Homicidios, robo de urnas y balaceras ensombrecen el proceso electoral en Puebla
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Homicidios, robo de urnas y balaceras ensombrecen el proceso electoral en Puebla

Fernando Herrera Silva, operador del PRI en Chignahuapan, Puebla, fue asesinado; en otros dos municipios del estado hubo robo de urnas.
Especial
Por Ernesto Aroche y Aranzazú Ayala
2 de julio, 2018
Comparte

La jornada electoral que se vivió el 1 de julio en Puebla estuvo marcada por la violencia: dos militantes del PRI fueron asesinados en el municipio de Chignahuapan, se reportaron al menos ocho heridos con armas de fuego, y 18 robos o intento de robo de urnas en la capital del estado, por grupos armados que se transportaban en vehículos blancos, principalmente.

En uno de los robos, que se desarrolló en la colonia Xilotzingo, los vecinos lograron detener a dos de los diez sujetos que participaron en el hurto, tras volcarse el vehículo en el que se fugaron en un inicio. La situación provocó una fuerte movilización policial, aunque los vecinos exigían la presencia de personal del INE para que contabilizaran los votos emitidos en las urnas robadas.

A pesar de la violencia que se vivió en la capital poblana y en el municipio de Chignahuapan, el presidente de la Junta Local del INE en Puebla, Marco Rodríguez del Castillo, aseguró que fueron casos “aislados”, los cerca de 60 reportes que recibió el órgano electoral.

“Hay algunos incidentes en los que hemos tenido que solicitar el apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública. No hablamos de una situación generalizada de desorden y de violencia en el estado, sino de casos aislados”.

Rodríguez del Castillo anunció también que el Consejo General pidió a la Policía Federal que coadyuve “con las instancias locales para resguardar la integridad física de los funcionarios de casilla”, y acompañar el traslado de los paquetes electorales.

Dos muertos en Chignahuapan

La jornada empezó con retrasos. A media mañana sólo se habían instalado el 68% de las casillas, de acuerdo con los reportes de la Junta Local del INE en Puebla.

La Secretaría de Seguridad Pública anunció la detención de 11 jóvenes militantes del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), bajo la acusación de compra de votos, situación que fue refutada por el equipo de la candidata a presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco.

Fue después de las 3 de la tarde que comenzaron los reportes de violencia. En la junta auxiliar de Alcolihuia, Chignahuapan, en la Sierra Norte de Puebla, se reportó una agresión armada contra militantes del PRI. En el atentado murieron Fernando Herrera Silva, operador del partido, y el promotor Lázaro González Hernández, según confirmó el partido.

Fernando falleció primero; Lázaro murió un par de horas más tarde, después de haber sido hospitalizado. En un comunicado, el PRI condenó el asesinato de sus militantes y exigió a las autoridades esclarecer el atentado.

“Exigimos a las autoridades estatales y judiciales el esclarecimiento de dicho atentado, en el que además se registraron otras tres personas lesionadas. Este proceso se ve empañado de nueva cuenta por actos de violencia y es deber del gobierno del estado garantizar la seguridad de los ciudadanos, en el ejercicio libre de sus derechos”.

A la par, en la capital poblana las redes comenzaron a llenarse de denuncias sobre robos de urnas, la mayoría por parte de grupos de individuos que se transportaban en vehículos de color blanco, principalmente camionetas tipo lobo.

Al cierre, ni la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, ni la Fiscalía General del Estado habían ofrecido información sobre los hechos.

Ataques en el norte de la ciudad

En la escuela Emiliano Zapata de la colonia Barranca Honda, al norte de la ciudad de Puebla, alrededor de las dos de la tarde un grupo de entre 8 y 10 hombres armados llegó a tirar las urnas y disparar al aire.

Los funcionarios cerraron la casilla y no dejaban votar a la gente. Sin embargo, las personas siguieron haciendo fila bajo el sol y presionando a los funcionarios, para poder ejercer su voto. De acuerdo con vecinos, la policía tardó al menos una hora en llegar al lugar donde todavía se veía un casquillo de bala.

Alrededor de las 4 de la tarde, en la colonia Fuentes de San Aparicio, en el centro cultural Cuauhtémoc, cinco sujetos realizaron disparos al aire, amagaron a los representantes de casillas y se robaron una urna con votos para la presidencia de la República. Al salir uno de los atacantes, tiró la urna y se cayeron las boletas. Cuando los atacantes se fueron, los votantes se organizaron para recuperar las boletas, regresarlas a las urnas y reanudar la jornada electoral.

