Pobladores de Atenco buscan detener la obra del Nuevo Aeropuerto con acciones legales
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Pobladores de Atenco buscan detener la obra del Nuevo Aeropuerto con acciones legales

Los pobladores reclaman que las autoridades federales no respetaron sus derechos como pueblos originarios de la zona, y no se les consultó para la implementación de la obra.
Cuartoscuro Archivo
Por Itxaro Arteta
10 de agosto, 2018
Comparte

Un tribunal colegiado solicitó a un juez federal que reponga y amplié un peritaje antropológico y ambiental con el cual pobladores de Atenco, Estado de México, pretenden detener la obra del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

El 8 enero de 2015, vecinos de Atenco e integrantes del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra (FPDT), que en 2002 se opusieron a otro proyecto de aeropuerto en el Lago de Texcoco y en 2006 sufrieron una represión policiaca que llegó hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), interpusieron un amparo ante un juez federal en Nezahualcóyotl para detener la construcción del Nuevo Aeropuerto, donde reclamaron que las autoridades federales no respetaron sus derechos como pueblos originarios de la zona y no se les consultó para la implementación de la obra.

Al revisar el caso, el 27 de junio de 2017, el juez sobreseyó la petición y negó el amparo a los pobladores, al considerar que éstos no comprobaron que pertenecieran a una “comunidad indígena”.

Los pobladores, sin embargo, se inconformaron ante un tribunal colegiado, quien ordenó que se repusiera y ampliara un peritaje antropológico.

En su resolución, el Segundo Tribunal Colegiado de Nezahualcóyotl determinó que la juez que negó el amparo “debió haber ordenado que la prueba pericial en materia antropológica se desahogara con la finalidad de verificar si esos pueblos gozan de la calidad de originarios, y si son equiparables a un pueblo o comunidad indígena”.

Además, los magistrados del Tribunal “consideraron que era suficiente con que las tradiciones se conservaran solo en parte y, sobre todo, que era fundamental que los habitantes de un lugar se consideraran a sí mismos un pueblo originario”, por lo que le ordenó a la juez reponer el procedimiento y ampliar el peritaje antropológico para ver si se podía considerar una comunidad equiparable, explicó Sandino Rivero, abogado de los pobladores de Atenco.

¿Qué es una comunidad equiparable?

De acuerdo con el abogado de los pobladores, nunca antes se había discutido cómo darle a alguien esta categoría para concederle los mismos derechos que a los pueblos indígenas, que tampoco están perfectamente definidos, porque independientemente de si hablan lengua indígena, se les reconoce si mantienen instituciones culturales y sociales propias de la región.

El amparo, entre otras cosas, reclama que el megaproyecto aeroportuario violenta los derechos a un medio ambiente sano, salud y acceso a agua de “los pueblos originarios asentados en la zona de implementación”, a quienes nunca se les consultó sobre la obra.

Ante eso, se mandaron a hacer tres pruebas periciales: una antropológica para determinar si los atenquenses pertenecen a un pueblo originario; segundo, si realmente la obra afecta el lugar donde viven; y por último, sobre impactos al medio ambiente.

“Desde el principio vino el choque de posturas”, explicó Sandino Rivero. Hubo un peritaje oficial del poder judicial, uno elaborado por el FPDT, otro por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y uno más por el Grupo Aeroportuario. Aunque todos reconocieron elementos como la siembra histórica de maíz y frijol, la caza de especies en el extinto Lago de Texcoco, ceremonias religiosas antiguas y la existencia de lugares de patrimonio prehispánico, los peritos de la SCT y el Grupo Aeroportuario aseguraron que se estaba perdiendo el arraigo y la cultura tradicional, y la jueza decidió validar esos últimos argumentos para concluir que no eran originarios.

“En un sentido antropológico, es posible decir que las comunidades equiparables son comunidades históricas en la medida en que su población reconoce la necesidad de organizarse colectivamente y brindarse apoyo mutuo para preservar sus valores y garantizar un futuro para los integrantes de la comunidad, criterio que cumplen las comunidades que habitan en la región cultural del vaso del Lago de Texcoco”, concluyó un nuevo peritaje elaborado hace dos meses, de acuerdo con Rivero.

Lo único que falta para que se dicte una nueva resolución de amparo solicitada por los pobladores de Atenco, son los peritajes sobre los efectos ambientales que tendrá el nuevo aeropuerto. Y es que cuando la jueza rechazó el caso por considerar que no eran indígenas, decidió que no se hicieran los estudios.

Una consulta obligatoria

De ser finalmente aceptado el amparo, el objetivo del FPDT es que se cancele la obra. Pero Rivero es consciente de que al haber pasado tres años –y los meses que se acumulen si el gobierno y el Grupo Aeroportuario se inconformen y acudan a otra instancia– complica esa opción.

