¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.

close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro
Estudios en inglés, reportes de 2015 y un libro, documentos de López Obrador para decidir sobre nuevo aeropuerto
El presidente electo anunció la publicación de dictámenes sobre el nuevo aeropuerto, pero lo que cargó en su página de internet son casi 300 documentos (más de la mitad en inglés) que incluyen ediciones de un libro de Alejandro Encinas contra el proyecto y reportes de 2015.
Cuartoscuro
Por Itxaro Arteta
17 de agosto, 2018
Comparte

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, anunció la publicación de diversos documentos sobre la viabilidad de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), pero lo que cargó en su página de internet son casi 300 documentos (más de la mitad en inglés) que incluyen dos ediciones de un libro de Alejandro Encinas contra el proyecto; reportes de 2015; archivos sobre luminarias y aire acondicionado e incluso un análisis del aeropuerto de Cancún.

Lo primero que se puede consultar es un resumen elaborado por el futuro secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, y otros miembros del equipo de transición, así como el ingeniero y empresario José María Rioboó, que le fue entregado este jueves a López Obrador, con una serie de argumentos a favor y en contra del NAICM o de un aeropuerto alternativo en la base militar de Santa Lucía.

De la cancelación definitiva a la consulta, ¿cómo cambió AMLO su postura sobre el Nuevo Aeropuerto?

Después hay una minuta de una inspección a esta base, en la que expertos mexicanos y chilenos afirman, en cinco párrafos, que su operación como aeropuerto comercial junto al actual sería viable, pero matizan que “se requieren estudios aire/tierra, por lo que el modelo no puede ser diagnosticado de inmediato”.

Solo hay dos documentos que se presentan como un dictamen: uno ambiental, elaborado por el investigador de la UNAM Fernando Córdova Tapia, que concluye “negativo”, y otro sobre suministro de agua potable y drenaje pluvial, que no viene firmado por nadie y concluye que las obras son acertadas pero presentan retraso en su ejecución y un elevado costo.

Entre la serie de archivos cargados a la plataforma, está el que provocó que la presentación de resultados se retrasara del jueves a este viernes, según explicó el propio Jiménez Espriú. Se trata de un documento enviado la noche del 15 de agosto por el centro de investigación estadounidense Mitre, sobre el plan alternativo de usar la Base de Santa Lucía, en el que afirma que no es viable, ya que las rutas de aterrizaje de ambos aeropuertos se cruzarían, y eso implicaría riesgos a la navegación aérea.

Verificado.mx: De Santa Lucía a la opción de licitar; las dudas y virajes en la propuesta aeroportuaria de AMLO

“El Plan Alternativo resultaría en la creación de un sistema de espacio aéreo gravemente congestionado y complicado, que muy probablemente incrementaría las ya importantes demoras y problemas operacionales, que impedirían satisfacer la futura demanda de aviación en el área metropolitana de la Ciudad de México”, señala.

Los “trabajos MITRE”, como la propia página de López Obrador los presenta, suman alrededor de 200 archivos en inglés. Van desde un estudio de ruido hecho en 2001, un acuerdo de 2008 para analizar el proyecto en Texcoco, hasta estudios que el mismo instituto hizo para la ampliación del aeropuerto de Cancún.

Un apartado de la página reúne “documentos contra el NAIM”, a pesar de que no hay otro de documentos a favor. En esta sección se puede leer el libro de Encinas o un compendio de ensayos contra el proyecto elaborados por el investigador Córdova Tapia.

Aquí puedes consultar “Documentos sobre el dictamen técnico sobre Aeropuerto”, publicado en la página de Andrés Manuel L

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo independiente.

#YoSoyAnimal
Getty
Archie Harrison: ¿cuál es el origen del nombre del hijo de Meghan Markle y el Príncipe Harry?
Los duques de Sussex dieron a conocer el nombre de su primogénito. El nombre de Archie Harrison tomó a muchos por sorpresa, pues se aleja de la tradición de la realeza británica. ¿Qué significa y por qué eligieron este nombre?
Getty
9 de mayo, 2019
Comparte

Meghan Markle y el Príncipe Harry, duques de Sussex, revelaron el nombre de su hijo recién nacido: Archie Harrison Mountbatten-Windsor.

La elección tomó por sorpresa a quienes apostaban por otros nombres como Alexander, Arthur o Albert.

“Creo que ninguno de nosotros venía venir ninguno de esos nombres”, dijo Joe Little, editor de la revista Majesty, que cubre temas de la realeza británica.

Según Little, el nombre Archie no tiene ninguna connotación para la realeza británica.

Harrison también es un nombre totalmente nuevo para la familia real.

Archie es un nombre de origen germánico, significa “genuino”, “audaz” y “valiente, y es más popular en el Reino Unido que en Estados Unidos.

El nombre original es Archibald, y fue usado en las tierras altas de Escocia durante la Edad Media.

En 2017 Archie ocupó el puesto 18 entre los nombres más populares para niños en Inglaterra y Gales. Ese año, 2.803 niños fueron llamados Archie.

Desde 2003, Archie se ha mantenido entre los 50 nombres más populares.

Más estadounidenses

Harrison, por su parte, también es más común en Reino Unido que en EE.UU. Este nombre, que originalmente se usaba como un apellido, significa “hijo de Harry”.

“Puede que sea un nombre con el que Meghan esté familiarizada y por eso es que lo están usando”, dice Little.

“Archie tiene un toque más británico, mientras que Harrison es más estadounidense”.

“Querían hacer algo un poco diferente, y lo hicieron”.

Harry y Meghan decidieron no usar un título de realeza para su hijo.

Señorito Archie

Como el primogénito de un duque, Archie podría haber asumido el título de Conde de Dumbarton, pero en lugar de eso simplemente será conocido como Señorito Archie (Master Archie, en inglés).

Jonny Dymond, corresponsal de la BBC para asuntos de la realeza, dijo que esta elección era “un fuerte indicio de que (los duques) no quieren criarlo como alguien de la realeza formal”.

El apellido de Archie Harrison es Mountbatten-Windsor.

En la realeza británica, los descendientes de la reina que usan un título real no necesitan un apellido, pero si en determinado caso llegasen a necesitarlo, ese apellido es Mountbatten-Windsor.

El apellido Mountbatten-Windsor apareció por primera vez en un documento oficial el 14 de noviembre de 1973, en el acta de matrimonio de la princesa Anne y el capitán Mark Phillips.

Richard Fitzwilliams, comentarista de temas de la monarquía, dijo que el individualismo mostrado por Harry y Meghan al momento de elegir nombres no tradicionales en la realeza, era algo “maravilloso” y podría “rejuvenecer la monarquía”.

“Es una elección única, por parte de una pareja única que están haciendo las cosas de una manera única”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo independiente.

#YoSoyAnimal