Alumnas de la Universidad de Guanajuato denuncian acoso sexual; acusan complicidad de las autoridades
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Alumnas de la Universidad de Guanajuato denuncian acoso sexual; acusan complicidad de las autoridades

Alumnas y profesoras de la Universidad de Guanajuato denuncian al menos 17 casos de acoso sexual por parte de académicos, y señalan que no son castigados porque las autoridades universitarias ignoran las acusaciones y permiten que sigan dando clases.
Cuartoscuro
14 de agosto, 2018
Comparte

Alumnas y profesoras de la Universidad de Guanajuato denunciaron al menos 17 casos de acoso sexual dentro del centro educativo, las cuales, de acuerdo con las víctimas, han sido ignoradas por las autoridades del plantel.

Las víctimas señalaron como agresores a los profesores Armando Chaguaceda, Alejandro Klein Caballero, Gustavo Garabito Ballesteros, Daniel Tagle Zamora y Jacobo Herrera Rodríguez, quienes dan clases en las licenciaturas de Antropología, Sociología y Trabajo Social en el plantel universitario de San Carlos, en León, Guanajuato.

De acuerdo con el medio Zona Franca, las alumnas y profesoras acusan que todos ellos continúan laborando para la universidad y “gozando de los privilegios de sus posiciones de poder, de la protección y complicidad de las autoridades”.

“Nosotras queremos denunciar que la Universidad de Guanajuato no es un espacio seguro para mujeres. En todos los rangos institucionales se han cometido formas de violencia, el acoso sexual y laboral es parte de la cotidianidad en las relaciones que ocurren en la institución”, señalaron en conferencia de prensa.

Pese a acusación por acoso, promueven a académico

Uno de los casos es el de Julio César Kala, académico que, de acuerdo con Zona Franca, fue recientemente designado como coordinador del doctorado interinsitucional en Derechos Humanos, pese a que existen acusaciones por acoso sexual en su contra.

La becaria Isabel Puente, quien denunció ante la Universidad de Guanajuato a Kala por acoso sexual en agosto de 2015, acusa que desde que señaló al académico perdió amigos, relaciones familiares, e incluso su lugar de trabajo.

Ante la falta de acciones contra el catedrático por parte de la institución universitaria, Isabel acudió ante la Procuraduría de los Derechos Humanos del Estado de Guanajuato (Pdheg) la cual, al día de hoy, no ha emitido un resolutivo por este caso.

En febrero de este año, reportó Zona Franca, la Comisión de Honor y Justicia de la Universidad de Guanajuato absolvió a Julio César Kala de la acusación  de Isabel, con el argumento de que “se carece de elementos de prueba” para juzgarlo, lo que de acuerdo con la víctima “prueba la falta de imparcialidad de la institución”.

Consultada por Zona Franca sobre estas acusaciones, la Universidad de Guanajuato señaló que el nombramiento de Julio César Kala como coordinador del doctorado en Derechos Humanos “no merece una postura oficial, porque el académico fue absuelto de los hechos que le imputaron en su momento”.

Con información de Zona Franca.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

'Luna Azul': el raro evento cósmico que podrá verse este 31 de octubre (y no se repetirá hasta 2023)

El de la "Luna azul" es un fenómeno inusual que se produce cada 2.5 años aproximadamente debido al tiempo que duran los ciclos lunares.
27 de octubre, 2020
Comparte

En realidad no es azul. Es una Luna llena, como cualquier otra, del color que se ven la mayoría de las Lunas llenas: entre gris pálido, blanco lechoso o plateado.

Lo que hace raro a este fenómeno, que el folclor bautizó como “Blue Moon” o “Luna azul”, es que se dan dos Lunas llenas en un solo mes, cuando lo normal es ver una.

Un ciclo lunar, el período en el que ocurren todas las fases de la Luna, se repite cada 29,5 días aproximadamente.

Si coincide que la Luna llena se produce el primer o segundo día y el mes tiene 31 días, es entonces cuando es probable que aparezca una segunda Luna llena.

Esta es la conocida como “Luna azul”.

El mes de febrero, que tiene 28 días, nunca verá una.

Luna en el Capitolio

Getty Images
Así se vio la Luna Azul detrás del domo del Capitolio, en Washington D.C. en 2015.

¿Cuándo es la “Luna azul” de 2020?

Es un fenómeno inusual que se da cada 2,5 años.

La última vez que ocurrió fue el 31 de marzo de 2018.

Este año aparecerá en el cielo en la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre, cuando muchos países celebran Halloween y en México empieza la festividad del Día de Muertos.

Ya hubo una Luna llena el 1 de octubre y a finales de mes podremos ver la segunda.

Calabaza de Halloween

Getty Images
Este año coincide con Halloween.

¿Por qué azul?

Tal como explica la NASA en su sitio web, la definición de Luna azul surgió en la década de los 40 del siglo XX.

En esa época el Maine Farmer’s Almanac (la fuente más confiable en todo lo relacionado con el clima desde hace casi 200 años) ofrecía una definición de la Luna Azul tan enrevesada que muchos astrónomos tenían dificultades para entenderla.

Para poder explicar las Lunas azules en lenguaje llano, la revista Sky & Telescope publicó un artículo en 1946 titulado ‘Una vez cada Luna Azul’. El autor, James Hugh Pruett (1886-1955) citó al almanaque de Maine de 1937 y dijo: “La segunda (Luna llena) en un mes, tal como yo la interpreto, se llama Luna Azul”.

Esto no era correcto -asegura la NASA- pero por lo menos pudo entenderse.

Y así nació la Luna Azul moderna.

El volcán Krakatoa

Getty Images
El volcán Krakatoa, en Indonesia, volvió a expulsar cenizas el pasado 11 de abril de 2020.

Lunas y volcanes

Aunque la que veremos no fue una verdadera Luna azul, sí existen las lunas de este color.

Pero sólo pueden verse azules después de una erupción volcánica.

En 1883, después del terremoto del volcán Krakatoa en Indonesia, la gente dijo que casi cada noche se podían ver Lunas azules.

Con la fuerza de la erupción, similar a una bomba nuclear de 100 megatones, se elevaron hacia lo más alto de la atmósfera terrestre nubes de ceniza cuyas partículas hicieron que la Luna se viera azul.

También hubo informes de Lunas azules en México en 1983, tras la erupción del volcán El Chichón, y en el estado de Washington en 1980, tras la erupción del Monte Santa Helena.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=24JaHawe-RM

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.