La ASF hace observaciones por 16 mdp al gasto en la construcción del Nuevo Aeropuerto

Estas observaciones están vinculadas con pagos de obra que a fin de cuentas no se ejecutaron, pagos excesivos, e incluso el caso de un proyecto en el que primero se programó el inicio de una obra, y nueve meses después el diseño de la misma.

La ASF hace observaciones por 16 mdp al gasto en la construcción del Nuevo Aeropuerto
Cuartoscuro Archivo

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) hizo observaciones por 16 millones de pesos al gasto en la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), al presentar la primera entrega de la revisión de la Cuenta Pública 2017.

En la auditoría 383-DE, sobre el Desarrollo de Ingeniería y Construcción de Subestaciones y Acometida Eléctrica del Nuevo Aeropuerto, se señaló que está pendiente por aclarar un gasto de 2 millones 509,397.65 pesos.

Ese monto fue pagado a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), para “actividades de supervisión de precarga de la línea de transmisión, de la subestación aeropuerto y de la subestación switcheo”, en el periodo de agosto a diciembre de 2017.

Sin embargo, apuntó la ASF, tal procedimiento de precarga, por el que se pagaron más de 2 millones de pesos para actividades de supervisión, no fue realizado.

“De acuerdo con el estudio de mecánica de suelos definitivo de fecha 5 de octubre de 2017 el procedimiento de precarga no fue utilizado para la consolidación del terreno para la línea de transmisión ni para las subestaciones”, indicó la Auditoría Superior.

En la misma auditoría, la 383-DE, se señaló también que primero se programó el inicio de construcción de una obra, la “Galería para el Sistema de Cables de Potencia”, y nueve meses después el diseño correspondiente.

Por este caso, la ASF emitió una promoción de responsabilidad administrativa, para que se investigue y en su caso se sancione a quienes “no verificaron que la contratista programara adecuadamente la ejecución de los trabajos, ya que primero se consideró la construcción de la obra civil de la línea de transmisión y después su diseño”.

En esta obra el contratista es Proyectos y Construcciones Urisa, S.A. de C.V.

Otra auditoría, la 379-DE, está enfocada en la “Conexión a Desnivel de la Autopista Peñón-Texcoco con la Carretera Libre: Texcoco-Ecatepec”, obra que tiene como objetivo facilitar el acceso al Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México. En ella se pide aclarar y comprobar un gasto de 2 millones 947,033.10 pesos, para comprar concreto.

Según la ASF, fueron pagados 3,389.30 m3 de concreto, lo que difiere del volumen obtenido, 2,883.13 m3, esto en el contrato LPN-OP-DCAGI-SC-017/17, con la empresa Coconal, S.A.P.I de C.V.

En otro punto de esta auditoría, se pide al Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México que aclare y proporcione la documentación adicional justificativa y comprobatoria de 1 millón 140,647.12 pesos, “por concepto de pagos en demasía ya que el contratista consideró el día domingo tanto en el mes de trabajo de cada precio unitario como en el cálculo del factor del salario real”.

Por último, en la auditoría 389-DE, sobre la Nivelación y Limpieza del Terreno y Construcción de los Caminos Provisionales de Acceso del Nuevo Aeropuerto, se pide al Grupo Aeroportuario aclarar un monto de 10 millones 324,520.55 pesos, por pagos en exceso o no contemplados inicialmente.

En primer lugar, le pide que aclare por qué se pagaron 392,570.42 m3 de tezontle, si en el proyecto original del contrato LPN-OP-DCAGI-SC-112/15, con la empresa COCONAL, S.A.P.I. de C.V., solo se habían proyectado 378,193.70 m3, y no se presentó la documentación que justificara porqué se solicitaron trabajos adicionales, con base en qué estudios y cómo se determinaron las áreas o cuadrantes.

“Se constató que GACM, por conducto de su residencia de obra, autorizó pagos en demasía por un importe de 3,603.2 miles de pesos”, detalló la ASF.

“No se contó con registros en bitácora de la solicitud o aprobación de dicho incremento, correspondiente al concepto núm. EP-5, ‘Suministro y colocación de Tezontle…’ del contrato del contrato plurianual de obra a precios unitarios y tiempo determinado núm. LPN-OP-DCAGI-SC-112/15”, agregó.

Otro de los puntos detectados está relacionado con el contrato LPN-OP-DCAGI-SC-114/15, establecido con la empresa Transportaciones y Construcciones Tamaulipecos, S.A. de C.V.

La Auditoría señala que la empresa contratista, en octubre de 2017, abandonó la obra que le encomendaron, de construcción de caminos provisionales de acceso, y demandó al Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, solicitando la rescisión del contrato.

En este sentido, la ASF pide al Grupo Aeroportuario que aclare y proporcione la documentación relacionada con 4 millones 474,295.28 pesos, “por concepto de retenciones económicas no aplicadas a la contratista”, ya que abandonó los trabajos cuando la obra que le asignaron no había concluido.

También la Auditoría hizo una observación por 1 millón 240,626.74 pesos,  “ya que no se justificó el aumento del personal para la supervisión de los trabajos ejecutados”, como parte del contrato LPN-OP-DCAGI-SC-114/15, pues no hubo incremento de los volúmenes de obra ni de los tiempos de ejecución de la misma.

Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México es la empresa de participación estatal mayoritaria responsable de construir, administrar, operar y explotar el Nuevo Aeropuerto Internacional.

En la tercera etapa del informe de la Cuenta Pública 2016, la ASF detectó irregularidades y gastos sin aclarar en la construcción del NAICM por un monto de mil 002 millones de pesos.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, proyectó el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México como la obra de infraestructura más importante, no solo de su sexenio, sino de los últimos 60 años.

En un inicio se dijo que costaría unos 169 mil millones de pesos, aunque de acuerdo con el Grupo Aeroportuario, ahora el costo estimado es de al menos 240 mil millones de pesos.

Leer: Cuánto se ha gastado, y cuál es el esquema de financiamiento del Nuevo Aeropuerto

Durante su campaña presidencial, Andrés Manuel López Obrador planteó cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto, y optar por un proyecto alternativo, utilizando la base militar de Santa Lucía.

Sin embargo ha ido variando su discurso, al punto de plantear que sí se construya el Nuevo Aeropuerto en Texcoco, aunque solo con inversión privada, sin destinar recursos públicos, porque a su parecer el costo estimado es excesivo.

Close
Comentarios