Rusia 2018: VAR, Maradona, cantos homofóbicos y otras controversias que deja el Mundial
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Rusia 2018: VAR, Maradona, cantos homofóbicos y otras controversias que deja el Mundial

En Rusia 2018 no faltó el clásico grito mexicano "eeeeeh... ¡puto!" que realizan los hinchas de ese país cada vez que el arquero del equipo contrario realiza un saque de meta o cobra un tiro libre. La Federación Mexicana de Fútbol fue multada tras este partido frente a Alemania.
14 de julio, 2018
Comparte

El Mundial de Rusia 2018 no decepcionó en cuanto a emociones y sorpresas, dentro y fuera de las canchas… y tampoco fue ajeno a las controversias.

En BBC Mundo resumimos algunos de los episodios más comentados de la Copa del Mundo que finaliza este domingo.

1. Llegó la era del VAR

Este Mundial inauguró la era del Arbitro Asistente de Video (VAR, por sus siglas en inglés).

Está diseñado para revisar las decisiones tomadas por la terna arbitral en el campo de juego e informarles acerca de posibles errores, decisiones dudosas o incidentes que no advirtieron.

Este nuevo sistema afectó a más de un partido durante el torneo.

También provocó un enorme aumento en el número de penales.

Cartel del VAR

Getty Images
En este Mundial empezó la era del VAR.

En varios partidos se vio a jugadores y entrenadores dibujando una pantalla con las manos como forma de pedir al árbitro que revisara su decisión con el VAR.

Pese a las controversias, la FIFA señaló que esta incorporación tecnológica fue un éxito y que gracias a ella se redujo el número de faltas en un 17% en comparación al Mundial de Brasil.

2. El show de Maradona

La leyenda del fútbol argentino Diego Maradona jamás fue una persona discreta en sus actuaciones.

En esta Copa del Mundo no fue distinto y en varios momentos supo robarse el show. Aunque no siempre por las razones correctas.

El Diez apoyó a la Albiceleste con emoción desmedida, rompió la prohibición de fumar en los estadios al encender un habano e incluso sacó el dedo medio ante miles de hinchas después de un gol de su equipo.

En la victoria de Argentina sobre Nigeria tuvo que ser asistido para salir del estado tras sufrir una descompensación. La imagen de un Maradona sin poder mantenerse en pie dio la vuelta al mundo.

Diego Maradona

Getty Images
El histrionismo de Maradona estuvo presente en Rusia 2018.

Y eso no fue todo.

Maradona criticó duramente el cobro de un penal a favor de Inglaterra en el juego de octavos de final contra Colombia.

Vi un robo monumental en el campo de juego“, señaló en el programa de televisión que conduce para Telesur.

Después, tuvo que pedir disculpas por ello en su condición de “embajador” de la FIFA.

3. Japón “ensució el Mundial”

La selección de Japón no suele ser asociada con polémicas en los mundiales, aunque esta vez fue la excepción.

Es cierto que las imágenes de sus hinchas limpiando las gradas en los estadios generaron aplausos y reconocimientos.

Japón

Reuters
La selección de Japón no suele ser asociada con polémicas en los mundiales, aunque esta vez fue la excepción.

Sin embargo, todo cambió en el tercer partido de la primera ronda contra Polonia.

Pese a que los japoneses perdían 1-0, comenzaron a pasarse el balón entre ellos en su propio terreno sin ningún motivo aparente.

Como al mismo tiempo Senegal iba perdiendo con Colombia, Japón clasificaba a pesar de su derrota con los polacos.

Aquella actitud pasiva de los asiáticos provocó múltiples críticas y se llegó a decir que Japón “ensució el Mundial”.

4. El águila bicéfala

El reglamento de la FIFA indica que los jugadores y equipos no pueden hacer expresiones políticas durante los partidos.

Por ello, los jugadores suizos Granit Xhaka, Xherdan Shaqiri y Stephan Lichtsteiner fueron multados a causa de unas polémicas señas que realizaron en el campo.

Los futbolistas hicieron el símbolo del águila bicéfala, característico de los nacionalistas albaneses.

Futbolista suizo

Inpho
El polémico símbolo del águila bicéfala en la celebración suiza.

Xhaka y Shaqiri tienen ascendencia albanesa y sus familias provienen de Kosovo, una provincia que declaró su independencia de Serbia en 2008.

