Los jueces son fundamentales para la paz social, sus salarios no deben reducirse: Sánchez Cordero
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Antonio Cruz/Newsweek en Español

Los jueces son fundamentales para la paz social, sus salarios no deben reducirse: Sánchez Cordero

Para la exministra contar con un Poder Judicial fuerte es indispensable para tener jueces imparciales y evitar que estén sujetos “al contentillo” de los gobernadores o el Legislativo.
Antonio Cruz/Newsweek en Español
Por Nayeli Roldán @nayaroldan e Itxaro Arteta @iartetam
25 de julio, 2018
Comparte

Olga Sánchez Cordero, propuesta para dirigir la Secretaría de Gobernación en el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, tiene claro que lograr la justicia y seguridad en el país depende de diferentes aspectos. Desde la creación de comisiones de la verdad sobre casos específicos y regionales en siete entidades del país, hasta que los salarios de los jueces y magistrados se mantengan como hasta ahora.

En entrevista con Animal Político, advierte que no sería recomendable hacer una reforma constitucional para disminuir los ingresos del Poder Judicial como sí aplicaría a la administración Pública Federal porque “un juzgador es un actor fundamental en la paz social del país”.

Olga Sánchez Cordero será la primera mujer en ocupar la Secretaría de Gobernación. Aunque no será la primera vez en que asuma un cargo habitualmente reservado para hombres. Fue la primera mujer notaria en el Distrito Federal y la primer magistrada del Tribunal Superior de Justicia local. También la única mujer en la Corte cuando ingresó en 1995.

Un ministro, por ejemplo, gana 260 mil pesos mensuales, más prestaciones como aguinaldo, prima vacacional y seguro por riesgo suma más de 4 millones de pesos al año, según el presupuesto de egresos.

Mientras que los defensores públicos ganan 80 mil pesos mensuales. “¿Es mucho? ¿para quién? Para llevar juicios bien, donde no haya corrupción donde no les estén pidiendo a sus defendidos para las copias, para la torta, no les piden porque ellos cuidan sus puestos. Se capacitan, quién dice que es mucho o poco. Lo dice el mercado de profesiones”, explica la futura encargada de la política interior en el país.

Por eso es que para hacer funcionar este aparato se necesita, además de las garantías en los salarios, un porcentaje de Presupuesto de Egresos fijo en los estados para el Poder Judicial e inamovilidad en sus cargos para no estar sujetos “al contentillo” del gobernador o el Legislativo, dice Sánchez Cordero, quien conoce bien el sistema luego de 15 años como ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Por eso es que el ganador de la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador, sólo sugiere a los magistrados bajar sus salarios, pero no está puesta sobre la mesa la propuesta de reformar la Constitución ni para el Poder Judicial ni para órganos autónomos como el Banco de México. Estas posiciones, insiste, requieren a personal altamente calificado que requieren esos salarios o de lo contrario, migrarían a la iniciativa privada donde ganarían mucho más.

La primera mujer en Segob con la tarea de pacificar al país

Olga Sánchez Cordero tendrá en su primer círculo a Zoé Robledo, como subsecretario de Gobierno, Tatiana Clouthier, al frente de la subsecretaría de Democracia Participativa y Alejandro Encinas será subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración.

Aunque la exministra también obtuvo  una senaduría por la vía plurinominal, pero sólo rendirá protesta y su suplente, la actriz Jesusa Rodríguez ocupará la curul en septiembre. La abogada continuará en la transición y luego se integrará al gabinete de López Obrador a partir del 1 de diciembre.

Como primera encomienda, su equipo deberá establecer la estrategia para lograr “la paz y seguridad de cada familia”, un concepto que sustituye al de “pacificación del país”, porque éste último, dice, “parece tan abstracto, tan etéreo, tan poco aterrizado”. Reconoce que el efecto no se verá pronto, pero la meta es lograr que “las familias puedan salir a la calle, con sus hijos, que sepan que van a regresar del trabajo, de su escuela”.

Y es que la “guerra contra el narco” lanzada en el sexenio de Felipe Calderón y la permanencia de las fuerzas armadas haciendo labores policiales también en la administración de Enrique Peña Nieto ha dejado como saldo miles de víctimas en el país y una violencia a la alza.

