Empresarios de Coparmex proponen pago de cuotas en universidades públicas
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Empresarios de Coparmex proponen pago de cuotas en universidades públicas

El modelo planteado por la Coparmex basa la viabilidad económica en “la posibilidad de establecer cuotas parciales de recuperación en las universidades públicas, aplicables a las personas que sí pueden contribuir a solventar los costos del servicio educativo”.
Cuartoscuro
20 de agosto, 2018
Comparte

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) propone que se establezcan “cuotas parciales de recuperación” en la universidades públicas de México. De acuerdo con los empresarios que integran ese organismo, esa sería una forma de garantizar la viabilidad económica de tales instituciones educativas.

A través de un comunicado, la Coparmex señaló que el crecimiento del sistema de educación superior en México ha sido significativo en términos de cobertura y capacidades físicas instaladas; sin embargo, “las deficiencias sistémicas en el proceso educativo y la frecuente falta de pertinencia de los conocimientos transferidos y las competencias enseñadas, han deteriorado su capacidad”.

De acuerdo con la organización de empresarios, al menos diez universidades públicas estatales se encuentran en estado de insolvencia, y otras muestran “signos graves” de falta de liquidez.

“En Coparmex coincidimos con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en la necesidad de reformar el sistema de educación superior en México”, señalaron, pero no con la construcción de más universidades, sino con el aprovechamiento “a plenitud” de las instalaciones ya existentes.

Esto, porque una de las propuestas del ahora presidente electo en campaña fue la de construir 100 universidades públicas a lo largo de todo el país.

Sin embargo, expresó la Coparmex “un sistema de gratuidad ciego y a ultranza puede afectar sobre todo a las universidades públicas que hoy operan con salud financiera, y al mismo tiempo, ser regresivo para impulsar mayores oportunidades y capilaridad social”, aseveró la Coparmex.

Los empresarios sugirieron “un cambio de paradigmas”, en el que se reconozca los diversos perfiles económicos que acceden a la educación superior en sus diversas modalidades, pues “hoy en día, una parte significativa de la matrícula de las universidades públicas está conformada por estudiantes provenientes de las familias de los deciles de ingresos más elevados”.

El modelo planteado por la Coparmex basa la viabilidad económica en “la posibilidad de establecer cuotas parciales de recuperación en las universidades públicas, aplicables a las personas que sí pueden contribuir a solventar los costos del servicio educativo”.

De manera complementaria, y para ampliar las oportunidades de acceso a la educación, propuso que el gobierno federal celebre convenios con universidades privadas “de calidad reconocida, para que aquellos aspirantes que cumplan con los perfiles académicos de ingreso, puedan obtener, de forma transparente, becas parciales o totales”.

La Coparmex también señaló que las universidades deben rediseñar los programas, los contenidos de los planes de estudio y los modelos de enseñanza, pues “en el contexto internacional se exige profesionistas preparados para ser competitivos”.

En México, el ingreso a la educación superior ha sido un reto permanente: hasta 2016, solo el 17% de las personas de entre 25 y 64 años de edad había cursado la educación superior.

Hasta el ciclo de 2016, la tasa de escolaridad en educación superior fue de 32.1%, de acuerdo con el quinto informe del presidente Enrique Peña; es decir, solo 3 de cada 10 jóvenes en edad de estudiar la universidad pudo hacerlo.

Huelga del 99 en la UNAM

Entre 1999 y el 2000, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) se creó un movimiento estudiantil contra la modificación del Reglamento General de Pagos, que tenía como objetivo modificar los conceptos de pago por inscripción, cuota semestral y servicios, volviéndolos de carácter obligatorio.

Esta propuesta provocó que diversos grupos estudiantiles se constituyeran en Asamblea y se planteara la huelga como única respuesta posible a la postura de Rectoría.

Tras la aprobación del nuevo reglamento, el 15 de marzo de ese año, aumentaron las reacciones y manifestaciones de los estudiantes, lo que finalmente derivó en el inicio de la huelga estudiantil, el 20 de abril de 1999.

Para el 2000, se convocó a un plebiscito por parte de Rectoría, para pulsar la opinión de la comunidad universitaria sobre la propuesta de la UNAM de dejar sin efecto el reglamento aprobado, a cambio de terminar con la huelga.

El 90% de quienes participaron en la consulta votaron a favor de poner fin a la huelga. El conflicto terminó con la entrada de la Policía Federal Preventiva, el domingo 6 de febrero del 2000.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

La 'pesadilla' de la escuela que ganó el sorteo del avión presidencial de México

Padres y madres de una pequeña escuela de Chiapas denuncian haber tenido que abandonar sus hogares tras recibir amenazas para entregar el premio ganado en el sorteo a un grupo criminal.
24 de noviembre, 2021
Comparte

La noticia que iba a cambiar para mejor la vida de un pequeño pueblo de Chiapas, en el sur de México, se acabó convirtiendo para sus vecinos en una pesadilla.

