En 2017 se duplicó el número de migrantes que deciden quedarse en México: informe
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

En 2017 se duplicó el número de migrantes que deciden quedarse en México: informe

Aunque durante el sexenio de Enrique Peña se implementaron programas que pretendían mejorar la situación de los inmigrantes, en los hechos la violencia y el miedo han sido utilizados como mecanismos disuasorios para que desistan de su objetivo y se vayan, alertan especialistas.
Cuartoscuro
Comparte

Estados Unidos sigue siendo el sueño de los latinoamericanos que emigran de sus países de origen buscando una vida mejor, sin embargo, un número cada vez mayor toma como objetivo llegar y establecerse en México. En 2017 esa cifra se duplicó, llegando a 28.5% de los migrantes que llegan a este país, de acuerdo con la Red de Organizaciones Defensoras de los Migrantes (REDODEM).

En un informe presentado este martes, los activistas explicaron que este aumento se debe al panorama recrudecido que los migrantes encuentran delante y detrás de ellos: el endurecimiento de la política migratoria del presidente estadounidense, Donald Trump, les impide llegar al que una vez fue su objetivo; mientras en sus países de origen la violencia y la pobreza hacen que quedarse no sea una opción.

“Se está cerrando la frontera norte por la política de Trump y ellos se van a ciudades del norte con la esperanza de que más adelante se pueda abrir y ellos puedan entrar, porque muchos tienen familiares del otro lado”, explicó a Animal Político el sacerdote Arturo González, representante del Servicio Jesuita a Migrantes e integrante de la REDODEM.

El activista apuntó que las personas que llegan a México, aun cuando su objetivo original fuera Estados Unidos, se van quedando donde encuentran un trabajo, donde se sienten menos violentadas y seguras. Su decisión sobre el destino al que quieren llegar se va decidiendo sobre la marcha y muchas veces con poca información o rumores, “pero es lo que tienen”.

El informe ‘El Estado indolente: recuento de la violencia en las rutas migratorias y perfiles de movilidad en México’ de la Red refiere que de mayo a diciembre de 2017, el 65% de los migrantes que ingresaron a México quiere llegar a Estados Unidos; 28% quiere quedarse en territorio nacional; otro 6% dijo no saber su destino y el 1% iba de regreso a su país.

Respecto a los que declararon desconocer su destino, el padre González explicó que muchos no tienen un plan porque sólo quieren “llegar a algún lado”, a veces donde ya tienen algún conocido o familiar, pero con una certeza: no se pueden quedar en Centroamérica porque los van a matar.

“Platicando con una madre salvadoreña me decía ‘padre, prefiero que se me vayan, aquí me los van a matar. A lo mejor un día los vuelvo a ver pero que los vea vivos’”, relató el clérigo.

Huir de la violencia para llegar a una guerra

Los defensores de migrantes advierten que México la situación tampoco es mucho mejor para los latinos que huyen de sus países de origen -principalmente de Centroamérica, en su mayoría de Honduras-, ya que el Gobierno de Enrique Peña también ha recrudecido en la práctica su política migratoria, además de que una vez en territorio mexicano se vuelven presas del crimen organizado.

Aunque durante el sexenio de Enrique Peña se implementaron programas que pretendían mejorar la situación de los inmigrantes, en los hechos la violencia y el miedo han sido utilizados como mecanismos disuasorios para que los migrantes desistan de su objetivo y se vayan, advirtieron los activistas de organizaciones religiosas y otras casas que dan albergue a migrantes.

Denunciaron que las personas que atraviesan el país son víctimas de una doble violencia: por un lado las extorsiones, robos y violaciones de la delincuencia organizada y por otro las de las autoridades, que los detienen y piden dinero bajo la amenaza de deportarlos. Según los cálculos de REDODEM, en 2015 los cuerpos policíacos se llevaron más de mil 200 millones de pesos por extorsión.

Además, los centro y sudamericanos que llegan a México se internan a una problemática que México padece hace 12 años: la guerra contra los cárteles del narcotráfico. Sin embargo, su condición de extranjeros y su situación migratoria los vuelve más vulnerables a todo tipo de abusos. “Primero tendríamos que arreglar el problema como país para pensar en recibir a estas personas, porque mexicanos y extranjeros estamos amenazados. Yo cuando voy a los albergues salgo rogando regresar, y soy mexicano”, refiere Arturo González.