Los albaneses fueron duramente castigados por los nacionalistas serbios mientras Kosovo era una de las provincias de ese país.

En el partido entre suizos y serbios en primera ronda, los primeros ganaron 2-1,

Otro momento de polémica fue cuando el defensor croata Domagoj Vida le dedicó el triunfo de su selección sobre Rusia “al pueblo de Ucrania”.

Como se sabe, las relaciones entre Moscú y el gobierno ucraniano están seriamente afectadas después de la anexión que Rusia hizo de Crimea en 2014.

En el partido entre Croacia e Inglaterra, los aficionados rusos silbaron cada vez que Vida tocaba el balón.

5. Acoso a las mujeres

En este Mundial se vio a muchas mujeres formando parte de las delegaciones de algunas selecciones y trabajando como comentaristas de las cadenas de televisión.

Sin embargo, la otra cara de la moneda fueron los varios incidentes de acoso a las reporteras ante cámaras.

También se vio que hinchas latinoamericanos se aprovechaban de la barrera idiomática para ofender sexualmente a las aficionadas rusas.

Hinchas mexicanos

Getty Images
La hinchada mexicana le provocó una multa a su federación.

6. Cantos homofóbicos

Pese a que Javier “Chicharito” Hernández pidió que no lo hicieran, lo hicieron.

En Rusia 2018 no faltó el clásico grito mexicano “eeeeeh… ¡puto!” que realizan los hinchas de ese país cada vez que el arquero del equipo contrario realiza un saque de meta o cobra un tiro libre.

La palabra es considerada una forma peyorativa para referirse a los homosexuales.

El grito fue escuchado cada vez que el portero alemán Manuel Neuer realizaba saques de puerta.

La Federación Mexicana de Fútbol fue multada tras este partido frente a Alemania y el canto no se volvió a escuchar en los siguientes partidos del Tri.

México corría el riesgo de perder puntos e incluso de ser expulsado de la competición si su hinchada insistía con el polémico grito.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Foro Consultivo Científico y Tecnológico

“No me asusta ir ante un juez a defenderme, pero no de crimen organizado”: científica acusada por FGR

Gabriela Dutrénit y José Franco son dos de los 31 académicos perseguidos por las autoridades. Aunque la Fiscalía no recurrirá la decisión del juez que rechazó las detenciones está previsto que pueda rearmar el caso.
Foro Consultivo Científico y Tecnológico
30 de septiembre, 2021
Comparte

Gabriela Dutrénit y José Franco llevan una semana frenética. El lunes 20 de septiembre se hizo público que la Fiscalía General de la República (FGR) pedía penas de hasta 40 años de cárcel contra 31 científicos, entre los que ambos se encuentran. La acusación es de “crimen organizado” y a pesar de que un juez desestimó en dos ocasiones ordenar su arresto, las autoridades podrían pedirlo nuevamente.

“Sentimos que hubo justicia, pero esto no se acabó”, dijo Dutrénit, minutos después de mantener una reunión con Arturo Zaldívar, ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN). En el encuentro, este les transmitió la voluntad de “independencia” e “imparcialidad” de la judicatura.

A pesar de ello, desde Presidencia se insiste en señalarlos. Ahora reconoce que el Foro Consultivo Científico y Tecnológico era legal, aunque les señala por usar el dinero en lujos. “Esto es claramente es una venganza. No hay vuelta, ves todo y dices que no hay elementos. No me asusta ir ante un juez a defenderme, pero no de crimen organizado, que tengo que estar en la cárcel”, explica Dutrénit. 

La FGR no recurrirá la decisión del juez de no detener a los 31 científicos, lo que tumba definitivamente esa iniciativa. Sin embargo, la carpeta de investigación sigue abierta y parece que se adecuarán las acusaciones.

Tanto Dutrénit como Franco fueron coordinadores del Foro Consultivo Científico y Tecnológico en diferentes etapas (ella entre 2013 y 2014 y él entre 2014 y 2018). Ahora denuncian que ni siquiera conocen los detalles de la acusación en su contra. “No hemos tenido acceso a la carpeta de investigación”, afirma Dutrénit.

La primera petición de órdenes de arresto, a la que tuvo acceso Animal Político, muestra las líneas marcadas por la FGR: considera que el Foro Consultivo Científico y Tecnológico era una institución que no debió existir y que se utilizó para suplantar el papel del Estado. A partir de entonces, todos sus movimientos se convierten en prueba de una presunta irregularidad. 

