Zona metropolitana de Monterrey y Mérida, los mejores lugares para vivir, según estudio
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
visitmexico.com

Zona metropolitana de Monterrey y Mérida, los mejores lugares para vivir, según estudio

Con base en indicadores como: calidad de vida, satisfacción con los servicios municipales, evaluación de alcaldes y cohesión social, habitantes del norte y sur del país son quienes más recomiendan vivir en su ciudad. De los 76 municipios y 16 alcaldías analizadas resaltan Nuevo León y Yucatán.
visitmexico.com
Por Itxaro Arteta
21 de agosto, 2018
Comparte

San Pedro Garza García, San Nicolás de los Garza y Mérida están entre las diez ciudades con mejores condiciones para vivir en México, de acuerdo con el informe Ciudades Más Habitables de México 2018, que presenta este martes el Gabinete de Comunicación Estratégica.

Los dos municipios de Nuevo León y la capital de Yucatán son los únicos que repiten siempre entre los mejores de las cinco variables que considera el estudio, aplicado a 76 ciudades y 16 alcaldías de la Ciudad de México: la calidad de vida, la satisfacción con los servicios municipales, la evaluación de sus alcaldes, la cohesión social y si sus habitantes recomendarían su ciudad para vivir.

“Consistentemente se observa que las ciudades del norte del país, algunas alcaldías de Ciudad de México y Mérida aparecen bien evaluadas en los distintos indicadores. Esto nos señala que el sur del país es el que tiene mayor potencial de mejora”, afirma en las conclusiones el estudio, que se realiza desde hace seis años.

Tan solo en el índice de mayor calidad de vida, San Pedro y San Nicolás están en los lugares 1 y 2; Guadalupe, también de esa área metropolitana, aparece en el 5, y Monterrey en el 8. Guadalupe es además el municipio más feliz del país: en una pregunta específica sobre este tema, sus ciudadanos respondieron en promedio con una calificación de 8.7.

Otras ciudades norteñas destacan entre las de mayor calidad de vida: Saltillo, Coahuila (lugar 3); Hermosillo, Sonora (4); La Paz, Baja California (6); y Cajeme, Sonora (10). La única del sur es Mérida, en noveno lugar.

La calidad de vida promedio en las ciudades mexicanas es de 64.41 de 100 puntos posibles, de acuerdo con entrevistas aplicadas a 30,400 ciudadanos, 400 por ciudad, entre el 23 de marzo y el 14 de abril.

En cuanto a cohesión social, el promedio del país es reprobatorio, de 5.67 en escala de 0 a 10. Los resultados en general son bajos, ya que el lugar mejor evaluado, que es San Pedro Garza García, tiene apenas 6.42 de calificación.

En este indicador sobresale que es el único en el que aparecen alcaldías de la Ciudad de México entre los primeros lugares. Miguel Hidalgo y Benito Juárez ocupan las posiciones 2 y 3, y Cuauhtémoc la 7, en las que se consideró que las relaciones sociales de los habitantes son fuertes.

La lista la completan La Paz (4), Mérida (5), Colima (6), Querétaro (8), Hermosillo (9) y San Nicolás de los Garza (10).

Satisfacción con los gobiernos

El Gabinete de Comunicación Estratégica también mide la percepción de los alcaldes, aunque solo el 39% de ciudadanos entrevistados conocía a su presidente municipal en turno (este año hubo elecciones locales en gran parte del país, por lo que al momento de levantar la encuesta, muchos presidentes municipales eran suplentes porque los titulares pidieron licencia para buscar otro cargo).

“Destacamos que la población conoce poco a sus autoridades locales y que las evalúa mal”, advierten las conclusiones, ya que la calificación promedio fue de 6.8.

En este indicador ganan los municipios gobernados por el PAN, ya que entre los 10 mejor evaluados, siete están bajo el mando del blanquiazul: Mérida (1), Chihuahua (2), San Nicolás (3), Reynosa (7), Torreón (8), San Pedro (9) y Aguascalientes (10).

Solo hay dos priistas, Saltillo (4) y Mazatlán (6).

