Cuáles son las 3 familias más ricas del mundo, y quién podría desplazarlos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Cuáles son las 3 familias más ricas del mundo, y quién podría desplazarlos

Su fortuna es más grande que el PIB de países como Colombia, Chile o Perú. Y aunque son poderosas dinastías hereditarias, hay empresarios jóvenes que podrían quitarles, en poco tiempo, el liderazgo en el ranking.
Por BBC Mundo
24 de julio, 2018
Comparte

 

Walton

Getty Images
Los Walton son la familia más rica del mundo.

Los imperios familiares con fortunas heredadas dominaron por décadas el mundo de los multimillonarios en el mundo.

Hasta que empezaron a ganar terreno los llamados “self made”, aquellos emprendedores que han hecho su fortuna por sí mismos y que surgieron en varios continentes en los últimos años.

En el último ranking elaborado por Bloomberg sobre las dinastías familiares más adineradas del mundo, las primeras son de origen estadounidense.

Se trata de los Walton, que controlan la mitad de Walmart; los Koch, con intereses en distintas industrias; y los Mars, dueños de las mayores marcas de chocolates del planeta.

La fortuna de estos tres clanes suma US$340.000 millones, una cifra superior al producto interno bruto (PIB) de países como Colombia, Chile o Perú.

Sin embargo, las listas de riqueza que elaboran tanto Bloomberg como Forbes solo contemplan fortunas conocidas públicamente y no incluyen los recursos de dinastías árabes o de otros fondos que no cotizan en bolsa y de los cuales no se tiene información.

Familias como los Rothschild o los Rockefeller tienen recursos que se han vuelto demasiado difusos con el paso de los años como para darles una valoración precisa, dicen los expertos.

1. Familia Walton: US$151.500 millones

El clan Walton es la familia más rica del mundo. Rob, Jim, Alice, Lukas, Christy y Nancy controlan la mitad de la mayor empresa de retail o comercio minorista del mundo: Walmart, fundada en 1962 por Sam Walton.

Las 12.000 tiendas del gigante vendieron US$500.000 millones en 2017, generando cuantiosas ganancias para los miembros de la familia.

Alice Walton

Getty Images
Alice Walton es la mujer más rica del mundo por las millonarias ganancias de Walmart.

Su riqueza combinada es superior a la que tienen emprendedores como Jeff Bezos o Bill Gates, y al PIB de países como Costa Rica, Panamá, Guatemala o Ecuador.

Alice Walton, la única hija del fundador del imperio, es actualmente la mujer más rica del mundo con US$41.300 millones.

2. Familia Koch: US$98.700 millones

Los hermanos Frederick, Charles, David y William heredaron la refinería de petróleo de su padre. Una intensa lucha por el control del negocio en la década de los 80, hizo que Frederick y William abandonaran el negocio.

Koch Industries, actualmente manejada por Charles y Davis -conocidos como “los hermanos Koch”-, es un gigantesco conglomerado con intereses en el sector industrial, financiero y comercial.

David (izquierda) y Charles Koch

Reuters/ CBS
Los hermanos Koch (David y Charles) controlan un gigantesco conglomerado con intereses económicos y políticos.

Los hermanos son conocidos en Estados Unidos por destinar una parte importante de su fortuna a financiar candidatos conservadores y causas como, por ejemplo, recortar impuestos, reducir el gasto fiscal y frenar acciones contra el cambio climático.

Analistas los consideran como una “empresa políticamente activa” que suele estar presente de una u otra manera en los pasillos de la Casa Blanca y el Capitolio.

A pesar de ser aliados del presidente Donald Trump en muchos frentes, recientemente financiaron una campaña contra los aranceles impuestos por el mandatario a varios países.

3. Familia Mars: US$89.700 millones

Esta dinastía empresarial comenzó cuando Frank Mars vendía dulces en Washington en 1911.

La firma, cuyos únicos dueños son la propia familia, vende productos como M&Ms, Milky Way, Mars, chicles y artículos para mascotas bajo las marcas Pedigree y Whiskas, además de comida envasada.

Jacqueline Mars

Getty Images
Jacqueline es parte del clan que heredó la fortuna de Frank Mars.

Una de las herederas es la nieta del fundador, Jacqueline Mars, dueña de un tercio del negocio y la segunda mujer más rica del mundo.

Graduada en antropología y divorciada con tres hijos, trabajó durante 20 años en la empresa y participó en el directorio hasta 2016.

El posible destronador

Aunque las fortunas familiares han sido históricamente mayores que la riqueza de un solo individuo, esto podría cambiar en cualquier momento.

A comienzos de este año Jeff Bezos, el CEO de Amazon, se convirtió en la persona más rica del mundo, con una fortuna estimada en US$105.100 millones.

Jeff Bezos

Getty Images
Jeff Bezos está a punto de destronar a la dinastía familiar de los Walton.

Sin embargo, durante los últimos meses sus recursos han crecido a un ritmo vertiginoso, principalmente por las ganancias que le reporta el servicio Amazon Prime.

Según Bloomberg, Bezos ya cuenta en mes de julio con US$150.000 millones, mientras que Forbes calcula su riqueza en US$148.000 millones.

