close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Homicidios, robo de urnas y balaceras ensombrecen el proceso electoral en Puebla

Fernando Herrera Silva, operador del PRI en Chignahuapan, Puebla, fue asesinado; en otros dos municipios del estado hubo robo de urnas.
Especial
Por Ernesto Aroche y Aranzazú Ayala
2 de julio, 2018
Comparte

La jornada electoral que se vivió el 1 de julio en Puebla estuvo marcada por la violencia: dos militantes del PRI fueron asesinados en el municipio de Chignahuapan, se reportaron al menos ocho heridos con armas de fuego, y 18 robos o intento de robo de urnas en la capital del estado, por grupos armados que se transportaban en vehículos blancos, principalmente.

En uno de los robos, que se desarrolló en la colonia Xilotzingo, los vecinos lograron detener a dos de los diez sujetos que participaron en el hurto, tras volcarse el vehículo en el que se fugaron en un inicio. La situación provocó una fuerte movilización policial, aunque los vecinos exigían la presencia de personal del INE para que contabilizaran los votos emitidos en las urnas robadas.

A pesar de la violencia que se vivió en la capital poblana y en el municipio de Chignahuapan, el presidente de la Junta Local del INE en Puebla, Marco Rodríguez del Castillo, aseguró que fueron casos “aislados”, los cerca de 60 reportes que recibió el órgano electoral.

“Hay algunos incidentes en los que hemos tenido que solicitar el apoyo de la Secretaría de Seguridad Pública. No hablamos de una situación generalizada de desorden y de violencia en el estado, sino de casos aislados”.

Rodríguez del Castillo anunció también que el Consejo General pidió a la Policía Federal que coadyuve “con las instancias locales para resguardar la integridad física de los funcionarios de casilla”, y acompañar el traslado de los paquetes electorales.

Dos muertos en Chignahuapan

La jornada empezó con retrasos. A media mañana sólo se habían instalado el 68% de las casillas, de acuerdo con los reportes de la Junta Local del INE en Puebla.

La Secretaría de Seguridad Pública anunció la detención de 11 jóvenes militantes del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), bajo la acusación de compra de votos, situación que fue refutada por el equipo de la candidata a presidenta municipal, Claudia Rivera Vivanco.

Fue después de las 3 de la tarde que comenzaron los reportes de violencia. En la junta auxiliar de Alcolihuia, Chignahuapan, en la Sierra Norte de Puebla, se reportó una agresión armada contra militantes del PRI. En el atentado murieron Fernando Herrera Silva, operador del partido, y el promotor Lázaro González Hernández, según confirmó el partido.

Fernando falleció primero; Lázaro murió un par de horas más tarde, después de haber sido hospitalizado. En un comunicado, el PRI condenó el asesinato de sus militantes y exigió a las autoridades esclarecer el atentado.

“Exigimos a las autoridades estatales y judiciales el esclarecimiento de dicho atentado, en el que además se registraron otras tres personas lesionadas. Este proceso se ve empañado de nueva cuenta por actos de violencia y es deber del gobierno del estado garantizar la seguridad de los ciudadanos, en el ejercicio libre de sus derechos”.

A la par, en la capital poblana las redes comenzaron a llenarse de denuncias sobre robos de urnas, la mayoría por parte de grupos de individuos que se transportaban en vehículos de color blanco, principalmente camionetas tipo lobo.

Al cierre, ni la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, ni la Fiscalía General del Estado habían ofrecido información sobre los hechos.

Ataques en el norte de la ciudad

En la escuela Emiliano Zapata de la colonia Barranca Honda, al norte de la ciudad de Puebla, alrededor de las dos de la tarde un grupo de entre 8 y 10 hombres armados llegó a tirar las urnas y disparar al aire.

Los funcionarios cerraron la casilla y no dejaban votar a la gente. Sin embargo, las personas siguieron haciendo fila bajo el sol y presionando a los funcionarios, para poder ejercer su voto. De acuerdo con vecinos, la policía tardó al menos una hora en llegar al lugar donde todavía se veía un casquillo de bala.

