Luka Modric y cómo la guerra, el exilio y las bombas marcaron la infancia de las estrellas del fútbol de Croacia
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

Luka Modric y cómo la guerra, el exilio y las bombas marcaron la infancia de las estrellas del fútbol de Croacia

La familia del dínamo de la selección de los cuadros rojos y blancos se vio afectada durante la guerra de los Balcanes, así como la de muchos otros jugadores que conforman la base de la histórica clasificación de Croacia a la final de la Copa del Mundo.
Getty Images
Por BBC Mundo
12 de julio, 2018
Comparte

Todavía con el rostro irradiando alegría tras la histórica clasificación de su país a la final de una Copa del Mundo, un aficionado croata fue abordado por un periodista mexicano a la salida del estadio Luzhniki en Moscú.

Todavía digiriendo la hazaña de la que había sido testigo, el hincha Jacob Motic no se mostró preocupado cuando le preguntaron por la magnitud del desafío que tendrá su selección el domingo contra Francia.

“¿Conoces a Luka Modric, ¿verdad? Bueno, él solía jugar fútbol regateando minas terrestres. Como él, no tenemos miedo”, aseguró el aficionado de 17 años que creció escuchando las historias del conflicto que marcó el nacimiento de su país a comienzo de los años 90.

Si bien su respuesta tiene un grado de fantasía, no está muy lejos de la realidad.

Modric es uno de los “niños de la guerra” que están escribiendo la página más gloriosa del fútbol de Croacia.

La euforia tras la victoria histórica de Croacia.

Getty Images
La euforia tras la victoria histórica de Croacia.

Él, junto a la mayoría de las estrellas de la plantilla, sufrió el sangriento conflicto que siguió al colapso de Yugoslavia en 1991.

Las declaraciones unilaterales de independencia de Eslovenia y Croacia generó la cruenta reacción de las fuerzas yugoslavas, con predominio serbio.

Desplazados y en exilio

La familia del dínamo de la selección de los cuadros rojos y blancos, al igual que la de Vedran Corluka (otro de los futbolistas más conocidos del equipo) se vio obligada a vivir como refugiada dentro de la propia Croacia por la violencia sectaria desatada en la región.

Otros tuvieron que abandonar el país, como fue el caso de Ivan Rakitic, quien se asentó junto a su familia en Suiza.

La estrella del Barcelona incluso representó al país helvético en varias selecciones de las categorías inferiores antes de elegir jugar con Croacia.

Fue difícil de niño entender lo que estaba pasando en los Balcanes” escribió Modric en un artículo publicado en la prestigiosa publicación The Player’s Tribune.

“Mis padres nunca hablaron con mi hermano o conmigo sobre la guerra ya que ellos perdieron mucha gente que amaban. Nosotros tuvimos suerte”, reconoció.

La casa de Luka Modric.

BBC
La casa de Modric fue destruida por militantes serbios cuando explotó el conflicto bélico en los Balcanes.

Otro de los jugadores que fue desplazado durante su infancia es Mario Mandzukic, el autor del gol ganador en la semifinal contra Inglaterra, quien creció en Alemania junto a su familia.

Pero Modric tuvo que quedarse en su país, donde lo cierto es que no tuvo que utilizar las minas terrestres como rivales, pero sí patear un balón por las calles de la ciudad de Zadar cuando cesaban los bombardeos de las fuerzas serbias.

Esa fue su forma de lidiar con el trauma de la muerte de su abuelo y tutor por parte de las milicias serbias, que también incendiaron su casa.

“Cuando tenía 6 años mataron de un disparo a su abuelo, su familia fue refugiada en una zona de guerra, creció con el sonido de las granadas explotando, los entrenadores decía que era muy débil para jugar fútbol, hoy Modric lideró a su país a la final de un Mundial”.


A niños como él les advertían que no se alejaran mucho del refugio por el riesgo de llegar a una zona peligrosa.

