1968: Anuncia el rector de la UNAM marcha al Zócalo por la autonomía y los estudiantes caídos
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

1968: Anuncia el rector de la UNAM marcha al Zócalo por la autonomía y los estudiantes caídos

Durante casi 40 años la autonomía de nuestra institución no se había visto tan seriamente amenazada como ahora, dijo el rector de la UNAM.
Por Viétnika Batres
1 de agosto, 2018
Comparte

Nota del editor: Desde el 23 de julio, Animal Político presenta materiales periodísticos para conocer los hechos, nombres y momentos clave del movimiento estudiantil del 68 que se vivió en México.

La cronología se publica en tiempo real, a fin de transmitir la intensidad con que se vivieron esos días y se tenga, así, una mejor comprensión de cómo surgió y fue frenado a un precio muy alto el movimiento político social más importante del siglo XX.

Queda mucho por saber y entender: 50 años después aún no sabemos por qué una riña estudiantil –como muchas que hubo previamente– detonó la brutal represión del gobierno.

Lo que es cierto es que el 68 fue, es mucho más que la masacre del 2 de octubre.

Hubo un contexto que lo explica. Y eso es lo que les presentamos aquí.

***

Ciudad de México, 31 de julio de 1968.- En un mitin convocado por las autoridades de la UNAM y realizado en la explanada principal, el rector Javier Barros Sierra, anunció que encabezará una manifestación este 1 de agosto, en la que “presentaremos fuera de la Ciudad Universitaria, nuestra demanda del respeto absoluto a la autonomía universitaria”.

El recorrido planeado será de Ciudad Universitaria al Zócalo capitalino.

La concentración de este miércoles frente a Rectoría tuvo lugar un día después de que soldados de la primera zona militar intervinieran con tanques ligeros y jeeps equipados en el barrio universitario del primer cuadro de la ciudad, y dispararan un bazucazo a la puerta principal de la preparatoria 1 de San Ildefonso para entrar y desalojar a bayoneta calada a los estudiantes refugiados ahí, así como los que se encontraban en la preparatoria 2. Se calcula que la incursión militar dejó más de 400 lesionados y alrededor de mil detenidos.

Ayer martes, horas después de que el secretario de Gobernación, Luis Echeverría, pidiera, junto con el regente del Distrito Federal, Alfonso Corona del Rosal, la acción del Ejército, el rector Barros Sierra izó la bandera a media asta en el campus universitario, en señal “de luto” y en protesta por la ocupación de los planteles.

Este miércoles, miles de estudiantes se reunieron en la explanada de la Rectoría. Aún no se digiere la experiencia represiva y la sensación de violación de la comunidad universitaria.

El ingeniero Barros Sierra se apareció de nuevo entre los estudiantes al filo del mediodía y encabezó un improvisado mitin en el que participaron Julio González Tejeda, como maestro de ceremonias, y como oradores, Eduardo Banquel, Enrique González Pedrero, Hugo Fernández de Castro y el propio rector.

“Varios planteles de la Universidad Nacional Autónoma de México han sido ocupados por el Ejército –comentó Barros Sierra–. Durante casi 40 años la autonomía de nuestra institución no se había visto tan seriamente amenazada como ahora. Culmina así una serie de hechos en los que la violencia de la fuerza pública coincidió con la acción de los provocadores de dentro y de fuera de la Universidad.

“La autonomía de la Universidad es, esencialmente, la libertad de enseñar, investigar y difundir la cultura. Estas funciones deben respetarse. Los problemas académicos, administrativos y políticos internos deben ser resueltos, exclusivamente, por los universitarios. En ningún caso es admisible la intervención de agentes exteriores y, por otra parte, el cabal ejercicio de la autonomía requiere el respeto a los recintos universitarios. La educación requiere de la libertad. La libertad requiere de la educación.

“La comunidad universitaria debe darse cuenta de la importancia decisiva de mantener el régimen de legalidad en la Universidad y fuera de ella. Nada favorecería más a los enemigos de la autonomía que la acción irreflexiva. Hoy más que nunca es necesario mantener una enérgica prudencia y fortalecer la unidad de los universitarios. Dentro de la ley está el instrumento para hacer efectiva nuestra protesta. Hagámosla sin ceder a la provocación.

“Las autoridades universitarias –concluyó el rector– se mantendrán al servicio de la Universidad y cumplirán con las responsabilidades contraídas ante el país, contando con la unidad de los estudiantes, los profesores, los investigadores y los empleados”.

Al terminar su breve discurso, convocó para mañana a una marcha de duelo por los estudiantes caídos y la violación de la autonomía universitaria.

Continúan las tensiones

Mientras tanto, este miércoles 73 alumnos de la Escuela de Arte Dramático fueron detenidos “por equivocación” y liberados horas después. En un desplegado, alumnos y profesores de El Colegio de México protestaron por la “brutal represión” contra los jóvenes. Y hay órdenes del gobierno de impedir el paso de estudiantes de provincia al Distrito Federal.