Al menos 28 familias de indígenas tzeltales del municipio de Ocosingo denunciaron haberse visto obligadas a abandonar sus hogares tras recibir amenazas de un grupo criminal.

¿El motivo? Negarse a invertir en armas el dinero que habían ganado en el famoso sorteo del avión presidencial de México celebrado el año pasado, tal y como les reclaman.

“Dicen que el dinero es para comprar armas y nosotros no estamos de acuerdo”, dijo uno de los voceros de los vecinos a medios locales durante una reciente protesta.

El “calvario”, tal y como lo definen, comenzó cuando la escuela de preescolar José María Morelos y Pavón del pueblo se hizo con el número 4344899 para el sorteo que puso en juego el equivalente al coste de la lujosa aeronave que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha intentado vender sin éxito durante años.

El 15 de septiembre de 2020, su “cachito” resultó ganador de 20 millones de pesos (unos US$950.000) y los vecinos recibieron con gran alegría la noticia.

Sin embargo, aseguran que poco después de hacerse público que habían resultado ganadores, comenzaron a recibir amenazas de un grupo armado local llamado Los Petules para que les compraran armas con el premio ganado.

Map

Armas de alto calibre

En marzo, los padres y madres de la escuela iniciaron obras para mejorar el edificio con parte del dinero. El resto, tenían previsto invertirlo en obras para mejorar las condiciones de vida del pueblo.

Sin embargo, denuncian que las amenazas subieron de tono y que incluso uno de ellos resultó herido por balas de hombres enviados por el grupo armado para que accedieran a su reclamo.

Afirman que el objetivo de Los Petules es atacar a grupos de una comunidad cercana y quedarse con hectáreas de terreno. Cuando los vecinos amenazados se negaron a comprar las armas, aseguran que hombres armados los expulsaron de sus casas.

“Salimos de nuestra comunidad por amenazas con armas de fuego de alto calibre”, le dijo a BBC Mundo Melecio López, uno de sus voceros.

Según informó el diario El Universal, Los Petules fueron acusados hace unos días por el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y Frente Nacional de Lucha por el Socialismo (FNLS) de atacar sus bases en la zona.

Denuncias ante autoridades

Los pobladores interpusieron una denuncia ante la Fiscalía de Justicia Indígena de Chiapas y la Secretaría de Gobierno estatal, pero aseguran que no ha habido ningún avance para solucionar la situación.

BBC Mundo contactó con ambas instituciones y respondieron no poder ofrecer información sobre el caso, si bien la Secretaría confirmó tener conocimiento de lo ocurrido tras la denuncia vecinal.

Las amenazas y agresiones fueron en aumento, cuentan los vecinos, lo que obligó el pasado mes a que al menos 28 familias tuvieran que huir del pueblo para salvar sus vidas.

“Perdimos más de 250 cabezas de ganado, casas, refrigeradores, cosechas de maíz, frijol y animales de corral y nos quitaron la tarjeta de banco perdiendo derecho a todos los beneficios del gobierno”, aseguró el vecino Marcelo Santiz a la Agencia EFE.

Andrés Manuel López Obrador hablando sobre la rifa en rueda de prensa en Ciudad de México

EPA
El presidente mexicano describió el avión como un símbolo de exceso gubernamental.

Los desplazados aseguran que hasta que el grupo no sea desarmado no podrán regresar a sus casas. Llevan un mes fuera de sus hogares en diferentes lugares de la zona y temen que puedan ser localizados.

Por ello, piden ayuda a las autoridades de Chiapas y al presidente López Obrador, principal impulsor del sorteo de lotería que ganaron y acabó convirtiendo en una pesadilla.

Los problemas del sorteo

El sorteo del avión presidencial fue una idea de López Obrador para deshacerse de la aeronave utilizada por su predecesor, Enrique Peña Nieto, e identificada por su gobierno como como uno de los mayores símbolos de lujo y derroche de Ejecutivos anteriores.

Sin embargo, dados los innumerables obstáculos que suponía entregar un avión de estas características a un ciudadano, finalmente se optó por sortear el equivalente en dinero al valor actual de la aeronave: 100 premios de 20 millones de pesos cada uno.

También el fin solidario de la rifa dio mucho que hablar. Lo recaudado con la venta de boletos se iba a destinar a comprar equipos médicos para hospitales pero, ante el ritmo de venta menor al esperado, el gobierno decidió comprar cerca de un millón de billetes para repartir entre centros médicos.

Es decir, el gobierno gastó su propio dinero para que los hospitales pudieran optar a un premio -financiado, por otro lado, también con recursos del Ejecutivo-, en lugar de destinar directamente esa cantidad al sector de salud y no hacerlo depender del azar.

Tras el sorteo simbólico, el avión presidencial mexicano sigue ocasionando gastos de mantenimiento a la espera de encontrar comprador, algo que se ve dificultado por todas las modificaciones que la aeronave sufrió para incluir lujosos detalles en su interior.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=-PHL2BPXFX8

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.