6 razones por las que es bueno cometer errores
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

6 razones por las que es bueno cometer errores

Aunque no lo creas, estropear las cosas es una parte crucial del aprendizaje sobre nosotros mismos y nuestra vida.
Getty Images
Por BBC Mundo
11 de julio, 2018
Comparte

Seamos sinceros, a nadie le gusta equivocarse: nos hace sentir incómodos, frustrados y un poco tontos. Pero si bien resulta obvio que es importante hacer las cosas bien, meter la pata no siempre es algo malo.

Desde el Jardín del Edén hasta el descubrimiento de América, equivocarnos puede traer consecuencias beneficiosas e inesperadas.

Aquí te presentamos 6 razones por las cuales equivocase puede ser bueno para ti:

1. Así es como aprendemos

Todos hemos escuchado el viejo adagio que dice que “uno aprende de sus errores”, pero el ensayo y error es realmente parte de cómo se desarrolla nuestro cerebro y nuestras habilidades.

Bebé aprendiendo a caminar.

Getty Images
Cuando te equivoques, piensa en todas las veces que un bebé se cae al piso hasta que aprende a caminar.

Piensa en un bebé cuando aprende a caminar, o en un gimnasta perfeccionando su rutina.

Psicólogos de la Universidad del Estado de Michigan, en Estados Unidos, demostraron que para aprender de nuestros errores ayuda tener la sensación mental de que podemos crecer, o la creencia de que la inteligencia es algo en lo que podemos trabajar y desarrollar.

En un estudio con 123 niños, observaron que aquellos que pensaban que la inteligencia no era algo fijo prestaban más atención a sus errores y por ello aprendían más.

2. Consecuencias positivas inesperadas

No todos los errores tienen un lado positivo, pero muchos sí lo tienen. Si no, pregúntale a alguien que alguna vez haya encontrado dinero detrás del sofá cuando buscaba las llaves.

Penicilina

Getty Images
Gracias a un descuido, Alexander Flemming descubrió la penicilina.

Errores cometidos por inventores han dado lugar a grandes descubrimientos incluido el microondas, el marcapasos y las pequeñas hojas de papel autoadhesivo conocidas por su marca, Post-it.

Si no fuera por un pequeño error cometido por el científico escocés Alexander Fleming en 1928, los últimos 90 años habrían sido muy diferentes.

Fleming descubrió la penicilina después de que una placa de Petri que dejó olvidada cuando se fue de vacaciones se contaminara con el hongo Penicillium chrysogenum.

Fleming notó que donde crecía el hongo, no crecía bacteria y esto lo llevó a desarrollar y producir penicilina.

Desde entonces, este antibiótico para combatir enfermedades ha servido para salvar millones de vidas.

3. Nos enseña quiénes somos

Cuando Oscar Wilde escribió que “la experiencia es el nombre que todos le dan a sus errores” dio en el clavo con algo muy importante: estropear las cosas es una parte crucial del aprendizaje sobre nosotros mismos y nuestra vida.

Falla en un examen importante y verás cómo lidias con la desilusión. Rompe accidentalmente una reliquia familiar preciada y aprenderás si puedes manejarte en una conversación incómoda.

Gente mirando al horizonte

Getty Images
El predicador William Miller vaticinó el fin del mundo y la llegada de Cristo y, cuando no se materializó, fue franco al admitir su error.

O, si eres el predicador del siglo XIX William Miller, convence por error a miles de personas de que el fin del mundo es inminente y descubrirás si eres lo suficientemente valiente como para admitir tu equivocación.

En la mañana del 22 de octubre de 1844, Miller se encontró con miles de alterados discípulos cuando la segunda venida de Cristo que había prometido no se hizo realidad.

Pese a la furia y la burla, Miller admitió su error y publicó una “Apología y defensa” en la que decía: “Esperábamos la llegada de Cristo en ese momento, y ahora, decir que no estábamos equivocados es deshonesto”.

“Nunca debemos avergonzarnos de confesar con franqueza nuestros errores”, dijo Miller.

4. Puede liberarnos para perseguir nuestras metas

Theodore Roosevelt dijo: “El único hombre que no comete errores es el hombre que nunca hace nada”.

Mientras que el miedo al fracaso puede a veces hacer que no probemos cosas nuevas, aceptar nuestros errores como parte de la vida puede tener el efecto contrario, liberándonos para perseguir nuestros objetivos sin limitaciones.

