes sobre la privacidad de ciudadanos que viajan rutinariamente dentro de EE.UU. y sobre la creciente red que extienden las fuerzas del orden en su intento de garantizar la seguridad en el aire.

“La Asociación de Agentes Federales Aéreos cree que las misiones que se basan en inteligencia reconocida, o en apoyo a investigaciones federales en marcha, deben ser el criterio adecuado para la planificación de los vuelos. Actualmente, ‘Cielos tranquilos’ no cumple los criterios que nos parecen aceptables“, dijo en un comunicado John Casaretti, presidente de la Asociación de Agentes Federales Aéreos.

“El público estadounidense estaría mejor servido si estos agentes fueran asignados a la vigilancia en los aeropuertos y en las zonas de embarque para que se puedan controlar con rapidez incidentes de tiroteos masivos y que los crímenes federales puedan ser abordados de forma adecuada y consistente”, agregó.

Por su parte, Hugh Handeyside, abogado de la Unión Estadounidense de Libertades Civiles, dijo que este programa “es un gran desperdicio del dinero de los contribuyentes y genera una serie de preguntas constitucionales”.

“Estas preocupaciones son más agudas dado el historial de la TSA en el uso de técnicas no científicas y poco fiables para filtrar y monitorear viajeros que no han cometido ningún delito”, añadió.

Escáner de seguridad en un aeropuerto

Getty Images
Para la TSA, “‘Cielos tranquilos’ es un método práctico para garantizar la seguridad del transporte aéreo.

Algunos agentes aéreos que hablaron con The Boston Globe de forma anónima expresaron su desacuerdo con el programa, por el alto costo que supone y por el hecho de que destina recursos a unas tareas que, en su opinión, no son vitales.


Qué es la TSA

La TSA se fundó en 2001, poco después de los ataques del 11 de septiembre en Nueva York, Washington DC y Pensilvania que causaron cerca de 3.000 muertos.

La agencia está bajo competencia del Departamento de Seguridad Nacional y su misión es proteger los sistemas de transporte de Estados Unidos “para evitar ataques similares en el futuro”.

Este año, la TSA estableció un record de monitoreo al escanear a 72 millones de pasajeros entre el 15 de marzo y el 15 de abril.

El Servicio Federal de Agentes Aéreos, que pertenece a la TSA, tiene la tarea de “detectar, disuadir y derrotar ataques terroristas”.

La TSA ha recibido numerosas quejas por registros inadecuados e intrusivos.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

'Ni una más': Mujeres mexicanas protestaron en las principales ciudades del país contra la violencia machista

En al menos seis ciudades del país, las manifestantes pidieron a las autoridades hacer algo para frenar la violencia machista y los feminicidios.
Cuartoscuro
26 de noviembre, 2020
Comparte

En diferentes ciudades del sur y el norte de México colectivas feministas y cientos de mujeres realizaron marchas, manifestaciones y actos públicos para protestar contra la violencia machista, en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia en contra de las Mujeres.

En Cancún, Boca del Río, Puebla, Ciudad Juárez, Pachuca, Monterrey y Jalisco, entre otras ciudades del país, las manifestantes pidieron a las autoridades locales de sus estados y municipios que se investiguen las agresiones contra mujeres y se haga algo para frenar la violencia contra ellas. 

En Cancún, Quintana Roo, mujeres marcharon del Palacio Municipal al Malecón Tajamar, 17 días después de la represión a balazos que se diera en la Plaza La Reforma, frente al edificio del Ayuntamiento.

Con dos mantas color morado, las mujeres que marcharon al frente del contingente consignaron con letras blancas: “Quintana Roo feminicida” y “Nosotras parimos, nosotras decidimos, ¡no más violencia¡ Tras de sí, un cementerio andante de cruces rosas con lemas como:” ni una más”, “calladita te ves más bonita,” “te dije que no es no”, “¿quién nos cuida de la policía?”, “este cuerpo es mío, no se toca no se mata”, “si no luchamos juntas nos matarán por separado” y “cuidado, el machismo mata”.

Mujeres cargando cruces rosas, cargando pancartas con leyendas provenientes desde las muertas de Juárez, con el puño en alto, más ofendidas que la rabia que fueron a dejar embarrada en cada metro de esta marcha.

Lee: ‘Valgo más que un cuadro’: Mujeres marchan en CDMX para exigir no más violencia

En Ciudad Juárez, Chihuahua, colectivas feministas locales realizaron diversas acciones de protesta a través de las redes sociales debido a que la ciudad todavía se encuentra en el color rojo del semáforo COVID-19.