El modus operandi identificado al hacer los recorridos por las casillas atacadas fue el mismo casi en todos los puntos del norte de la ciudad: hombres armados en dos o tres vehículos llegaban a las casillas, disparaban al aire, y tiraban o se robaban las urnas.

Los funcionarios se asustaban y detenían la votación o cerraban las casillas, pero la gente se quedó organizada e insistiendo para poder ejercer su voto. Entre los mismos vecinos se pedían calma, no caer en provocaciones y ser pacientes para votar.

A las 4:30 de la tarde, en la escuela Reyes Heroles, en la colonia bosques de San Sebastián, al menos 7 hombres armados se robaron las urnas. Las personas armadas viajaban en dos vehículos Jetta, y antes de huir hirieron en un pie a uno de los votantes.

La casilla de esta escuela fue cerrada poco después de la cinco de la tarde y la gente no pudo votar. Tras el incidente hubo presencia breve de la policía, pero después las autoridades abandonaron las instalaciones de la escuela. Las casillas aledañas restringieron el acceso por seguridad.

Robos en el sur

Cerca de las 3 de la tarde, un grupo de sujetos armados irrumpió en la escuela Cadete Vicente Suárez de la junta auxiliar de San Francisco Totimehuacán, amagó a los funcionarios del INE que se encontraban en el lugar, y sin importar que en la escuela hubiera menores acompañando a sus padres hicieron disparos al aire, y destrozaron algunas urnas, pero sin llevárselas ni extraer material electoral fuera de la escuela.

Al no haberse robado las urnas, los funcionarios de casilla y el personal del INE decidieron recuperar las boletas y reiniciar las votación. Aunque la acción provocó que representantes partidistas, en especial del PRI, abandonaran el lugar.

Cerca de las cuatro de la tarde, en la escuela primaria Fundadores de Puebla, colonia Loma Bella, casilla 1206, jóvenes armados entraron a la institución, amagaron a los representantes de casilla y se robaron las urnas. La policía acudió 1 hora y media después de lo sucedido, para atender los hechos.

Lo mismo ocurrió en la casilla ubicada en la Escuela Isidro Burgos en San José Mayorazgo, Puebla, en donde hombres armados también robaron urnas, confirmaron funcionarios de casilla al equipo de Animal Político.

También se reportó el robo de urnas en la sección 1537, casilla ubicada en la Escuela primaria Hermanos Serdán, ubicada en la colonia Tres Cruces. Después de las 18:00 horas entraron hombres armados y robaron urnas e hirieron con arma de fuego a dos personas. Una hora después, cuando Animal Político estuvo ahí, la policía no se había presentado aún, tampoco autoridades del INE.

Vuelca una camioneta

Aunque tal vez el caso que más movilizó a la gente sucedió en la colonia Xilotzingo. Cerca de las 5 de la tarde, un grupo de sujetos entró a la casilla 1534, hicieron siete detonaciones y se llevaron al menos 9 urnas para elección presidencial, de diputados federales y gobernador.

Los sujetos se subieron una camioneta Van con placas de la ciudad de México P12-AJX; en el vehículo eran visibles los logotipos del sexenio de Rafael Moreno Valle, e intentaron a escapar.

Al incorporarse a la avenida 24 Sur, el vehículo colisionó con otros dos vehículos y se volcó. El ruido, contó uno de los vecino a Animal Político, provocó la reacción de los habitantes de la zona.

“Salimos a tratar de ayudar, sacamos a ocho o diez personas de la camioneta, y en esas estábamos cuando nos dimos cuenta de que el vehículo traía urnas y boletas electorales”, ahí fue cuando detuvieron a los sujetos, aunque sólo a dos de ellos, los demás se dieron a la fuga.

Los vecinos enfurecieron y comenzaron a golpear a los sujetos; al lugar llegó la policía, una cincuentena de agentes municipales y estatales, pero la gente se negó a permitir que se llevaran a los detenidos o que movieran la camioneta con las urnas robadas

“Son municipales, queremos acá a los federales, este es un delito federal”, gritaban los vecinos a los agentes. Algunos incluso comezaron a gritar “fuera el PAN, fuera el PAN, fuera el PAN”.

Aunque lo que más pedían era que llegara personal del INE para recuperar las urnas, y contabilizar ahí mismo los votos. Y esa fue la constante tras los ataques, los electores pedían regresar a la votación, pedían que su voto se respetara y se contara.

