La primera gran epidemia de una enfermedad de trasmisión sexual (y por qué culparon a América)
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La primera gran epidemia de una enfermedad de trasmisión sexual (y por qué culparon a América)

Se cree que los reyes Francisco I y Enrique III de Francia, así como el emperador Carlos V, padecieron la enfermedad. Se piensa que tampoco escaparon del contagio los monjes ni los clérigos.
14 de julio, 2018
Comparte

En 1509 el joven soldado alemán Ulrich von Hutten contrajo una enfermedad desconocida en ese entonces mientras estaba en Italia. El pobre hombre agonizaba con los síntomas que le causaba la enfermedad. Así pasó 10 años.

“(En todo el cuerpo) hay furúnculos, parecidos en tamaño y aspecto a una bellota. Emiten un hedor tan fétido y pestilente, que quien lo huele, cree estar infectado. El color de las pústulas es verde oscuro, verlas es peor que sentir el dolor que infligen, pese a que la sensación se asemeja a estar acostado sobre fuego”. Esa era la descripción que hacía el paciente de sus dolencias.

Se calcula que para la década de 1490 la población europea se había recuperado de las muertes causadas por la plaga, también conocida como la Muerte Negra. Una de cada tres personas falleció a consecuencia de la enfermedad en todo el continente.

Con el incremento de la población llegó la prosperidad. Pero no todo fue positivo.

La guerra era endémica, las hambrunas ocurrían con frecuencia… y desconocidas enfermedades empezaron a aparecer.

Litografía de 1900 aprox.

Getty Images
Ilustraciones de la época representaban lo letal de la enfermedad.

El comienzo

A principios de 1495 el rey francés Carlos VIII invadió Nápoles tratando de reivindicar su derecho a ese reino. Pero las tropas empezaron a contagiarse con una nueva dolencia.

Nadie había visto nada similar. Los doctores de la época no encontraban ninguna referencia en libros médicos antiguos.

Preocupó a la población tanto como lo hizo el VIH cuando fue descubierto en la década de los 80 del siglo pasado.

Tenía una similitud con esa enfermedad: se transmitía a través del contacto sexual. Se trataba de la sífilis.

La gente estaba aterrorizada porque se propagó con gran rapidez. Llegó a Escocia, Hungría y Rusia.

A excepción de los ancianos y los niños, todos corrían el riesgo de contagiarse. Se encontraba en el burdel, pero también en el castillo.

Se cree que los reyes Francisco I y Enrique III de Francia, así como el emperador Carlos V, padecieron la enfermedad. Se piensa que tampoco escaparon del contagio los monjes ni los clérigos.

No importaba la jerarquía. Cardenales, obispos e incluso los papas Alejandro VI y Julio II la sufrieron.

La velocidad con la que se propagó revela mucho acerca de los hábitos sexuales de la sociedad en esa época.

Grabado sobre madera, siglo XV

Getty Images
Se consideraba que las mujeres eran las responsables de tentar a los pobres hombres y transmitirles la enfermedad.

Historia

Los franceses, por supuesto, la llamaban la enfermedad napolitana. Pero el resto se refería a ella como la dolencia francesa. Inicialmente no tenía un nombre técnico.

Al final, un médico francés sugirió referirse a ella como la “enfermedad venérea” porque en ese entonces se consideraba que su causa principal era el acto del amor, el cual, a su vez, se vinculaba con la diosa Venus.

La epidemia causada por la sífilis era distinta a las vistas con anterioridad: no se concentraba en una zona en particular ni se relacionaba con la estación del año.

Todos corrían el riesgo de enfermarse. Y una vez que eso ocurría, parecía que la persona nunca se recuperaba. No había ningún lugar al que se pudiera escapar para salvarse.

Si el tormento era difícil de llevar en el día, en la noche era peor. Quienes la padecían gritaban continuamente debido al dolor que sentían en los huesos.

Condón del año 1800.

Getty Images
Los condones se empezaron a usar en el siglo XVI para combatir la enfermedad.

Putrefacción espacial

¿Cuál era la causa de la enfermedad? Se pensó que un castigo de Dios por los pecados cometidos por la sociedad.

Así que el primer paso para lidiar con la misma era arrepentirse y rezar por la protección divina.

Dios, sin embargo, enviaba señales a través de otros medios. Los astrólogos de la época afirmaban que lo ocurrido tenía relación con dos eclipses de sol y la confluencia de Saturno y Marte.