Durante una rueda de prensa virtual, en la que participaron las colectivas Feminista de Ciudad Juárez, Maternaje Feminista, Mujeres en Rebelión, Hijas de su Maquilera Madre, Detenidas del 5S, Uni Unida, Universitarias contra la Violencia de Género, así como el Movimiento contra la Militarización Juárez y la CNTE Juárez, anunciaron su adición a la Jornada Nacional del 25N. 

Una de las primeras acciones que realizaron ayer por la mañana fue la colocación de mantas con mensajes en contra de la lesbomisoginia, la represión policial, la violencia machista y la criminalización, en cinco diferentes puntos de la ciudad.

En Pachuca, Hidalgo, colectivos feministas marcharon en las calles del centro de la ciudad. Desde las 16:00 horas del miércoles se reunieron en la explanada de la plaza Independencia, donde llevaron a cabo una actividad de serigrafía y mojigangas.

Posteriormente, hicieron una danza terapéutica, es decir, un performance sobre el acoso hacia las mujeres, así como una lectura de pronunciamiento. A las 17:30 comenzó la marcha en las vías de la ciudad.

Durante el recorrido las manifestantes hicieron algunas pintas en algunas estaciones del Tuzobús.

Ya en plaza Juárez, las mujeres, con antorcha en mano, realizaron un performance en la explanada.

Además, colocaron en el centro la insignia “En memoria de todas las niñas, adolescentes y mujeres víctimas de violencia feminicida ¡Verdad y Justicia!”.

Las colectivas colocaron al finalizar el acto un memorial en honor a las víctimas de feminicidio.

En Guadalajara, Jalisco, integrantes de la Red #YoVoy8deMarzo instalaron una antimonumenta en la Plaza de Armas de Guadalajara, como protesta y también para recordar a las víctimas de feminicidios en la entidad. 

Lee: Fiscalía de la CDMX abre investigación contra 13 jóvenes feministas

Guadalupe Ramos Ponce, coordinadora del Comité de América Latina y El Caribe para la Defensa de los Derechos Humanos de la Mujer (Cladem), explicó que la “colocación (del antimonumenta) es para recordar la afrenta, la injusticia, la deuda pendiente para con las niñas y las mujeres del Estado en torno a las desapariciones y feminicidios”.

El antimonumenta pesa 300 kilos y mide 3 metros de altura, y se le colocó el lema: “ni perdón, ni olvido” y “verdad, memoria y justicia”.

Las manifestantes pidieron a las autoridades locales respetar y cuidar la instalación.

En Monterrey, Nuevo León,  colectivas feministas instalaron un tendedero de denuncias en la Explanada de los Héroes.

Lo hicieron para visibilizar la violencia de género en contra de las mujeres, además como protesta para exigir a las autoridades que atiendan los múltiples casos de asesinatos, desapariciones forzadas y violencia en contra de las mujeres.

Durante el evento también nombraron a las mujeres que han perdido la vida hasta el mes de octubre en manos de un hombre, seguido de un minuto de silencio con el puño en alto de las presentes.

En Boca del Río, Veracruz, estudiantes de la Universidad Veracruzana se manifestaron y exigieron que se castigue a un estudiante hombre que agredió sexualmente a dos de sus compañeras universitarias.

Al grito de “que tiemble, que tiemble, la UV es indiferente”, las estudiantes vestían de negro y portaban pancartas para pedir justicia por sus compañeras violentadas.

Facultades de distintas regiones de la Universidad Veracruzana se unieron a esta protesta y este 25 de noviembre no acudieron a las clases virtuales ni ningún otro tipo de actividad académica, para solidarizarse con las jóvenes.

En Puebla, Puebla, un grupo de jóvenes universitarias tomaron desde el martes las instalaciones del Congreso del estado de Puebla para exigir que se discuta una iniciativa, que presentaron en octubre del año pasado, relacionada con la Ley para la Interrupción Legal del Embarazo.

Las manifestantes reiteraron que se trata de una resistencia civil pacífica, luego de agotar  la vía institucional. Además, dijeron que han invitado a diputados y diputadas a discutir el tema, han realizado movilizaciones en el espacio público y “agotado las vías institucionales, a todo eso hemos obtenido el mismo silencio que ahora se presenta después de más de 18 horas de permanecer en el Congreso”.

Con información de Testigo Purpura, Lado B, Luces del Siglo, Yo Ciudadano, Criterio Hidalgo, El Informador y ABC Noticias. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.