La sospecha sobre una posible investigación lleva sobrevolando el Conacyt desde 2019, cuando su actual directora, María Elena Álvarez-Bulla, afirmó que consideraba irregular el Foro. El pasado 4 de junio, oficiales de paisano visitaron el domicilio de Dutrénit para confirmar si ella vivía en esta dirección.

“Mi marido atendió la puerta y dijo que llegaría un citatorio, pero no dijo nada más. Entre varios nos empezamos a preguntar, porque hacía mucho que la directora de Conacyt había estado amenazando con denuncias penales. Fuimos identificando algunos de los que habían sido visitados y vimos que estábamos todos los del Foro”, explica. 

Las primeras órdenes de aprehensión se solicitaron el 24 de agosto y, un día después, el juez las rechazó por considerar que no había delitos. “No teníamos información a ciencia cierta, fuimos recibiendo información indirecta y nos fuimos enterando. Pero a día de hoy no tenemos la carpeta de investigación, no sabemos de qué se nos acusa”, dice Dutrénit, que asegura que en la última semana tuvieron conocimiento de los movimientos de la FGR a través de la prensa. 

“No hubo fraude, estábamos controlados”

Para el colectivo científico, lo fundamental es denunciar la desmesura de la acusación, que les lleva a buscar una condena por crimen organizado. Ante las dudas sobre si pudo haber algún manejo ilícito de fondos, Dutrénit es tajante: “No hubo ningún fraude. Éramos completamente controlados, el dinero público era totalmente auditado. Teníamos un auditor externo, que auditaba los informes financieros, y eso pasaba a Conacyt, que hacía su propia auditoría. Después, la Secretaría de la Función Pública hacía otra auditoría. Y después, nos entregaban la constancia de que el informe era correcto. Estaba todo tan amarrado. Tengo claro que no hubo uso indebido de los fondos en mi periodo, pero tampoco en otros, no había como”. 

Uno de los elementos que genera sorpresa en la investigación es que, a pesar de que el Foro existe desde 2002, la investigación se limita al sexenio de Enrique Peña Nieto como presidente. “Operamos igual desde 2002, no hubo cambios, se cumplía la Ley de Ciencia y Tecnología”, dice Dutrénit. “El estatuto decía que el foro tenía que constituirse en asociación civil. Al eliminar eso en el estatuto en 2019, eso cambió la relación jurídica entre el Foro y el Conacyt. Pero eso es lo que dijo la Suprema Corte en su sentencia, que actuamos de acuerdo a la ley”, asegura. “Todo Conacyt ha hecho interpretaciones distintas. Hemos buscado muchos de los documentos y a lo largo de la vida se han hecho diversas interpretaciones, pero siempre fue favorable. Ella considera que siempre fue ilegal pero solo va contra nosotros”, dice.

Para Dutrénit, una acusación por “delincuencia organizada” es “un sinsentido”. “¿Por qué contra nosotros? No puedo entender”, afirma. Cree que, si analiza lo ocurrido en los últimos años, la explicación puede estar en el intento de Álvarez-Bulla para cambiar la ley y el “rechazo de la comunidad científica”, en el que el Foro tuvo un papel relevante. “El Foro tuvo un papel y eso atizó el conflicto”, dice. 

“Habrá justicia”

Uno de los elementos más señalados por la Fiscalía, y que también fue comentado por el presidente, Andrés Manuel López Obrador, en una mañanera, es la compra por parte del Foro de una casa en Coyoacán. Dutrénit dice desconocer los pormenores de aquella operación porque fue posterior a que ella abandonó la institución. Sin embargo, asegura que no pudo ser con el recurso anual de Conacyt y que debió adquirirse con fondos propios derivados de trabajos que se realizaban con otras entidades. “Cuando yo entré recibí los fondos propios, cuando me fui deje los fondos y reporté a la mesa directiva. Si nos sobraba dinero de Conacyt un año lo teníamos que devolver. 

“El Foro tuvo ingresos extraordinarios y ese dinero se usó para comprar la casa. La casa está a nombre del Foro, quien es dueño es la mesa directiva, es decir, las instituciones. Hablamos de una asociación civil que fue hecha dentro de la ley, que adquiere una propiedad que es propiedad de su mesa directiva. No sé por qué insisten en buscar, es parte de una narrativa hecha de mala fe”, añade Franco, que era coordinador de la institución cuando esta adquirió aquella vivienda.

