Silver Snipers, el grupo de ancianos que arrasa en los videojuegos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Silver Snipers, el grupo de ancianos que arrasa en los videojuegos

Los Silver Snipers son un grupo de cinco jugadores con una característica bastante particular: su promedio de edad es de 67 años.
Por BBC Mundo
2 de julio, 2018
Comparte

 

Silver Snipers

BBC
Los Silver Snipers tienen en promedio 67 años.

Los Silver Snipers son grupo de jugadores de videojuegos que compite en uno de los festivales más importantes entre los aficionados a esta actividad.

Hasta ahí, nada fuera de lo común.

Ahora, si le agregamos que su promedio de edad es 67 años, y que la mitad son mujeres, su historia empieza a llamar la atención.

Y para conocer a estos “gamers” de la tercera edad el equipo del programa Trending de la BBC fue a la ciudad sueca de Jonkoping, ubicada cuatro horas al sur de Estocolmo.

En Jonkoping está el segundo lago más grande del país nórdico: el Vättern. Pero la ciudad es más bien industrial y, más que el lago, lo que se ve son estacionamientos y bodegas.

Y uno de esos espacios es el centro de convenciones donde el mes pasado tuvo lugar el Dreamhacks, el festival digital más grande que tiene encuentros entre los aficionados de videojuegos a través del mundo.

Silver Snipers jugando con público

BBC
Los principales seguidores del grupo de jubilados son adolescentes y veinteañeros.

Era un espacio con varios escenarios y enormes pantallas de televisión, tres o cuatro veces más grandes que las que se pueden encontrar en una casa.

Y aunque estaba lleno de adolescentes y veinteañeros, ellos no eran la atracción, pues las estrellas de ese encuentro de videojuegos eran claramente los Silver Snipers.

Silver Snipers

Los Silver Snipers son un grupo de cinco jugadores con una característica bastante particular: su promedio de edad es de 67 años.

Y a pesar de la brecha generacional con la mayoría de sus contrincantes, cada vez que juegan miles de personas ven sus sesiones en vivo a través de la plataforma Twich.

Gamers

Getty Images
En una competición generalmente dominada por jóvenes, los Silver Snipers son una sensación.

Son cinco compañeros con diferentes seudónimos: Windy, (Oivind Toverud), Birdie (Abbe Drakborg), Trigger Finger (Inger Grotteblad ), YoungGun (Arne Indefors) y Teen Slayer (Monica Indefors).

Y viajaron varios kilómetros para jugar su especialidad Counter Strike: Global Offensive, uno de los videojuegos más populares, con millones de jugadores y una audiencia global.

El juego ocurre en un campo de fútbol virtual con terroristas tratando de hacer explotar una bomba y contraterroristas tratando de salvar el lugar.

Y aprender la táctica no es tarea fácil. Pero el grupo se ha estado entrenando con uno de los mejores: el 10 veces campeón mundial, Tommy Ingemarsson.

Tommy Ingemarsson dando instrucciones en la competencia.

BBC
Los videojuegos son “para todos, no importa para nada la edad, el género ni la nacionalidad”,asegura el campeón mundial y entrenador de los Silver Snipers, Tommy Ingemarsson.

“Fue todo un desafío. Pero me sorprendieron porque estaban muy interesados en aprender cosas nuevas, en seguir adelante, me demostraron que son apasionados por el tema“, le dice Tommy a Jonathan Griffin y Natalia Zuo del programa Trending de la BBC.

Abuelos cool

A pesar de su edad, los Silver Snipers causan furor entre los jóvenes.

“Me encantan, son lo máximo”, dice Charlie, un joven de 16 años que logró obtener uno de los preciados gorros promocionales del grupo.

Y no es el único que se pelea por subir al escenario: muchos quieren enfrentarse virtualmente a ellos en el escenario.

Inger "Trigger Finger" Grotteblad y su nieto.

BBC
Inger “Trigger Finger” Grotteblad compitió contra su nieto y ganó.

Esta relación con los jóvenes también la han experimentado los jugadores dentro de su propia familia.

Inger le cuenta a BBC Trending que ahora es muy cercana con sus nietos. “Nos hemos hecho amigos. Son mis entrenadores personales”, dice.

Y uno de los momentos más emocionantes de la jornada es precisamente cuando Trigger Finger se enfrentó en el campo (virtual) de juego contra uno de sus nietos. Y le ganó por un punto.

La industria

Los eventos como Dreamhack son solo la punta del iceberg de una industria muy lucrativa.

Un estudio reciente señala que la industria global de los videojuegos generó más de US$100.000 millones de dólares en 2017, mientras eSports, la plataforma competitiva de juegos online, ha acumulado ingresos por más de US$750 millones.

Y la presencia de adultos mayores como los Silver Snipers se ha ido incrementando con el tiempo. Incluso algunos informes científicos sugieren que puede ser beneficioso para su salud física y mental.

“Creo que el mensaje es claro; el eSport es para todos, no importa para nada la edad, el género ni la nacionalidad“, concluye Tommy Ingemarsson.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

Entre la esperanza y el caos, así se vivió la primera jornada de vacunación a adultos mayores en CDMX

En este primer día de vacunación, las personas de 60 años y más que viven en las zonas alejadas de los estados tuvieron que madrugar, dar vueltas o esperar por horas en fila para recibir la inmunización. 
Cuartoscuro
Por Andrea Vega y Lidia Sánchez
16 de febrero, 2021
Comparte

Eran las tres de la madrugada cuando Irene Buendía de 72 años tomó su bolso con su medicamento, su desayuno y un pequeño banquito, para después salir de casa decidida a ser la primera en recibir la vacuna contra la COVID-19, en la Escuela Agustín Legorreta en Milpa Alta. 

“A mí me da miedo enfermarme de COVID, yo no me quiero enfermar de eso. Y yo dije, ¡no, pues va a haber mucha gente y yo quiero ser de las primeras!”, comenta Irene.

Leer más | 📷 Inicia segunda etapa de vacunación contra COVID: inyectan primera dosis a 23 mil 369 adultos mayores

A pesar de las recomendaciones de no llegar a hacer fila de madrugada, en este Barrio de Tecómitl, al sur de la delegación Milpa Alta, al menos otros 200 adultos mayores llegaron muy temprano. 

“Nos venimos a formar antes de las 6 de la mañana y había muy poquita gente pero conforme pasó el tiempo esto se llenó”, cuenta Gustavo Aldama de 57 años, quien trajo a su madre de 74 a recibir la inoculación.

A las 9 de la mañana, Irene sintió felicidad y nerviosismo. Tenía la ficha número uno, de una lista de 500 que deben entregar al día por cada sede de vacunación. 

Casi dos horas más tarde salió de las instalaciones de la escuela primaria de Tecómitl contenta, sin dolores ni malestares post-vacuna, pese a su hipertensión.

María de Luz Franco, de 73 años, sufre hipertensión y diabetes. Dice que recibir la vacuna “es un beneficio para nosotros que ya estamos grandes. Y me gusta que no nos van a olvidar solo por estar hasta acá en Milpa Alta”. 

A Irene y María les dijeron que en un promedio de dos semanas recibirán una llamada para indicarles la fecha y hora en que recibirán su segunda dosis. 

Entre la esperanza y el caos, así se vivió la primera jornada de vacunación a adultos mayores en CDMX

 

En este primer día de vacunación, las personas de 60 años y más que viven en las zonas alejadas de los estados tuvieron que madrugar, dar vueltas o esperar por horas en fila para recibir la inmunización. 

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó apenas este domingo 14 de febrero por la mañana que al día siguiente iniciaría el proceso de inmunización para los de mayor edad y la confusión reinó. Algunas personas se enteraron que les tocaba vacunarse apenas unas horas antes y cada módulo parecía tener su propio protocolo, sin un proceso unificado para todos. 

Retrasos y vueltas

En los puntos de vacunación, las dosis de AstraZeneca llegaron sobre las 9 de la mañana. Pero en el módulo de vacunación de San Jerónimo, en Magdalena Contreras, las vacunas llegaron pasado el mediodía, se queja Mónica Czaplewski. 

“Mis papás fueron los primeros en la fila, llegaron a las 8, pero como mi mamá tiene EPOC y mi papá ya tiene 82 años, les dieron los primeros lugares. Aún así tuvieron que esperar hasta las 12:40 para que los vacunaran”, dice Mónica. 

En la Ciudad de México, el objetivo es aplicar 79 mil 550 dosis de la vacuna AstraZeneca al mismo número de adultos mayores de tres Alcaldías, Cuajimalpa, Magdalena Contreras y Milpa Alta, en 70 unidades vacunadoras (58 escuelas y 12 unidades de salud), que operan de 09:00 a 20:00 horas.

Este lunes se atendió a las personas con apellidos paternos de la A a la G; este martes se atenderá a los de la letra H a la P; el miércoles 17 a los de apellidos que empiezan con letras de la Q a la Z o sin apellido paterno; y el 18 y 19 se atenderá a quienes hayan faltado de las tres alcaldías y a los rezagados. 

En lugares de vacunación como el de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) del IMSS, a las personas les dieron una ficha con una hora asignada para que no estuvieran haciendo fila. 

A las 12 del día, Julieta espera que salga su suegro, quien por fin está en el último tramo de espera para recibir la vacuna. Julieta llegó a la UMF del IMSS a las 6:45 de la mañana. No llevó a su suegro desde esa hora porque no quería tenerlo esperando de pie y en el frío. El señor tiene 88 años y problemas en las rodillas. 

Le dijeron que por no ser familiar directo no podía ella recibir la ficha para el adulto mayor. Que fuera por su acta de matrimonio para comprobar el parentesco o que se presentara el interesado. 

Para no andar buscando papeles, regresó con el señor a las 7:30. “Pedí que me apartaran mi lugar y sí me lo guardaron. La gente en la fila se ha portado muy empática”, dice. 