En quinto lugar como mejor evaluado está Ciudad Juárez, que además salió como el municipio en el que más conocen a su alcalde en todo el país (más de 80%). Y es que se trata de un exconductor de televisión que llegó al cargo por vía independiente, Héctor Armando Cabada, que acaba de ser declarado reelecto, después de que el Tribunal Electoral revirtió por unos cuantos votos el triunfo que antes se había asignado a su rival de Morena.

Otro indicador del informe se refiere a la satisfacción con los servicios públicos municipales. En general, el servicio que más valoran los habitantes de las ciudades es la recolección de basura, que tiene una calificación de 7.5 promedio. Los dos servicios considerados peores son la pavimentación y la oferta de internet gratuito, ambos calificados con 6.2.

Las mejor evaluadas vuelven a ser San Pedro, Mérida y San Nicolás, seguidas de Mazatlán, Manzanillo, Colima, Chihuahua, Culiacán, León y Aguascalientes.

¿Recomendarían su ciudad para vivir?

Este año, el informe de Ciudades Más Habitables incluye un nuevo indicador, denominado Net Promoter Score (NPS), que depende de una sola pregunta: si la persona recomendaría a alguien mudarse a su ciudad.

El resultado es negativo en general. Por la forma en la que se calcula, ponderando cuánta gente pone calificaciones de 9 o 10, menos el porcentaje de los que reprueban a su ciudad con una calificación de menos de 6, este índice puede ir de +100 a -100, y el resultado promediado en el país fue de -27.

Las ciudades más recomendadas, con alrededor de 30 puntos, son San Pedro Garza García, Mérida y Saltillo.

Con entre 10 y 20 puntos están Mazatlán, Aguascalientes, Campeche y San Nicolás de los Garza.

Y aunque apenas tienen puntajes positivos, completan el top 10 Guanajuato, con +3.1; Guadalupe, con +0.5, y Zapopan, con +0.1.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Los crímenes por los que condenaron a 'la Barbie', el narcotraficante que sonrió en su detención

'La Barbie' era uno de los capos del narcotráfico mexicano más violentos; en 2018 fue condenado a 49 años de prisión.
29 de noviembre, 2022
Comparte

El narcotraficante estadounidense de origen mexicano Édgar Valdez Villarreal, conocido como “la Barbie”, debía cumplir una condena de prisión hasta el año 2056 en Estados Unidos.

El que fuera capo del Cartel de Sinaloa y considerado uno de los más sangrientos del narcotráfico en México recibió en 2018 una sentencia de 49 años de cárcel.

Pero ahora su nombre ha desaparecido del listado de presos bajo custodia en los registros de la Agencia Federal de Prisiones de Estados Unidos.

“No está en custodia de la BOP (Agencia Federal de Prisiones)”, responde la página oficial al buscar el nombre del reo, según corroboró este martes BBC Mundo.

Las autoridades estadounidenses de momento no han revelado el paradero ni la situación del reo.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que su gobierno ha pedido explicaciones a Estados Unidos.

Expertos creen que “La Barbie”, apodado así por su pelo rubio y ojos azules, podría estar colaborando con las autoridades estadounidenses, a quienes brindaría información a cambio de ciertos beneficios como la inclusión en un programa de protección de testigos, la reducción de su sentencia u otro tipo de beneficios.

El narco sonriente

Cuando fue presentado ante los periodistas después de su captura en 2010, “La Barbie” no dejó de sonreír.

Édgar Valdez, "La Barbie"
Getty Images

El momento en que Édgar Valdez, “La Barbie”, fue detenido.

El gesto desató polémica en el país, pues muchos lo interpretaron como una burla a las autoridades.

En 2015 fue extraditado al país norteamericano, donde tres años después un tribunal de Atlanta, Georgia, lo condenó a 49 años y un mes de prisión, así como una multa de US$192 millones, por cuatro delitos de narcotráfico y uno de lavado de dinero.

Valdez Villarreal se había declarado culpable de las acusaciones para evitar la condena de cadena perpetua que se había solicitado en su contra.

