Al presunto líder de la Unión en CDMX lo señalan por cinco delitos, pero solo por uno le abren juicio

La jueza Beatriz Moguel Ancheyta procesó al presunto líder delictivo por delitos contra la salud (en modalidad de posesión de metanfetaminas), pues resolvió que no había datos suficientes para vincularlo por portación de arma de uso exclusivo del Ejército.

Detención del Betito
Las autoridades solo han podido aportar elementos en uno de cinco delitos contra el Betito, el líder de la Unión en la CDMX Cuartoscuro

Aunque las autoridades federales acusan de homicidio, secuestro y extorsión a Roberto Moyado Esparza, alias el Betito, presunto líder del grupo delictivo La Unión Tepito que opera en la Ciudad de México, solo ha sido procesado por posesión de metanfetaminas con fines de comercio.

Cuando el presunto líder fue detenido apenas el pasado 8 de agosto, el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, dijo que el Betito es considerado uno de los principales generadores de violencia en la capital del país, pues lo relacionan con actividades de narcomenudeo, extorsión, despojo, secuestros y lavado de dinero —especialmente en la zona centro—. Incluso hay investigaciones que lo vinculan con homicidios, según se informó el día de su captura.

La Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (PGJCDMX) también informó esta semana que inició tres averiguaciones previas contra Moyado Esparza por homicidio, así como dos carpetas de investigación por extorsión y secuestro.

Sin embargo, la jueza Beatriz Moguel Ancheyta procesó al presunto líder delictivo por delitos contra la salud (en modalidad de posesión de metanfetaminas), pues resolvió que no había datos suficientes para vincularlo a proceso por portación de arma de fuego de uso exclusivo del Ejército, de acuerdo con un reporte del diario Reforma.

También concedió dos meses para realizar una investigación complementaria, para que la Procuraduría General de la República (PGR), así como la defensa del imputado puedan aportar nuevas pruebas a su favor.

Según la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), tras meses de investigación, el Betito fue detenido en las inmediaciones de la colonia Rincón del Pedregal, en la delegación Tlalpan, cuando se trasladaba por la vía pública, junto con su hermano, “quien aparentemente lo custodiaba”.

La CNS afirmó que Roberto Moyado utilizaba departamentos y casas ubicadas en zonas residenciales en Polanco, Jardines del Pedregal y San Ángel, para refugiarse y no ser localizado por las autoridades y por sus principales rivales.

La detención del presunto líder criminal también destacó por el cambio radical de su apariencia, pues se sometió a una intervención quirúrgica; se realizó prótesis capilar, un bypass gástrico y bajó más de 30 kilos, para cambiar su físico y no ser rastreado.

Al momento de su captura, afirmaron las autoridades, le aseguraron 10 mil dólares; 4,700 pesos; 140 dosis de droga crystal y un arma corta.

También detallaron que el Betito, de 37 años de edad, tiene antecedentes penales desde 2008, cuando fue detenido y sentenciado por robo a transeúnte.

De acuerdo con las autoridades federales, La Unión Tepito se dedica a la venta y distribución de drogas, así como a la extorsión en centros nocturnos de la Zona Rosa, la Condesa y Polanco.

Con información de Reforma (suscripción necesaria)

Close
Comentarios