close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Por qué AMLO ganaría más rentando el avión presidencial que vendiéndolo

El empresario Gustavo Jimenez-Pons, quien hizo la primera oferta para comprar el avión presidencial, asegura en entrevista que el presidente electo no acertaría al vender la aeronave, mientras que él podría cobrar hasta medio millón de pesos por cada hora de vuelo.
Cuartoscuro
Por César Reveles
25 de agosto, 2018
Comparte

Vender el avión presidencial no sería el mejor negocio para la administración de Andrés Manuel López Obrador, pues podría tener más pérdidas que ganancias, dice Gustavo Jimenez-Pons, dueño y presidente de GBS Air Enterprises In., y quien este jueves hizo una oferta de mil 900 millones de pesos para comprar el Boeing 787 Dreamliner, propiedad del gobierno federal.

“Lo mejor para mí sería que aceptaran vendérmelo, pero lo más conveniente sería que lo conservaran o lograran arrendarlo a un privado durante los próximos seis años. Así, al conservarlo, cuando entre la siguiente administración no tendría que comprar uno nuevo en caso de que no concuerden con la misma idea”, comenta Jimenez-Pons en entrevista.

El empresario explica que el interés de GBS Air Enterprises In. por esta aeronave surge por sus características, principalmente de capacidad, al tratarse de un avión de lujo con espacio para 225 o 230 pasajeros.

“La renta de aviones ejecutivos VIP actualmente son solo de 18 pasajeros, nosotros estrenaríamos el mercado de lujo de alta capacidad, sería el primero con estas características disponible para rentarse”, señala el empresario.

Jimenez-Pons estima que la hora de vuelo en este avión podría partir de los 23 y 25 mil dólares por hora, lo cual equivaldría a 473 mil 441 pesos, es decir casi medio millón de pesos por una hora de vuelo.

Estos precios, aclara el empresario, pueden variar dependiendo los gastos de operación de cada servicio.

Plantea la posibilidad, en caso de comprarlo, de prestarlo al gobierno federal siempre y cuando ellos cubran los gastos de operación.

Aunque su oferta inicial es de mil 900 millones de pesos, el dueño de GBS Air Enterprises In. está dispuesto a pagar hasta un 30 % más, siempre y cuando las condiciones de la aeronave así lo requieran.

“Incluso puede valer menos de lo que ofrezco, todo depende las condiciones en las que se encuentre. Este avión no tiene un valor agregado por pertenecer al presidente, no debe ser más caro que otros aviones del mismo modelo, solo es un avión ejecutivo de lujo y ya”, sentencia.

No fui recibido de la mejor manera

A pesar de que el documento con la oferta fue recibido por Leticia Ramírez, encargada de atención ciudadana del presidente electo, Gustavo Jimenez-Pons asegura que no recibió la atención que merece un ofrecimiento de esta envergadura.

“Cuando llegué a la casa de transición Leticia Ramírez me mandó a la fila de las personas que solicitan ayuda cuando lo que yo le entregaba era un ofrecimiento de compra, que no es poca cosa”, asevera.

La oferta oficial entregada por el empresario.

En su opinión el equipo del presidente electo “no supo manejar la situación”, incluso acusa que notó un poco de molestia al recibir el ofrecimiento.

“Solo soy un ciudadano más no pido atención especial ni estoy buscando una ganga, pagaré lo justo. No quería me resolvieran algún problema solo entregué una oferta de negocios seria y pido que así se atienda”.

Jimenez-Pons dice estar consciente de que la respuesta o contraoferta final tardará un tiempo pero si no lo buscan en una semana para platicar sobre la oferta inicial, volverá a buscarlos pues su intención es que su ofrecimiento tenga prioridad sobre otros, toda vez que fue la primera oferta.

Quién es Gustavo Jimenez-Pons

No es la primera vez que este empresario mexicano aparece en la escena pública.

Gustavo Jimenez-Pons es un empresario mexicano que inició su carrera como promotor de conciertos en 1977. También fue director de relaciones públicas de WFM Televisa Radio.

A la par de su carrera como empresario, en 2006 fue candidato a la Jefatura de Gobierno del entonces Distrito Federal por el Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina.  Y es presidente y fundador de la organización SOMOS MÉXICO.

En 2010, estuvo algunos meses en prisión en Ciudad de México por un proceso penal por el delito de fraude genérico, interpuesto por una agencia de viajes que lo acusaba de no cumplir con la entrega de paquetes de viajes al Mundial de futbol de 2006.

Gustavo Jimenez-Pons compartío con Animal Político el documento que lo absuelve de esta acusación.

“Es totalmente falso que estuve encarcelado en tres ocasiones entre 1994 y 1996 como han señalado algunos medios, sí enfrenté procesos en esos años pero demostré mi inocencia y salí bien librado”, asegura.

En 2017 buscó una candidatura independiente a la Presidencia de México, pero no reunió las firmas necesarias pues abandonó la contienda al considerar “absurda” la cifra que solicitaba el INE.

Es sobrino de de Rogelio Jiménez Pons, propuesto por el presidente electo para encabezar el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), pero asegura que “desde hace 24 años estamos distanciados, no nos frecuentamos. Él no tuvo nada que ver en mi interés y acercamiento”.

Por el momento, el empresario esperará a ser contactado por López Obrador para detallar un poco más su oferta pero insiste que su deseo de comprar el Boeing 787 Dreamliner es real y espera que sea prioridad sobre otras ofertas.

AMLO dice que sí venderá el avión

Durante su conferencia de este viernes, el presidente electo fue cuestionado sobre la ofrecimiento que recibió de Jimenez-Pons.

