Aunque ya había sido denunciada, IMSS volvió a dar un contrato a una empresa involucrada en una red de simulación
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

Aunque ya había sido denunciada, IMSS volvió a dar un contrato a una empresa involucrada en una red de simulación

El pasado 7 de junio, el IMSS informó que demandó a "un proveedor" de equipo médico tras ser revelada una red familiar de empresas que competían entre ellas; una semana después una de esas compañías ganó un contrato.
Por Claudia Altamirano
15 de agosto, 2018
Comparte

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) otorgó un nuevo contrato por 2.6 millones de pesos a su proveedor de equipo médico Carimed Equipos, una de las empresas de la red familiar de Isabel Camacho, luego de que fuera revelada la simulación de competencia entre esas compañías para ganar licitaciones del Instituto.

La operación de las empresas y su vínculo con funcionarios y exfuncionarios del IMSS fueron dados a conocer por Animal Político el 5 de junio pasado. En respuesta, el IMSS anunció el 7 de junio que había denunciado a “un proveedor” (sin señalar cuál) de equipo médico ante la Procuraduría General de la República (PGR), por presuntos actos ilícitos.

Siete días después, el 14 de junio, fue notificado el fallo de la licitación LA-050GYR022-E36-2018, en la que el IMSS le otorgó una partida de casi tres millones de pesos por la compra de equipos radiológicos a Carimed, empresa que forma parte del grupo acusado de simular competencia, falsificar registros sanitarios y ofrecer prebendas a funcionarios.

Dacega Corporation, DCG Technology, MED Prime, International Equipment JCB, Innovación MEC y Carimed Equipos forman un grupo de empresas administradas por la propietaria de Dacega, Isabel Camacho Ruiz. Por lo menos desde 2012, estas compañías compiten entre sí para conseguir contratos con el IMSS, muchos de ellos firmados con la delegación sur de la Ciudad de México, en la que trabajan funcionarios a los que Camacho les ha pagado boletos de avión. Un abogado, y socio de Isabel, fue funcionario del hospital de Ginecobstetricia ‘Luis Castelazo Ayala’, con el que la red también firmó decenas de contratos.

Luego del anuncio del IMSS de que demandaría a uno de sus proveedores, Animal Político le solicitó especificar de qué empresa se trataba, pero no se obtuvo respuesta. A través de una solicitud de transparencia se le pidió conocer el contenido de dicha demanda, pero el Instituto respondió que esa información fue clasificada por ser parte de una investigación en curso.

Respuesta demanda IMSS.

El comunicado, en el que el IMSS informó sobre la denuncia, aseguró que el Órgano Interno de Control emprendió una investigación desde el 25 de mayo contra “el proveedor” acusado, y que “bajo ninguna circunstancia” toleraría conductas de servidores públicos “que vulneren los avances logrados en los procesos licitatorios”, en referencia a los funcionarios que viajaron con la administradora de la red de empresas.

No obstante, una semana después de emitir dicho comunicado, la delegación regional Veracruz Sur del Instituto informó que por cumplir el dictamen técnico la empresa Carimed Equipos ganó la licitación para venderle una unidad radiológica por dos millones 695 mil pesos.

Animal Político solicitó al IMSS que explicara por qué continúa firmando contratos con al menos una de las empresas de esa red después de que fuera revelada la simulación de competencia que lleva a cabo, pero no obtuvo respuesta.

Exempleada que denunció es amenazada

Otra de las empresas de esta red familiar administrada por Isabel Camacho es Innovación MEC, empresa también vendedora de equipo médico que fue fundada por la exabogada de Camacho, Miriam Escalona, quien nunca le dio uso y años después descubrió que había sido utilizada para ganar contratos con el IMSS.

MEC fue constituida por Escalona en 2014 con el mismo objeto social (compra venta de equipo médico) pero la abandonó luego de renunciar a su empleo como representante legal de Isabel Camacho, cuando descubrió que su red de empresas falsificaba registros sanitarios. En 2017 encontró que su firma, su domicilio y su nombre habían sido usados para que Innovación MEC concursara en licitaciones del IMSS, por lo que emprendió una batalla legal contra Camacho Ruiz y su contadora, Patricia Gutiérrez Camacho.

La demanda fue civil en una primera etapa, sin embargo Escalona ha informado a Animal Político que ya interpuso también una denuncia penal contra ellas, por usurpación de identidad, falsificación de documentos y amenazas, ya que asegura ser perseguida y espiada por Isabel Camacho desde la divulgación de su caso.

“Me han amenazado, he tenido que pedir que una patrulla vigile mi casa porque he recibido amenazas. A partir de hoy estaré más tranquila ya que en la denuncia solicité medidas cautelares para mi protección y la de mi familia, ojalá me las otorguen”, dijo la abogada Escalona a Animal Político.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Escasez de autos y precios altos, así afecta la industria automotriz a las economías del mundo

Los problemas de la industria automotriz generan un "efector multiplicador" que afecta el empleo y el crecimiento económico.
11 de noviembre, 2021
Comparte

Cuando la cadena de fabricación y suministro de autos funcionaba como un engranaje perfectamente engrasado, antes de la pandemia de covid-19, los consumidores podían elegir la marca y el modelo que querían.

Ahora, que hay una inédita escasez de autos a nivel mundial, los compradores se están anotando en listas de espera y pueden pasar meses antes de que puedan conseguirlos.