“Solo tenía seis años y esos eran momentos verdaderamente difíciles. Los recuerdo muy bien, pero no es algo en lo que quieres pensar”, comentó Modric en 2008 en una de las pocas ocasiones en las que habló de la guerra.

La guerra me hizo más fuerte. No quisiera tener eso en mi para siempre, pero tampoco quiero olvidarlo”.

Recuerdos parecidos afectan al defensor Dejan Lovren.

Su familia también fue desplazada de su hogar por el conflicto y tuvo que emigrar a Alemania, pero allí no pudieron obtener asilo y se vieron obligados a regresar a Croacia a finales de los años 90.

Un niño con una mina terrestre.

AFP
Las minas terrestres todavía son un peligro para los niños en Croacia.

A Lovren se le había olvidado en parte su idioma materno y tuvo problemas en la escuela.

“Cuando veo a refugiados de Siria y otros países hoy, mi primera reacción es que tenemos que darle a esta gente una oportunidad“.

“Ellos no quieren formar parte de una guerra que fue causada por otros. Lo único que pueden hacer es huir”.

Esa posición, sin embargo, no es compartida por todos en Croacia.

El abrazo de los "niños de la guerra": Luka Modric e Iván Rakitic celebran una victoria durante el Mundial.

Getty Images
El abrazo de los “niños de la guerra”: Luka Modric e Iván Rakitic celebran una victoria durante el Mundial.

En un informe publicado en febrero, Amnistía Internacional acusó al gobierno croata de no ofrecer un proceso efectivo de asilo a aquellos refugiados o inmigrantes que entran ilegalmente el país, citando algunos casos de violencia policial.

Según el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el país ha actuado de manera ilegal.

Somos más

Con una población de poco más de 4,1 millones, Croacia es el país más pequeño en disputar el partido decisivo de una Copa del Mundo desde que Uruguay sorprendió a Brasil en 1950.

Su difícil y doloroso proceso de independencia ha fomentado un sentimiento nacionalista tan arraigado que en ocasiones muestra un lado controvertido, como ocurrió tras la victoria contra Argentina en la que se escuchó a un grupo de jugadores en el vestuario cantando una canción nacionalista que suelen entonar militantes de extrema derecha en Croacia.

Los jugadores croatas celebran el gol de Mandzukic.

Getty Images
Croacia ha jugado tiempo suplementario en todos los partidos disputados en la segunda fase del Mundial, y dos de ellos se definieron por penales.

Pero dado su éxito en la cancha, la mayor parte del país respira un especial sentimiento patriota.

El día de la semifinal contra Inglaterra, el periódico Jutarnji publicó un editorial en el que se le pedía a los jugadores que “lucharan con sangre, sudor, lágrimas y unidad”.

“Incluso países pequeños y superados en número pueden transformarse en grandes y famosos si trabajan juntos”, dice parte del texto.

La propia presidenta del país, Kolinda Grabar-Kitarovic, está cumpliendo ese rol. Vestida con la camiseta de la selección nacional, rompió el protocolo y celebró los goles croatas en el partido de cuartos de final enfrente del propio primer ministro ruso, Dmitri Medvédev.

Aficionados croatas celebran el triunfo sobre Inglaterra

Getty Images
Aficionados croatas invadieron las calles del país para celebrar la clasificación a la final y convertirse en el país con menos población en disputar el partido decisivo de un Mundial desde Uruguay en 1950.

Política aparte, Croacia ha acaparado titulares y elogios gracias al fútbol que han mostrado en el campo, con un estilo en el que lo colectivo prevalece antes que lo individual, y el sacrificio y el esfuerzo que se dejan en cada partido.

Han jugado 120 minutos en tres partidos consecutivos, yendo a la definición por penales en dos de ellos, y muchos se preguntan si podrán resistir otro esfuerzo similar en la final contra Francia.

Una duda que también resaltaron periodistas y aficionados antes de la semifinal contra Inglaterra.