De acuerdo con el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas hay 32 mil desaparecidos en México, mientras que 2018 es ya el año más violento del que se tenga registro con 15 mil 973 personas asesinadas en los primeros seis meses.

Parte de la estrategia para que esas víctimas obtengan justicia será la creación de comisiones de la verdad regionales en Tamaulipas, Guerrero, Michoacán, Sinaloa, Chihuahua, Veracruz, Estado de México, donde se registran mayores índices de violencia relacionado con el crimen organizado y violaciones a derechos humanos.

Aunque aún no se define qué subsecretaría estará a cargo de la coordinación general de las comisiones, éstas tendrán “un objetivo claro con metodología para avanzar en la pacificación” y se prevé que inicien en 2019.

Las otras comisiones de la verdad serán por hechos concretos: la desaparición de los estudiantes de Ayotzinapa; la presunta ejecución extrajudicial en Tlatlaya; los asesinatos en Nochixtlán, Oaxaca, tras una protesta magisterial y el asesinato de migrantes cuyos cuerpos fueron encontrados en una fosa de San Fernando, Tamaulipas.

El Estado está en falta porque en todos estos casos no hubo una investigación concluyente ni sentencia hacia los responsables, sobre todo, dice Sánchez Cordero, por falta de voluntad política en la administración de Enrique Peña Nieto. “Esta vez habrá voluntad política para resolverlos”, promete.

Las comisiones regionales y por caso, estarán integradas por la sociedad civil de cada entidad, porque conocen bien la problemática y “se ha organizado ante la ausencia de gobierno”; también expertos, nacionales e internacionales y académicos.

Aunque no ha planteado el presupuesto que necesitará, afirma que la voluntad política deberá verse reflejado en los recursos de los que puede disponer. Además, espera la cooperación también de los gobernadores y fiscalías estatales porque este problema sólo se va a resolver con hechos concretos: “Número uno, reconocer, número dos, tener la información suficiente como para poder avanzar, y número tres, tener las metas clarísimas y la metodología para avanzar. No puedes hacerlo de otra manera”.

En busca de la paz social: despenalización de la mariguana

Para lograr la paz y seguridad también se debe tocar otro tema: la despenalización de la mariguana. Primero, escucharán las propuestas a través de los foros de consulta en la que intervendrán sociedad civil, expertos, organizaciones de derechos humanos nacionales e internacionales.

Sánchez Cordero advierte que “el Estado debe estar presente en todo”, es decir, en la regulación del consumo, trasiego y producción de mariguana y amapola.

“En Estados Unidos, por ejemplo, tú te registras para ser consumidor hasta de gomitas de marihuana; el Estado cobra impuestos importantes, California va a sacar más de mil millones de dólares de impuestos este año, nada más por la cuestión de la marihuana, ¡mil millones de dólares! Entonces habrá que regularla con una presencia fuerte del Estado. No vamos a legalizarla, no, no, vamos a regularla”.

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¿Qué tan rápido se expande el COVID-19 por América Latina en comparación con otras regiones?

En estos momentos América Latina registra menos del 0,1% de los casi 110.000 casos de covid-19 diagnosticados a nivel global. ¿Cómo se explica esa situación? ¿Y qué tan probable es que los números sigan manteniéndose bajos en comparación con los registrados en otras partes?
14 de marzo, 2020
Comparte

La presencia del nuevo coronavirus ya ha sido confirmada en 15 países de América Latina: Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Costa Rica, Cuba, Chile, Ecuador, Honduras, México, Panamá, Perú, República Dominicana Paraguay y Venezuela.

El primer caso “latinoamericano” de covid-19 se registró en Brasil el 26 febrero, seguido de México dos días después.

A pesar de que el virus ya llegó a la mayoría de los países de la región, el número de casos hasta la fecha es relativamente bajo comparado con continentes como Asia y Europa e incluso Estados Unidos.

Según los reportes de los ministerios de salud locales, al 10 de marzo de 2020 los casos “latinoamericanos” de “covid-19” sumaban 141 en una región de 626 millones de habitantes.

Eso equivale a poco más del 0,1% de los casi 113.700 casos contabilizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS) hasta esa fecha.

