close
Suscríbete a nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Itxaro Arteta
Pueblos de Atenco exigen a López Obrador cancelación del Nuevo Aeropuerto
Habitantes de la zona donde se construye el NAIM aseguran que el terreno elegido es altamente inestable y califican las obras como un ecocidio. Entregan un manifiesto en la casa de transición del presidente electo con sus argumentos y peticiones.
Itxaro Arteta
Por Redacción Animal Político
14 de agosto, 2018
Comparte

Este martes, pobladores del municipio San Salvador Atenco marcharon desde la glorieta de Insurgentes hasta la casa de transición del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para exigir la cancelación inmediata de la construcción del Nuevo Aeropuerto de México (NAIM).

Las habitantes de los pueblos de la Cuenca del Valle de México argumentan que el proyecto del NAIM no es viable por diversas razones, principalmente por las características geológicas del terreno elegido cuyo suelo, dicen, es totalmente inadecuado para cualquier tipo de construcción, ya que es altamente corrosivo del concreto y metales como el acero, además  de que el agua del subsuelo está apenas a un metro de profundidad.

La marcha dio inicio alrededor de las 10 de la mañana de este martes. Los manifestantes caminaron por avenida Insurgentes donde bloquearon por algunos minutos los carriles centrales. Alrededor del mediodía arribaron a la casa de transición del presidente electo, y aunque no fueron recibidos por éste hicieron entrega de un manifiesto donde plantean sus exigencias.

En el texto califican el proyecto del NAIM como “la obra faraónica del sexenio (…) que representa una agresión masiva del capital contra el trabajo, los pueblos y la naturaleza, con características de ecocidio, etnocidio, urbanicidio, de despojo y destrucción del patrimonio natural, territorial, cultural e histórico”.

Para sostener su postura en contra presentan siete puntos con las razones por las cuales las obras deberían ser frenadas:

  1. Terreno inadecuado. El Lecho del Ex Lago de Texcoco es un sitio inviable para las obras del NAIM por el tipo de suelo salino sódico, pues éste es altamente corrosivo del concreto y metales como el acero. Aunado a esto explican que el agua del subsuelo está a un metro de profundidad, lo que la convierte en una área altamente inestable donde incluso se magnifican los sismos.
  2. Ecocidio de la Cuenca del Valle de México. La construcción del NAIM tendrá un alto impacto ambiental. Reportan una sobreexplotación de minas para la extracción de material de construcción, con lo cual los cerros de al menos una decena de municipios han sido devastados. Resaltan el daño de las obras hidráulicas para evitar inundaciones, las cuales modificarán el funcionamiento hidráulico del Valle de México e impedirían la recraga de mantos acuíferos.
  3. Destrucción del patrimonio cultural. Uno de los cerros más afectados sería el de Chiconautla donde hay códices mesoamericanos y sería recortado por lo menos 26 metros de la punta porque dificulta el despegue y aterrizaje de la pista 3 del NAIM. Así como el cerro del Texcutzingo, popularmente conocido como los baños de Netzahualcoyotl, perjudicado por ser depositario de millones metros cúbicos de lodos tóxicos del NAIM.
  4. Violación de la Constitución. La obra carece de los estudios de impacto ambiental y los procedimientos marcados por las diferentes leyes. En particular se han violado los derechos constitucionales a un ambiente sano; derecho al agua; derecho de consulta; derecho de los pueblos originarios e indígenas y el derecho de justicia.
  5. Destrucción de la obra urbana eficiente. Las obras perjudican los proyectos de reforestación y complementación de las funciones reguladoras del ExLago de Texcoco.
  6. Etnocidio y destrucción de la Vida Comunitaria.
  7. Alto Costo con Cargo a Todos los Mexicanos por generaciones y beneficio para unas cuantas empresas.

Ante estos puntos, los pueblos, movimientos, organizaciones y ciudadanos de la Cuenca del Valle de México exigen, entre otras cosas:

– La cancelación inmediata del Proyecto y Construcción del NAIM.

– Diseño e implementación de un Proyecto de Restauración y Corrección de todos los daños ocasionados hasta la fecha por los trabajos de construcción.

– Que se decrete a la Cuenca del Valle de México como Área Natural Protegida (ANP).

– Que se decrete a la Cuenca del Valle de México como Patrimonio Cultural de la Humanidad.

– Que se decrete a las actividades agrícolas, ganaderas, silvícolas y las artesanías de la región como actividades estratégicas prioritarias del país y patrimonio cultural.

– Respeto a la Constitución, tratados internacionales, a la normatividad en materia ambiental y al Convenio de Biodiversidad Biológica para que no haya más emisiones de bióxido de carbono que dañen a  Ciudad de México.

– Suspensión definitiva de todos los Megaproyectos en la Cuenca del Valle de México.