“Vamos a vender el avión presidencial, no me subiré a él, tampoco aceptaré que me lo renten”, aseveró el tabasqueño.

Explicó que será a inicios de diciembre cuando comiencen la licitación para ofrecerlo de manera oficial y será entonces que analizarán las ofertas.

No dijo si contestará el documento entregado este jueves por el dueño de GBS Air Enterprises In..

“César Yañez (próximo coordinador general de Política y Gobierno) solicitará en estos días toda la información de todos los aviones y helicópteros. Se van a vender todos, pero primero queremos contar con todos los elementos necesarios para iniciar la licitación para la venta”, finalizó.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Arabia Saudita: cómo afecta al precio del petróleo el ataque contra las instalaciones de Aramco

Los mercados de la energía reaccionaron violentamente en su apertura al ataque con drones contra dos instalaciones clave de refinamiento de crudo, pero el repunte de precios podría no trasladarse inmediatamente al precio de las gasolinas.
16 de septiembre, 2019
Comparte

Un ataque con drones perfectamente sincronizados ha conseguido poner en jaque al mercado mundial de la energía.

La empresa estatal de Arabia Saudita, Aramco, atacada el sábado, es el mayor productor de petróleo del mundo.

Aporta a los mercados internacionales el 10% de crudo y es un negocio extremadamente rentable.

El ataque, que el grupo de los hutíes en Yemen se atribuyó horas después, causó numerosos daños a dos instalaciones claves de Aramco, afectando a la mitad de su producción y al 5% de la producción a nivel mundial.

De acuerdo al gobierno saudí, los ataques en Abqaiq, la mayor planta de refinamiento de crudo del mundo, y en el campo petrolero de Khurais obligarán a reducir la producción de crudo en en 5.7 millones de barriles diarios, casi un 50%.

Para los expertos, aunque Arabia Saudita y Estados Unidos pueden utilizar sus reservas para reemplazar los barriles que los sauditas no podrán colocar en los mercados internacionales, el ataque dice mucho de la vulnerabilidad de sus plantas y, a su vez, de la vulnerabilidad de una parte vital de la infraestructura energética global, explica Katie Prescott, periodista de Negocios de la BBC.

Campos atacados

BBC

El campo petrolero Khurais produce alrededor del 1% del petróleo mundial, y Abqaiq es la instalación más grande de la compañía, con capacidad para procesar el 7% del suministro global.

Así que muchos se preguntan por qué una compañía con tantos recursos no pudo evitar este ataque y los enormes daños causados y si esto podría volver a ocurrir.

Reacción del mercado

El barril de Brent, de referencia en Europa, cotizaba el viernes al cierre de los mercados a US$60 y a media sesión de este lunes registra una subida cercana al 10%, lo que sitúa el precio en torno a los US$66.

Algunos analistas creen que la tensión creada en el mercado, por el menor suministro de Arabia Saudita, podría llevar el precio del barril hasta los US$80 o más como respuesta del mercado a los ataques y a las muchas incógnitas que aún rodean la pregunta clave: cuál es la magnitud real de los daños.

La subida del precio del petróleo podría beneficiar a varios países como Rusia o Venezuela.

En el caso de Venezuela, la venta de crudo en los mercados internacionales tiene un gran impacto en sus cuentas, pues en torno al 96% de los ingresos del país dependen de esto.

Edificio de PDVSA en Caracas

Getty Images
La dependencia del petróleo de Venezuela es total, pues supone en torno al 96% de los ingresos que tiene el país.

Sin embargo, pese a este repunte, no es seguro que la subida se vaya a trasladar a la misma velocidad a los precios en las gasolineras.

Eventos de naturaleza similar en los últimos tiempos no han tenido un efecto a largo plazo en el precio del petróleo.

Como explica el profesor de política energética internacional del King’s College de Londres, Nick Butler, “el impacto directo de los ataques podría ser de corta duración. El mercado se ha ajustado sin parpadear en los últimos dos años a la pérdida por razones políticas de más de dos millones de barriles al día de la producción Venezuela e Irán”.

Aramco

Getty Images
La planta de la estatal Aramco en Abqaiq fue una de las principales afectadas por los ataques.

Riesgo regional

Pero lo que preocupa de verdad es que si los ataques avivan las tensiones políticas en la región, el aumento de precios podría tener un efecto más duradero a largo plazo.

El profesor Butler cree que si Arabia Saudí, Estados Unidos o sus aliados emprenden medidas de represalia “cualquier aumento podría ser mantenerse en el tiempo alimentando el riesgo de una recesión económica“.

Para Helima Croft, directora global de estrategia de materias primas de Royal Bank of Canada, estos ataques con drones son “un cambio de juego en el creciente enfrentamiento regional con Irán”.

Imagen satelital

NASA
Esta imagen satelital de la NASA muestra el lugar de los ataques en Arabia Saudita.

Las instalaciones de producción, las rutas comerciales y las tuberías que atraviesan la región podrían ser vulnerables a futuros ataques.

Impacto en los consumidores

Es demasiado pronto para saber si los consumidores sufrirán algún impacto del aumento del precio del petróleo.

A corto plazo, depende mucho de cuánto dura el repunte de los precios internacionales porque el traslado al precio de las gasolinas suele llevar un tiempo.

Por ahora, los inversores están atentos a más declaraciones de Aramco y a cualquier reacción política ante los acontecimientos.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Ukb6MjvW83Q

https://www.youtube.com/watch?v=hBN2H-E3KAc&list=PLLhUyPZ7578fM4Kk57tNx01dvsvmI-9TD&index=6&t=52s

https://www.youtube.com/watch?v=tuYURBKMZzc

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.