Alrededor de las 4 de la tarde, en la colonia Fuentes de San Aparicio, en el centro cultural Cuauhtémoc, cinco sujetos realizaron disparos al aire, amagaron a los representantes de casillas y se robaron una urna con votos para la presidencia de la República. Al salir uno de los atacantes, tiró la urna y se cayeron las boletas. Cuando los atacantes se fueron, los votantes se organizaron para recuperar las boletas, regresarlas a las urnas y reanudar la jornada electoral.

El modus operandi identificado al hacer los recorridos por las casillas atacadas fue el mismo casi en todos los puntos del norte de la ciudad: hombres armados en dos o tres vehículos llegaban a las casillas, disparaban al aire, y tiraban o se robaban las urnas.

Los funcionarios se asustaban y detenían la votación o cerraban las casillas, pero la gente se quedó organizada e insistiendo para poder ejercer su voto. Entre los mismos vecinos se pedían calma, no caer en provocaciones y ser pacientes para votar.

A las 4:30 de la tarde, en la escuela Reyes Heroles, en la colonia bosques de San Sebastián, al menos 7 hombres armados se robaron las urnas. Las personas armadas viajaban en dos vehículos Jetta, y antes de huir hirieron en un pie a uno de los votantes.

La casilla de esta escuela fue cerrada poco después de la cinco de la tarde y la gente no pudo votar. Tras el incidente hubo presencia breve de la policía, pero después las autoridades abandonaron las instalaciones de la escuela. Las casillas aledañas restringieron el acceso por seguridad.

Robos en el sur

Cerca de las 3 de la tarde, un grupo de sujetos armados irrumpió en la escuela Cadete Vicente Suárez de la junta auxiliar de San Francisco Totimehuacán, amagó a los funcionarios del INE que se encontraban en el lugar, y sin importar que en la escuela hubiera menores acompañando a sus padres hicieron disparos al aire, y destrozaron algunas urnas, pero sin llevárselas ni extraer material electoral fuera de la escuela.

Al no haberse robado las urnas, los funcionarios de casilla y el personal del INE decidieron recuperar las boletas y reiniciar las votación. Aunque la acción provocó que representantes partidistas, en especial del PRI, abandonaran el lugar.

Cerca de las cuatro de la tarde, en la escuela primaria Fundadores de Puebla, colonia Loma Bella, casilla 1206, jóvenes armados entraron a la institución, amagaron a los representantes de casilla y se robaron las urnas. La policía acudió 1 hora y media después de lo sucedido, para atender los hechos.

Lo mismo ocurrió en la casilla ubicada en la Escuela Isidro Burgos en San José Mayorazgo, Puebla, en donde hombres armados también robaron urnas, confirmaron funcionarios de casilla al equipo de Animal Político.

También se reportó el robo de urnas en la sección 1537, casilla ubicada en la Escuela primaria Hermanos Serdán, ubicada en la colonia Tres Cruces. Después de las 18:00 horas entraron hombres armados y robaron urnas e hirieron con arma de fuego a dos personas. Una hora después, cuando Animal Político estuvo ahí, la policía no se había presentado aún, tampoco autoridades del INE.

Vuelca una camioneta

Aunque tal vez el caso que más movilizó a la gente sucedió en la colonia Xilotzingo. Cerca de las 5 de la tarde, un grupo de sujetos entró a la casilla 1534, hicieron siete detonaciones y se llevaron al menos 9 urnas para elección presidencial, de diputados federales y gobernador.

Los sujetos se subieron una camioneta Van con placas de la ciudad de México P12-AJX; en el vehículo eran visibles los logotipos del sexenio de Rafael Moreno Valle, e intentaron a escapar.

Al incorporarse a la avenida 24 Sur, el vehículo colisionó con otros dos vehículos y se volcó. El ruido, contó uno de los vecino a Animal Político, provocó la reacción de los habitantes de la zona.

“Salimos a tratar de ayudar, sacamos a ocho o diez personas de la camioneta, y en esas estábamos cuando nos dimos cuenta de que el vehículo traía urnas y boletas electorales”, ahí fue cuando detuvieron a los sujetos, aunque sólo a dos de ellos, los demás se dieron a la fuga.

