Índice de las Ciudades Prósperas: el proyecto que mide las dimensiones del bienestar

El Infonavit busca mejorar el ordenamiento del territorio y urbanismo, a través de una alianza con ONU-Habitat

vivienda
Cuartoscuro
Nota Patrocinada

En 2014, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) conformó una alianza de trabajo y colaboración con ONU-Habitat, conocido así al programa de la Organización de las Naciones Unidas cuya misión es la promoción del desarrollo de asentamientos humanos sostenibles y de la vivienda adecuada.

Esta asociación estratégica, que nació con el fin de coadyuvar en el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en materia de política de vivienda y soluciones habitacionales, tiene el propósito de cooperar con los distintos niveles de gobierno en la articulación de esfuerzos que conlleven a crear una hoja de ruta para que las ciudades alcancen un futuro urbano económico, social y ambientalmente próspero.

El trabajo del Infonavit no solo trasciende en el sector de la vivienda, sino también en mejorar el ordenamiento del territorio y urbanismo, su alianza con ONU-Habitat también ha generado condiciones que han permitido medir el progreso en las ciudades y alentar políticas hacia la prosperidad.

De esta manera, en una primera etapa de colaboración se implementó el Índice de las Ciudades Prósperas (CPI) en 153 municipios de México, incluidas las 16 delegaciones de la capital del país.

El cálculo CPI tiene como propósito elaborar un diagnóstico en seis dimensiones de la prosperidad: Productividad, Desarrollo de infraestructura urbana, Calidad de vida, Equidad e inclusión, Sostenibilidad ambiental y Gobernanza y legislación. Asimismo, identifica las áreas de oportunidad para mejorar la calidad de vida de los derechohabientes del Instituto en las zonas diagnosticadas.

Este Índice, además, ayuda a entender, analizar, planificar, tomar acción y observar los efectos de las políticas públicas en el bienestar ciudadano. Mediante indicadores obtenidos a partir de información confiable presenta una radiografía de la complejidad urbana e identifica áreas prioritarias para las políticas públicas. Asimismo, traduce el bienestar en una métrica medible, comparable y accionable y mide la eficiencia de la ciudad y el efecto de las políticas públicas en el tiempo. En este sentido, el CPI es un instrumento que permite reconocer oportunidades y áreas potenciales de intervención para los gobiernos y grupos locales para que las ciudades sean más prósperas.

Desde su puesta en marcha, el Índice de las Ciudades Prósperas ha recopilado información del 90 por ciento de la población urbana de México. Se calcula que, hacia finales de 2018, las evaluaciones de este proyecto habrán alcanzado a 305 municipios, lo cual redundará en que más ayuntamientos podrán mejorar la calidad de vida de sus habitantes y se podrá fomentar el desarrollo y crecimiento de las ciudades, así como medir el progreso presente y futuro y promover la integridad colectiva.

El pasado mes de mayo, con este proyecto el Infonavit resultó ganador del Premio Dubái de ONU–Habitat, el cual es considerado el reconocimiento más importante sobre buenas prácticas mundiales en el tema de ciudades y desarrollo urbano.

David Penchyna, director general del Infonavit, recibió el galardón en una ceremonia realizada en Dubái. Este premio se entrega cada dos años a las iniciativas que mejoren de manera significativa la calidad de vida de los ciudadanos e impulsen los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Nota Patrocinada
Close
Comentarios