Decomisos de metanfetaminas, mariguana y opio bajan en tres años más de 80%
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro Archivo

Decomisos de metanfetaminas, mariguana y opio bajan en tres años más de 80%

Siete soldados han fallecido en operativos contra el narcotráfico este año; suman 181 militares muertos a lo largo del sexenio.
Cuartoscuro Archivo
3 de agosto, 2018
Comparte

Por tercer año consecutivo los decomisos de las principales drogas en el país por parte del Ejército Mexicano van a la baja. En algunos casos, como las metanfetaminas, mariguana y opio, los aseguramientos se han reducido más de 80 por ciento.

También ha caído, de forma sostenida, el descubrimiento de laboratorios y pistas clandestinas, así como de dinero en efectivo.

Este es el balance que arrojan los datos actualizados al cierre del primer semestre de 2018 de la Campaña Permanente de Operaciones contra el Narcotráfico de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), publicados en la sección de transparencia de esta dependencia federal.

La información arroja que, de enero a junio de 2018, se consiguieron decomisar apenas 23 kilogramos de goma de opio, muy por debajo de los 230 kilos que se habían asegurado en promedio en seis meses del año pasado, o de los 619 kilos descubiertos en 2015. Esto significa un desplome del 96.3 por ciento en los decomisos de esta sustancia en un periodo de tres años.

Las metanfetaminas son consideradas como una de las drogas de mayor distribución en Estados Unidos, por cárteles mexicanos, y con una producción creciente, de acuerdo con informes de la Agencia Antidrogas de ese país. Pero los decomisos de las mismas van en picada en México.

Los datos señalan que, en el primer semestre de 2018, los militares decomisaron 2,908 kilos de metanfetaminas. En 2015, en este mismo lapso, el Ejército había descubierto en sus operativos un promedio de 17,576 kilogramos de metanfetaminas. El descenso ha sido sostenido en los últimos tres años, y equivale a una caída del 83.4 por ciento en los decomisos. 

Aunque recientemente se ha aprobado en algunos casos el consumo para fines medicinales, la mariguana sigue siendo una droga cuya producción y distribución está prohibida en México. Por ello, de enero a junio el Ejército decomisó 105 mil 526 kilogramos de la misma. Se trata de un descenso del 43.7 por ciento respecto al año pasado, y del 81.13 por ciento respecto al promedio de 2015, año en que se alcanzó el mayor decomiso durante el actual sexenio.

En el caso de la cocaína, los datos de la Sedena arrojan que se han decomisado 1,213 kilogramos de este estupefaciente en la primera mitad de año. Esto es apenas la mitad de lo que se aseguró en promedio en el mismo lapso de 2017, y es casi un 57 por ciento inferior a los más de 2,800 kilos de cocaína que se habían decomisado en el primer semestre de 2015.

Y en el caso de la heroína, otra droga cuya distribución según la DEA tiene un dominio creciente de cárteles mexicanos en el mercado, los militares consiguieron asegurar 103 kilos de la misma en los operativos de enero a junio de 2018. Esto es menos de la mitad de lo que se decomisaba hace tres años (211 kilos en promedio en primer semestre de 2015).   

La Sedena también reportó el balance completo de lo asegurado durante el actual sexenio, en el contexto de la estrategia de lucha contra el narcotráfico. Informó que, de diciembre de 2012 a junio de 2018, se han decomisado en total 3 millones 829 mil 561 kilogramos de mariguana; 19 mil 473 kilos de cocaína; 1 mil 612 kilos de heroína; 3 mil 908 kilos de goma de opio, y 101 mil 024 kilos de metanfetaminas.

A la baja, golpes contra el narcotráfico

Aunque no hay datos oficiales que sustenten o al menos permitan presumir una disminución en la actividad de los cárteles del narcotráfico en cuanto a producción y tráfico de drogas, los datos de la Sedena también muestran una caída en golpes a puntos claves relacionados con esta actividad ilícita.

Por ejemplo, la dependencia indicó que, de enero a junio de este año, se descubrieron y aseguraron 41 laboratorios dedicados a la fabricación de drogas sintéticas como las metanfetaminas. En comparación con 2017, son seis laboratorios menos descubiertos, pero si se compara con los 93 laboratorios descubiertos en promedio en 2015, es una caída del 55 por ciento en el número de laboratorios desmantelados.

Más significativa es la caída en cuanto a pistas de aterrizaje clandestinas, que se utilizan para el transporte aéreo de drogas. El Ejército solo reporta 23 pistas descubiertas y destruidas en el primer semestre del año, muy por debajo de las 223 pistas aseguradas en ese mismo plazo en 2015, o de las 71 pistas descubiertas en el primer semestre de 2017. La caída en tres años en cuanto a pistas clandestinas aseguradas es de casi el 90 por ciento.

