El futuro del Nuevo Aeropuerto de México se decidirá por consulta o encuesta en octubre: AMLO

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, señaló que la decisión final sobre la construcción del nuevo aeropuerto dependerá del resultado de una consulta pública a todos los ciudadanos.

Aeropuerto
Vista aérea de la construcción en Texcoco, Estado de México, del Nuevo Aeropuerto. Cuartoscuro

El futuro de la obra del Nuevo Aeropuerto de México (NAIM) se decidirá en octubre, a través de una consulta pública o una encuesta a los ciudadanos de todo el país, anunció Javier Jiménez Espriú, quien fue nominado para ocupar la Secretaría de Comunicaciones y Transportes.

Dijo que los ciudadanos tendrán la información sobre los pros y contras de los dos proyectos: continuar con la construcción de la obra en Texcoco o suspenderla y construir dos pistas más en la base militar de Santa Lucía, para que puedan decidir libre e informadamente.

“Al final, ya estando todos informados (…) al final de octubre aplicamos la consulta y van a ser todos los ciudadanos los que van a decidir. Una consulta directa o a través de una encuesta que se aplique con honestidad y refleje el sentir de la mayoría de los mexicanos y ese resultado es el que se va a tomar en cuenta”, señaló el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

La Constitución señala que para realizar una consulta pública el presidente debe hacer la petición al Congreso y éste aprobarla. Además debe ser el INE el encargado de realizar la consulta el mismo día de una jornada electoral federal.

En julio pasado, el INE señaló que era inviable que el instituto realizara la consulta sobre el aeropuerto. Sin embargo López Obrador señaló días después que con o sin el INE la consulta se realizaría.

LEE: Siete riesgos y problemas que enfrenta la construcción del Nuevo Aeropuerto de la CDMX

Ambas opciones, dijo Espriú, tienen pros y contras por lo que serán sometidas a una consulta con expertos y con ciudadanos.

En conferencia, el ingeniero señaló cuál será la ruta de seis puntos que se seguirá para decidir sobre el proyecto.

1.Se entregará toda la información recabada a asociaciones de ingenieros que decidieron dar su opinión, a organizaciones de la sociedad civil y empresarios que lo soliciten. El próximo martes tendrán una reunión con el Consejo Coordinador Empresarial.

2.El próximo lunes, el equipo de análisis del tema dará mayor información de las dos opciones.

3.La comisión dictaminadora hablará con medios de comunicación para solicitar su colaboración para que se cuente con espacios y tiempo para difundir las opiniones y propuestas de ambas opciones.

4.Habrá una reunión con ingenieros y organizaciones a más tardar el 5 de septiembre.

5.Señaló que el 8 de septiembre darán a conocer los dictámenes y opiniones sobre el proyecto, así como las bases para los foros de discusión en radio, televisión, periódicos y redes sociales en los que se expondrán las posturas a favor y en contra.

6.En la última semana de octubre se realizará la consulta nacional,cuyo resultado tendrá un carácter vinculatorio, y con base en éste se tomará la decisión definitiva.

Los ciudadanos podrán consultar todos los dictámenes y documentos sobre ambas propuestas en www.lopezobrador.org.mx.

LEE: Hay irregularidades por 835 mdp en las obras del nuevo aeropuerto tan sólo en 2015: ASF

Los pros y contras de ambos proyectos

Javier Jiménez Espriú refirió que ambas opciones tienen puntos a favor y en contra, aunque señaló que de acuerdo con el Instituto Tecnológico de Massachusetts no es viable operar dos aeropuertos de manera simultánea como sería con la segunda.

Explicó que la primera alternativa, continuar la construcción en Texcoco, tiene a favor la cercanía a la capital del país, crearía un gran centro de operaciones y de proyección internacional, además de que existe el financiamiento al 75 por ciento de la inversión y posibilidades de financiar el resto con ingresos de los aeropuertos actuales.

Jiménez Espríu abundó que además de que el proyecto ya existe y la obra tiene un avance de 31 por ciento, la terminal aérea también tendría mayor capacidad en el lejano plazo.

Sin embargo tiene como inconveniente mayor costo de construcción, el cual se ha incrementado de 169 mil millones de pesos en 2014 a 300 mil millones de pesos a este año; implica altos costo de mantenimiento aún por determinar, retraso de por lo menos cuatro años en la construcción y mayor riesgo en el inicio de operaciones, ya que se debe “encender un aeropuerto y al mismo tiempo “apagar” el otro.

Dijo que otros puntos en contra de la primera opción serían el impacto ambiental, como la transformación del Lago Nabor Carrillo, además de incrementos en tarifas aeroportuarias con repercusión en los costos del pasaje.

Respecto a la segunda opción, la construcción de dos pistas en Base Aérea de Santa Lucía y continuar con la operación del actual aeropuerto, expuso que ésta tendría un menor impacto para la Ciudad de México, así como menos costos de construcción y mantenimiento, además de que se fortalecería el sistema aeroportuario del Valle de México.

Sin embargo, reconoció que este proyecto implicaría desafíos, ya que de acuerdo al dictamen de Mitre, organización de Investigación en Sistemas Avanzados de Aviación, del Instituto Tecnológico de Massachusetts, la operación simultánea de los aeropuertos de Santa Lucía y el “Benito Juárez”, no es viable.

Abundó que la operación separada de dos aeropuertos generaría incrementos de costos y operación para las aerolíneas así como incomodidades a los usuarios, y el costo de la cancelación del nuevo aeropuerto por las inversiones que ya se hicieron son de 100 mil millones de pesos.

Close
Comentarios