Ya podrás practicar el Juego de Pelota prehispánico en la Ciudad de México, abren cancha en Azcapotzalco

Es la primera cancha de este tipo en la capital del país, puedes registrarte o formar tu equipo de al menos 5 integrantes para poder participar.

Ya podrás practicar el Juego de Pelota prehispánico en la Ciudad de México, abren cancha en Azcapotzalco
@AzcapotzalcoDF

Esta semana fue inaugurada la primera cancha de juego de pelota prehispánico de la Ciudad de México en el Faro Poniente Xochikalli ubicado en la delegación Azcapotzalco.

De acuerdo con el portal LosPleyers dicha iniciativa vino de su delegado Pablo Moctezuma, quien detalló que la construcción de la cancha tuvo un costo de 40 millones de pesos e implicó el rescate de 7 mil 500 metros cuadrados de terreno baldío, que por muchos años fueron utilizados como basurero.

En esta misma área se construyó el Faro Poniente Xochikalli, en donde se impartirán 12 talleres de actividades artísticas como tales como danza.

El juego de pelota o tlachitl, en náhuatl, data del año 1,400 a.C. Era practicado por los pueblos precolombinos, desde Centroamérica en países como Honduras hasta el norte de México.

Se considera como el antecedente prehispánico del futbol. Consiste en el enfrentamiento de dos equipos de 5 jugadores cada uno. Se juega con una pelota de hule, la cual debe ser golpeada con los codos, cadera y glúteos. Los equipos logran puntos cada vez que la pelota atraviesa o toca alguno de los dos aros que se encuentran en las partes laterales de la cancha.

En aquellos tiempos además de ser una práctica deportiva, el juego se llevaba a cabo como ritual de tributo o para solucionar alguna disputa territorial.

El juego de pelota también está lleno de simbolismos. El balón representa al Sol, el astro mayor convertido en la deidad Tonatiuh, y tal como el Sol, el balón va y viene de un lado al otro.

Los nahuas creían que el tlachitl era un juego inventado por los dioses, por lo que el campo de juego representaba el cielo. Por tanto el movimiento de la pelota dentro del campo representaba una lucha entre las fuerzas de la luz y la oscuridad.

Durante esa época el juego de pelota, al tener un significado astral y religioso, no podía ser jugado por cualquier persona. Solo los sacerdotes, los tlatoani (gobernantes de ciudades) y los guerreros podían ser parte de los equipos.

En la actualidad este juego se practica en varias zonas del país, con el fin de preservar la tradición.

La cancha recién inaugurada, ubicada frente a la estación del metro Rosario, cuenta hasta el momento con el registro de 20 personas interesadas en formar parte de algún equipo. El único requisito para los interesados es tener habilidad corporal y agilidad, dado que dicha aptitud es indispensable por las características del juego.

Para mayor información sobre registros puedes comunicarte a los teléfonos: 5545085818 o 5540824974. O bien, puedes contactarlos a través de su cuenta de Twitter.

Close
Comentarios