“Las lluvias que cayeron en el año en todos los países fueron tan copiosas, que la tierra se contaminó con el agua estancada. No era de extrañar que la enfermedad se hubiera presentado”, afirmaba un profesor de medicina de la época.

La conjunción de las estrellas contaminó el clima, lo que a su vez causó una podredumbre venenosa del aire. La consecuencia fue la putrefacción del cuerpo humano.

Escena de un hombre descontento con el mercurio prescrito.

Getty Images
Uno de los remedios que se usó cuando la enfermedad empezó a propagarse fue el mercurio.

Esperanza

Se creía que el mercurio era el remedio para la sífilis. Era común utilizarlo para tratar problemas de la piel en esa época. Y ese fue el tratamiento que se le recomendó al soldado alemán. Respirar el gas del mercurio caliente.

Pero la cura era peor que la enfermedad. Los pacientes salivaban incontrolablemente, los dientes se les caían y perdían la razón. Sin embargo, se siguió utilizando por muchos años, interna y externamente.

Hasta que apareció un nuevo remedio en 1517: el guayaco, un arbusto que se encuentra en Haití. Supuestamente, era lo que usaban los oriundos de la isla.

Virutas del tronco se cocinaban a fuego lento en agua y el líquido se bebía dos veces al día. El tratamiento completo incluía pasar 30 días en un cuarto extremadamente caliente para sudar y botar la enfermedad.

En esa misma época se estableció una relación entre la sífilis y el castigo divino por un pecado personal y no colectivo. La persona se contagió por haberse involucrado en una relación sexual ilícita.

En ese contexto, las mujeres eran quienes transmitían la enfermedad y tentaban a los pobres hombres, en el estilo de Adán y Eva.

El estigma también afectaba a los niños cuyos padres sufrían de sífilis porque era una condición hereditaria. Generaciones enteras se consideraban malditas.

Bacteria Treponema pallidum

Getty Images
La bacteria causante de la sífilis se descubrió en 1905.

¿América o Europa?

Los contemporáneos pensaban que se trataba de una nueva enfermedad.

Una vez que se detectó que se transmitía de persona a persona, se asumió que tenía que haberse originado en un lugar en particular, y no como consecuencia del clima.

Se creía que había llegado a Europa con los marineros que regresaron de América con Cristóbal Colón.

Supuestamente atracaron en Barcelona, se unieron a las tropas en Nápoles y las prostitutas que siguieron al ejército se encargaron del resto.

Pero a los historiadores médicos americanos no les gustó nunca esa teoría, por lo que presentaron evidencia arqueológica para probar que la sífilis era una vieja enfermedad nativa de Europa que había aparecido con una nueva virulencia.

Alexander Fleming en su laboratorio.

Getty Images
La cura definitiva llegó con la penicilina.

La cura

Es difícil saber si el debate se podrá dirimir. Pero hay certeza con respecto a ciertos aspectos. Las décadas previas y posteriores al 1.500 fueron de gran cambio en la sociedad europea.

La vida urbana, mudanzas y búsqueda de lugares para vivir, nuevas técnicas de guerra y cambios en los comportamientos sexuales.

El ambiente de los habitantes de esa época se modificaba constantemente. Y eso, generalmente, aumenta la incidencia de las enfermedades. Así que el surgimiento de nuevas epidemias era, probablemente, inevitable.

La sífilis llegó y se quedó, propagándose, en especial, en tiempos de guerra.

Con la llegada de la medicina moderna la bacteria que causa la enfermedad se identificó en 1905. Y en 1910 se descubrió el primer tratamiento efectivo.

Pero no fue sino hasta 1943, con el descubrimiento de la penicilina, que se encontró la cura para el padecimiento.

Los gritos nocturnos cesaron.


 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Menos ingresos de lo planeado, la pandemia ya impacta en finanzas públicas

El último reporte de las finanzas públicas presentado por Hacienda muestra que los ingresos con los que cuenta el gobierno Federal son menos de los que esperaba. De acuerdo con expertos, la estrategia del gobierno nos está dejando desprotegidos ante una pandemia que todavía no termina.
Cuartoscuro
1 de agosto, 2020
Comparte

El gobierno federal sumó menos recursos de los que planeó tener para lo que va del año. El reporte de finanzas públicas al segundo trimestre de 2020 muestra que los ingresos disminuyeron y que el país se enfrenta ya a un déficit que, ante la pandemia por Covid-19, está en riesgo de ampliarse.

Según Hacienda, durante el segundo trimestre del 2020 la economía mexicana ya “tocó su punto más bajo” por las medidas de cierre ordenadas por la pandemia de Covid-19, pero economistas ven un panorama distinto.