El Frente Nacional de Estudiantes Técnicos (FNET) informó que hay paros de estudiantes en Guanajuato, Chiapas, Tabasco, Puebla, Jalisco, Veracruz, Hidalgo y Querétaro. Sin embargo, el Comité Coordinador del Movimiento de Huelga del Politécnico desconoció al FNET, porque está “controlado” por el gobierno, indicó, y lo acusó de recibir subsidios y traicionar al estudiantado.

A pesar de lo ocurrido, Corona del Rosal dijo a los miembros de la FNET: “reprobamos siempre que un policía o granadero penetre en los planteles educativos. Lo tienen terminantemente prohibido y lo tendrán”.

El líder de la Central de Trabajadores de México (CTM), Fidel Velázquez, aseguró que las hostilidades “han sido dirigidas y encabezadas por agitadores profesionales de los más variados matices que obedeciendo consignas extrañas persiguen alterar el orden público y minar la autoridad del gobierno de la República, que no solamente está atento a las necesidades del pueblo, sino que ha dada pruebas de su preocupación constante por elevar la educación y la cultura de la juventud mexicana”.

La Vocacional 7, desalojada violentamente y ocupada ayer por elementos del cuerpo de granaderos, fue devuelta por la mañana.

Todos los planteles del IPN y la UNAM han suspendido las clases.

En la Facultad de Ciencias acordaron decretar la huelga indefinida; en Veterinaria se acordó apoyar el movimiento estudiantil, al igual que en las facultades de Química, Ingeniería y Arquitectura.

En la Facultad de Medicina, los alumnos acordaron solicitar que las tres camionetas que posee esa escuela, “sean entregadas” para que funcionen como ambulancias y se formen brigadas médicas con el fin de atender a los estudiantes heridos. En tanto que en Odontología, los alumnos deliberaron sobre la posibilidad de armarse con “varillas, piedras, instrumental quirúrgico y toda clase de materiales que sirvieran para defender la autonomía” y comentaron que contaban con el apoyo de las universidades de Puebla, Veracruz y Jalisco, de las que ya habían recibido telegramas de apoyo”.

Referencias:

Gómez Nashiki, Antonio, “1968. Cronología del movimiento estudiantil mexicano”, Nexos, 1 de enero de 1988. Consultado en  https://www.nexos.com.mx/?p=4996

Diego Ortega, Roberto, “1968: El ambiente y los hechos. Una cronología”, Nexos, 1 de septiembre de 1978. Consultado en https://www.nexos.com.mx/?p=3199

Barros Sierra, Javier, Conversaciones con Gastón García Cantú, Siglo XXI, México, 1972, p. 175.

Diego Ortega, op. cit.

Ídem.

Ídem.

Castillo García, Gustavo, “El bazukazo a la Preparatoria 3”, La Jornada, 30 de julio de 2008. Consultado en www.jornada.unam.mx/2008/07/30/index.php?section=politica&article=014n1pol

Ídem.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

En cuarentena con mi agresor: joven vive el encierro con su padre al que acusa de abusar de ella

Las órdenes de aislamiento por el brote de la pandemia han obligado a algunas víctimas de violencia familiar a vivir encerradas con sus abusadores. BBC conversó con una adolescente que pasa por esa situación.
1 de abril, 2020
Comparte

Con gran parte de la población mundial en cuarentena, se ha alertado que las personas que viven en una situación de abuso familiar pueden convertirse en víctimas ocultas de la pandemia.

En Reino Unido, las llamadas a la línea nacional de emergencia para denunciar abusos se incrementaron un 65% el pasado fin de semana, según la comisionada de abuso familiar para Inglaterra y Gales.

En América Latina y España también se ha reportado el aumento de casos y se han adoptado distintas medidas.

Entre tanto, la ONU ha advertido que las mujeres en países más pobres y que viven en hogares pequeños probablemente tendrán menos recursos para denunciar una situación de abuso.

En este contexto, la BBC conversó con una joven de EE.UU. que actualmente se encuentra en cuarentena con su padre, a quien acusa de haber abusado de ella en el pasado.

Una corriente helada por las venas

Kai tomó su móvil y escribió un mensaje lentamente: “Mamá quiere que me quede contigo”. Apretó enviar. La respuesta llegó rápidamente: “Está bien”.

La semana pasada, la adolescente regresó a una casa a la que juró no volver jamás.

“El instante en que entré mi cerebro se apagó”, dice suavemente. “Todo se apagó, toda sensación”.

Había regresado a vivir con su padre, el hombre que ella sostiene abusó física y sexualmente de ella durante años.

Hace dos semanas, Kai pensó que el coronavirus sería algo pasajero que desaparecería como tantas otras noticias. De pronto, las cosas cambiaron.

El personal en la tienda donde su madre trabajaba se empezó a inquietar. Las noticias de que el virus había traspasado fronteras y había llegado a Nueva York tenían a la gente nerviosa.

Cita: "Las cosas son una locura aquí, deberías irte a casa de tu papá"

BBC

El trabajo en la tienda implicaba interactuar con los clientes a diario.