Esa escasez ha provocado un aumento de precios en algunos modelos de carros nuevos y ha disparado los precios de los autos usados.

Las grandes compañías están fabricando menos automóviles porque no hay suficientes semiconductores en el mercado, una pieza esencial en su producción.

A eso se suma el hambre de chips que tienen las empresas tecnológicas que fabrican desde electrodomésticos, computadores y celulares hasta consolas de videojuegos.

“La industria de los semiconductores está tratando de ponerse al día con la demanda, pero simplemente no puede”, dice Susan Golicic, profesora de la Facultad de Negocios de la Universidad Estatal de Colorado, en Estados Unidos.

Ante la falta de chips, los fabricantes de vehículos han tenido que seleccionar qué modelos seiguen en la línea de producción y qué modelos no, explica la experta.

chip

Getty Images
Las empresas que fabrican semiconductores no logran abastecer la demanda.

“Muchas de las empresas solo están produciendo los vehículos que les generan mayores ganancias“, como coches utilitarios deportivos (SUV, por sus siglas en inglés), camiones o autos de lujo.

“La situación es bastante seria”.

Willy Shih, profesor de la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard, le dice a BBC Mundo que la escasez afecta a toda la cadena de fabricación en la industria automotriz. Es decir, a todas las empresas que fabrican partes.

“Esto tiene un efecto en el empleo que generan todos los negocios asociados a la fabricación de un automóvil. Entonces, las consecuencias se han extendido rápidamente”.

En Japón, país de marcas como Toyota y Nissan, la escasez de partes hizo que las exportaciones del sector bajaran un 46% en septiembre, en comparación con el año anterior, una clara demostración de la importancia de la industria automotriz para su economía.

Trabajador en fábrica de autos

Getty Images

“Se calcula que la fabricación de automóviles genera cerca del 3% del Producto Interno Bruto (PIB) global”, señala David Menachof, profesor del Departamento de Gestión de Operaciones y Tecnología de la Información de la Escuela de Negocios de la Florida Atlantic University (FAU).

En el último año, según explica en conversación con BBC Mundo, cerca de 8 millones de vehículos dejaron de ser producidos. Esta situación se traduce en una pérdida de ingresos cercana a los US$200.000 millones para la industria automotriz.

Sube el precio de los autos usados y nuevos

“En Estados Unidos los autos se están vendiendo incluso a valores más altos que el precio de venta porque hay gente dispuesta a ofrecer más que el precio normal”, le dice a BBC Mundo Menachof.

Y como no hay suficientes productos nuevos disponibles en el mercado, ha subido la demanda de vehículos usados, elevando el costo promedio de un auto de segunda mano en EE.UU. a más de US$25.000.

De hecho, apunta Susan Golicic, el valor promedio de un vehículo ha venido subiendo cerca de US$200 cada mes.

Lo mismo está ocurriendo en otras partes del mundo. México, por ejemplo, es el cuarto exportador mundial de autos y el séptimo productor.

Fábrica automotriz en México

Getty Images

Este país, que exporta un 80% de su producción y tiene el liderazgo en la industria automotriz de América Latina, está viviendo los efectos de la escasez mundial en la fabricación de carros.

Guillermo Prieto, presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), comenta que el precio de los autos nuevos ha subido un 9%, mientras que el mercado de los seminuevos (con una antigüedad no superior a los cinco años) también ha visto un incremento en su costo.

“Hay más demanda, menos coches y los clientes a veces tienen que esperar cinco o seis meses para comprar lo que están buscando”, le dice a BBC Mundo.

“Es una escasez enorme”, apunta, que ha tenido un fuerte impacto en el mercado laboral, dado que genera dos millones de empleos directos, y muchos otros indirectos al sumar todas las empresas que proveen partes y servicios.

A la escasez de automóviles, se ha sumado un factor adicional: el aumento en la entrada ilegal de los llamados “autos basura” desde EE.UU.: vehículos en mal estado que no encuentran compradores en la mayor economía del mundo, pero sí tienen demanda al otro lado de la frontera.

Efectos laborales y económicos

Aunque los autos se producen en distintas regiones del mundo, gran parte de la fabricación está concentrada en países como EE.UU. y China.

Pero también participan en la cadena otros más pequeños como, por ejemplo, Eslovaquia.

Este último país, que apenas tiene poco más de 5.6 millones de habitantes, alberga grandes fábricas de Volkswagen, Peugeot y Kia, y produce un millón de automóviles al año, lo que lo convierte en la nación con la mayor producción per cápita del mundo.

Fábrica en Eslovaquia

Getty Images

Eso hace que los problemas en la industria automotriz tengan un fuerte efecto en su economía.

En el contexto global, debido al tamaño de la industria automotriz, se produce un “efecto multiplicador”, dice David Menachof.

“Una compañía que emplea a 100 personas, genera efectos en la contratación de hasta 500 trabajadores”, por todas las empresas asociadas que giran en torno a ella.

Y cuando todas las personas que intervienen en la cadena de fabricación de un auto se ven afectadas, se resiente la economía local, especialmente cuando se cierran temporalmente algunas plantas.

“Todas las estimaciones apuntan a que la escasez se extenderá hacia 2022, incluso hasta 2023, antes de volver realmente a una situación de mercado normal”, apunta Menachof.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=4QEW0DHWIlg&t=17s

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.