Mundial de Rusia 2018: ¿puede la inmigración explicar el éxito de Francia, Bélgica e Inglaterra?
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Getty Images

Mundial de Rusia 2018: ¿puede la inmigración explicar el éxito de Francia, Bélgica e Inglaterra?

Tres de los cuatro equipos de las semifinales de Rusia 2018 tienen en sus filas muchos hijos de inmigrantes de primera generación.
Getty Images
Por BBC Mundo
10 de julio, 2018
Comparte

Tres de los cuatro de los semifinalistas en el Mundial de Rusia 2018 tienen más en común que la proximidad geográfica entre sus países.

Francia, Bélgica e Inglaterra cuentan con un gran número de jugadores que son hijos de padres inmigrantes. Veamos los números:

Dieciséis de los 23 jugadores de Francia tienen al menos un padre que nació fuera del país. Dos más nacieron en las islas del Caribe francés, que se consideran parte de Francia.

Once jugadores de Bélgica y seis de Inglaterra son hijos de al menos un inmigrante y otros cuatro jugadores de Inglaterra tienen ascendencia afrocaribeña más distante. Uno de ellos, Raheem Sterling, nació en Jamaica.

Mbappe y su papá al llegar al estadio para el encuentro contra Uruguay.

Getty Images Wilfred, padre de Mbappe, emigró de Camerún a Francia.

Que Francia sea un equipo multicultural no debería ser una sorpresa.

El equipo galo que ganó el Mundial de Francia en 1998, la única victoria del país hasta la fecha en una Copa del Mundo, se celebró como un símbolo del éxito de la integración en la sociedad francesa, al punto que fue apodado como “El equipo arcoiris”.

El equipo de Francia en Rusia 2018 antes de su encuentro contra Uruguay

Getty Images La alineación inicial del equipo francés contra Uruguay en los cuartos de final de Rusia 2018 contó con cinco jugadores que son hijos de al menos un padre inmigrante: (atrás, de izquierda a derecha): Paul Pogba, Samuel Umtiti; (adelante) Corentin Tolisso, N’Golo Kante y Kylian Mbappe.

Sin embargo, cuatro años después, el mismo equipo fue amenazado con un boicot por parte de jugadores mestizos en protesta por el éxito del candidato de extrema derecha Jean-Marie Le Pen en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de 2002 (aunque Le Pen fue derrotado con facilidad en la segunda vuelta).

En las elecciones del año pasado, la extrema derecha lo hizo de nuevo, y la hija de Le Pen, Marine, obtuvo 33,9% de los votos, aunque fue derrotada por Emmanuel Macron.

Equipo de Francia para Rusia 2018.

Getty 16 de los 23 jugadores del equipo francés son hijos de inmigrantes.

“Es famoso el lamento de Marine Le Pen, quien dijo que al mirar a Les Bleus (el apodo del equipo), no reconocía a Francia ni a ella“, explicó Afshin Molavi, de la Escuela de Estudios Internacionales Avanzados de la Universidad Johns Hopkins de Washington.

Sin embargo, esta vez no ha habido amenaza de boicot, y antes de las semifinales, Francia es el favorito demuchos para levantar el trofeo en Rusia.

El caso de Bélgica

El equipo de Bélgica tiene 11 jugadores con al menos un padre inmigrante, incluyendo jugadores como Romelu Lukaku y Vincent Company, con padres de origen congolés. El padre de Lukaku jugó para el equipo nacional de Zaire en la década de 1990.

Esta es una situación muy diferente a la del equipo del Mundial Corea Japón 2002, cuando solo dos jugadores que formaban parte del equipo eran de ascendencia no belga.

La campaña futbolística en Rusia 2018 llega en un momento de profunda división política, social y cultural en Bélgica, un país con dos regiones e idiomas principales: Valonia (francés) y Flandes (flamenco).

La tensión entre los dos grupos ha llevado a tendencias separatistas y en las elecciones federales de 2010, la victoria de la Alianza Neo-Flamenca (N-VA, en flamenco) causó un estancamiento político que dejó al país sin gobierno durante 541 días.

Por lo tanto, un equipo que tiene jugadores de ambas regiones, y un entrenador español, representa una demostración de unidad. Además, gracias a que los miembros del equipo juegan en Inglaterra, el lenguaje de Shakespeare se ha convertido en el idioma común a todos.

El mediocampista belga Alex Witsel celebra con la multitud la victoria contra Japón.

Getty Images La euforia por el equipo belga ha cruzado divisiones culturales y raciales.

“No estoy en la Copa del Mundo para hablar de política. Este torneo es una oportunidad para celebrar como nación y apoyar a un equipo que representa a toda la sociedad belga”, dijo el fan belga Jan Aertssen a la BBC antes de la victoria de los “Diablos rojos” contra Brasil en Kazán.

“La gente que defiende el separatismo no ha descubierto cuán más débil sería el equipo”, bromeó.

El lado caribeño y africano de los ingleses

Los hijos de inmigrantes están bien representados en el lado inglés. El éxito inesperado del escuadrón del director técnico Gareth Southgate −que cuenta con seis jugadores de al menos un padre que inmigró a Reino Unido, y Raheem Sterling, quien nació en Jamaica− cautiva a sus seguidores.

Equipo inglés en Rusia 2018 antes del partido contra Suecia.