Ingresos del Gobierno Federal son menores que el año pasado

En el Informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública, se observa que en el periodo de enero a junio de 2019, el gobierno federal tuvo un ingreso de 2 millones 622 mil 499 millones de pesos. En el mismo periodo de 2020 la cifra es menor. En 2020 fue de 2 millones 603 mil 006.5 millones de pesos. Lo que representa un déficit de 3.7%.

Raymundo Tenorio, profesor Emérito del Tecnológico de Monterrey, señala que este informe muestra “el resultado del paro económico que tuvimos en este segundo trimestre y que continúa parcialmente”.

Mariana Campos, Coordinadora del Programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas de México Evalúa, reconoce que aunque hay un pequeño aumento en algunos rubros, no se  están reuniendo los ingresos que se habían considerado obtener. Es decir, tenemos menos de lo que pensamos.

Lee: PIB registra caída histórica de 17.3%, pero AMLO dice que ya pasó lo peor

Para Tenorio “es obvio que el hoyo fiscal, el tamaño del déficit ya previsto para el 2020 se va a ampliar más de lo esperado. “Estamos hablando de cosas bastantes grandes en términos del equilibro de las finanzas públicas”, reitera.

De acuerdo con el especialista “lo que está haciendo el gobierno para no tener tan cuantioso déficit es austeridad”. Reducir el gasto en las dependencias administrativas, y con ello ayudarse de recursos. Muestra de ello es la recuperación de los recursos  asignados a fideicomisos sin estructura orgánica, por decreto presidencial.

Además, se tomó el dinero que tomaron del fondo de estabilización de ingresos presupuestarios.

“Si no hubiera sido por ese dinero que se tomó de los fideicomisos, más lo que quedaba del fondo de estabilización, entonces se hubiera tenido que incrementarse más la deuda”, señala Tenorio. De acuerdo con el economista “la deuda sí se ha incrementado. Si tienes un déficit no hay ninguna otra forma de cubrirlo más que con deuda, no hay otra forma.  Y este gobierno sí se ha endeudado”, señala.

“Hoy las finanzas públicas enfrentan una debilidad muy fuerte en ingresos. Muy fuerte debilidad en los ingresos de Pemex, y muestra una fragilidad en el gasto. Con este empecinamiento de no endeudarse, la fragilidad para responder a sus obligaciones  va a provocar muchos problemas”, dice Tenorio.

Ante la falta de ingresos ¿Qué está haciendo el Gobierno Federal?

Para la economista Mariana Campos, el escenario financiero de México es preocupante pues “el gobierno no ha podido ingresar el dinero que requería y lo que está pasando es que está gastando menos y hay que revisar en qué áreas y cómo está afectando el cumplimiento de los derechos de los mexicanos”.

En consecuencia el Gobierno Federal ha tenido que compensar sus ingresos ordinarios con ingresos extraordinarios. “Cabe señalar que el año pasado no fue un buen año”, a decir de Mariana Campos.

De acuerdo con la especialista de México Evalúa, cuando tienes menos ingresos de los que habías programado tienes tres opciones y las puedes mezclar: endeudamiento, recortes o apoyos extraordinarios.

Lee: Efectos del COVID ocasionarán que el PIB de México se hunda 9% y aumente la pobreza

“En este caso, el gobierno decidió compensar la falta de ingresos tomando los ahorros que había y también liquidar fideicomisos para tomar los recursos que hay en esa cuentas”.

Pero en este sentido, la especialista señala que desde el año pasado “ya llevamos gastados 400 mil millones de pesos que han venido de ingresos extraordinarios y eso no es sostenible. Es como si vivieras de vender tu carro, cama, y con eso pagaras tu alimentación, pues tienes solo un carro. No puedes vender tus bienes para sobrevivir”, explica.

Para Mariana Campos, “lo más preocupantes es que se están agotando los fondos que nos pueden ayudar en una contingencia y todavía tenemos incertidumbre sobre qué nos va a deparar económicamente y cómo van a comportarse los ingresos del gobierno hasta que esta situación se resuelva. Creo que estamos quedando desprotegidos”, menciona.

Ingresos tributarios disminuyeron por pandemia

Según Hacienda, “los ingresos tributarios aumentaron 0.1% real anual en el primer semestre de 2020, en un entorno económico sumamente complejo”. Hacienda señaló que esto se debe a los cambios que implementó para fortalecer el cumplimiento de los contribuyentes y evitar la evasión fiscal, lo que  aumentó la recaudación.