Cerca de las 7 de la noche, a través de su cuenta de Twitter, la Fiscalía General de Puebla aseguró que “la unidad volcada en la 24 Sur categóricamente no es de la Institución. Tiene placas de la Ciudad de México. Se va a revisar con el número VIN para establecer su procedencia”.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Tragedia en San Antonio: "Los traficantes saben que la probabilidad de que los camiones sean inspeccionados es muy baja"

Los migrantes están arriesgándose cada vez más para acceder a Estados Unidos por vías que pueden resultar en tragedias, como la de las más de 50 personas asfixiadas en un camión.
29 de junio, 2022
Comparte

En la frontera de Estados Unidos y México, cada migrante tiene un precio para los traficantes.

Aquellos con menos recursos son los que se ven obligados a realizar un viaje más arriesgado, como el subir a camiones de carga para viajar cientos de kilómetros en condiciones inhumanas.

Trágicamente, en algunas ocasiones ese tipo de viaje -de varias horas, sin espacio, ventilación o agua– los lleva a la muerte, como ocurrió este lunes cerca de San Antonio, Texas, donde murieron más de 50 migrantes en la caja de un tráiler.

“Hay toda una cadena en la dinámica y la economía del tráfico de migrantes. La gente que viaja de esta manera es la que está pagando la menor cantidad demandada por los traficantes”, le explica a BBC Mundo Gabriella Sánchez, una investigadora del fenómeno del contrabando de personas en la frontera y académica de la Universidad de Massachussets en Lowell.

En el otro extremo, hay migrantes que pagan grandes sumas por obtener un tránsito más seguro hacia EE.UU., como el uso de una identificación legal de cruce fronterizo de alguien más.

Pero en estos últimos meses, la desesperación de muchos en la frontera,varados en México sin dinero por las políticas restrictivas impulsadas por el gobierno de EE.UU. a raíz de la pandemia, les ha llevado a tomar riesgos como nunca antes.

“Es consecuencia directa de las políticas que hacen que el viaje sea más largo, sea más difícil o sea más costoso. Y la desesperación de las personas que se encuentran en albergues fronterizos ahorita es tanta que están dispuestos a morir, porque para ellos la muerte de cualquier manera los está persiguiendo“, le dice a BBC Mundo Dulce García, directora de la organización de defensa de migrantes Ángeles de la Frontera.

Policías resguardan un camión con migrantes fallecidos.

Getty Images
Las autoridades de Texas encontraron a decenas de muertos en un camión abandonado cerca de San Antonio.

La vía del camión y otras más

Sánchez dice que “pasaría todo el día” explicando los múltiples métodos que tienen los migrantes y traficantes para cruzar la frontera.

Pero el método de los camiones atestados de hombres, mujeres y hasta niños es uno al que recurren los “coyotes” o “polleros”, debido a la probabilidad de no ser detectados.

Y es que la frontera entre México y Estados Unidos es una zona de muy alto tránsito de mercancías. Por los distintos cruces oficiales y por las carreteras de California, Arizona, Nuevo México y Texas, circulan masivamente vehículos de carga.

“Todos los días son miles. El CBP (autoridad migratoria de EE.UU.) no está equipado, ni tampoco es su labor inspeccionar todos los vehículos”, explica Sánchez.

“Por eso los traficantes dependen mucho de este tipo de vehículos, porque saben que la probabilidad de que sean inspeccionados es muy baja“, añade.

Tráileres circulan en la frontera de EE.UU. y México

Getty Images

Y al llevar más cantidad de gente en un solo viaje, los traficantes obtienen un mayor beneficio.

“Hay una correlación muy clara entre la gente que viaja de manera más segura y el dinero que tienen para cubrir el costo”, señala Sánchez.

Entre otras formas de pasar sin documentos propios está el uso de una tarjeta de cruce fronterizo válida, de una persona que la obtuvo legalmente, para pasar por la frontera: el riesgo solo es ser descubiertos por las autoridades.

Otros pagan para ser llevados de manera oculta en vehículos pequeños, sin tanto peligro como en los camiones, o para ser guiados por tierra o por mar.

“Los traficantes no cobran lo mismo a todos. No importa si vienes con alguien del mismo pueblo, varía por muchos factores: si eres hombre, si eres mujer, la edad…”, señala Sánchez.