 “Lo que puede pasar legalmente hablando, porque la ley de amparo da esa posibilidad, es un cumplimiento sustituto del amparo. Un cumplimiento sustituto, en pocas palabras, es indemnización, cuando las cosas ya van muy avanzadas, materialmente es mayor la pérdida o es imposible echar para atrás algo, lo que te dice la ley es: tienes razón, pero ya no se puede echar para atrás. Eso podría pasar también, es real”, admitió el abogado.

El ganador de la elección presidencial, Andrés Manuel López Obrador, dijo durante toda la campaña que había que cancelar la obra, aunque luego se dijo dispuesto a revisarla para comprobar si realmente es viable técnica y financieramente. Su equipo de transición, que tiene como propuesta para futuro secretario de Comunicaciones y Transportes a Javier Jiménez Espriú, ha comenzado a organizar equipos de trabajo para esta revisión.

A finales de julio, pobladores de Atenco y su representante legal (Sandino Rivero) se reunieron con Jiménez Espriú para pedirle ser incluidos en los grupos de trabajo y que, independientemente de los foros que se hagan, no se tome una decisión sin considerarlos.

Por el reconocimiento que ya se les otorgó como pueblos originarios, tendría que organizarse una consulta entre habitantes de la zona, de acuerdo con Rivero, quien sostiene que es un derecho que tienen las comunidades, pero que tampoco está reglamentado. Se trata de una consulta distinta a la propuesta por López Obrador.

“No tenemos muy claro sobre cómo sería esa consulta. Pero es muy diferente a la consulta que nosotros estamos impulsando mediante el amparo, porque aquí es una consulta como un derecho constitucional y establecido en tratados internacionales. Y que además tiene que tener el carácter de vinculante”, explicó Rivero.

El FPDT espera que en cualquier momento se manden a hacer, ahora sí, las pruebas periciales en materia ambiental y confían en que les darán la razón, ya que aunque las casas del pueblo de Atenco están un poco más alejadas del aeropuerto, sus tierras ejidales sí se verán afectadas por el perímetro del proyecto, como ya les afectó también la construcción de carreteras que están atravesando entre ambas zonas.

Con todas las pruebas, Rivero calculó a más tardar los primeros meses de 2019, ya con una nueva administración federal, la jueza tendrá que dar una respuesta a su amparo. En caso que éste no sea favorable, adelantó el abogado, acudirán hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación para seguir luchando por sus derechos.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Getty Images

5 características que hacen tan mortal a la COVID-19

La COVID-19 es un maestro del engaño para nuestro cuerpo y para los expertos que tratan de hacerle frente. Sus peculiaridades frente a otros virus es lo que le hace peligroso y difícil de combatir.
Getty Images
26 de octubre, 2020
Comparte

Un simple virus ha frenado en seco la vida tal y como la conocíamos.

Nos hemos enfrentado a amenazas virales antes, incluyendo pandemias, pero el mundo no se detiene por cada nueva infección o temporada de gripe.

Entonces, ¿qué pasa con este coronavirus? ¿Cuáles son las peculiaridades en su biología que representan una amenaza única para nuestros cuerpos y nuestras vidas?

Maestro del engaño

En las primeras etapas de una infección el virus es capaz de engañar al cuerpo.

El coronavirus puede estar corriendo desenfrenadamente en nuestros pulmones y vías respiratorias y, aun así, nuestro sistema inmunológico piensa que todo está bien.

“Este virus es brillante, te permite tener una auténtica fábrica viral en la nariz y tú sentirte completamente bien”, dice el profesor Paul Lehner de la Universidad de Cambridge.

Las células de nuestro cuerpo empiezan a liberar sustancias químicas -llamadas interferones- una vez que son asaltadas por un virus y esto es una señal de advertencia para el resto de nuestro organismo y el sistema inmunológico.

Pero el coronavirus tiene una “asombrosa capacidad” para desactivar esta advertencia química, asegura el profesor Lehner. “Lo hace tan bien que ni siquiera sabes que estás enfermo”.

Cuando miras las células infectadas en el laboratorio, no puedes decir que han sido realmente infectadas y, sin embargo, las pruebas muestran que están “gritando” de la acumulación de virus existente. Y este es solo una de los comodines que el virus puede jugar, sostiene.

Se comporta como un asesino a la fuga

La cantidad de virus en nuestro cuerpo comienza a alcanzar su máximo el día antes de que empecemos a enfermarnos.

Pero toma al menos una semana antes de que el COVID progrese hasta el punto de que el infectado necesite tratamiento hospitalario.

“Esta es una táctica evolutiva realmente brillante porque no te metes en la cama de inmediato, sino que sales por ahí y te diviertes”, dice Lehner.