“Ese fue un gran error. Leímos todas esas palabras y todo lo que decían, y nos dijimos ‘veamos ¿quién es el que se cansará?’ Dominamos el juego físicamente y mentalmente”, fue la respuesta de Modric a la televisión inglesa ITV al final del partido.

El mediocampista del Real Madrid se despidió de la entrevista con una sonrisa en su rostro, consciente de que su país, Croacia, había asegurado su presencia en la final de un Mundial.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Archivo Cuartoscuro

¿Por qué colectivos de familiares de desaparecidos están en plantón en Guanajuato?

Los colectivos denuncian irregularidades en la elección del comisionado de búsqueda, Héctor Díaz Ezquerra. El gobernador se compromete a revisar el proceso, pero les pide que levanten la protesta.
Archivo Cuartoscuro
Comparte

Colectivos de familiares de desaparecidos mantienen un plantón en el teatro Juárez de Guanajuato. Exigen que se revoque la elección de Héctor Díaz Ezquerra al frente de la Comisión Estatal de Búsqueda, poner en marcha mesas de trabajo y que finalice el hostigamiento que vienen sufriendo en sus actividades.

El viernes, policías estatales actuaron contra la protesta. Fueron arrestadas tres familiares, una activista y un visitador de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH). Además, al menos tres personas resultaron heridas. Entre ellas se encontraba Sandra Cecilia Cervantes, que busca a su hermana Blanca Estela desde enero y que sufrió la fractura de un tobillo. 

El domingo, dos días después de la actuación policial, el gobernador, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, la visitó en su domicilio. Horas después mantuvo un encuentro con representantes de los colectivos, a los que pidió que levanten la protesta. No ofreció compromisos a cambio, más allá de la revisión del proceso de selección de Díaz Ezquerra. 

Lee: “Son agresiones entre ellos”, dice AMLO sobre violencia en Guanajuato

Por el momento, los colectivos mantienen el plantón, aunque está previsto que el lunes realicen un pronunciamiento público. Al margen de la selección de Díaz Ezquerra, un experto en administración de empresas a quien acusan de no ser apto para el cargo y de haber sido nombrado por afinidad política, los familiares arrastran una larga lista de agravios. 

Guanajuato es el estado de la República que acumula un mayor número de asesinatos. Hasta abril, el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) registraba 1,686 casos. Entre ellos no figuran hechos como la masacre perpetrada en un anexo de Irapuato en el que fueron ejecutadas 28 personas el pasado mes de junio. 

“Me siento destrozada, desilusionada, decepcionada. Todos los sentimientos. Si las autoridades nos hacen esto, ¿quién nos va a ayudar?” Verónica Durán, de 49 años, fue una de las detenidas el viernes. Según su relato estaba protestando de forma pacífica cuando agentes uniformadas la rodearon, la golpearon y la introdujeron un vehículo junto a varias compañeras. Con ella estaban Karla Verónica Martínez e Isela Berenice Olimpia Montoya, también familiares, y la activista María del Carmen Ramírez. 

“Nos jaloneaban del cabello y de los brazos. Cuando estábamos al frente, policías nos pegaban en las piernas con la macana”, denuncia. “No me estoy resistiendo, solo quiero buscar a mi hijo, encontrar a hijo. No venimos a hacer daño a nadie”, les decía. Mientras habla, le tiembla la voz. Parece que va a arrancarse a llorar, pero sigue con su relato. 

Durante casi tres horas estuvo encerrada en los separos hasta que recuperó la libertad. En aquel trayecto tuvo miedo. Ella es de Irapuato y no conoce bien las rutas por la capital del estado. “Preguntaba a dónde me llevaban y no me decían nada. Luego ya me dijeron que al MP, pero nunca fuimos allí”, explica, en conversación telefónica. 

“Me dio mucho temor, porque mucha gente ha desaparecido”, dice.

