Tres socavones secan en menos de 24 horas la Laguna de Chakanbakán, QRoo

La pérdida del agua ocasionó la muerte de un número indeterminado de peces, mientras que las tortugas y los cocodrilos quedaron sobre el fango. Conagua trabaja para recuperar lo perdido.

Tres socavones secan en menos de 24 horas la Laguna de Chakanbakán, QRoo
Uno de los tres socavones por donde desapareció el agua. Curatoscuro

En menos de 24 horas la laguna de Chakanbakán, del municipio Othón P. Blanco, Quintana Roo, desapareció a consecuencia de la formación de tres socavones en los cuales se encuentra acumulada el agua.

De las 20 hectáreas que abarcaba la laguna ubicada a 90 kilómetros de Chetumal, el agua se perdió aproximadamente en el 80 % del terreno, causando la muerte de un número indeterminado de peces y dejando a tortugas y cocodrilos sobre el fango, el cual también se seca con el paso de las horas por el calor de la zona.

Por su parte, la alcaldesa de Nicolás Bravo, Ady González, indicó que se teme que se abran socavones en la zona arqueológica de Chakanbakán, que rodeaba a lo que era la laguna. El lugar del fenómeno natural se ubica a 90 kilómetros de Chetumal, capital de Quintana Roo, por la carretera federal 186, Chetumal-Escárcega, cerca de los límites con Campeche y el entronque del poblado de Caobas.

Según con Quadratín Quintana Roo, este miércoles José Luis Blanco Pajón, delegado de la Conagua confirmó el suceso y detalló que el agua fue drenada a través de los tres socavones, uno de ellos de 10 metros de diámetro.

El funcionario explicó que los tres socavones se crearon de forma natural y no por el abuso en el uso de tractores en la zona, como especulaban algunas organizaciones ambientalistas. Advirtió que por la naturaleza del evento no saben si podría abrirse más socavones en la misma área por lo que se mantendrán al pendiente.

Agregó que la pérdida del agua se dio en menos de 24 horas y se formó de manera natural una presa en un punto específico del sistema lagunar.

Blanco Pajón informó que la solicitará apoyo al gobierno del estado para construir una represa en la zona afectada y así evitar que el agua se pierda dentro de los socavones.

Leopoldo Santos, presidente del Comisariado Ejidal de Laguna Chakanbakán, aseguró que algunas de las especies que habitaban ahí y que lograron sobrevivir se han refugiado en un pequeño remanso aledaño.

Hasta el momento el acceso a la zona arqueológica de Chakanbakán se encuentra cerrada por el riesgo de nuevos socavones.

El diputado local panista Fernando Zelaya Espinoza, compartió en sus redes sociales las imágenes de la extinta laguna.

Close
Comentarios