El virus, sin embargo, llegó a la región el pasado 26 de febrero, lo que también implica que en dos semanas el número de casos aumentó en un 10.500%.

Y aunque todos los primeros contagios se produjeron en el extranjero, según la OMS en al menos cinco países latinoamericanos ya se han registrado ejemplos de transmisión local y varias muertes.

Hombre con mascarilla en el Canal de Panamá

EPA
Con la llegada del nuevo coronavirus a Panamá, Bolivia, Honduras y Cuba ya son 14 los países de América Latina que han registrados casos de covid-19.

¿Cómo se compara entonces la situación latinoamericana con lo que ha estado ocurriendo en otras partes del mundo?

¿Y qué tan probable es que los números en América Latina se mantengan muy por detrás de los registrados en otras regiones?

Lejos del epicentro

Los expertos consultados por BBC Mundo advierten sobre la dificultad de predecir el comportamiento de una epidemia, especialmente en casos de nuevos virus como el del covid-19.

Pero el profesor Paul Hunter, un experto de la Universidad de East Anglia, en Reino Unido, identifica al menos cuatro factores que influyen en su posible propagación: la suerte, la capacidad de los sistemas de salud, el clima y la densidad poblacional.

El coronavirus en América Latina (al 12/03/2020)
País Casos confirmados Fecha 1er caso
Brasil 73 26 de febrero
Argentina 21 3 de marzo
Ecuador 17 29 de febrero
Chile 33 3 de marzo
Costa Rica 22 6 de marzo
Perú 17 6 de marzo
Panamá 14 9 de marzo
México 12 28 de febrero
República Dominicana 5 1 de marzo
Paraguay 5 7 de marzo
Colombia 9 6 de marzo
Bolivia 3 10 de marzo
Cuba 3 11 de marzo
Honduras 2 11 de marzo
Fuente: Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades, Organización Mundial de la Salud, Ministerios de Salud.

“La forma en la que un virus se propaga tiene mucho que ver con la suerte: por ejemplo si hay una persona que en su momento más infeccioso viaja a un lugar especialmente propicio”, explica Hunter.

“Y cuando se vieron los primeros contagios (de covid-19) fuera de China, estos se dieron en lugares con frecuentes conexiones aéreas a ese país“, le dice a BBC Mundo.

Así las cosas, la lejanía con el epicentro de la epidemia —la provincia china de Wuhan— protegió a América Latina de la explosión inicial.

Y lo mismo puede decirse en relación a los principales focos secundarios: Italia, Irán y Corea del Sur.

“Las distancias juegan un papel importante”, explica Marcos Espinal, el director del Departamento de Enfermedades Transmisibles y Determinantes Ambientales de la Salud de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

“Y esos tres países, además de China, son los que han contribuido a que en Europa, Asia y otras regiones la diseminación sea más rápida”, le dice a BBC Mundo.

Aumento del covid-19 en América Latina

BBC

De hecho, para Espinal no es coincidencia que la mayoría de los casos registrados en América Latina —incluyendo el primero— estuvieran vinculados a Italia.

Pero las estrechas relaciones que algunos países de la región mantienen con la nación europea no se comparan con las de sus vecinos inmediatos, lo que ayuda a entender la diferencia en el número de casos.

“La gran mayoría de los primeros casos registrados en varios países europeos pueden conectarse con Italia“, recuerda Hunter.

Y el experto de la Universidad de East Anglia cree que en la medida en que empiezan a registrarse casos de transmisiones comunitarias en países mucho más cercanos, el número de infectados en la región latinoamericana también podría multiplicarse.

“Creo que las cosas van a empeorar rápidamente en Estados Unidos”, vaticina Hunter.

“Y sospecho que lo que va a pasar en las próximas semanas es que muchos de los casos en Latinoamérica van a estar vinculados con EE.UU.“, le dice a BBC Mundo.

Origen de los primeros casos de coronavirus en América Latina
Italia Brasil, México, República Dominicana, Argentina, Colombia, Bolivia
España Ecuador, Perú, Panamá
Asia Chile
Estados Unidos Costa Rica
Ecuador Paraguay

De hecho, EE.UU. ya fue el origen de la infección de los primeros casos registrados en Costa Rica.