Los vecinos enfurecieron y comenzaron a golpear a los sujetos; al lugar llegó la policía, una cincuentena de agentes municipales y estatales, pero la gente se negó a permitir que se llevaran a los detenidos o que movieran la camioneta con las urnas robadas

“Son municipales, queremos acá a los federales, este es un delito federal”, gritaban los vecinos a los agentes. Algunos incluso comezaron a gritar “fuera el PAN, fuera el PAN, fuera el PAN”.

Aunque lo que más pedían era que llegara personal del INE para recuperar las urnas, y contabilizar ahí mismo los votos. Y esa fue la constante tras los ataques, los electores pedían regresar a la votación, pedían que su voto se respetara y se contara.

Cerca de las 7 de la noche, a través de su cuenta de Twitter, la Fiscalía General de Puebla aseguró que “la unidad volcada en la 24 Sur categóricamente no es de la Institución. Tiene placas de la Ciudad de México. Se va a revisar con el número VIN para establecer su procedencia”.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Anton Kusters

Por qué en Japón los tatuajes se asocian con la Yakuza, el grupo mafioso más temido del país (y qué significan)

El arte corporal es visto en Japón como ofensivo para algunas personas por su relación con el crimen organizado. Te contamos de dónde viene esa tradición y por qué es tan importante para la sociedad japonesa.
Anton Kusters
22 de septiembre, 2019
Comparte

Tal vez pienses que un elefante tatuado en el tobillo de ninguna manera podría vincularte con la mafia, pero en Japón puede ponerte en problemas.

Los fanáticos y jugadores que visitan estos días el país asiático para la Copa Mundial de Rugby (20 sept. – 2 nov.) fueron instados por las autoridades deportivas a cubrir la tinta en sus pieles para evitar ofender a algunas personas.

El motivo de esa advertencia es la relación entre los tatuajes y la Yakuza, una de las pandillas más poderosas y temidas de la mafia japonesa, que lleva cientos de años operando en el país.

“Algunos ven a los yakuza como un mal necesario; otros los ven como algo que, simplemente, debería desaparecer”, le dijo a la BBC Anton Kusters, un fotógrafo belga que estuvo dos años (2009 – 2011) infiltrado en la Yakuza y documentando su estilo de vida.

“Fue, por decir algo, una experiencia muy interesante”, explicó en el programa de radio de la BBC Newsbeat.

¿Quiénes son los yakuza?

Los yakuza están involucrados en actividades criminales como la prostitución, las apuestas organizadas o la extorsión.

“Crecieron en este tipo de movimiento clandestino de vendedores ambulantes y jugadores de apuestas que comenzaron a unirse entre ellos y a sentir que eran los guardianes del Japón más antiguo y glorioso“, dijo Kusters.

Un hombre mostrando sus tatuajes

anton kusters
Los tatuajes son muy importantes para los yakuza.

Aunque les gustaba extorsionar a políticos, empresarios y empresas, algunos de los jefes más antiguos de la Yakuza estabán “muy en contra” de cosas como el tráfico de drogas.

“Siempre encontraban razones para hacer las cosas de cierta manera o para no hacerlas”, dijo Kusters.

Lo más importante que aprendió Anton durante su tiempo con una familia yakuza fue que juzgar a la mafia japonesa no es una cuestión de blanco y negro, como pudiera parecer.

“Hay una zona muy gris, muy turbia, en la que hacen cosas buenas. Por ejemplo, tras el tsunami, fueron los primeros en aparecer en la escena a ayudar.

“Pero al mismo tiempo se involucraban en cosas malas”.

Él dice que eso es lo que dificulta que los yakuza sean completamente rechazados por la sociedad.

¿Qué significan sus tatuajes?

“Los tatuajes son cruciales para los miembros de la Yakuza”, según Kusters.

Sin embargo, no se usan para marcar a quienes identifican como parte de una pandilla, como sí ocurre en algunas partes de Centroamérica y América del Norte.

En lugar de eso, son “un dibujo muy personal” de una escena de la vida de un miembro de la Yakuza o de algo simbólicamente importante para ellos y que pueda mostrar los atributos por los que se conoce a esa persona.


Significado de algunos tatuajes yakuza

  • Akira Nishikiyama: el pez koi significa la fuerza y ​​la valentía.
  • Daigo Dojima: rodeado de llamas, este personaje es el “yey de la sabiduría inamovible”.
  • Goro Majima: tiene una máscara y una serpiente blanca, que simboliza la buena fortuna.
  • Kazuma Kiryu: un dragón ascendente.
  • Taiga Saejima: tigre (fortaleza).