Los recursos económicos arrebatados al crimen organizado por parte del Ejército también muestran un retroceso. Por ejemplo, en la primera mitad de 2015 se decomisaron, en promedio, 24.2 millones de pesos en los operativos contra el narcotráfico; para 2016 el balance fue de 10.3 millones de pesos; en 2017 se decomisaron 10.1 millones de pesos; mientras que en la primera mitad de 2018 se aseguraron 8.5 millones de pesos.

Lo anterior equivale a una caída de casi el 65 por ciento en cuanto al dinero en moneda nacional arrebatado al narcotráfico en un periodo de tres años.

Lo mismo ocurre con el dinero decomisado en dólares. Mientras que el promedio en seis meses de 2015 fue de 8.8 millones de dólares decomisados, este año la cifra fue de apenas 1.3 millones de dólares. Esto equivale a una reducción sostenida del 85 por ciento en el dinero asegurado en esta moneda extranjera.

En donde el balance no es del todo negativo es en el renglón de personas detenidas en estos operativos. La cifra de enero a junio es de 4 mil 279 presuntos integrantes del crimen asegurados aprehendidos, que si bien es ligeramente inferior al promedio del año pasado, es una cifra muy superior a los 2 mil 709 detenidos en la primera mitad de 2015.

Y en cuanto a armas ilegales aseguradas en los operativos, la Sedena reporta 2 mil 748 armas aseguradas en el primer semestre, que es una cantidad similar al promedio de armamento decomisado a lo largo del sexenio.

La suma total de lo asegurado a lo largo de todo el sexenio por el Ejército en los operativos contra el narco es de 34 mil 043 armas de fuego encontradas; 36 mil 835 personas detenidas; 664 laboratorios clandestinos descubiertos; y 1 mil 498 pistas de aterrizaje clandestinas destruidas.

Siete militares caídos en operativos en 2018; suman 181 en el sexenio

En lo que va del año siete elementos del Ejército Mexicano que participaban en operativos contra el narcotráfico murieron, de acuerdo con los datos que la Secretaría de la Defensa Nacional también actualizó vía transparencia.

De los militares fallecidos, cinco murieron en ataques con arma de fuego. El caso más grave ocurrió en el municipio de Coyuca de Catalán, Guerrero, donde un sargento segundo, un teniente y un cabo, todos pertenecientes a un batallón de infantería, perdieron la vida en un ataque.

De acuerdo con la información que reveló en un comunicado la Defensa, en este ataque además resultaron heridos otros tres militares. Los hechos habrían sido resultado de una emboscada que sufrieron los militares, tras recibir una denuncia sobre la presencia de personas armadas en las inmediaciones de un rancho.

En cuanto a los otros dos militares fallecidos por ataques con arma de fuego, fueron casos ocurridos en Tamaulipas. Uno se suscitó el 1 de enero en el municipio de Gustavo Díaz Ordaz, y el otro el 23 de ese mismo mes en Reynosa.

Respecto a los otros dos militares fallecidos este año, la Sedena reportó que uno fue atropellado durante un operativo el 10 de enero en Reynosa, y el otro falleció en un accidente automovilístico el 7 de marzo en el municipio de Salvador Alvarado, Sinaloa.

Cabe señalar que las cifras de soldados fallecidos en el primer semestre de este año, es significativamente inferior respecto al mismo periodo del año pasado, donde se registraron 26 militares muertos, de los cuales ocho fallecieron arrastrados por la corriente de un río en San Miguel Totoloapan, Guerrero.

En suma, durante el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto han fallecido 181 elementos del Ejército Mexicano en el contexto de los operativos permanentes contra el narcotráfico.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Science Photo Library

Cómo el cambio climático está modificando el eje de rotación de la Tierra

Un grupo de científicos acaba de descubrir que el potencial devastador que la acción humana está teniendo sobre Tierra afecta también la forma en la que funciona el propio eje del planeta.
Science Photo Library
26 de abril, 2021
Comparte
Una imagen que representa los movimientos de la Tierra

Science Photo Library
La inclinación de la Tierra, y por tanto su eje, dependen en gran medida de la propia masa del planeta.

Inundaciones y sequías, lluvias torrenciales e incendios infernales, tormentas, temperaturas extremas, extinción de especies…

Los efectos del cambio climático son ya visibles en muchos lugares del planeta y muy pocos expertos dudan de que son una de las amenazas más emergentes para la vida.

Sin embargo, un grupo de científicos acaba de descubrir un nuevo elemento que muestra cómo el potencial devastador que la acción humana está teniendo sobre la Tierra afecta también la forma en la que funciona el propio planeta.

