La inseguridad pega a la salud: médicos abandonan centros de salud de la sierra de Chihuahua

Centros de salud están abandonados por falta de médicos en tres municipios serranos. La Secretaría de Salud del estado ofrece hasta 40 mil pesos a médicos pero éstos temen a la inseguridad y la violencia.

médicos
Médicos y camilleros de Chihuahua han sido desparecidos y asesinados en el último año. En la imagen, médicos protestan por el secuestro y homicidio de un médico en Ciudad Juárez. Cuartoscuro Archivo

Cuatro centros de salud de la sierra de Chihuahua dejaron de prestar servicio pues los médicos temen trabajar en esa zona, pese a los altos sueldos.

En cuatro comunidades serranas de los municipios de Gómez Farías, Cuauhtémoc y Témoris, los centros “permanecen cerrados por falta de personal médico para atenderlos”, señala un reporte de la secretaría de Salud.

“Nosotros ofertamos ya 29 mil pesos, más algunos incentivos a los médicos y ni así logramos que los médicos lleguen a acercarse, ni que quieran ir a la Sierra, esta cuestión no es de que no queramos, es de que los médicos definitivamente no quieren ir”, dijo Ernesto Ávila, secretario de Salud, durante su comparecencia ante el Congreso local el pasado martes, reportó El Diario de Chihuahua.

Señaló que por la inseguridad que se vive en algunas regiones de la entidad, particularmente en la zona serrana, “los médicos se niegan a cubrir esas vacantes”.

Los médicos accederían a un sueldo de hasta 40 mil pesos mensuales sumando los 29 mil ofrecidos más incentivos. En promedio un médico en el estado gana entre 20 y 25 mil pesos, según el medio.
Ernesto Ávila, secretario de Salud estatal, señaló que “esa propuesta no ha tenido eco alguno y persiste un déficit de 60 doctores en el área de la Sierra”.

En julio pasado, la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de Chihuahua dijo que no enviaría a médicos pasantes a los municipios de Madera y Gómez Farías por considerarlos zona de riesgo.

Lo que agravó la falta de personal médico.

Chihuahua, que tiene una amplia frontera con Estados Unidos, es terreno de disputas entre narcotraficantes por el control de las rutas para el trasiego de drogas.

Según las autoridades, la violencia ha recrudecido por los enfrentamientos armados entre La Línea y Gente Nueva, brazos armados de los cárteles de Juárez y Sinaloa, respectivamente.

En el municipio de Gómez Farías secuestraron en noviembre de 2017 al médico Blas Godínez, director del Hospital Regional, y hasta la fecha se desconoce su paradero.

A raíz de ese evento, personal médico y de enfermería huyó de los cuatro centros de salud que ahora permanecen cerrados.

Las personas que habitan en esas comunidades y que requieren de atención médica deben viajar a otras localidades.

En Témoris, se atiende a la población mediante caravanas médicas.

A finales de julio, fueron desaparecidos cuatro estudiantes de enfermería que hacían su internado en un hospital del municipio de Parral.

El 6 de agosto, el camillero Nicolás Gabaldón Becerra fue asesinado a balazos mientras conducía un vehículo acompañado de su hijo en la carretera que lleva a Aldama.

Más de 200,000 personas han sido asesinadas en México desde que el gobierno lanzó a finales de 2006 una cuestionada ofensiva antidrogas, según cifras oficiales que no precisan cuántas de las víctimas estaban relacionadas con acciones del crimen organizado.

Con información de AFP y El Diario de Chihuahua.

Close
Comentarios