En cualquiera de los dos casos, Bezos está a un paso de superar a la familia Walton, algo que podría convertirlo en la persona que arrebate el trono al histórico clan estadounidense.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
AFP

Familias de migrantes asesinados velan en Guatemala a sus hijos sin cuerpos ni certezas

Aunque no tienen la certeza de que sus hijos están entre los muertos calcinados en Tamaulipas, recordaron los sueños que los hicieron tratar de llegar a EU.
AFP
Por AFP
29 de enero, 2021
Comparte

En la aldea de Rivaldo, en Guatemala, lo dan por muerto y velan su foto. Creen que su cuerpo está entre los que aparecieron carbonizados hace poco en el estado de Tamaulipas, en el camino que emprendió, junto con otros vecinos, para migrar a Estados Unidos.

Vamos “castigados y somos 15 los que estamos en esta camioneta, ya nos cansamos, tenemos dolor en los pies y la cintura”, le dijo Rivaldo, de 17 años, a su tía, en un mensaje de audio enviado el 22 de enero desde México. Fue el último contacto entre ellos.

Dos días después, las autoridades mexicanas informaban del hallazgo de 19 cuerpos carbonizados en un camino rural, a bordo de dos camionetas, cerca de la frontera con Estados Unidos. Al parecer, las víctimas fueron baleadas, primero, antes de ser quemadas.

Retrato de Rivaldo Danilo. Foto: AFP

El padre de Rivaldo, Rodolfo Jiménez, de 36 años, dice que una persona que se dedica al negocio de la migración ilegal lo llamó. “Trágicamente ya murieron sus familiares, los mataron y quemaron”, le dijo.

Tamaulipas es la ruta más corta para llegar a Estados Unidos desde Guatemala, pero es peligrosa por la presencia de grupos delictivos que secuestran, extorsionan y asesinan a migrantes.

Lee: Familiares dicen que 18 de las 19 personas calcinadas en Tamaulipas serían guatemaltecos

Camargo, el área donde los hallaron, es una zona de disputas entre el cártel del Noreste, surgido de Los Zetas, que controla parte de Nuevo León, y el del Golfo, que por décadas ha actuado en Tamaulipas.

Las autoridades mexicanas trabajan en la identificación de cadáveres, mientras que Guatemala recolectó pruebas de ADN para enviarlas y facilitar la labor.

Edificación de sueños

La mayoría del grupo de migrantes desaparecidos salió de distintas aldeas del pueblo de Comitancillo, habitado por indígenas maya mam, a unos 300 kilómetros al noroeste de Ciudad de Guatemala, el 12 de enero. 

Foto: AFP

En esa localidad, ubicada en el departamento de San Marcos, creen que al menos 13 de los 19 cadáveres hallados en México son de distintos habitantes de la zona.

En la aldea Tuilelén, desde donde partió Rivaldo, cultivan maíz, frijol y papa, en la cima de una montaña donde abundan árboles de pino y ciprés.

El acceso es difícil por la geografía accidentada, y el viento forma grandes nubes de polvo, alimentadas por los caminos de tierra.

Foto: AFP

La mayoría de las viviendas, hechas de bloques de barro y techos de zinc, contrastan con las que tienen paredes de concreto y dos pisos. Éstas últimas pertenecen a las familias que tienen parientes que sí cruzaron a Estados Unidos y trabajan allá.

Las remesas familiares, uno de los pilares de la economía de Guatemala, alcanzaron en 2020 el récord de 11,340 millones de dólares, casi el 15% de su PIB, pese a la pandemia de COVID-19.

Lee: Hallan 19 cuerpos calcinados en dos vehículos en carretera de Tamaulipas

Casi el 60% de los 17 millones de guatemaltecos vive en situación de pobreza.

Rodolfo dice que su hijo Rivaldo estudiaba mecánica y tomó la decisión de migrar para hacer dinero y luego enviarlo para construir una casa y ayudar a sus padres y seis hermanos. 

Foto: AFP

Rivaldo Danilo es, o era, su segundo hijo. “Sabemos de muertos en el desierto o en accidentes, pero aquí los mataron y quemaron de una vez, fue duro para nosotros”, cuenta.

Rodolfo admite que su hijo buscó la ayuda de un “coyote”. Éste pidió 100,000 quetzales, unos 12,660 dólares, por el “trabajo”. El joven pidió el dinero prestado, pero solo se abonaron unos 2,500 dólares, porque el resto del dinero se iba a ir depositando conforme progresaba el viaje. 

Aquella tía que recibió el último mensaje de Rivaldo, lo esperaba en Estados Unidos, para darle una mano en el inicio de su nueva vida.

Obligación de migrar

Desde la aldea de Nueva Esperanza, en Comitancillo, Anderson, de 16 años, también emprendió viaje. Su padre, Marco Pablo, vela la foto de su hijo, y recuerda que, pese a su corta edad, soñaba con tener una casa para cuando decidiera casarse.

“Su sueño de comprar su terreno y construir una casa no se ha cumplido, nos da tristeza y terror y hasta coraje lo que pasó”, dice Marco. Asegura que su hijo no tuvo ayuda de “coyotes”, y lamenta el ensañamiento con ellos, porque “los quemaron como si no fueran seres humanos”.

Marco Antulio, padre de Anderson. Foto: AFP

“Me duele. Como si hubieran cometido un crimen tan grande al haber cruzado a un país. ¿Por qué no les dan el derecho de pasar por ese país”, agrega. Anderson es, o era, el primero de nueve hijos. 

Aroldo Félix, alcalde comunitario de Tuilelén, de 900 habitantesm considera que la situación económica los obliga a partir. 

“Estamos en extrema pobreza y esa es la razón por la que los muchachos emigran”.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.