La mujer sabe bien qué significa que desaparezcan a alguien en el estado de Guanajuato. No sabe nada de su hijo, Iván Arturo Silva Durán, desde el 26 noviembre de 2019. “Desapareció a seis cuadras de mi casa”, dice, con la voz rota. 

Lee: En Guanajuato crecen los homicidios, pero no el personal para investigarlos y prevenirlos

Tres años atrás otro de sus hijos, Daniel Alfonso Silva Durán, fue asesinado. 

“Me destrozaron la vida. La muerte de mi hijo me dolió en el alma. Pero esto es una agonía. No saber dónde lo tienen, si tiene dolor, si está enfermo. Quisiera encontrarlo en vida. Pero si me lo mataron, quiero que me lo entreguen”, suplica.

El nombramiento de Héctor Díaz Ezquerra al frente de la Comisión de Búsqueda del estado fue la gota que colmó el vaso y lo que motivó el plantón en Guanajuato. Diariamente, un centenar de personas participa en la protesta. Los colectivos Sembrando Comunidad y A tu entorno denuncian que el proceso de selección estuvo lleno de irregularidades y se basó más en afinidades políticas que en su capacidad para el cargo. Pero por detrás hay una historia de agravios que va desde que la denuncia de hostigamiento a sus actividades a que sus opiniones no fuesen tomadas en cuenta en la redacción de la Ley de Búsqueda, aprobada el 14 de mayo.  

“Su formación es de administrador de empresas”, denuncia Janet Miranda, acompañante del colectivo de búsqueda, sobre el nuevo comisionado. 

Asegura Miranda que el plantón seguirá hasta ser atendidas por el gobernador, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo. El punto central es revocar la designación de Díaz Ezquerra. Pero hay más inconformidades, empezando por la Ley de Búsqueda.

“Desde que se da a conocer la ley las familias no están de acuerdo. Le mandamos en un documento varias observaciones desde las familias, fundaciones nacionales, internacionales y personas expertas. No recibimos respuesta”, dice. “La ley está publicada pero las familias dicen que se les incluya. Ni en la ley ni en la comisión les han dejado participar”, explica. 

Miranda tiene escolta desde que hace meses denunció las amenazas que recibió junto a Pepe Gutiérrez, también representante del colectivo. 

“Siguen los hostigamientos”, denuncia. Dice que hace tres semanas, hombres armados entraron en una de sus protestas para buscar información. “Cuando se marcharon en coche pedimos apoyo a la policía del estado y les dejó ir”, dice. 

Hora después de esta entrevista el gobernador Rodríguez Vallejo se puso en contacto con los colectivos. Primero visitó el domicilio de la herida, Sandra Cecilia Cervantes. Se tomó una fotografía junto a su cama y la tuiteó comprometiéndose a seguir su recuperación y la búsqueda de su hermana. 

Después, citó a los colectivos para mantener una reunión. Tras dos horas de encuentro, el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Ayala Torres, compareció para anunciar que tomaban nota de las peticiones. El gobernador “se comprometió a revisar el proceso” de selección del comisionado, dijo Ayala Torres, quien defendió la legalidad de la elección. Dará una respuesta el lunes 20. A cambio, pidió a los colectivos que levanten la protesta.

Los familiares tendrán el lunes una reunión en la que decidirán si confían en la palabra del gobernante y se marchan o mantienen el plantón. Pepe Gutiérrez, que acompaña a los colectivos de búsqueda, recordó que, además de dar marcha atrás en el nombramiento de Díaz Ezquerra hay otras dos reclamaciones: que se pongan en marcha dos mesas de trabajo con cronograma sobre ayuda a las familias e investigación de los casos y que el gobernador Diego Sinhue Rodríguez pida disculpas “por la criminalización de las víctimas, por hostigarnos en las marchas con las fuerzas del estado y por la falta de investigación y de mecanismos de reparación y de no repetición”.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.