¿Puede Elba Esther Gordillo retomar la dirigencia del SNTE? Tiene distintas armas para intentarlo

Tras recuperar su libertad, Gordillo puede intentar derrocar a Juan Díaz de la Torre al frente del SNTE, por la vía legal y política.

¿Puede Elba Esther Gordillo retomar la dirigencia del SNTE? Tiene distintas armas para intentarlo
Cuartoscuro

Elba Esther Gordillo, “la maestra” señalada por diferentes excesos y que en algún momento llegó a ser la dirigente sindical más poderosa del país, está de regreso.

En la conferencia de su reaparición, orquestada para que recibiera aplausos y no la cuestionara la prensa, evadió decir con todas sus letras que buscará retomar el control del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), aunque dejó entrever esa aspiración.

Luego de estar más de cinco años presa, acusada por la PGR de desviar recursos públicos del Sindicato -caso que no pudo sostener la Procuraduría-, Gordillo dijo que ejercerá su libertad “consciente de que su lugar siempre ha estado a lado de las maestras y los maestros de México”.

Si se confirma un intento de lanzarse contra Juan Díaz de la Torre, para tratar de derrocarlo en el mando del sindicato más grande de América Latina, Gordillo podrá utilizar ‘armas’ políticas y legales, según indicaron a Animal Político un especialista y exdirigentes del SNTE.

Manuel Fuentes Muñiz, doctor en Derecho y profesor de la UAM Azcapotzalco, explicó que Gordillo y su equipo legal pueden intentar diferentes recursos.

Entre ellos, un juicio ordinario laboral, solicitando que se anule la designación de Juan Díaz de la Torre como dirigente del SNTE, al considerar que no fue apegada a los estatutos, o una demanda de titularidad, donde ella o un grupo de trabajadores de la educación aseguren que Gordillo tiene mayores adeptos o respaldo dentro del Sindicato que el actual dirigente, por lo que debe convocarse a una nueva votación, para renovar el mando. 

La clave, dijo el abogado, es que más allá de los recursos legales que pueda utilizar, Gordillo demuestre que goza de más respaldo que Díaz de la Torre dentro del SNTE, “demostrar que efectivamente tiene una mayoría”, cuando se proceda a una votación, si se llega a una asamblea o congreso.

Mientras Gordillo estuvo presa, fueron presentados diferentes recursos contra Díaz de la Torre.

Un sector del SNTE, denominado “Grupo de análisis jurídico y dignidad magisterial”, solicitó un amparo contra su designación al frente del Sindicato, en 2013, luego de que Gordillo fuera apresada, argumentando que el proceso para dejarlo a cargo del sindicato no fue apegado a los estatutos.

En primer lugar, porque el consejo nacional en que fue nombrado no fue convocado específicamente para renovar dirigencia, y en segundo lugar, porque en ese momento Díaz de la Torre quedó con dos cargos, el de secretario general y el de presidente del denominado Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública.

En febrero pasado, se informó que un juez había concedido una suspensión provisional, tras el recurso presentado por el Grupo de Análisis, aunque luego el Consejo de la Judicatura explicó que esa determinación no repercutía en el mando de Díaz de la Torre.

De hecho, el 18 de febrero, en un nuevo Congreso Nacional del SNTE -que es su principal órgano de decisión-, Díaz de la Torre fue elegido como dirigente del Sindicato para el periodo de 2018 a 2024, con 3 mil 689 votos de los 3 mil 734 delegados presentes.

Del lado de Díaz de la Torre, según fuentes consultadas, defienden que esa designación fue validada por el Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje, al dar la toma de nota, y que además en ese Congreso fue reformado el estatuto del Sindicato, por lo que el puesto que tenía Gordillo, al frente del denominado Consejo General Sindical para el Fortalecimiento de la Educación Pública, ya ni siquiera existe, así que no tiene sentido que intente reclamarlo.

Otro punto que operaría a favor de Díaz de la Torre es que el periodo para el que fue elegida Gordillo antes de ser apresada, en el Congreso Nacional del Sindicato en octubre de 2012, ya concluyó, pues era de 2012 a 2018.