Mientras, el primer caso registrado en Paraguay fue el de un hombre de 32 años que había viajado a Ecuador.

Números oficiales vs realidad

La capacidad de detección temprana de los sistemas de salud también resulta clave para ralentizar la propagación.

Pero, si es deficiente, también puede ofrecer una idea equivocada de la dimensión del problema.

Personal de salud tomando la temperatura de una viajera en la frontera de Ecuador con Perú.

Reuters
Personal de salud tomando la temperatura de una viajera en la frontera de Ecuador con Perú.

“Es sencillo: si no se hacen las pruebas, no se puede saber cuántos casos se tienen”, explica Hunter.

“Hay varios países que no reportan casos, pero la pregunta es si le han hecho el examen a alguien“, le dice a BBC Mundo.

Y esa no es la única razón por la que él y Espinales coinciden en que hay que ser consciente de que las cifras reportadas tanto a nivel global como regional no ofrecen una fotografía completa.

“Hay que recordar que el virus en el 80% de los casos es leve“, recuerda Espinales.

“Y mucha gente no va al médico pensando que es una gripe leve, así que puede haber muchos casos no detectados”, dice el experto de la OPS.

“Tampoco hay que olvidar que la cifras oficiales forzosamente están desactualizadas en al menos una semana“, agrega Hunter.

“Es así porque pueden pasar cinco días antes de que una persona infectada empiece a sentirse enferma, porque una vez enfermas las personas no siempre van al doctor inmediatamente, y porque luego hay que esperar un tiempo a tener los resultados de las pruebas”, explica el experto británico.

Eso significa que el número de afectados podría subir rápidamente en países como México.

Aunque el país con más casos sospechosos de covid-19 es, de lejos, Brasil.

Viajeros llegando a Brasil

AFP
El número de casos sospechosos de covid-19 en Brasil ya suma al menos 930.

Por lo demás, los casos registrados en Brasil menos de dos semanas después de la identificación del paciente cero sugieren un ritmo de contagio inicial superior incluso al de Italia, que tardó tres semanas en llegar a 20 positivos.

Y, si se comparan únicamente las primeras dos semanas desde que llegó el primer caso, Argentina, Ecuador y Chile también presentan un ritmo de contagio superior al de España, que para esa fecha registraba únicamente tres casos y tres semanas y media después ya suma 1.245 enfermos de coronavirus.

Esto, sin embargo, no significa necesariamente que estos países superarán a sus similares europeos en número de casos.

Pero la capacidad del sistema de salud para manejar a los afectados tendrá mucho que decir en el resultado final, como demuestra por ejemplo la situación de Irán.

Ayudados por el clima

Por lo demás, de los cuatro factores identificados por el profesor de la Universidad de East Anglia, la densidad poblacional no parece jugar a favor de América Latina.

Hombre con mascarilla en un autobús de CDMX

Reuters
La cercanía de millones de personas en gigantescas urbes como Ciudad de México puede ayudar a la propagación del virus.

Pero el factor climático probablemente sí ha ayudado a una más lenta propagación del coronavirus, especialmente en un hemisferio sur que apenas empieza a despedirse del verano.

“Si se comporta como la influenza y los virus gripales, es de esperar que en época de verano bajen los casos, y ese es un factor a considerar”, explica Espinales.

Y Hunter está de acuerdo, aunque puntualiza que el principal impacto del clima es indirecto.

“En países más cálidos, donde no llueve tanto, la gente suele pasar menos tiempo en espacios cerrados y más tiempo afuera. Y no se necesita mucho de eso para cambiar el comportamiento de una infección“, explica.

Y aunque ninguno de los dos expertos quiere utilizar la palabra “inevitable” a la hora de predecir un posible empeoramiento de la situación con la llegada del invierno austral, los dos coinciden en que América Latina todavía no ha visto el punto más alto de casos del nuevo coronavirus.

“Es bastante probable (que las cifras aumenten significativamente)”, le dice a BBC Mundo Espinales.

“Creo que van a subir. Lo más probable es que se vean más casos en la medida que se acerca el invierno“, coincide Hunter.

La historia del coronavirus en América Latina todavía no se ha dejado de escribir.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=FAfZ-GhFurA

https://www.youtube.com/watch?v=4u7TwSwo0rU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts