close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro
En 2018 suman 27 sismos con epicentro en el Estado de México y CDMX; la UNAM explica por qué
De enero a la fecha se han registrado 10 temblores de magnitudes de entre 1.9 y 2.8, con epicentros en las delegaciones Venustiano Carranza, Álvaro Obregón, Coyoacán, Miguel Hidalgo, Benito Juárez y Magdalena Contreras. Otros 17 han tenido su epicentro en diversos municipios del Edomex.
Cuartoscuro
Por Notimex
26 de julio, 2018
Comparte

Es normal que ocurran sismos con epicentros en las delegaciones capitalinas y municipios mexiquenses, esto debido a pequeñas fallas geológicas que atraviesan el Valle de México, aseveró Luis Quintanar, investigador del departamento de Sismología del Instituto de Geofísica de la UNAM.

“Las fallas que atraviesan el Valle de México no son muy grandes, no son de varias decenas o centenas de kilómetros, sino que son fallas más pequeñas y cuando son activadas producen sismos de una magnitud proporcional, que son de magnitudes de 2.8 hasta 3, cuando mucho”, indicó.

En lo que va del año, de acuerdo con el Sismológico, en Ciudad de México se han registrado 10 temblores de magnitudes de entre 1.9 y 2.8, con epicentros en las demarcaciones Venustiano Carranza, Álvaro Obregón, Coyoacán, Miguel Hidalgo, Benito Juárez y Magdalena Contreras.

Mientras que en el Estado de México han ocurrido 17, los cuales fueron de 1.2 a 3.4 y se localizaron en los municipios de Amecameca, Zumpango, Ozumba, Nicolás Romero, Tlalmanalco (San Rafel), Chalco (Huitzilzingo), Amecameca, Naucalpan, Juchitepec y Tejupilco.

Luis Quintanar indicó que en el Valle de México las zonas más vulnerables a los sismos, debido a esas fallas, son, en primer lugar, el Oriente y, después, el Poniente.

El especialista detalló que en el Oriente, entre los más propensos a ser epicentros de los sismos son Ixtapaluca, Texcoco y Chalco, así como las delegaciones Milpa Alta, Tláhuac e Iztapalapa; en el Poniente se encuentran Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo, Álvaro Obregón y Naucalpan.

“El Valle de México también es lugar de ocurrencia de sismos, existen mapas de sismicidad desde hace varios años y se ve que es una zona donde ocurren temblores en ciertas zonas preponderantes, una de ellas es la zona poniente y, la de mayor sismicidad, es la parte Oriente”, indicó.

Sin embargo, agregó, también ocurren movimientos telúricos con epicentros en otros puntos, por ejemplo, después de los sismos de septiembre ocurrieron algunos temblores en el sur de la Ciudad de México.

El investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) explicó que las magnitudes de los sismos que ocurren en el Valle de México promedian entre 3 y 3.2 y no son muy profundos, por lo que solo son percibidos por las personas que se encuentran en la zona epicentral.

Apuntó que mientras más fangoso sea el subsuelo donde se registren los temblores, éstos se sentirán con más intensidad y mayor duración, contrario a la que pasa en terrenos firmes.

Refirió también que después de los sismos de septiembre se observó un aumento en la sismicidad en el Valle de México, sobre todo en la parte Sur (El Ajusco y Coyoacán); “entre septiembre y diciembre hubo un aumento de los epicentros de sismos que se detectaron en esa parte de la Ciudad”.

Luis Quintanar explicó que hasta la fecha no ha ocurrido un sismo de gran magnitud en el Valle de México, pues, de acuerdo con el registro que se tiene, se deduce que el mayor fue de alrededor de magnitud 4, en el año de 1974.

El Servicio Sismológico Nacional (SSN) señala también que en la Cuenca de México, donde se encuentran el Estado de México y la capital del país, la actividad sísmica es poco numerosa y de baja magnitud.

Sin embargo, apunta que sí se llegan a registrar varios temblores al año y con base en los eventos registrados se tienen indicios que la mayor parte de la actividad sísmica local se concentra en los márgenes de la Cuenca de México, aunque se han llegado a registrar eventos importantes en las cercanías de la misma, como el ocurrido en Acambay, Estado de México, en 1912 (magnitud 7.0).

Apunta que respecto al origen de los sismos en la región, se piensa que son generados por el reactivamiento de antiguas fallas y también existe la hipótesis de que los grandes sismos generados en la costa pudieran dar lugar a condiciones de desequilibrio y desencadenar sismos locales.

“La Cuenca de México tiene una geología y tectónica compleja, por lo cual no es de extrañarse la ocurrencia de sismos de pequeñas magnitudes en la zona”, señala en su portal.

Explica, además, que cuando ocurre un sismo de magnitud considerable las rocas que se encuentran cerca de la zona de ruptura sufren un reacomodo, lo que genera una serie de temblores en la zona que reciben el nombre de réplicas.

Agrega que el número de las réplicas puede variar desde unos cuantos hasta cientos de eventos en los próximos días o semanas de ocurrido el temblor principal, sin embargo, los sismos que tienen su epicentro en la zona geográfica que comprende la Cuenca de México, por su tamaño mismo, rara vez presentan réplicas.

Ante los riesgos que presentan estos fenómenos, Luis Quintanar subrayó que vivimos en una zona sísmica no solo a nivel regional, que provocan sismos grandes en la Costa del Pacífico, sino también a nivel local (Valle de México) con baja magnitud.

“Estos sismos no por ser de magnitud pequeña deben de dejar de quitar la atención de la población; es importante que revisen continuamente los lugares donde viven, las construcciones: cuando aparece un grieta hay que reforzar para que puedan resistir estos pequeños sismos”, recomendó.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
Mundial femenino y Copa América: por qué mujeres y hombres no pueden jugar juntos al fútbol profesional
Las brechas de rendimiento entre los géneros se han reducido y llevado a jugadores y expertos a creer que la regulación que impide la participación femenina en los deportes de élite masculinos es obsoleta.
Getty Images
17 de junio, 2019
Comparte

Stephanie Labbe es una figura muy conocida en el fútbol, sobre todo por sus habilidades como portera.

La victoria de Canadá 1-0 sobre Camerún en su primer partido del Mundial de Fútbol Francia 2019 el lunes supuso su partido número 30 sin encajar un gol,casi la mitad de los 62 que ha jugado con su selección.

Pero Labbe también es conocida por haber intentado en 2018 unirse al equipo masculino de los Calgary Foothills.

Este club de fútbol canadiense semiprofesional juega en la USL League Two, la cuarta división de Estados Unidos.

La arquera formó parte del equipo e incluso jugó en un partido amistoso de pretemporada, sin que le marcaran un gol.

Pero esto fue antes de que las autoridades de la liga prohibieran su participación, sobre la base de que la USL era una “liga específica de género”.

Ahora a los 32 años, Labbe se ha convertido en la última deportista en cuestionar la segregación de género en las categorías más altas del deporte.

A pesar de que varios organismos gubernamentales nacionales de fútbol han aumentado el límite de edad a los equipos mixtos a nivel juvenil, las ligas profesionales siguen siendo un territorio prohibido.

El principio de segregación

En 2004, el organismo rector del fútbol, la FIFA, declaró que “debe haber una separación clara entre el fútbol masculino y el femenino”.

Este veredicto llegó acompañado de un veto al fichaje de la mexicana Maribel Domínguez por parte del Celaya, un equipo de segunda división masculina en la liga de fútbol del país.

La FIFA rechazó una decisión a favor de Domínguez emitida por la Federación Mexicana de Fútbol.

Y recordó que la separación de género era un principio fundamental en el fútbol.

“Esto es así para las ligas de fútbol y en los partidos internacionales por la existencia de competiciones específicas de género, y las reglas de juego y las reglas de la FIFA no contemplan ninguna excepción”, dijo entonces el órgano rector.

Esa también parece ser la opinión pública general y un argumento común es que los hombres y las mujeres tienen diferentes características físicas y diferentes habilidades.

Juegos Olímpicos

En algunos deportes existen brechas considerables de rendimiento.

Un estudio de 2010 publicado por el “Journal of Sports Science Medicine” analizó las marcas de hombres y mujeres en una serie de modalidades durante la era olímpica moderna y halló que el rendimiento de los hombres podría ser un 40% más alto que el de las mujeres.

Además, las competiciones mixtas no se dan en la mayoría de los “deportes de éxito” del mundo.

De hecho, en los Juegos Olímpicos de verano hombres y mujeres solo compiten en equitación y vela.

También hay partidos mixtos en tenis y bádminton.

En 2017, el Comité Olímpico Internacional anunció que en los Juegos de Tokio 2020 habrá carreras de relevo con hombres y mujeres juntos en atletismo, natación y triatlón.

Pero precisamente el fútbol no es un deporte que esté marcado por enormes diferencias de rendimiento entre ambos sexos. Al menos según la ciencia.

Paul Bradley, científico deportivo de la Universidad John Moore de Liverpool, ha realizado varios estudios sobre futbolistas.

En 2013, publicó un artículo que compara estadísticas de partidos entre hombres y mujeres que participan en sus respectivas versiones de la Liga de Campeones UEFA.

Bradley y su equipo encontraron diferencias significativas en las fases de esfuerzo de alta intensidad en ese deporte, especialmente en términos de distancia media recorrida.

Pero el estudio también reveló que había mujeres con un rendimiento que superaba al de los hombres.

Y el científico cree que, en general, la forma de jugar de las mujeres se está poniendo a la par que la de los hombres.

“Dado el enorme cambio en la naturaleza profesional de la liga femenina en los últimos años, esperamos cierta evolución en las métricas físicas“, dijo Bradley a la BBC.

“Especialmente dados los avances en ciencia del deporte, fuerza, nutrición y entrenamiento”.

En el mismo estudio de 2013, se descubrió que los hombres cubrían un 5% más de distancia total en partidos y un 30% más de distancia corriendo en alta intensidad.

Sin embargo, Bradley también señaló una característica única del fútbol: su capacidad de adaptación para una gama más amplia de tipos de jugadores, especialmente en comparación con modalidades como el baloncesto y el voleibol.

Cerebros contra músculos

Los jugadores de menor estatura, debilidad física relativa y ritmo más lento históricamente han desafiado las probabilidades y, para algunos observadores, son la evidencia de que el mismo tono podría acomodar a hombres y mujeres.

El análisis más directo llegó de Marta, la jugadora brasileña que ha competido en seis mundiales.

En diciembre pasado, dijo que no rechazaría una invitación para unirse al equipo masculino.

“He jugado muchas veces con hombres y algunos de ellos eran bastante más fuertes y más altos que yo. Sé que pueden intimidarme físicamente en el campo, pero eso lo compensaría con mi cerebro”, dijo Marta.

Hablando el mes pasado sobre su experiencia con los Calgary Foothills, Stephanie Labbe admitió que se sentía en desventaja física contra la mayoría de los hombres del equipo.

“Como portero, creo que es realmente bueno porque te enfrentas a tiros rápidos, duros y la velocidad del juego es realmente rápida”, dijo a la agencia de noticias AFP.

Aun así, el equipo la habría contratado si las autoridades de la liga no hubieran intervenido.

“Fue difícil asumir que no puedes jugar por algo que está completamente fuera de tu control”, dice Labbe.

“No es algo en lo que pueda trabajar al llegar a casa o cambiar. Mi género es mi género”.

Federico Luzzi, profesor de Filosofía en la Universidad de Aberdeen (Escocia), llama a la segregación de género de FIFA el “escándalo del fútbol que pasa desapercibido”.

“Incluso aunque fuera cierto que ninguna futbolista profesional era tan buena como cualquier jugador profesional, no debería depender de los órganos rectores del fútbol vetar los fichajes sobre la base de la supuesta calidad de un jugador”, escribió.

Los defensores de la segregación de género también han argumentado que es “más seguro” para las mujeres.

Señalan que hay estudios que muestran que las futbolistas son más propensas que los hombres a sufrir algún tipo de lesiones relacionadas con el fútbol como esguinces de tobillo y daño en el ligamento de la rodilla debido a diferencias fisiológicas.

En el caso de lesiones por rotura del ligamento cruzado anterior (LCA), la investigación encargada por la FIFA sugirió que es entre dos y seis veces más probable que le ocurra a ellas que a ellos.

“Incluso si en promedio las mujeres tuvieran un mayor riesgo de lesiones, la prohibición tampoco estaría justificada”, observa Luzzi.

Pero el hecho de que países como Inglaterra, Holanda, Italia y Alemania hayan aumentado el tiempo que las niñas y los niños pueden jugar al fútbol juntos en las categorías inferiores está creando una generación que desaprueba la segregación de género, dice Jean Williams, profesor de deporte en la Universidad de Wolverhampton.

“Un fútbol más mixto normalizará el concepto de hombres y mujeres jugando juntos. Será más difícil para las próximas generaciones aceptar la segregación”, explicó.

“Deberíamos ver muchas más mujeres futbolistas cuestionando los límites del mercado laboral segregado del fútbol. Creo que se producirán muchos cambios en los próximos 10 años”.

Este 14 de junio comienza la Copa América de fútbol. Puedes descargar aquí el calendario de partidos del torneo sudamericano (con el horario según el país en el que vives).


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=24JaHawe-RM

https://www.youtube.com/watch?v=o6uE-XS3O4w

https://www.youtube.com/watch?v=chAeHyV7aSA

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.