Cañones antigranizo, el dispositivo que puso en conflicto a campesinos de Puebla con Volkswagen

Aunque la empresa ha defendido el uso de estos dispositivos, al asegurar que solo convierten el granizo en agua, con el objetivo de que sus autos nuevos no presenten daños, agricultores de la zona aseguran que sus cultivos han sido afectados por una sequía atípica.

Volkswagen de Puebla
La automotriz defiende el uso de cañones antigranizo en su planta. Cuartoscuro

Campesinos de Puebla acusan a la automotriz alemana Volkswagen de afectar sus cosechas por el uso de cañones sonoros antigranizo, pues aseguran que hay 2, 000 hectáreas que se han secado por la falta de lluvia.

Aunque la empresa ha defendido el uso de estos dispositivos, al asegurar que solo convierten el granizo en agua, con el objetivo de que sus autos nuevos no presenten daños, agricultores de la zona aseguran que sus cultivos han sido afectados por una sequía atípica.

El medio MTP Noticias, de Puebla, entrevistó a campesinos afectados que denunciaron el uso de estos cañones hasta de tres horas en un día, cuando, señalan, la empresa solo tiene permisos de usarlos dos horas al año.

Dos de los tres cañones se localizan en el kilómetro 116 de la autopista México-Puebla y uno más en un estacionamiento de la empresa en la comunidad de La Resurrección, al norte de la capital del estado.

Al respecto, Volkswagen de México ofreció una conferencia de prensa el pasado 13 de agosto para explicar el uso de los cañones.

La automotriz recordó que en 2017 tuvo una pérdida superior a los 20 millones de dólares debido a la caída de granizo sobre los autos terminados y que estaban varados en los estacionamientos y patios de la empresa, por lo que buscó el uso de estos dispositivos, así como su permiso para operarlos.

Julio Marín, gerente de gestión ambiental de Volkswagen de México, explicó que las detonaciones se dan cada 7 segundos y que generan fricción en el granizo, para convertirlo en agua, sin emitir sustancia química alguna.

Sin embargo, campesinos de la Resurrección, Canoa, San Miguel Espejo, Xonacatepec, Aparicio; todas pertenecientes al municipio de Puebla, así como de las localidades de Acajete y Tepatlaxco, acusaron afirman que desde junio no llueve en sus campos.

El vicepresidente de relaciones corporativas de la empresa, Carlos Luna Ramírez, aseguró que ese mes suspendieron el uso de los cañones para entablar mesas de diálogo con agricultores y el gobierno estatal, pero aseguró que con los permisos de la Secretaría de Desarrollo Rural y Ordenamiento Territorial, así como de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) se reanudaron las detonaciones.

“Estos dispositivos no afectan la lluvia, no manipulan la lluvia, solo afectan la estructura del granizo”, insistió Marín, quien sostuvo que los cañones cuentan con la aprobación de estudios de impacto ambiental del nstituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP), así como de la UNAM.

En tanto, legisladores locales y el Sindicato Nacional de Empresarios (Sindemex) delegación Puebla se han pronunciado por clarificar el uso de las bombas antigranizo.


Francisco Romero Serrano, presidente  del Sindemex, aseguró que el gobierno estatal, a través de la Secretaría de Desarrollo Rural, Sustentabilidad y Ordenamiento Territorial (SDRSOT), debe clarificar cuáles son los elementos que utilizó para aprobar el uso del dispositivo sónico que opera Volkswagen de México desde mayo pasado.

También cuestionó el hecho de que no hubiera un consenso con las comunidades de las inmediaciones sobre la operación de estos dispositivos.

Con información de MTP Noticias y Notimex

Close
Comentarios