Respecto a la toma de nota, el abogado Fuentes Muñiz dijo que esa aprobación del Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje no comprueba que la designación de Díaz de la Torre haya sido apegada a los estatutos del SNTE, por lo que Gordillo de cualquier forma puede intentar impugnarla.

En cuanto a que ya concluyó su periodo, los aliados de Gordillo reclaman que no es así, y aseguran que ella sigue siendo la dirigente legítima, al quedar libre y recuperar sus derechos.

Mientras estuvo presa, se reportó que “la maestra” tenía una serie de padecimientos de salud, aunque este miércoles, en entrevista para el programa Así las cosas de W Radio, el abogado Marco Antonio del Toro aseguró que Gordillo está en condiciones para trabajar.

Táctica política 

Además de los aspectos legales, Gordillo y sus aliados, incluso con “la maestra” detenida, hicieron movimientos políticos, que la favorecerían en un intento para ser de nuevo la líder del SNTE.

El grupo denominado Redes sociales progresistas magisteriales, con personajes cercanos a Gordillo, como Fernando González y Rafael Ochoa, hizo un acuerdo para apoyar la campaña presidencial de Andrés Manuel López Obrador, quien resultó ganador, coincidiendo en su posición en contra de la reforma educativa, cuya implementación fue el punto de rompimiento entre Gordillo y Enrique Peña Nieto.

Por otro lado, Juan Díaz de la Torre resultó debilitado, después de la elección del 1 de julio, ya que apoyó en las campañas al priista José Antonio Meade, que obtuvo una votación pobre.

En entrevista, Rafael Ochoa, exsecretario general del SNTE, no confirmó que apoyará a Gordillo para que retome el mando del Sindicato, aunque dijo estar “alegre” por el triunfo de López Obrador, y de hecho en la fotografía de su WhatsApp aparece al lado del político tabasqueño, sonriendo.

López Obrador, en tanto, descartó que Gordillo vaya a trabajar en su gobierno, aunque también dijo que sus derechos serán respetados, y que respetará la vida interna de los sindicatos.

Alberto Hernández Meneses, ex secretario general de la Sección 36 del Estado de México, mencionó a Animal Político que una asociación civil de la que forma parte, denominada Maestros por México, y que integra a maestros y trabajadores de la educación del SNTE, está en contra de la reforma educativa y sigue considerando a Gordillo como la dirigente legítima del Sindicato.

Maestros por México, dijo, se ha movido para integrar 200 capítulos o grupos en diferentes estado del país, con poco más de 200 mil personas, en contra de Díaz de la Torre y la reforma educativa, y a favor de “la maestra” Gordillo, ahora libre.

“Juan Díaz de la Torre le dio la espalda a los trabajadores, le falló al magisterio nacional, nos traicionó”, dijo Hernández Meneses.

El exdirigente de la Sección 36 mencionó que la designación de Díaz de la Torre fue espuria, por lo que respaldarán un proceso legal y jurídico, para reinstalar a Gordillo.

“Nosotros respaldamos a la maestra, por varias razones, uno porque estamos convencidos de que ella es nuestra dirigente, y segundo porque ella nos ha acompañado a nosotros, ella ha luchado por los trabajadores de la educación de todo el país, y ahí están los resultados”, mencionó.

Respecto a las acusaciones de que Gordillo desvío recursos del SNTE para tener una vida de lujos , Hernández Meneses dijo que “no le consta” que ella haya incurrido en esa corrupción, y en cambio está “casi seguro” de que la mayoría de los agremiados al Sindicato respaldan a Gordillo, para que retome el mando.

Díaz de la Torre, quien hace años llegó a ser considerado “brazo derecho” de Gordillo, aunque luego decidió apoyar la reforma educativa de Peña Nieto, dijo que en el SNTE están “tranquilos” y unidos, aunque “la maestra” esté de regreso, libre y acusando que la traicionaron.

Close
Comentarios