El fiscal del caso alegó entonces que “importó toneladas de cocaína a Estados Unidos mientras sin piedad avanzaba hacia los más altos cargos de uno de los carteles más poderosos de México, dejando a su paso incontables vidas destruidas por la violencia”.

Paradójicamente, tras dictarse la sentencia el fiscal afirmó que el narcotraficante iría “a prisión casi por el resto de su vida“, y que esto era un mensaje a los líderes de carteles mexicanos que “deberían saber que, como ‘La Barbie’, serían responsabilizados de sus crímenes”.

La guerra de carteles de narcotráfico aún sigue en Tamaulipas, en el noroeste de México.

AFP
La guerra de carteles de narcotráfico aún sigue en Tamaulipas, en el noroeste de México.

Violencia y crueldad

Valdez Villarreal nació en Laredo, Texas, en agosto de 1973, y desde los 19 años fue acumulando antecedentes penales menores.

El gobierno estadounidense señaló que en el año 2000 “La Barbie” ya tenía un próspero negocio de distribución de marihuana y cocaína en su ciudad natal.

Sus operaciones se extendieron incluso a lugares como Nueva Orleans, Luisiana, Memphis, Tennessee y Misisipi.

La actividad del joven texano llamó la atención de los carteles mexicanos del narcotráfico.

Ese mismo año 2000 fue reclutado por Arturo Beltrán Leyva, “El Barbas”, que entonces era uno de los principales líderes del Cartel de Sinaloa (también llamado Cartel del Pacífico).

El capo le encargó una de las operaciones más importantes para la organización en ese momento: arrebatar el mercado y las rutas de tráfico de drogas de Nuevo Laredo, Tamaulipas, al Cartel del Golfo, que las controlaba.

La misión se acordó en un cónclave de líderes realizado en Cuernavaca, Morelos, según un informe del Centro del Centro Nacional de Planeación, Análisis e Información para el Combate a la Delincuencia (CENAPI).

El encuentro tuvo lugar al inicio de 2005. Durante todo ese año “La Barbie” y su grupo pelearon violentamente calle por calle por el control del tráfico en Nuevo Laredo, fronteriza con Estados Unidos.

Arturo Beltrán Leyva

AFP
Arturo Beltrán Leyva, del Cartel de Sinaloa, reclutó a “La Barbie”.

Allí nació el cariz de crueldad que la agencia antidrogas estadounidense, la DEA, atribuye a Valdez Villarreal.

La batalla fue el inicio de la guerra entre carteles que causó la muerte miles de personas, y que en algunas regiones del país todavía permanece.

Una captura mediática

Valdez Villarreal se convirtió en el personaje más cercano a Arturo Beltrán Leyva e incluso permaneció a su lado cuando el capo y sus hermanos rompieron su alianza con el Cartel de Sinaloa.

“El Barbas” fue abatido por la Marina en diciembre de 2009, y a partir de ese momento el texano tomó su propio camino.

Edgar Valdez, "La Barbie"

Getty
La vestimenta de Valdez Villarreal al momento de ser capturado llamó la atención de los medios.

Con su propio grupo emprendió una batalla por controlar el mercado de drogas en Guerrero, especialmente en el balneario de Acapulco, donde se vivieron algunas de las jornadas de mayor violencia en su historia.

La red del capo se extendió incluso a Morelos, la capital del país y el vecino Estado de México, donde fue capturado el 30 de agosto de 2010.

Al día siguiente fue presentado ante los medios en instalaciones de la Procuraduría (fiscalía) General de la República (PGR).

Fue el momento en que no paraba de sonreír.

Los videos y fotografías del momento lo muestran con la mirada divertida, una camiseta deportiva Ralph Lauren y tenis nuevos.

La sonrisa, junto con la ropa, fue lo que más llamó la atención de los medios, e incluso marcaron una especie de moda en los mercados informales de ropa.

Una semana después de la captura, en las calles de la capital mexicana se vendían réplicas de la camiseta verde de “La Barbie”.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.