5. Puede ayudarnos a clarificar cuáles son nuestras prioridades

En un discurso de graduación de la Universidad de Harvard, en 2008, JK Rowling describió cómo el sentir que había fracasado “a lo grande” a los veintitantos años —cuando su matrimonio se deshizo y vivía en la pobreza junto con su hija— la ayudó a tener éxito como escritora.

JK Rowling

Reuters
Fracasar cuando era muy joven fue lo que le permitió convertirse más tarde en una escritora famosa, dice JK Rowling, autora de “Harry Potter”.

“Dejé de pretender ante mí misma que era otra cosa que lo que era, y empecé a dirigir toda mi energía a terminar el único trabajo que me importaba… Eso me liberó, porque mi mayor temor se había hecho realidad y yo aún estaba viva y todavía tenía una hija a la que adoraba, y tenía una vieja máquina de escribir y una gran idea”.

6. Puede hacernos reír… más tarde

Desde la “Comedia de las equivocaciones” de William Shakespeare hasta la serie “Fawlty Towers” con John Cleese, de los Monty Phyton, muchas de las comedias más populares están hechas en base a errores y malentendidos porque, cuando tomamos un poco de distancia, los errores pueden ser muy graciosos.

Así que aunque todavía te dé escozor recordar el momento en que te quedaste encerrado fuera de tu casa en pijamas, lo más probable es que, con el tiempo, se convierta en una anécdota graciosa.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

En Nuevo León sigue vigente una iniciativa para impulsar el PIN Parental en las escuelas

A pesar de que el Congreso de Nuevo León desechó una reforma que, según sus críticos, daba pie al PIN Parental, se discute una iniciativa similar.
Cuartoscuro
Por Ian Cavazos y Katia Rejón
7 de junio, 2020
Comparte

El Congreso de Nuevo León mantiene en estudio una iniciativa para impulsar el PIN Parental, la cual abre la puerta para que los padres de familia decidan sobre qué tipo de contenidos pueden consultar sus hijos en las escuelas en materia de sexualidad.

Apenas el pasado 29 de mayo el Congreso del Estado discutió y desechó una reforma a la Constitución Política del Estado de Nuevo León que, acusaron diputadas y diputados en contra de la propuesta, daba pie al PIN Parental, pero que es diferente a la iniciativa que se encuentra en estudio en la Comisión de Educación, Cultura y Deporte.

Tanto el párrafo que causó polémica en la propuesta desechada en mayo, como la iniciativa vigente en la Comisión de Educación, fueron propuestos por el diputado Juan Carlos Leal Segovia del Partido Encuentro Social (PES), quien tiene por lo menos dos recomendaciones por parte de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Nuevo León “por discurso de odio en su vertiente de lenguaje homofóbico y discriminatorio”, de acuerdo con la recomendación 17/2019 de la CEDH.

Mariela Saldívar, diputada de Movimiento Ciudadano, comentó que la iniciativa vigente se podría aprobar bajo el argumento de que su fundamento se sostiene en la Declaración Universal de Derechos Humanos, pero que la posibilidad de aprobación es muy baja, por la posición que tomó la opinión pública con la propuesta del 29 de mayo y porque sería inconstitucional.

Lee más: Revés al ‘PIN’ parental en NL: Congreso desecha reforma que permitía vetar educación sexual

Aun cuando hubo campañas por parte de colectivos que tomaron la reforma como el proyecto del PIN Parental, se trata de dos propuestas diferentes que guardan una relación: una de ellas, discutida y rechazada hace unos días, no menciona el término como tal; la otra, una iniciativa de reforma a la Ley de Educación Estatal que se encuentra todavía en estudio, sí lo dice.

“En los últimos días lo que hemos visto de parte de los promotores de esta iniciativa ha sido una campaña de desinformación para confundir a la gente y que no crezca el interés por saber de qué se trata la iniciativa y qué implicaciones tendrá. De hecho, legisladores a favor de estos cambios han querido revirar señalando que estas modificaciones no se refieren al Pin Parental, pero no aclaran ni especifican qué implicaciones concretas y prácticas tendría este cambio”, expresó la colectiva Mujeres+Mujeres.

La misma propuesta de reforma constitucional desechada el 29 de mayo se volvió a presentar ese mismo día, pero ahora sin el polémico párrafo de Leal que establecía que “los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos”.