Migrantes en un camión

Getty Images
Los migrantes viajan en camiones incluso por Centroamérica y México.

Para los “coyotes”, las ganancias son lo primordial y no la garantía de llevar a los migrantes sanos y salvos.

La activista por los derechos de los inmigrantes Jenn Budd, exjefa de unidad de la Patrulla Fronteriza, le dice a la BBC que los contrabandistas a menudo meten en los vehículos a tantos inmigrantes como sea posible.

En un caso que recuerda, interceptó una vieja camioneta Ford que circulaba por una carretera montañosa cerca de la frontera. En la caja del vehículo había unas 30 personas, acostadas y apiladas una encima de la otra.

“Estaban tirados allí como sardinas”, dice. “Es peligroso. Esas camionetas se pueden volcar. La gente en el fondo de los vehículos a menudo se asfixia. Es muy común”.

El último tramo

El viajar en vehículos grandes o pequeños no siempre es la manera de cruzar la frontera, sino de alejarse de ella hacia ciudades grandes, en donde es más probable para un migrante dispersarse sin riesgo.

Al ser Texas el estado de EE.UU. más cercano desde el centro y sur de México -de donde proceden la mayoría de los migrantes mexicanos, así como los centroamericanos- es la vía más recurrida. Desde los cruces de las ciudades de Laredo y McAllen suelen avanzar hacia San Antonio.

Un mapa

BBC

De ahí que en esa región se hayan dado tragedias como la del lunes o la de 2017, cuando fallecieron por asfixia 8 de un grupo de 39 migrantes en un camión.

En el caso del incidente de San Antonio, dice Sánchez, “lo más probable es que las personas ya hayan estado del lado estadounidense cuando se subieron en un camión así”.

“En cruces como el de Laredo, por ejemplo, casi todos los camiones pasan por un detector. Así que yo especulo -tendrá que confirmarse después- que mucha de la gente ya estaba del lado estadounidense y ahí se asignan a ese vehículo”.

En muchos casos, señala Jenn Budd, los migrantes ya están debilitados luego de cruzar la frontera a pie por terreno accidentado.

“Los contrabandistas les dirán que es una caminata de 15 o 30 minutos. Pero la realidad es que podrían ser días”, explica. “Y ya van deshidratados”.

Un agente fronterizo con migrantes

Getty Images

“Un cruce en este momento podría estar alrededor de US$5.000. Pero, y esto es muy importante saberlo, los costos varían mucho y esa cantidad muchas veces no se ha pagado“, señala Sánchez.

Las personas comúnmente hacen un acuerdo con los “coyotes” para pagarles una vez que llegan al lugar que tienen como destino.

“Pasarán unos días hasta la siguiente tragedia”

A pesar de los peligros, la cantidad de migrantes que llegan a la frontera entre Estados Unidos y México está en su punto más alto.

En mayo de este año se registraron 239.416 detenciones de migrantes en una de las más grandes oleadas de los últimos años.

Gráfico de estadísticas de detenciones en la frontera

BBC

Dulce García explica que hay gente en albergues en la frontera mexicana que lleva casi dos años esperando por una solicitud de refugio en EE.UU.

“No puedo hablar por toda la frontera, pero en 17 puntos que nosotros apoyamos, los migrantes están tan desesperados que han intentado el suicidio. Hemos hablado con mamás que por la desesperación han enviado a sus hijos solos para que por lo menos ellos tengan una oportunidad de sobrevivir”, dice García.

Pagar a un traficante antes costaba unos cientos de dólares, pero ahora llega a un promedio de entre US$8.000 y US$10.000, explica la directora de Ángeles de la Frontera desde San Diego. Y arriesgarse al viaje más barato les resulta la opción más asequible.

Gráfico de estadísticas de detenciones en la frontera

BBC

Por su parte, Sánchez sabe que hay un patrón que sigue a incidentes como el de San Antonio.

“En los próximos días quizás se calmen un poco las cosas, porque va a haber muchas inspecciones, redadas, más gente en las noches vigilando. Pero pasarán unos días hasta que llegue la siguiente tragedia“.

Para la especialista, la “única solución” es que los gobiernos ofrezcan “mecanismos para viajar de manera legal, sin importar la nacionalidad, raza o situación social”.

“Solo así no habrá demanda de traficantes. Suena muy simple, lo sé, pero si no hay esa libertad de acceso va a haber otro ‘San Antonio’ en unas semanas”.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Iw8YMJx_rSM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.