El muro en casa

El Informe detalla la distribución de los abusos y delitos cometidos contra los inmigrantes, entre los particulares (crimen organizado, fuerzas de seguridad de los trenes, entre otros) y el Estado, principalmente autoridades migratorias y policiales. Esta cifra ha ido cambiando a lo largo de los años en que REDODEM ha realizado sus informes: en 2014 los delitos cometidos por particulares contra migrantes fueron el 80% contra 20% del Estado; la cifra cambió dramáticamente en 2015, donde los abusos del Estado se elevaron a 41% y después cayeron a 17% en 2016. Para 2017 se elevó de nuevo la participación estatal hasta 25 por ciento.

Entre los principales funcionarios públicos que la Red detecta como abusadores de los migrantes son los agentes de Migración que los intimidan; las fiscalías estatales que se niegan a recibir sus denuncias; las policías estatales que los detienen para extorsionarlos y las delegaciones estatales del Instituto Nacional de Migración (INM) que no atienden las recomendaciones de los organismos de derechos humanos.

“El muro sí lo estamos pagando los mexicanos, se llama Instituto Nacional de Migración”, puntualizó Jorge Alberto Pérez, activista de la Casa del Migrante en Chihuahua.

Los defensores de los migrantes calificaron el sexenio de Enrique Peña con un saldo negativo en materia migratoria, sin mejoras sustanciales después del violento sexenio de Felipe Calderón e incluso con aspectos que empeoraron con el programa de la Frontera Sur, que representó operativos y detenciones sin respeto a los derechos humanos. Para el siguiente gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, piden que escuche a la sociedad y cree un proyecto de atención a migrantes con foco en los derechos humanos, no en la seguridad nacional.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Tonks Brown

Halloween: 'Soy una orgullosa bruja de la vida real'

Tonks Brown, una mujer de Escocia, explica cómo hizo de la práctica del paganismo algo esencial en su vida.
Tonks Brown
31 de octubre, 2021
Comparte

Desde una cabaña remota en las Tierras Altas de Escocia, Tonks Brown dice que está orgullosa de ser una bruja de la vida real.

Para ella, Halloween no se trata de disfraces, calabazas y “truco o trato”.

“Creo que la sociedad tiene una idea sobre las brujas de la cultura pop”, dice Tonks, de 36 años.

“Se trata de mucho más: es una gran parte de mi vida, es mi religión y mi fe“, dice.

El año nuevo pagano es el 1 de noviembre y Tonks dice que esa fecha marca el momento de un nuevo comienzo, de no cargar con cosas de la vida en los duros meses de invierno.

Se volvió hacia el paganismo cuando tenía 12 años y vivía en la isla de Mull, en el noroeste escocés.

“Me acosaban en la escuela secundaria por ser diferente”, dice.

“Me metieron hasta la garganta la Wee Free Church en la escuela, tenía servicios en una parroquia y rezaba todo el tiempo“.

Una escoba de bruja y un gato negro llamado Cairn

Tonks Brown
Tonks tiene una escoba de bruja y un gato negro llamado Cairn.

“Recuerdo que me regañaban por colorear cuando debería estar rezando”.

La naturaleza, su “iglesia”

Tonks dice que fue en el mundo exterior donde tuvo la sensación de que no estaba sola y “que los animales eran seres iluminados”.

“Yo quitaría a un caracol de un camino para que no lo pisotearan”, dice.

“Fue esto lo que me hizo darme cuenta de que la naturaleza era mi iglesia en lugar de un edificio grande, frío y viejo”.

Asegura que encontró que el paganismo “simplemente se sentía bien y tenía sentido para mí”.

“Todo en la naturaleza tiene una esencia, todo tiene su propio propósito y es bueno ser más consciente de eso y encajar ahí”, dice.

Tonks Brown

Tonks Brown
Una gran parte de los hechizos es quemar hierbas.

También comenzó a leer sobre los juicios de brujas del pasado.