“Ninguno de nosotros nos enriquecimos ni lavamos dinero. Ahí está lo que se gastó, era de acuerdo al plan y estaba controlado por la mesa directiva. Nadie se enriqueció. ¿Los de Conacyt que ganaban? Nada, nos daban los recursos”, insiste Dutrénit.

Como ejemplo habla de sus propias finanzas. “Llevo viviendo en la misma casa desde 2003, soy profesora distinguida de la UAM, tengo el tope de ingreso en la UAM, mi marido también es profesor y también tiene el tope de ingresos. A lo largo del tiempo vas acumulando, pero nada significativo”, explica. 

Ante la pregunta sobre si cree que el Foro cometió algún error, se centra en su labor divulgativa. “Teníamos que haber dedicado más a la comunicación y difusión. No llegábamos lo suficiente a la sociedad. No es fácil llegar al ciudadano”, reconoce. 

Reconoce la científica que no puede creer que, al final, termine en prisión. Aunque la amenaza está ahí, como una espada de Damocles. “Creo que va a haber justicia, aunque puede pasar. Hasta ahora operó el derecho, aunque a medias, porque no tenemos la carpeta”, dice. 

Sin puentes con Conacyt

“Esto está en manos de la Fiscalía, que está tratando de rearmar todo el contenido de lo propuesto. Dicen que van a cambiar las acusaciones e incluso el número de personas acusadas, pero lo sabemos porque lo han dicho en medios. Esto sigue siendo un tema mediático hasta el momento”, se queja José Franco. Hasta el momento, denuncia, no han recibido una notificación oficial. “Ahora no te puedes defender de nada, porque no hay nada”, dice.

Asegura que, a pesar de ser una comunidad pequeña en la que todos se conocen no se han abierto canales de comunicación con la actual dirección de Conacyt. “No hay puentes establecidos, entonces no es que estén cerrados, son inexistentes”, afirma.

En la parte que le toca, el físico e investigador asegura que “no hubo en lo más mínimo un mal manejo de fondos”. “Estaban etiquetados en diferentes rubros y se usaron para esos rubros”, afirma. Como detalle, recuerda que meses antes de que Conacyt pusiese fin al Foro, los responsables del Tren Maya firmaron un convenio para que la institución científica asesorara en uno de los proyectos insignia del gobierno de López Obrador, tal y como publicó El Universal. Además, también generaron documentos sobre el plan de aeropuerto de Santa Lucía. 

En su opinión, para abordar este caso es importante hablar del contexto. Y este nos lleva a definir qué era el Foro: una entidad construida a través de 17 de las instituciones más importantes en educación, innovación o empresa.

“En la mesa directiva no solo tienes el talento, sino también tienes visiones muy diferentes. El trabajo dentro del foro con estas instituciones es un trabajo que se nutre, se alimenta de perspectivas muy distintas. La visión es policromática”, dice.

En su opinión, las distintas visiones existentes en el Foro chocaron con la visión de la actual dirección de Conacyt e incrementaron las tensiones.  “Conacyt ataca con fuerza al foro porque intenta imponer una visión única al desarrollo y destino de la ciencia. Asume el poder centralizado y quiere que la próxima ley de Ciencia y Tecnología esté centralizada”, argumenta.

Para Franco, la última semana fue también muy difícil, como para el resto de sus compañeros. “Estar primero señalado, con un posible cargo de crimen organizado, dinero de procedencia ilícita… es horrible, es una situación tenebrosa. Hay un enojo, porque es una injusticia. Hay sentido de frustración, porque no te permiten ver el expediente, porque, por otro lado, te lanzan una jauría en las redes sociales a enlodar tu nombre. Es una situación bastante difícil”, argumenta.

En su opinión, el fondo de este caso son dos maneras de entender la ciencia y, de algún modo, el país. “Este país no es monolítico. Cada lugar tiene un historial y hay una riqueza que se está tratando de borrar”, afirma. A pesar de todo, asegura que muchos de los señalados votaron por López Obrador. “Estábamos dispuestos a participar de estos cambios. Seguimos teniendo la disposición de apoyar en los cambios, porque si le va mal al presidente, le va mal a México, y eso no lo deseamos”, señala.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.