Gobierno de CDMX incumple su propia ley: no hay fecha para poner en marcha exámenes de manejo

La exsubsecretaria de Planeación de la Semovi, Laura Ballesteros, reconoció que la falta de pruebas de manejo es uno de los “grandes pendientes” que deja la administración de Miguel Ángel Mancera.

Gobierno de CDMX incumple su propia ley: no hay fecha para poner en marcha exámenes de manejo
Cuartoscuro Archivo

Los exámenes de manejo que la Ley de Movilidad de Ciudad de México exige como requisito obligatorio paran obtener una licencia de conducir, no se han puesto en marcha pese a que ya se cumplieron cuatro años de que se promulgó esta ley. ¿La razón? El gobierno capitalino no ha expedido el reglamento que se necesita y peor aún: no hay fecha para que se haga.

Así lo confirman las respuestas que recibió Animal Político vía transparencia de parte de la Consejería Jurídica y de la Secretaría de Movilidad (Semovi) de la Ciudad, áreas responsables del diseño y aprobación del referido reglamento.

En enero pasado el Gobierno de la Ciudad había anunciado, tras una serie de retrasos, que a más tardar en julio se estaría publicando el reglamento con el procedimiento de aplicación de estos exámenes, y las instituciones certificadas para hacerlo. Pero no ha ocurrido ni se prevé que pase pronto.

“No se está en estos momentos en posibilidad de proporcionar alguna fecha de publicación (del reglamento)”, respondió Semovi, tras argumentar que la Consejería Jurídica tiene que revisar el reglamento.

Pero la Consejería Jurídica dijo, por su parte, que no puede dar ninguna respuesta del tema pues no es un asunto de su competencia.

La exsubsecretaria de Planeación de la Semovi y una de las principales impulsoras de la aplicación de estos exámenes, Laura Ballesteros,  responsabilizó a la Consejería Jurídica de no agilizar la publicación de dicho reglamento que permitiría restablecer los exámenes de licencias de conducir, cancelados originalmente en la administración del exjefe de Gobierno, Andrés Manuel López Obrador.

Exámenes, letra muerta

Obtener una licencia de conducir en la capital del país es, hoy en día, un mero trámite. Basta con presentarse en un módulo de la Secretaría de Movilidad de CDMX y pagar poco más de 700  pesos por la licencia. Y es todo. Las licencias – en síntesis – se compran. Pero legalmente no debería ser así.

En julio de 2014 la administración de Miguel Ángel Mancera expidió formalmente la Ley de Movilidad cuyo artículo 65 establece que las pruebas son requisito indispensable para obtener una licencia:

“Artículo 65.- Para la obtención de licencias o permisos para conducir de cualquier tipo, será necesario acreditar las evaluaciones y en su caso los cursos que para el efecto establezca la Secretaria, además de cumplir con los demás requisitos que señala está Ley y demás disposiciones jurídicas y administrativas aplicables”.

Para esta y otras disposiciones, la nueva norma contemplaba la creación de un reglamento de la Ley de Movilidad el cual fue publicado – con dos años de retraso – el 15 de septiembre de 2015, en víspera de los festejos patrios.

Pero como Animal Político publicó en su momento, este reglamento suprimió por completo la parte relacionada con los procedimientos de exámenes para obtener licencia, y solo hizo mención que se trataba de un trámite administrativo, en el que el solicitante se obligaba a emitir una declaración bajo protesta de decir verdad de que sabía manejar.

En respuesta a esto la Semovi, a través de la entonces subsecretaria de Planeación Laura Ballesteros Mancilla, señaló que se crearía un reglamento específico sobre la obtención de los distintos tipos de licencias de conducir y la batería de pruebas que se tendrían que aplicar, el cual entraría en vigor “a más tardar” en julio de este año.

Ballesteros dijo que, como parte del proceso, se estaba analizando la certificación de 33 escuelas de manejo en la Ciudad, que serían las autorizadas para capacitar y examinar a los que aspiren por primera vez a la obtención de una licencia de conducir.

En ese contexto, y luego de que concluyera el primer semestre del año sin que hubiera noticias sobre el reglamento, se solicitó vía transparencia tanto a la Secretaria de Movilidad como a la Consejería Jurídica que proporcionaran una copia del mismo, o en su defecto detalles del proceso.

Sin plazo

La Consejería Jurídica, área responsable de verificar – entre otras cosas –cada ley o reglamento que se vaya expedir en la Ciudad, se deslindó del tema señalando que este proceso no era competencia suya ni contaba con información al respecto, por lo que correspondía a la Semovi aportar cualquier información al respecto.

En tanto, la Secretaria de Movilidad respondió a través del oficio SM-SSP-241-2018 que no existe al día de hoy ningún reglamento vigente o anterior para la obtención de licencias de conducir en la Ciudad.

La dependencia abundó que atendiendo la obligación que marca el artículo 65 de la Ley de Movilidad (ya descrito líneas arriba), se trabaja desde hace varios meses “en los alcances y contenidos de los cursos de manejo” que deberán cumplir las personas que aspiren a realizar las pruebas para obtener la licencia.

De acuerdo con Semovi, el trabajo incluye la certificación de las escuelas y de los instructores, y el desarrollo de los temas normativos y presupuestales que se requieran. Dijo que es un trabajo que sigue en desarrollo, sin fecha para que se concluya.

“El objetivo es lograr el desarrollo articulado del instrumento jurídico (el reglamento) y sus lineamientos a fin de que, una vez concluida la revisión del documento final por parte de la Consejería Jurídica se realice su publicación en la Gaceta Oficial, y se establezcan los términos para su implementación. En virtud de ello no se está en posibilidad en estos momentos de proporcionar la fecha de publicación”, concluye la dependencia capitalina.

Falta de exámenes ha costado vidas: Ballesteros

La exsubsecretaria de Planeación de la Semovi reconoció que la falta de pruebas de manejo es uno de los “grandes pendientes” que deja la administración de Miguel Ángel Mancera, y en ese sentido lamentó que la Consejería Jurídica haya pretendido deslindarse de este proceso.

“Los exámenes de manejo fueron cancelados en la administración de López Obrador, ha costado vidas, y es necesario cumplir con la Ley de Movilidad. El proceso para su regreso inició hace varios meses y está en manos de Consejería Jurídica su validación, no pueden deslindarse”, señaló.

Ballesteros abundó que fue en 2003, justo a la mitad del sexenio de López Obrador, cuando el entonces Gobierno del Distrito Federal retiró el requisito de los exámenes para obtener licencias de manejo, Desde ahí, como la propia Ballesteros lo ha mencionado, las licencias de manejo “se compran” sin ningún tipo de exigencia.

La expedición de licencias de conducir previa aprobación de exámenes de manejo es uno de los componentes de una política integral de movilidad impulsada en la actual administración capitalina, que entre otras cosas busca disminuir a cero la ocurrencia de hechos de tránsito en los que se pierden vidas. A esto se le denomina “Visión Cero”.

Algunos componentes de esta estrategia que sí se han materializado, a diferencia de los exámenes de conducir, son el nuevo Reglamento de Tránsito que redujo los límites de velocidad  en arterias primarias y secundarias de la Ciudad, así como la formulación y aprobación de un Programa Integral de Seguridad Vial.

De acuerdo con datos oficiales, en el primer semestre de 2018 se dieron en la Ciudad 280 casos de muertes por accidentes de tránsito, que equivale a una ligera reducción respecto al mismo periodo del año pasado, cuando se presentaron 297 casos.

Close
Comentarios