– Diseño de un Proyecto alternativo que propicie el Desarrollo de la Naturaleza en la zona y responda a las necesidades del los habitantes.

– Respeto y dignificación al espacio aéreo nacional y a las autoridades y las empresas aeronáuticas mexicanas.

Finalmente los manifestantes solicitaron una reunión con empresarios y el Gobierno Federal para debatir la viabilidad de las obras. Además solicitan un dialogo público con los pueblos, comunidades, movimientos y organizaciones que luchan contra el NAIM de la Cuenca del Valle de México donde participen ciudadanos, especialistas, investigadores y universitarios.

Aunque no se reunieron con Andrés Manuel López Obrador, los manifestantes fueron atendidos por Leticia Ramírez, encargada de la Atención Ciudadana del presidente electo, quien recibió el manifiesto y escuchó sus argumentos.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.
Getty Images
Día de la Felicidad: 5 ejercicios para ser más feliz según Laurie Santos, profesora de la Universidad de Yale
Son consejos aparentemente sencillos y "tontos" pero miles de alumnos de Santos lo están poniendo en práctica para ser más felices en medio de una exigente carga académica.
Getty Images
20 de marzo, 2019
Comparte

“La ciencia nos ha mostrado que ser feliz requiere un esfuerzo intencional”, dice la psicóloga Laurie Santos.

“No es fácil, hay que dedicarle tiempo”, asegura en conversación con BBC Mundo.

Santos es profesora de la Universidad de Yale en New Haven, Estados Unidos, donde imparte el curso “Psicología y Buena Vida”.

Con más de 1.200 alumnos inscritos, su clase se convirtió en la más popular en los tres siglos de historia de Yale.

Santos basa su curso en la psicología positiva, que es el área de la psicología que estudia la felicidad.

“La psicóloga Sonja Lyubomirsky compara ser feliz con aprender a tocar el violín o convertirse en una estrella de fútbol”, dice Santos. “No es algo que simplemente puedas hacer, tienes que practicar para ser cada vez mejor”.

En base a esas premisas, Santos les enseña a sus alumnos a “hackearse”, es decir, a reprogramar sus hábitos para que sean más felices y saludables.

Estas son algunas de las tareas que tienen que cumplir los alumnos de Santos para tratar de ser más felices:

1. La lista de la gratitud

Durante una semana, cada noche los estudiantes deben escribir las cosas por las cuales se sienten agradecidos.

Así crean su propia lista de gratitud.

“Suena bastante simple pero hemos visto que quienes hacen este ejercicio de manera regular tienden a ser más felices”, dice Santos.

2. Dormir más y mejor

Según Santos, este ejercicio les resulta bastante difícil a sus estudiantes, pues en Yale deben cumplir con una gran carga de tareas.

El reto consiste en dormir 8 horas cada noche durante una semana.

“Parece tonto, pero sabemos que aumentar el sueño disminuye la depresión y aumenta la actitud positiva”, dice Santos.

3. Meditar

La tarea consiste en meditar 10 minutos cada día.

Santos explica que los estudios muestran que la meditación y otras prácticas que aumentan la atención plena, les pueden ayudar a ser más felices.

4. Más tiempo para compartir con la familia y los amigos

Santos también menciona que las investigaciones han mostrado que las cosas que normalmente traen felicidad tienen que ver con las relaciones interpersonales y las conexiones sociales.

“Tener tiempo para estar con tus amigos y tu familia, disfrutar el momento, ser consciente y experimentar el mundo”, enumera.

“Muchas veces relacionamos la riqueza con la cantidad de dinero que tenemos”, explica Santos, “pero las investigaciones han mostrado que está relacionada más con cuánto tiempo tienes”.

“Si estás sacrificando tu tiempo para trabajar más y ganar más dinero, eso no es un buen comportamiento. Sería mejor aumentar la cantidad de tiempo libre que tienes”.

5. Menos redes sociales y más conexiones reales

Para Santos, también es importante no dejarse engañar por las sensaciones de satisfacción que ofrecen las redes sociales.

“Las investigaciones nos muestran que la gente que más usan redes como Instagram, tiende a ser menos feliz que aquellos que las usan menos. Esto significa que estas redes sociales no nos están haciendo tan felices como nosotros creemos”.

“Hay que desconectarse de las redes sociales y dormir un poco más”.


* Este artículo se publicó originalmente en febrero de 2018 y se republica con motivo del Día Internacional de la Felicidad.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¡Gracias por leer! Ayúdanos a seguir con nuestro trabajo. ¿Cómo? Ahora puedes suscribirte a Animal Político en Facebook. Con tu donativo mensual recibirás contenido especial. Entérate cómo suscribirte aquí. Consulta nuestra lista de preguntas frecuentes aquí.