La ingeniosa solución que te permite sacar hasta la última gota de kétchup de los paquetitos individuales
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync

La ingeniosa solución que te permite sacar hasta la última gota de kétchup de los paquetitos individuales

Todo el mundo que haya sido cliente de un restaurante de comida rápida ha tenido que lidiar con los paquetitos individuales de salsas que te entregan con tu pedido.
Por BBC Mundo
6 de agosto, 2018
Comparte

Todo el mundo que haya sido cliente de un restaurante de comida rápida (y, ¿quién no?) ha tenido que lidiar con los paquetitos individuales de salsas que te entregan con tu pedido.

Primero está la frustración de abrir el sobre en la ranura que dice “abra aquí” (nunca funciona ¿verdad?) y luego tratar de exprimir el máximo de kétchup sobre tus papas fritas o en tu hamburguesa, sin tener que regresar al mostrador para rogar por un paquetito más (en muchos lugares cobran por condimentos adicionales).

Lo que muchos consumidores no saben es que no se trata sólo de la molestia de tener que arrugar, doblar y hasta chupar los paquetitos plásticos para tratar de inútilmente vaciarlos. El problema también contribuye a que se desperdicien millones de kilos de comida perfectamente buena.

Es verdad, son pequeños residuos de salsas, condimentos, lácteos, bebidas y otros comestibles que se quedan pegados dentro de su empaque pero, con el tiempo, pueden equivaler a volúmenes increíbles para hogares y negocios.

Sólo hay que pensar en los “miles y millones” de hamburguesas que cierta cadena de comida rápida ha vendido por el mundo. ¿Cuantos paquetitos de saldas habrán distribuido con ellas?

Paquetitos individuales de salsas
Getty Images

Los pequeños residuos que quedan en los paquetitos pueden representar, con el tiempo, grandes volúmenes de desperdicio.

Empaque súper resbalosos

No obstante, unos investigadores de la Universidad Virginia Tech, en Estados Unidos, desarrollaron una ingeniosa solución para crear empaques industriales súper resbalosos con miras a reducir significativamente el desperdicio, como también la frustración de los consumidores.

Sus estudios fueron publicados en el sitio especializado Scientific Reports y condujeron a una patente provisional para estos novedosos paquetes plásticos de extrusión que se conocen en la industria como SLIPS (el acrónimo en ingles de “superficie porosa resbalosa infundida de líquido”).

El 55% de los SLIPS están hechos de polímeros con superficies porosas y los científicos de Virginia Tech lograron impregnarlos con aceites vegetales compatibles que se adhieren a la superficie, en una técnica llamada “wicking”.

Esa técnica no sólo permite que los alimentos pegajosos se deslicen mucho más fácilmente del empaque que los contiene sino que, por primera vez, también puede ser aplicada a plásticos más baratos y más disponibles como polietileno y polipropileno.

“Los antiguos SLIPS se hicieron con silicio -o polímeros basados en flúor, que son muy costosos”, dijo Ranit Mukherjee, un estudiante de doctorado en el Departamento de Ingeniería Biomédica y Mecánica de la universidad, quien lidera la investigación. “Nosotros podemos hacer nuestros SLIPS de polímeros basados en hidrocarburos, que tienen amplias aplicaciones para los empaques de productos cotidianos“.

Ranit Mukherjee

Virginia Tech
Ranit Mukherjee prueba cuán resbaloso es su SLIP infundido con aceite vegetal.

Barato, seguro y efectivo

Para que los aceites se puedan adherir a los SLIPS, las superficies de estos deben tener algún tipo de nano o micro aspereza, que es lo que mantiene el aceite en su lugar mediante tensión superficial.

Esa aspereza puede lograrse de dos maneras: aplicando algún tipo de revestimiento a la superficie del material para afectarlo, o que la superficie misma del material sea de un polímero absorbente que le da esa nano aspereza.

Ambas técnicas han sido utilizadas con aplicaciones comerciales limitadas, pero resultan costosas y complicadas.

“Tuvimos dos grandes avances”, explicó Jonathan Boreyko, profesor asistente de ingeniería biomédica y mecánica, coautor del estudio. “No sólo estamos utilizando estos polímeros basados en hidrocarburos que son baratos y en alta demanda, sino que no tenemos que añadir aspereza a la superficie”.

“Pudimos encontrar aceites que son naturalmente compatibles con los plásticos, así que estos aceites se están adhiriendo al mismo plástico sin que apliquemos aspereza”.

Experimento con polímero y alimento

Scientific Report / Virginia Tech
La franja de arriba muestra el resultado con el polímero seco. La de abajo, con el polímero infundido de aceite: prácticamente toda la salsa de tomate se desliza.

Además de reducir a un mínimo el desperdicio de comida, Boreyko señaló que hay otros beneficios del nuevo diseño, que incluyen comodidad y seguridad para el consumidor.

“No hemos añadido ninguna nano partícula misteriosa a las superficies de estos plásticos que pudiera incomodar a la gente”, afirmó. “Usamos aceites naturales como aceite de algodón, así que no hay ningún riesgo a la salud. No se necesita una receta rara”.

