close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Ciudadanía19s

¿Qué hacer si eres damnificado de un sismo? Afectados por el 19S comparten su experiencia en una guía

El manual tiene como objetivo sistematizar los procedimientos y obligaciones de las autoridades de la CDMX en caso de un sismo como el ocurrido el 19s, y a su vez busca reducir la posibilidad de que los damnificados sean víctimas de robos, fraudes o corrupción.
Ciudadanía19s
17 de agosto, 2018
Comparte

En caso de un sismo, ¿qué hay que hacer?

Cómo tramitar un dictamen que te permita conocer el estado de tu vivienda en caso de un sismo, qué cosas debe contener una mochila de supervivencia, cómo cobrar un seguro y la implementación de una estrategia colectiva con vecinos y especialistas para acceder a los apoyos del gobierno, son algunas de las recomendaciones del Manual para la Reconstrucción con Dignidad CDMX, elaborado por la organización Ciudadanía19s.

Se trata de un documento que tiene como objetivo sistematizar todas las opciones, procedimientos y obligaciones de las autoridades de la Ciudad de México en caso de un sismo como el ocurrido el 19s, y a su vez busca reducir la posibilidad de que las personas afectadas sean víctimas de robos, fraudes, corrupción o gestiones clientelares.

Laura Freyermuth, integrante de Ciudadanía19s y recopiladora del manual, explicó que para realizar este documento la organización recuperó las experiencias de personas damnificadas de diferentes puntos de la CDMX, y observó que no todos los casos siguieron el mismo camino, por lo que buscaron plasmar las respuestas correctas para las distintas dificultades que enfrentaron los afectados.

Los damnificados que participaron en la elaboración del manual coincidieron en que el duelo, las complicaciones laborales y los engorrosos trámites para acceder a los apoyos del gobierno se vuelven más sencillos cuando existe el apoyo de grupos.

En estos grupos, explican los integrantes de Ciudadanía19s, es necesario distribuir tareas legales, como el trabajar con lineamientos y comunicaciones oficiales; informar y gestionar con el colectivo los documentos requeridos, además de buscar el apoyo de expertos en construcción a quienes se les pueda solicitar propuestas o criterios a considerar para el proyecto de reconstrucción o reforzamiento de edificios y viviendas.

También recomiendan nombrar a personas a cargo de la organización de las reuniones vecinales y tomar las minutas de lo discutido en ellas, y finalmente, difundir los acuerdos obtenidos entre los miembros del colectivo.

Para atender la necesidad de respuestas ante todas las dudas que surgieron sobre qué hacer en lo inmediato y después de un sismo con afectaciones como el del 19s, Animal Político te presenta los puntos más importantes de este manual.

¿Cómo acceder a programas de reconstrucción?

Primero, es necesario que se haya expedido un dictamen del inmueble, y que este se registre en la Plataforma CDMX.

Posteriormente, debe identificarse cuál es el programa al que puede acceder la persona damnificada, entre los siguientes:

-Programa emergente de reconstrucción y rehabilitación (se pueden solicitar hasta 8 mil pesos para reparación de vidrios, fisuras, aplanados o plafones), que es gestionado por el Instituto Nacional de Vivenda (INVI).

-Apoyo del Programa para la Autoconstrucción Asistida (asiste con capacitación y asesoría), operado por la Secretaría de Obras.

-Exención de predial (no se paga el predial durante el proceso), que está a cargo de la Secretaría de Finanzas.

-Entrega de materiales para viviendas en zonas rurales o de propiedad social y para conjuntos habitacionales y viviendas precarias, financiados por el Fondo de Reconstrucción.

¿Qué apoyos hay para reforzamiento de construcciones?

El reforzamiento debe realizarse cuando en el inmueble hay daño estructural que es reparable, pero que mientras no se realice no debe ser habitado. Estos son los programas a los que pueden acceder quienes cuenten con construcciones que se encuentren en esta situación:

-Programa emergente de reconstrucción y rehabilitación (créditos de puente, en el cual el terreno ingresa a un fideicomiso a nombre de los propietarios; la misma potencialización de la construcción que hace la Sociedad Hipotecaria Federal y paga el crédito).

-Programa de renta (entrega de 3 mil pesos para rentar un espacio mientras se realiza el reforzamiento), a cargo de la Secretaría de Gobierno.

-Vivienda Temporal (albergues y refugios disponibles), operados por la Secretaría de Desarrollo Social, la Secretaría de Desarrollo Urbano y el Instituto de Vivienda.

-Condonación de agua, con la Sacmex.

-Exención del Predial, con la Secretaría de Finanzas.

-Exenciones y facilidades administrativas (no pago de impuestos de construcción), a cargo de la Jefatura de Gobierno y las delegaciones

-Recuperación y Resguardo de Pertenencias (si es posible, sacarlas del inmueble y almacenarlas de forma segura en bodegas definidas por las autoridades), a la cual se puede acceder con la Oficialía Mayor, la Secretaría de Protección Civil o el H. Cuerpo de Bomberos.

-Aceleración de trámites para la reconstrucción, con la Consejería Jurídica y de Servicios Legales, la Oficialía Mayor o la Comisión para la Reconstrucción.

-Programa de Asistencia Jurídica para la Reconstrucción, con la Consejería Jurídica y de Servicios Legales.

-Programa emergente para la aceleración de la indemnización y el pago de seguros para afectados por el sismo, a cargo de la Secretaría de Finanzas y la Comisión de Reconstrucción.

-Vivienda en conjunto (en propiedad regularizada, libre de gravámenes y uso habitacional, pueden ser inmuebles baldíos con vivienda precaria, en alto riesgo, así como con vivienda en uso susceptible de ser rehabilitada), que opera el Instituto de Vivienda.