El Impuesto sobre la renta (ISR) pasó de  926 mil 722.9 millones en el primer semestre de 2019,  a  967 mil 706.2 millones en el mismo periodo de 2020. Lo que significa un aumento de 1.3%, respecto al primer del año pasado. Pero el  Impuesto al valor agregado (IVA)  pasó de 477 mil 932.7 millones en 2019, a 489 mil 798.4 millones en este último semestre, lo que significa una disminución de 0.6%. Entonces, mientras la recaudación por ISR aumentó, el IVA bajó.

Para Mariana Campos, “ese crecimiento del 1%  en relación al año pasado, no está cubriendo el total de los ingresos que había presupuestado”. Es decir, aunque hubo un aumento, eso no es suficiente para sostener lo que se perdió en otros rubros.

Lee: Hay mucha incertidumbre, la velocidad de reactivación de la economía es incierta: Hacienda

La especialista señala que “lo  importante es observar la tendencia, cómo se comportaron estos ingresos a lo largo de los meses. Nosotros observamos que enero y marzo habían ingresos excedentes pero en abril y mayo cayeron terriblemente los ingresos tributarios cayeron 41%. El ingreso tributario, se fue haciendo más chico conforme avanzó el año”, comenta.

Los ingresos tributarios aunque tengan un incremento en relación al año pasado este incremento se debe a que el año pasado tuvo un crecimiento negativo económico. Cuando nos fue bien fue en enero y en marzo cuando todavía no teníamos medidas de contención a la pandemia. En abril se cayó.

De acuerdo con Tenorio, en este periodo “llama la atención que el ISR no haya caído. Esto se debe a que fue puntual el contribuyente en el pago de sus declaraciones complementarias del ISR y del esfuerzo recaudatorio que hizo el Servicio de Administración Tributaria (SAT)”.

Tenorio reconoce que “en materia de IVA hubo una caída derivado del menor consumo de bienes en el consumo final. Al haber caído las ventas del comercio al mayoreo y al menudeo se paga menos IVA y es obvio que cae”.

Mariana Campos, Coordinadora del Programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas de México Evalúa, coincide: “Es consecuencia de los efectos económicos que está causando la pandemia, si las personas pierden su empleo y pueden comparar menos pues se recauda menos IVA”.

Raymundo Tenorio señala que en los impuestos especiales también hubo una severa caída porque es una parte importante de recaudación de impuestos a través del consumo de gasolina.

Para Tenorio, la disminución del consumo sí es reflejo del COVID-19, al disminuir nuestra estrategia de consumo de entretenimiento, cines, bares, restaurantes, de viajes de líneas aéreas, turismo, todo ese consumo produce IVA. “De no haber sido por el confinamiento hubiéramos tenido la capacidad de IVA esperada”, comenta.

Y en este punto ¿Qué se puede hacer?

Mariana Campos de México Evalúa dice que no tenemos certeza de que “sea el punto más bajo, porque todavía falta mucho tiempo, no tenemos vacuna aprobada y distribuida y hasta que eso no pase, Covid no va a dejar de ser una amenaza”.

La especialista señala que “el gobierno cometió un error grave porque tenía que endeudarse al inicio de la pandemia porque ya sabíamos que la economía iba a estar muy cabizbaja y esto iba a afectar los ingresos”.

De acuerdo con la economista, “valía la pena haberse educado un poco, para atender bien a las personas que acuden al servicio público de salud”. A decir de Mariana Campos, este endeudamiento también podría ser una buena estrategia actualmente.

“El gobierno puede endeudarse para que el consumo no se caiga tanto,  generar un especie de plan o concertación nacional para que cuando ya esté controlada la pandemia podamos hacer una reforma fiscal y reponer esa deuda, pero no pasarla tan mal ahorita”, señala.

El objetivo de este endeudamiento según Mariana Campos, también debe ser evitar que mueran empresas, “porque si mueren empresas se mueren contribuyentes, y sobre todo cuidar que vivan las personas y sus derechos antes la pandemia”.

Para Raymundo Tenorio, el Gobierno Federal “no ha tenido la suficiente pericia para saber utilizar las tijeras, donde sí hay que recortar, dónde no, y dónde hay que reordenar gasto”.

Ante esta situación, una opción para el economista es “ suspender temporalmente sus obras, el tren maya, el aeropuerto, la refinería, no pasa nada”. Con esos recursos, se puede implementar un apoyo de desempleo que ayude a que el consumo de bienes y servicio no siga disminuyendo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.