Getty Images
Del equipo inglés que jugó contra Suecia en los cuartos de final de la Copa Mundial, cuatro jugadores son hijos de al menos un padre inmigrante: (atrás, de izquierda a derecha): Ashley Young (Jamaica) y Dele Alli (Nigeria); (adelante) Harry Kane (Irlanda) y Raheem Sterling (Jamaica)

“Somos un equipo diverso y joven que representa la Inglaterra moderna. En Inglaterra, hemos perdido un poco de tiempo en lo que respecta a nuestra identidad moderna. Por supuesto, en principio seré juzgado por los resultados en el fútbol, pero tenemos la oportunidad de influir en otras cosas que son mucho más grandes”, afirmó Southgate.

Pero los expertos en relaciones raciales aconsejan precaución. Piara Powar, fundadora de FARE Network, una organización que aborda temas de racismo en el fútbol europeo, advierte que los equipos con jugadores diversos no siempre tienen un efecto duradero en las personas.

El jugador inglés Raheem Sterling en el partido contra Suecia.

Getty Images Raheem Sterling (izquierda) nació en Kingston, Jamaica.

“Que haya diversidad en tres de los cuatro equipos semifinalistas es una situación simbólica, pero las experiencias anteriores han demostrado que el factor positivo dura solo unos pocos meses. Incluso, ahora vemos a un jugador de una minoría racial en el equipo inglés, Raheem Sterling, siendo señalado en cada juego por los críticos“, le dijo Powar a la BBC.

“Si Inglaterra pierde en las semifinales, no estoy segura de si Sterling no se convertirá en chivo expiatorio, como le sucedió a Mezut Ozil (jugador de ascendencia turca) cuando Alemania fue eliminada en Rusia”, agrega Piara.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Gobierno de Nuevo León

7 gobernadores arman bloque contra recortes y estrategias del gobierno federal por COVID-19

Los siete mandatarios estatales acordaron iniciar la “ruta legal” para solicitarle a Hacienda resarcir los gastos transferidos por la emergencia sanitaria; también postergarán reinicio de clases y coordinarán reactivación económica.
Gobierno de Nuevo León
16 de mayo, 2020
Comparte

Los gobernadores de siete entidades del país armaron un bloque para diseñar sus propias medidas sanitarias y de reactivación económica ante la emergencia de COVID-19.

Las administraciones de Tamaulipas, Nuevo León, Coahuila, Michoacán, Durango, Jalisco y Colima dijeron haber llegado a acuerdos para una “reciprocidad fiscal” por parte de la Federación, pues buscan también resarcir los recortes anunciados por la Secretaría de Hacienda, ante la epidemia.

Te puede interesar | ‘Nueva normalidad’: solo municipios sin contagios abrirán el 18 de mayo; Valle de México no

Aunque aseguraron que impulsarán el diálogo con el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, los gobernadores Silvano Aureoles, de Michoacán; Jaime Rodríguez Calderón, Nuevo León; Miguel Ángel Riquelme Solís, Coahuila; José Rosas Aispuro, Durango; Francisco Javier García Cabeza de Vaca, de Tamaulipas; José Ignacio Peralta, de Colima, así como a Enrique Ibarra, secretario de gobierno de Jalisco (en representación del mandatario estatal Enrique Alfaro), acordaron trabajar sobre una agenda de salud, reactivación económica y atención a la pobreza.

La agenda se publicará en cada entidad este 16 de mayo, la cuales las realizarán grupos de trabajo: “cada uno dirigido por un Gobernador y sobre los ejes: construcción de una nueva normalidad en medio de una epidemia todavía activa; reactivación económica por etapas y prioridades; protección prioritaria a grupos vulnerables; y viabilidad financiera de los estados”, señalaron tras sostener una reunión interestatal COVID-19.

También acordaron adoptar un “Protocolo General de Salud y Reactivación Económica”, donde contemplan una reapertura gradual y sincronizada de “sectores con cadenas de valor compartidas, siempre considerando la responsabilidad con la salud y la vida de los ciudadanos”.

En cuanto a las actividades escolares, plantean no iniciar clases presenciales durante el presente ciclo escolar y concluirlo desde los hogares; “en los casos donde no haya condiciones de conectividad a internet o virtuales, se buscará la implementación de algún mecanismo que le permita a los niños y niñas no estar en desigualdad para el acceso a contenidos educativos”, apuntaron.

Los gobernadores señalaron que uno de los convenios cancelados por el gobierno federal para este años y que estaban vigentes, es el del Servicio Nacional del Empleo.

Leer más: El 84% de los estados no reporta sus gastos para atender pandemia de COVID-19

No más recortes: exigirán gobernadores

Otra acción acordada por los 7 mandatarios estatales es iniciar la “ruta legal” para solicitarle a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), resarcir los gastos transferidos por la Federación a las entidades para la atención de la emergencia sanitaria, “y los cuales no estaban previstos en sus ejercicios fiscales para el 2020”.

“Si el gobierno federal se dejara, le ayudaríamos a trazar la ruta, pero no hay interés, andan en otra cosa; yo creo que vamos a tener que juntarnos con el sector empresarial para ver cómo los estados hacen un planteamiento ante los escenarios tan oscuros”, dijo el gobernador Silvano Aureoles.

En tanto, el gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier Cabeza de Vaca, dijo que no pedirán “nada que no le corresponda a nuestros estados. No vamos a seguir permitiendo que el gobierno afecte decisiones que afecten a nuestros estados. No permitir más abusos de parte del gobierno central”, insistió.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.