Las razones por la cual la reforma al Artículo 3 constitucional no se aprobó con el agregado del diputado Leal son, entre otras, porque no hubo claridad en cómo se aplicaría en las escuelas, la dificultad de segmentar en grupos entre quienes tengan contenidos vetados y quienes no, y dificultades potenciales con padres divorciados, como apuntó la diputada del  Partido Verde, Ivonne Bustos. 

Entérate: Lo que esconde el “PIN” parental en Nuevo León

Bustos también consideró que es difícil que el PIN Parental pueda concretarse después de este rechazo a la reforma constitucional. La iniciativa tiene que resolverse antes de enero del 2021 y hasta ahora no hay anteproyecto de dictamen. En el expediente se señala:

“Los padres o tutores tendrán el derecho, de prestar su consentimiento previo, conjunto, o por escrito el cual se Denomina PIN Parental, sobre el contenido de las clases y actividades que se impartan en los centros educativos que sean contrarios a sus convicciones éticas, morales o religiosas. Así mismo tendrán derecho a manifestar su oposición o negativa a que sus hijos participen en actividades, talleres, pláticas o charlas que contravengan sus principios morales, éticos o religiosos”.

Aunque la reforma a la Constitución y el PIN Parental no mencionan expresamente la diversidad sexual, las discusiones –tanto a favor como en contra– se centraron en estos temas. 

Juan Manuel Alvarado, presidente de Familias Fuertes Unidas por México en Nuevo León, cuya organización está a favor del PIN Parental, dijo que en la escuela de sus hijos “él ya aplica esta medida en la escuela… haciendo una selección previa de los temas del libro para posteriormente decirle a los maestros qué temas no son “convenientes”.

Sin embargo, está en contra de la “ideología de género” tanto en contenidos escolares como en la catedra de los maestros, de allí su postura a favor del PIN Parental. 

Te puede interesar: Qué es la alienación parental, que una magistrada propone castigar con cárcel

“Nos quiere obligar a entrar a un esquema forzado de aceptar ideas y géneros no concebidos científicamente sino por pensamientos e individuos, no por la formación biológica”, afirmó. También añadió que la Ley de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes para el estado de Nuevo León establece que los padres pueden intervenir en la educación de los hijos.

Esa misma ley, en contraste, dice que la educación tiene como fin “fomentar en niñas, niños y adolescentes los valores fundamentales y el respeto de la identidad propia, así como a las diferencias culturales y opiniones diversas”. También reconoce el derecho que tienen a “buscar, recibir y difundir información e ideas de todo tipo y por cualquier medio”.

Kalycho Escoffié, del Centro de Derechos Humanos de la Facultad Libre de Derecho de Monterrey, opinó en entrevista que quienes promueven estas reformas “buscan despolitizar su postura y presentarla como algo objetivo. Utilizan el discurso de ‘una educación sin ideología’ pero no existe un ser humano sin ideología, todas las personas tenemos una visión de las cosas y una escala de valores. Lo que creo es que detrás de usar la ‘ideología de género’ lo que están buscando es apelar a la defensa religiosa aunque la formulen en términos laicos”, comentó.

Quienes se pronuncian en contra de la iniciativa del PIN Parental sostienen que la discusión se ha centrado en el derecho de los padres y no en el de niños y niñas. 

“Estamos desprotegiendo a nuestros niños y adolescentes y no le damos cumplimiento a esa máxima que dice: es el bien superior del menor”, opinó Rubén Maza, del proyecto It Gets Better.

Agregó que el tema no se aborda adecuadamente en las escuelas y que es necesaria la inclusión de los derechos humanos en los planes de estudio: “No hablar de identidad sexual, no hablar de identidad de género y no hablar del respeto a los derechos humanos pone a esos jóvenes y niños que tienen una orientación o identidad de género distinta a la normada socialmente, se exponen al bullying, transfobia, homofobia”. 

En tres ocasiones se buscó la postura del diputado Leal para hablar de su iniciativa del PIN Parental, pero éste no accedió a las solicitudes. Aun así su propuesta se encuentra vigente, al igual que otras dos que a decir de la diputada Mariela Saldívar  están en contra de los derechos humanos, la primera de ellas relacionada con el tema de objeción de conciencia en servicios de salud y registro civil, y la segunda en la que busca incluir a figura del “hombre” en casos de violencia política.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.