Así que el virus es como un conductor que huye de la escena del accidente: ha pasado a la siguiente víctima mucho antes de que se recupere o muera.

Hablando claramente, “no le importa” si mueres, continúa el profesor Lehner, “es un virus que te golpea y se fuga”.

El contraste con el comportamiento del coronavirus original, el SARS, que se manifestó en 2002, es radical. Este último era más infeccioso días después de que el paciente se sintiera enfermo, así que fue fácil de aislar.

Coronavirus

Getty Images
La cantidad máxima del virus se concentra en el cuerpo antes de que el infectado se sienta enfermo y, por tanto, es más susceptible de contagiar a otros.

Es nuevo, nuestros cuerpos no están preparados

¿Recuerdas la última pandemia? En 2009 hubo grandes temores sobre el H1N1, también conocido como gripe porcina.

Sin embargo, no resultó ser tan mortal como se había previsto porque las personas mayores ya tenían cierta protección. La nueva cepa era lo suficientemente similar a algunas que se habían encontrado en el pasado.

Hay otros cuatro coronavirus humanos, los cuales causan síntomas de resfriado común.

La profesora Tracy Hussell, de la Universidad de Manchester, explica la diferencia: “Este es uno nuevo, de modo que no creemos que haya mucha inmunidad previa”.

La novedad del Sars-CoV-2, que es su nombre oficial, puede ser “un gran shock para su sistema inmunológico”.

Esta falta de protección previa es comparable a cuando los europeos llevaron la viruela con ellos al Nuevo Mundo, con mortales consecuencias.

Construir una defensa inmunológica desde la nada es un verdadero problema para las personas mayores, ya que su sistema inmunológico es lento.

Aprender a combatir una nueva infección implica mucho ensayo y error por parte de dicho sistema.

Pero en la vejez producimos un conjunto menos diverso de células T, un componente central del sistema inmunológico, por lo que es más difícil encontrar unas que puedan defenderse contra el Coronavirus.

Hace cosas peculiares e inesperadas al cuerpo

COVID comienza como una enfermedad pulmonar (incluso allí hace cosas extrañas e inusuales) y puede acabar afectando a todo el cuerpo.

El profesor Mauro Giacca, del King’s College de Londres, sostiene que muchos aspectos del Covid son “únicos” de la enfermedad, de hecho “es diferente de cualquier otra enfermedad viral común”.

Dice que el virus hace más que simplemente matar las células pulmonares: también las corrompe. Se ha visto que las células se fusionan masivamente con otras, llamadas sincitios, que funcionan mal y que parecen quedar adheridas.


Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial

Banner

BBC

Después de una gripe severa, se puede tener una “completa regeneración” de los pulmones, algo que “no sucede” con el COVID, argumenta Giacca. “Es una infección bastante peculiar”.

La coagulación de la sangre también falla extrañamente con el COVID, conociéndose historias de médicos que no pueden poner una vía en un paciente porque se bloquea inmediatamente con sangre coagulada.

Los marcadores de coagulación en la sangre son “200%, 300%, 400% más altos” de lo normal en algunos pacientes de COVID, informa la profesora Beverly Hunt, del King’s College London.

“Sinceramente, tengo una larga carrera y nunca he visto un grupo de pacientes con la sangre tan pegajosa”, reflexiona en la revista Inside Health.

Estos efectos en todo el cuerpo podrían deberse a la puerta celular por la que el virus entra para infectar nuestras células, llamada el receptor ACE2. Este se encuentra en todo el organismo, incluyendo los vasos sanguíneos, los riñones, el hígado y los pulmones.

El virus puede causar una inflamación galopante en algunos pacientes, haciendo que el sistema inmunológico se active de manera exagerada, con consecuencias perjudiciales para el resto del cuerpo.

Persona obesa

Getty Images
La obesidad es un factor de riesgo muy importante si te infectas de coronavirus, según los expertos.

Y somos más obesos de lo que deberíamos ser

COVID es peor si eres obeso, ya que una cintura generosa aumenta el riesgo de necesitar cuidados intensivos o, incluso, morir.

Esto es inusual.

“Su muy fuerte vinculación con la obesidad es algo que no hemos visto en otras infecciones virales. Con otras afecciones pulmonares, a las personas obesas a menudo tiene una mejor evolución”, afirma el profesor Sir Stephen O’Rahilly, de la Universidad de Cambridge.

“Parece bastante específico , algo que probablemente ocurre también en la gripe pandémica, pero no en la común”.

La grasa que se deposita por el cuerpo, en órganos como el hígado, causa una alteración metabólica que parece combinar mal con el coronavirus.

Los pacientes obesos son más propensos a tener niveles más altos de inflamación en el cuerpo y proteínas que pueden llevar a la coagulación.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=DuMVeWY6gZU

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.