Estuvieron formados hasta las 8:30, cuando por fin le dieron su ficha al señor y le dijeron que podía irse y regresar a vacunarse a las 11:45. 

Regresaron a las 11:20. Julieta y su suegro viven en la colonia López Mateos en la alcaldía de Cuajimalpa y la clínica 42 del IMSS no les queda lejos. “Pero para mi suegro sí es mucho ajetreo”, dice. 

Julieta cuenta que ayer vieron en las noticias que el señor se podía vacunar hoy, por lugar de residencia y apellido. Aunque estaba ya registrado en la plataforma de Mi Vacuna, nadie les llamó ni les mandaron ningún mensaje por SMS, como aseguraron las autoridades que sucedería, para decirles a qué módulo debía acudir el adulto mayor. 

En Locatel, donde llamó para recibir informes, nunca le respondieron. Julieta vio en redes que podían buscar en la plataforma, puso el CURP del adulto mayor y le salió la dirección de la Clínica 42 del IMSS. 

En este módulo de vacunación sí piden el folio que arroja el sistema de la plataforma al registrarse. Quienes lo traen ingresan más rápido. El resto debe esperar. Esto pese a que las autoridades de la Ciudad de Méxco aseguraron que el folio solo era un preregistro y no un requisito. 

A la nuera de José Luis Galicia, de 67 años, sí le llegó por SMS la dirección del módulo al que debía acudir su suegro. Ella lo registró en la plataforma de Mi Vacuna y dejó su número como dato de contacto. 

Don José Luis llegó a la fila a las 9:30 de la mañana, con su folio de registro en mano. Alrededor de las 11:30 ya había ingresado a la zona de espera para recibir la inmunización, después de que se presentara en el lugar Víctor Hugo Borja, director de Prestaciones Médicas del IMSS y encargado de la vacunación en Ciudad de México por parte del gobierno federal.

En otros módulos no estaban pidiendo el folio de registro en la plataforma de Mi Vacuna, como en el del IEMS Plantel Josefa Ortiz de Domínguez, también en Cuajimalpa. 

Luis Cuatecontzi, su papá, el señor Lorenzo, y su mamá, la señora Amada, llegaron al IEMS a las 7:15 de la mañana. Son de la colonia San Mateo Tlaltenango, Cuajimalpa. Se enteraron que les tocaba la vacunación este 15 de febrero por las noticias y como estaban registrados ya en la plataforma de Mi Vacuna ingresaron los CURP y les salió la dirección a la que debían acudir. Les tocó la ficha 53 y 54. Pero nunca les pidieron el folio de registro en la plataforma. 

Cuatro horas y media después de su llegada, al cuarto para las 12 del medio día, los dos adultos mayores tenían ya su primera dosis de la vacuna de AstraZeneca. En las primeras horas posteriores a la inmunización no han presentado ningún malestar. 

Enterarse por la tele 

Macario Garibay llegó poco antes de las 4 de la tarde a formarse al módulo de vacunación COVID, ubicado en el Centro de Salud T-II Dr. Luis Alberto Erosa León, en la alcaldía de Milpa Alta. Apenas dos horas antes, a las 2 pm, se enteró que ese día le tocaba vacunarse. Lo escuchó en las noticias. Nadie lo puso antes sobre aviso. 

Él es el último en la fila de unas 70 personas que todavía esperan para que las vacunen. 

Macario Garibay cuenta que les dijeron que los atenderán a todos y espera en la fila con el ánimo firme. “Voy llegando porque todavía me tuve que regresar a conseguir el correo electrónico de alguien, que también están pidiendo aquí. Yo no tengo. La primera vuelta al centro de salud la di después de las 2 de la tarde, en cuanto me enteré que hoy me tocaba vacunarme, pero tuve que regresar a ver quién me daba un correo”. 

Don Macario no se registró en la plataforma de mivacuna.salud.gob.mx , no supo cómo. Tampoco le llamó ni lo visitó ningún Servidor de la Nación para decirle que él era de los afortunados con los que arrancaría el proceso de vacunación a adultos mayores.

A las 4 de la tarde con 4 minutos, Martha Cabello Reynoso, habitante de San Pedro Atocpan, Milpa Alta, sale del centro de salud ya con su primera dosis de la vacuna COVID de AstraZeneca. Llegó a las 10 de la mañana. Fueron seis horas de espera. Pero está contenta. Dice que para ella y su esposo, que también se vacunó hoy, tenerla ya es una protección. 

Antonia Chavira Flores, otra habitante de San Pedro Atocpan, llegó al centro de salud de Milpa Alta a las 9 de la mañana. Poco después de las 2 de la tarde ya tiene su primera dosis de vacuna COVID. Cuenta que se tuvo que esperar aquí todo ese tiempo. Pero no se queja. “Si es por esperar la vacuna, pues el tiempo que sea para que esté uno bien”, afirma. 

Después de la media hora de observación que deben pasar todos lo que reciben la inmunización COVID para ver si no hay alguna reacción grave, la señora Antonia se siente bien. Está contenta también. “Es una protección porque yo la verdad sí tenía miedo de enfermarme”. 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.