Según una investigación publicada el pasado mes en la revista de la Unión Geofísica Estadounidense (AGU, por sus siglas en inglés) el cambio climático ha estado detrás de una serie de desplazamientos que han tenido lugar desde la década de 1990 en el eje de rotación de la Tierra.

Y es que en los últimos 30 años, el eje del planeta -la línea imaginaria alrededor de la cual gira el planeta en su movimiento sobre sí mismo- ha experimentado un desplazamiento acelerado.

osos polares

Getty Images
El cambio climático está provocando el derretimiento del hielo en los polos.

Desde 1980, la posición de los polos -que son el punto donde el eje de rotación de la Tierra se cruza con la superficie- se ha movido unos cuatro metros en dirección este, según indica el estudio.

La llamada deriva polar -que indica cómo ha ido variando la posición de los polos a lo largo de la historia- cambió de dirección por completo en 1995, y entre ese año y 2020, la velocidad del movimiento de los polos aumentó unas 17 veces en comparación con lo que sucedió entre 1981 y 1995, según la AGU.

Pero ¿cuál es la causa?

Polos que se mueven

El movimiento del eje de la Tierra, según los expertos, es normal.

Los cambios en la distribución de la masa del planeta hacen que el eje se mueva, y por tanto, hace que también se desplacen los polos.

Su movimiento generalmente ocurre de forma natural, ya sea por cambios en la atmósfera, los océanos o en la parte sólida de la Tierra.

Pero la nueva investigación sugiere que el tipo de desplazamiento que se ha reportado desde la década de 1990 tiene a la acción humana como responsable.

Para entender el porqué es necesario regresar a la física básica que estudiamos en el colegio.

La rotación o el movimiento de cualquier objeto se ven afectado por cómo se distribuye su masa.

Ahora bien, la distribución del peso de la Tierra siempre está cambiando a medida que las entrañas fundidas del planeta se agitan y su superficie se transforma.

Pero en estos cambios tiene un “peso” fundamental el agua, que forma casi las tres cuartas partes del planeta.

Por ello, los investigadores se plantearon realizar observaciones del agua en sí misma, mediciones de la pérdida de hielo y estadísticas del agua subterránea bombeada para uso humano para ver cuál podría ser su impacto sobre el cambio en el eje.

El desplazamiento

La investigación encontró que el agua es un factor clave.

Según el estudio, la principal causa de este movimiento en el eje estuvo en la pérdida de agua en las regiones polares, o sea, el hielo que se derritió y fluyó hacia los océanos.

Masas de hielo polar

Getty Images
El cambio climático está derritiendo las masas de hielo.

La disminución aceleradaresultante del derretimiento del hielo glacial es el principal impulsor de la rápida deriva polar después de la década de 1990“, concluyó el equipo de expertos.

El derretimiento del hielo glacial es una consecuencia directa del cambio climático provocado por el hombre.

Se estima que más de un tercio de los glaciares que aún quedan en el mundo se derretirán antes del año 2100. En cuanto al hielo marino, el 95% del más antiguo y grueso que se encontraba en el Ártico ya desapareció.

Los científicos estiman que si las emisiones continúan aumentando sin control, el Ártico podría quedar sin hielo durante los veranos a partir del año 2040.

Agua para el bombeo

El estudio también señala cómo, en menor medida, la acción de bombear el agua para el consumo humano o la agricultura también tuvo un impacto en ese sentido.

Y es que el agua subterránea se almacena, como su nombre indica, debajo de la tierra; pero, una vez que se bombea, gran parte de ella fluye al mar, redistribuyendo su peso en el planeta.

Los expertos calculan que en los últimos 50 años, la humanidad ha extraído 18 billones de toneladas de agua de depósitos subterráneos profundos, que no ha sido reemplazada.

De acuerdo con los expertos, estos hallazgos sostienen los postulados de que el cambio climático y la acción humana están detrás de los desplazamientos bruscos experimentados por el eje terrestre en los últimos 30 años.

Gotas de lluvia

Getty Images
El agua que se extrae para el consumo humano o la agricultura muchas veces termina en el mar.

“Los hallazgos ofrecen una pista para estudiar el movimiento polar impulsado por el clima en el pasado”, dijo Suxia Liu, hidróloga de la Academia de Ciencias de China y autora principal del estudio en un comunicado.

Con anterioridad, datos recopilados por el satélite Grace, lanzado en 2002, habían servido para vincular el derretimiento de los glaciares con los movimientos de los polos entre 2005 y 2012.

Sin embargo, esta es la primera investigación que demuestra el impacto del cambio climático sobre el eje de rotación de la Tierra en la década previa al lanzamiento de estos sistemas de observación.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarganuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=vBgTbUZ59J0

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.