“Desafortunadamente, muchas brujas tienden a ser mujeres, mujeres que tenían conocimientos, parteras y herbolarias”, dice.

“Entonces en el pasado pensaron que debían matarlas porque no podemos tener una mujer con conocimiento”, continúa.

¿Qué hace en su vida cotidiana?

Tonks trabaja para los servicios de emergencia de su comunidad.

Conduce 10 minutos todos los días hasta un puesto de avanzada remoto en donde, de hecho, tiene una oficina.

Dice que ha aprendido a no predicar sobre el paganismo, pero que defiende a las brujas en su vida cotidiana.

“Si escucho a alguien hacer una broma sobre una bruja, intervendré y diré que soy bruja”, dice.

“Desafiaré cualquier forma de prejuicio, pero eso nunca es un enfrentamiento”.

Un estante de la casa de Tonks

Tonks Brown
Tinturas y frascos de hierbas cubren muchos estantes en la casa de Tonks.

La mujer, quien anteriormente fue guía turística en Edimburgo, dice que ha trabajado en los ayuntamientos, la policía y el servicio de ambulancias, pero su paganismo no suele ser un problema.

“Tenía un colega que estaba aterrorizado por un accesorio que había llevado al trabajo que parecía una varita mágica, porque iba a ir a una práctica después”, dice.

“Ella ni la quería tocar debido al estigma que rodea a las brujas. Tiendo a encontrarlo divertido en lugar de hiriente”.

Sus hechizos

Su Halloween, o víspera de año nuevo, consiste en practicar hechizos paganos y brujería.

Ha estado cultivando hierbas como salvia, romero y tomillo durante todo el año para el festival Samhain, que marca el final de la temporada de cosecha y el comienzo del invierno o la “mitad más oscura” del año.

Un estante en la casa de Tonks

Tonks Brown
Tonks solo lanza hechizos positivos.

Seca las hierbas en fuego para que se quemen mejor cuando las usa.

Quema la salvia para purificarse a sí misma y a su casa con el humo. Y tiene sal y hierro para protegerse de fantasmas, hadas y otras entidades sobrenaturales.

También ha estado untando velas con diferentes aceites y hierbas, así como tallando símbolos en ellas para usarlas en hechizos en el gran día.

Para las hierbas más oscuras, debe visitar al herbolario.

“Ojo de tritón o dedo del pie de rana son nombres medicinales para las plantas, pero a menudo la gente piensa que las brujas usan estas partes de un cuerpo, lo cual no es cierto, son solo plantas“, dice.

Tonks Brown

Tonks Brown

Hace los hechizos en una taza de té antes de verterlos en una vasija con carbón, que enciende cuando realiza sus hechizos en Halloween.

El ritual se hace en un altar de su dormitorio, con plantas que representan la tierra, incienso para el aire y velas para el fuego y el agua.

Brujería blanca

Las brujas blancas, como Tonks, no lanzan hechizos con intenciones maliciosas.

Utilizan dos cuchillos para rituales, un “boline”, que es un cuchillo de mango blanco para recolectar hierbas y tallar velas, y un cuchillo “athame”, que se usa para hacer una forma o cortar un cordón en un hechizo.

Tonks dice que siempre está sola cuando hace sus rituales.

“Conozco a muchas otras brujas, estamos en todas partes, en la policía, en las tiendas locales, pero es demasiado personal para mí practicar magia con ellas, tienes que tener mucha confianza”, dice.

Calabazas de fieltro en la casa de Tonks Brown

Tonks Brown
Las brujas utilizan calabazas y nabos para ahuyentar a los fantasmas.

Las brujas blancas consultan el Libro de las Sombras para obtener recetas.

Tonks dice que en Halloween usa túnica, o nada de ropa, cuando lleva a cabo sus hechizos.

Y un nabo tallado “con cara de miedo” en la puerta de su casa para ahuyentar a los fantasmas y “que no molesten” en su casa.

“Me pongo afuera del armario de las escobas estos días y le digo a la gente que soy una bruja y el 99% de ellos reacciona de la misma manera que si hubiera dicho que era cristiana o musulmana“, dice.

“Estoy orgullosa de ser una bruja de la vida real y Halloween es la mejor fiesta”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=y5jxqtP_ses

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.