Por qué AMLO ganaría más rentando el avión presidencial que vendiéndolo

El empresario Gustavo Jimenez-Pons, quien hizo la primera oferta para comprar el avión presidencial, asegura en entrevista que el presidente electo no acertaría al vender la aeronave, mientras que él podría cobrar hasta medio millón de pesos por cada hora de vuelo.

avión presidencial
El avión presidencial se estrenó en febrero de 2017. Cuartoscuro

Vender el avión presidencial no sería el mejor negocio para la administración de Andrés Manuel López Obrador, pues podría tener más pérdidas que ganancias, dice Gustavo Jimenez-Pons, dueño y presidente de GBS Air Enterprises In., y quien este jueves hizo una oferta de mil 900 millones de pesos para comprar el Boeing 787 Dreamliner, propiedad del gobierno federal.

“Lo mejor para mí sería que aceptaran vendérmelo, pero lo más conveniente sería que lo conservaran o lograran arrendarlo a un privado durante los próximos seis años. Así, al conservarlo, cuando entre la siguiente administración no tendría que comprar uno nuevo en caso de que no concuerden con la misma idea”, comenta Jimenez-Pons en entrevista.

El empresario explica que el interés de GBS Air Enterprises In. por esta aeronave surge por sus características, principalmente de capacidad, al tratarse de un avión de lujo con espacio para 225 o 230 pasajeros.

“La renta de aviones ejecutivos VIP actualmente son solo de 18 pasajeros, nosotros estrenaríamos el mercado de lujo de alta capacidad, sería el primero con estas características disponible para rentarse”, señala el empresario.

Jimenez-Pons estima que la hora de vuelo en este avión podría partir de los 23 y 25 mil dólares por hora, lo cual equivaldría a 473 mil 441 pesos, es decir casi medio millón de pesos por una hora de vuelo.

Estos precios, aclara el empresario, pueden variar dependiendo los gastos de operación de cada servicio.

Plantea la posibilidad, en caso de comprarlo, de prestarlo al gobierno federal siempre y cuando ellos cubran los gastos de operación.

Aunque su oferta inicial es de mil 900 millones de pesos, el dueño de GBS Air Enterprises In. está dispuesto a pagar hasta un 30 % más, siempre y cuando las condiciones de la aeronave así lo requieran.

“Incluso puede valer menos de lo que ofrezco, todo depende las condiciones en las que se encuentre. Este avión no tiene un valor agregado por pertenecer al presidente, no debe ser más caro que otros aviones del mismo modelo, solo es un avión ejecutivo de lujo y ya”, sentencia.

No fui recibido de la mejor manera

A pesar de que el documento con la oferta fue recibido por Leticia Ramírez, encargada de atención ciudadana del presidente electo, Gustavo Jimenez-Pons asegura que no recibió la atención que merece un ofrecimiento de esta envergadura.

“Cuando llegué a la casa de transición Leticia Ramírez me mandó a la fila de las personas que solicitan ayuda cuando lo que yo le entregaba era un ofrecimiento de compra, que no es poca cosa”, asevera.

La oferta oficial entregada por el empresario.

En su opinión el equipo del presidente electo “no supo manejar la situación”, incluso acusa que notó un poco de molestia al recibir el ofrecimiento.

“Solo soy un ciudadano más no pido atención especial ni estoy buscando una ganga, pagaré lo justo. No quería me resolvieran algún problema solo entregué una oferta de negocios seria y pido que así se atienda”.

Jimenez-Pons dice estar consciente de que la respuesta o contraoferta final tardará un tiempo pero si no lo buscan en una semana para platicar sobre la oferta inicial, volverá a buscarlos pues su intención es que su ofrecimiento tenga prioridad sobre otros, toda vez que fue la primera oferta.

Quién es Gustavo Jimenez-Pons

No es la primera vez que este empresario mexicano aparece en la escena pública.

Gustavo Jimenez-Pons es un empresario mexicano que inició su carrera como promotor de conciertos en 1977. También fue director de relaciones públicas de WFM Televisa Radio.

A la par de su carrera como empresario, en 2006 fue candidato a la Jefatura de Gobierno del entonces Distrito Federal por el Partido Alternativa Socialdemócrata y Campesina.  Y es presidente y fundador de la organización SOMOS MÉXICO.

En 2010, estuvo algunos meses en prisión en Ciudad de México por un proceso penal por el delito de fraude genérico, interpuesto por una agencia de viajes que lo acusaba de no cumplir con la entrega de paquetes de viajes al Mundial de futbol de 2006.

Gustavo Jimenez-Pons compartío con Animal Político el documento que lo absuelve de esta acusación.

“Es totalmente falso que estuve encarcelado en tres ocasiones entre 1994 y 1996 como han señalado algunos medios, sí enfrenté procesos en esos años pero demostré mi inocencia y salí bien librado”, asegura.

En 2017 buscó una candidatura independiente a la Presidencia de México, pero no reunió las firmas necesarias pues abandonó la contienda al considerar “absurda” la cifra que solicitaba el INE.

Es sobrino de de Rogelio Jiménez Pons, propuesto por el presidente electo para encabezar el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), pero asegura que “desde hace 24 años estamos distanciados, no nos frecuentamos. Él no tuvo nada que ver en mi interés y acercamiento”.

Por el momento, el empresario esperará a ser contactado por López Obrador para detallar un poco más su oferta pero insiste que su deseo de comprar el Boeing 787 Dreamliner es real y espera que sea prioridad sobre otras ofertas.

AMLO dice que sí venderá el avión

Durante su conferencia de este viernes, el presidente electo fue cuestionado sobre la ofrecimiento que recibió de Jimenez-Pons.

“Vamos a vender el avión presidencial, no me subiré a él, tampoco aceptaré que me lo renten”, aseveró el tabasqueño.

Explicó que será a inicios de diciembre cuando comiencen la licitación para ofrecerlo de manera oficial y será entonces que analizarán las ofertas.

No dijo si contestará el documento entregado este jueves por el dueño de GBS Air Enterprises In..

“César Yañez (próximo coordinador general de Política y Gobierno) solicitará en estos días toda la información de todos los aviones y helicópteros. Se van a vender todos, pero primero queremos contar con todos los elementos necesarios para iniciar la licitación para la venta”, finalizó.

Close
Comentarios