La madre de Kai y sus colegas se preocuparon de ese contacto con los clientes, pero no por mucho tiempo: la compañía anunció que cerraba indefinidamente y que el personal quedaba cesante.

La madre de Kai perdió su empleo por el que ganaba US$15 la hora al tiempo que le informaron que tendría seguro de salud solo cinco días más.

La situación empezó a agobiar a la madre de Kai, que durante gran parte de su vida había sufrido problemas mentales.

“Tuvo un episodio”, cuenta la joven. “Gritó: ‘las cosas son una locura aquí, deberías irte a casa de tu papá'”.

Las palabras enviaron una corriente helada por las venas de Kai.

Se retiró a su dormitorio, esperando que si le daba a su madre suficiente tiempo, las cosas se calmarían. Pero, cuando volvió abajo, su madre sencillamente dijo: “¿Por qué sigues aquí?”.

Sonido petrificante

Hacía solo unos meses Kai había empezado la terapia para recuperarse de años de abuso físico y sexual por parte de su padre.

Afirma que él abusó de ella desde que era niña. Todavía no le había confesado a su madre ni hermana la magnitud completa del abuso.

Acababa de empezar, pero Kai asegura que la terapia la estaba ayudando y que se sentía más en control. Se sentía más esperanzada con el futuro.

Cita: "Durante el día ve televisión en su computadora en la sala. En la noche puedo escucharlo viendo pornografía"

BBC

Entonces, el lugar de acogida donde Kai se reunía con su terapeuta anunció que también cerraba por el brote de coronavirus. Y, la semana pasada, la joven se mudó a vivir con su padre.

“Se queda aquí todo el tiempo”, susurra. “Durante el día ve televisión en su computadora en la sala. En la noche puedo escucharlo viendo pornografía”.

Kai sabe cuándo se despierta su padre en cuanto le escucha preparando un batido para el desayuno. “Odio tanto ese sonido, es tan fuerte, el sonido de la licuadora me petrifica. Es el comienzo de mi día, cuando tengo que estar atenta”.

No ha dormido mucho desde que se mudó, su puerta no tiene cerrojo.

El abuso físico tenía una rutina, sucedía cuando Kai hacía algo que enojaba a su padre. Así que su plan es mantenerse apartada de él y solo abandona su dormitorio para ir rápidamente al baño y prepararse algo para comer en la cocina.

Ilustración de una joven frente a su portátil con una licuadora detrás

James Mobbs/BBC

La última vez que estuvieron juntos, antes de este confinamiento forzado, se fue la luz y el abuso fue particularmente malo.

“Él actúa como si viviéramos en un período extraño de la historia y no menciona nada sobre el abuso”, comenta. “Eso me hace sentir como si me estuviera enloqueciendo. No ha hecho nada todavía, pero la anticipación me está matando“.

Kai se pasa todo el día online. Recientemente ha estado viendo críticas de cine en YouTube. Disfruta al escuchar el análisis de películas que nunca ha visto.

Espera que su madre la deje regresar pronto, o que el brote de coronavirus termine y pueda encontrar otro lugar donde vivir.

Protección para las personas vulnerables

Nicole Jacobs, la comisionada de abuso familiar para Inglaterra y Gales, dice que la policía en esos territorios está lista para lidiar con el aumento de las denuncias.

“Intentamos asegurarnos de que la gente sepa que la policía está anticipando que el abuso familiar se incremente, que nos estamos preparando para eso”, le explicó Jacobs a la BBC.

La comisionada subrayó que esas llamadas tienen prioridad y señaló que se pueden hacer llamadas silenciosas en las que la víctima espera a que el operario conteste para toser o hacer algún ruido o marcar 5,5.

Ilustración de teléfonos

James Mobbs/BBC

Jacobs añadió que a las mujeres con estatus migratorio irregular se les deben “retirar todos los obstáculos, sin temor a ser deportadas cuando denuncian casos de violencia durante esta época” y anunció que habrá más fondos para los trabajadores claves en los sitios de acogida.

Ese es un sentimiento compartido por Phumzile Mlambo-Ngcuka, directora ejecutiva de ONU Mujeres, que le manifestó a la BBC que hay una necesidad urgente de que las personas que trabajan con mujeres vulnerables reciban equipos de protección personal (EPP).

“Lo que necesitamos son fondos para que los trabajadores puedan llegar con EPP a las comunidades y monitoreen a las mujeres vulnerables. Esto debe ser una prioridad y debe haber un financiamiento global urgente”, afirmó.

“En varios países es imposible para la mujeres de estratos socioeconómicos bajos reportar casos de violencia familiar, pues viven en hogares de solo una o dos habitaciones con sus abusadores”.

Algunos países de América Latina y España han reforzado sus medios de atención y creado planes de contingencia para proteger a las personas expuestas al abuso y violencia de género durante la cuarentena.

Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial



Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Xs_NI20P8DE&t=18s

https://www.youtube.com/watch?v=2FoZyNJjVEg&t=17s

https://www.youtube.com/watch?v=0LMiekyc95A

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Información verificada del COVID-19 #CoronavirusFacts