Mientras que este método tiene obvias implicaciones para la industria alimenticia y el empaque de productos, también puede encontrar amplios usos en la industria farmacéutica.

Las superficies plásticas infundidas con aceite son naturalmente anticontaminantes, o sea que resisten adhesión y propagación bacteriana. También se limpian y remiendan a sí mismas y son muy resistentes.

Inspiración

Aunque la técnica puede sonar un tanto sofisticada, en realidad tiene sus raíces en la naturaleza. Más exactamente en la planta carnívora conocida como nepente o jarro.

Planta jarro con un insecto rondando en la entrada

Getty Images
Los científicos imitaron la técnica de la carnívora planta jarro.

Las hojas de la planta forman un jarro estirado y estrecho con una cavidad llena de néctar y enzimas digestivas que atraen a los insectos.

En la periferia de la cavidad hay una franja resbalosa creada por un líquido secretado para que, cuando el insecto entre a curiosear, se deslice y caiga en el líquido que lo digiere para alimentar a la planta.

“Esa periferia resbalosa de la planta jarro fue lo que inspiró nuestro producto de SLIPS”, reveló Mukherjee.

La innovación de la planta jarro, que está siendo copiada por los ingenieros con gran éxito, consiste en la combinación de un lubricante sobre un tipo de aspereza en la superficie que puede sostener el lubricante en su sitio de manera muy estable mediante tensión superficial.

“Hemos tomado el mismo concepto, pero la aspereza que estamos aplicando es simplemente una característica común de plásticos cotidianos, lo que ofrece una funcionalidad máxima”, concluyó Boreyko.

Niño comiendo papas fritas con kétchup

Getty Images
Ahora sí, disfruta de tus papas fritas con kétchup.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Cuartoscuro

En encuesta de Morena se mide porcentaje de preferencia, no votos como en una elección: INE

Una encuesta no se puede comparar con una elección porque no existen votos como tal, sino preferencias, indica el Instituto.
Cuartoscuro
10 de octubre, 2020
Comparte

El proceso de renovación de la dirigencia nacional de Morena corresponde a un ejercicio estadístico que mide el porcentaje de preferencia y no el número de votos por candidato, aseguró el Instituto Nacional Electoral (INE).

Porfirio Muñoz Ledo y Mario Delgado se confrontarán en una nueva encuesta para definir al próximo líder nacional de Morena, luego de que ambos quedaron empatados.

Lee: En encuesta de Morena se mide porcentaje de preferencia, no votos como en una elección: INE

Muñoz Ledo obtuvo el 25.34% de las votaciones, mientras que Mario Delgado tuvo un 25.29%. La diferencia fue de 0.05 puntos, equivalentes a dos votos de las 4 mil 783 personas encuestadas.

Tras los resultados, Muñoz Ledo acusó al consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova, de no reconocer su victoria y aseguró que por un solo voto se gana. También, un grupo de diputados de Morena pidió a Mario Delgado aceptar que Porfirio Muñoz Ledo le ganó ya en dos ocasiones en la contienda por la dirigencia del partido.

Sin embargo, el INE informó en un comunicado que en una encuesta no se gana con un solo voto y que tampoco una encuesta no se puede comparar con una elección porque no existen votos como tal, sino preferencias.

“A diferencia de una votación, donde un sufragio hace la diferencia, en una encuesta la preferencia tiene un intervalo de confianza y por ello no es una medición precisa”, señala.

Destaca que en el caso de del ejercicio realizado entre el 2 y el 8 de octubre, de acuerdo con la metodología aprobada, se realizaron 4 mil 783 entrevistas efectivas por las tres casas encuestadoras, lo cual es una representación nacional de la población y por eso los resultados son estimaciones.

“En el caso de la Presidencia, el intervalo de confianza de Porfirio Muñoz Ledo –límite inferior 23.48 y límite superior 27.19- se traslapen con los de Mario Delgado Carrillo – límite inferior 23.56 y límite superior 27.03-, por lo que estadísticamente no se puede determinar un ganador”.

“Los resultados establecen un .05 de diferencia en las estimaciones de ambos candidatos, que si bien a nivel muestral corresponderían a dos votos de diferencia, es necesario considerar que se trata de una representación y no de un universo, y debe considerarse el intervalo de confianza”, señala el Instituto.

De acuerdo con el INE, en una encuesta se crean estimaciones, proporciones asociadas a un intervalo que permite definir si hay un solo ganador o un empate técnico, ya que no se define si un candidato tuvo un cierto número de votos y si el otro tuvo uno o dos menos, sino que se habla de los rangos de porcentaje de votación.

La integración de las bases de datos de las tres empresas (Covarrubias y Asociados, Parametría y BGC Ulises Beltrán y Asociados), para obtener los intervalos de confianza resultantes de la preferencia por cada candidatura fue realizada por los expertos de la UNAM, “además de que todos los intervalos se calcularon en el 95 por ciento de confianza”, destacó el INE.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.