Estrategias colectivas: guiar y acompañarse

El proceso de reconstrucción ha sido arduo y complejo. Para las personas que lo están resistiendo, implica un enorme reto, pues las afectaciones no son sólo a los inmuebles, sino ante todo a la vida de las personas y las comunidades.

Convertirse en expertos en construcción de un día para otro, además de mediar, difundir y realizar trámites es una gran responsabilidad, de ahí que una de las recomendaciones del manual es organizarte con tus vecinos tomando en cuenta los siguientes puntos:

  1. Nunca olvidar que el objetivo es colectivo.
  2. Nos complementamos cuando cada uno aporta lo que sabe.
  3. La disposición de aprender es un salvavidas.
  4. Si yo estoy bien, el grupo está bien; nos podemos cuidar.
  5. Reconocer y atender el desgaste, que llega en distintos momentos, pero también reconocer que la energía se puede renovar.
  6. El diálogo debe ser honesto y desde el corazón.
  7. La confianza cuesta y tarda en generarse; la agresión, la puede romper fácilmente.
  8. La comunicación es sagrada, debe cuidarse y fortalecerse.
  9. El liderazgo representativo y colaborativo da certeza ante lo complejo.
  10. Repartir las tareas, les quita peso y nos hace participantes activos.
  11. Alianzas que sumen.

Para conocer a detalle los trámites que necesitas para acceder a estos programas, así como los pasos a seguir en caso de emergencia por un sismo en la Ciudad de México, consulta el Manual para la Reconstrucción con Dignidad, o visita la página de Ciudadanía19s.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

"Haiga" está aceptada por la Real Academia Española (pero no significa lo que estás pensando)

En los últimos días varias personas han consultado a la cuenta oficial de la Real Academia Española si el presente de subjuntivo del verbo "haber" puede conjugarse "haiga" en la primera y tercera persona del singular.
10 de agosto, 2019
Comparte

Ojalá la Real Academia Española haiga respondido si se puede decir “haiga”. Pues lo hizo. Y sí, esa primera oración es incorrecta, pero no la palabra en sí.

En los últimos días, varios usuarios de Twitter han consultado a la cuenta oficial de la RAE si el presente de subjuntivo del verbo “haber” puede conjugarse “haiga” en la primera y tercera persona del singular.

La respuesta de la academia en todos los casos fue la misma: “Formas como haiga, hicistes o naiden no son válidas y se consideran sin duda ajenas a la norma culta”.

En otras palabras, la forma “culta” de decir la primera oración sería: “Ojalá la Real Academia Española haya respondido si se puede decir haiga.

Lo que omitió la RAE en su explicación es que la palabra “haiga” sí está en su “Diccionario de la lengua española”.

Pero no es un verbo sino un sustantivo y designa, de forma coloquial e irónica, un tipo de automóvil.

https://twitter.com/AndresMeixueiro/status/1156305417212964870

En concreto, es un “automóvil muy grande y ostentoso, normalmente de origen norteamericano, indica el diccionario.

No son pocos

La reciente curiosidad en Twitter por la corrección de la palabra “haiga” no es una de las típicas burbujas temáticas de las redes sociales.

“La duda se crea porque no son pocos los que la usan”, se explica en el blog Castellano Actual del departamento de Lengua y Literatura de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Piura, Perú.

“”Haiga” es una forma verbal del castellano antiguo que ha pervivido en muchas zonas del mundo hispánico sobre todo en el ámbito rural”, continúa el texto, publicado en 2012.

Grabado del siglo XVI donde se muestra a los españoles llevando botes de Tlaxcala a Tenochtitlan (hoy Ciudad de México) con ayuda de aliados indígenas.

Getty Images
Grabado del siglo XVI donde se muestra a los españoles llevando botes de Tlaxcala a Tenochtitlan (hoy Ciudad de México).

Según Castellano Actual, la norma culta prefiere la forma “haya”, tal como acepta “roto” y no “rompido”, un uso “que también era común en el siglo XVII”, explica.

De hecho, uno de los tuits incluye la foto de una página de un libro, cuyo título y autor no llegan a leerse, que discute la corrección de “haiga”, “vistes” y “naiden”.

“En las ciudades y pueblos de nuestro México todavía hay quienes usan estas palabras en el habla de la vida diaria. A primera vista (o a primer oído) parece una incorrección verbal”, dice.

“Lo cierto —continúa— es que estas palabras forman parte de lo que en el español conocemos como arcaísmos, es decir, palabras consideradas antiguas y que ya no se utilizan en determinados lugares”.

Y agrega: “Son voces que provienen de la España del siglo XVI, de la época en la que los conquistadores peninsulares llegaron a estas tierras. Son palabras que utilizaban tanto Hernán Cortés como Miguel de Cervantes Saavedra“.

Fotos impresas

Getty Images
En total fueron imprimidas cinco fotos… ¿o impresas? ¿O ambas?

El texto entonces afirma que esas personas “no hablan mal español, simplemente lo hablan como lo hacían antiguamente en España”.

Entonces ¿la conjugación “haiga” es correcta o no?

Proceso

El blog Castellano Actual da un argumento que va más allá de lo que indica la norma culta: “Los mismos hablantes dudan de su uso, tratan de evitarlo”.

“Si llegara a darse el caso de que todos emplearan la misma forma “haiga” y que ni siquiera se cuestionara su uso en instancias correctivas como este foro, podríamos decir que se habría generalizado hasta alcanzar la norma culta”, detalla.

Es lo que ocurrió con formas como “imprimido” o “freído”.

Sin embargo, se explica en Castellano Actual, “este proceso demora décadas y la forma haya tenida por correcta parece resistir bien el embate“.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=CDhpgl99TW8&t=

https://www.youtube.com/watch?v=BmR2nHqIzTI

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.