Fuente: Japanese Tattoos: History * Culture * Desig, de Brian Ashcraft y Hori Benny


Pueden cubrir casi todo el cuerpo, desde la espalda hasta las nalgas y la parte superior de las piernas, hasta los brazos, aunque debido al estigma de la sociedad japonesa con los tatuajes, a menudo terminan antes de los antebrazos y las espinillas.

manos con tatuajes

Anton Kusters
Los yakuza se amputan el dedo meñique como forma de castigo o disculpa por las ofensas hechas a alguien.

“Mi contacto directo tuvo una juventud difícil y superó una gran adversidad, por eso tenía un tatuaje de un pez koi nadando río arriba, lo cual se traduce como una fuerte voluntad y el poder de superar algo. Es ese tipo de simbolismo“.

Kusters dice que los miembros de la Yakuza suelen reunirse en saunas públicos principalmente porque la falta de ropa significa que las pandillas rivales que se conocen pueden descubrir con quién están lidiando según los tatuajes de su cuerpo.

“La otra razón es poder ver que nadie tenga un arma oculta, pues estás completamente desnudo”.

No cualquier yakuza puede tener un tatuaje

“En realidad, es el tatuador quien decide si esa persona es lo suficientemente buena como para hacerse un tatuaje”, explicó el fotógrafo.

Si decide que merece la pena, el proceso puede demorarse en ser completado hasta un año, en sesiones semanales que cuestan más de US$12.000.

Esa es, de hecho, una de las principales maneras en que la Yakuza atrae a los miembros más jóvenes, señaló Kusters.

A woman with a tattoo on this leg

anton kusters

“Los más jóvenes, que tienen 16 o 17 años, se impresionan fácilmente. Los jóvenes perdidos que deambulan por las calles de Japón se sentirán, sin duda, muy atraídos por el estilo de vida de los yakuza porque de cierta manera son vistos como criminales ‘suaves’.

“Tener un tatuaje está obviamente en lo más alto de su lista de deseos. Y ahí sería cuando el yakuza dijera: ‘De acuerdo, te pagaremos esto y puedes devolvérnoslo’.

“Y así es como te conviertes en un miembro de la mafia”.

Un hombre siendo tatuado

Anton Kusters
Algunos tatuajes de los yakuza tardan en completarse un año.

Los tatuajes japoneses cuestan tanto dinero y tardan tanto en completarse porque todavía se realizan sin equipos eléctricos, con aprendices que trabajan durante varias décadas.

“Usan un palo de madera fino con cuatro agujas en la parte superior y las empujan manualmente, a aproximadamente dos punzadas por segundo. Y varían el ángulo dependiendo de la cantidad de grasa en el área del cuerpo.

“Firman sus tatuajes, pero todavía lo hacen con el nombre de su maestro, pues existe una vieja tradición para que siga siendo así”.

“Se trata de respeto”

Anton Kusters dice que los yakuza mantienen sus tatuajes cubiertos en público porque son muy conscientes de que están mal vistos.

hombre de la yakuza

anton kusters
La mafia japonesa lleva siglos actuando.

Pero agrega que los occidentales que caminan en público con mangas largas no causarán ningún problema, siempre que obedezcan las reglas en los baños públicos, populares en todo el país.

“Históricamente no se atrevieron a decir ‘no queremos que la Yakuza tenga reuniones aquí y que ahuyente a los otros clientes’. Entonces dicen de una manera muy opaca ‘no permitimos tatuajes’, pues hace cientos de años solo los yakuza tenían tatuajes“.

La advertencia para los turistas es llevar una camiseta en las saunas, como lo han estado haciendo los equipos de rugby de Nueva Zelanda y Samoa, y como el equipo de rugby de Gales dice que hará.

“Cubrir tu tatuaje y mostrarles a otras personas en la piscina que entiendes que podría ser ofensivo y que has tomado medidas para cubrirlo, es mostrar que eres consciente de tu entorno y que los respetas”, explicó Kusters.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=7H4LRtwC4O0

https://www.youtube.com/watch?v=ktu0V3H8ZsU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.