Verificado.mx: De Santa Lucía a la opción de licitar; las dudas y virajes en la propuesta aeroportuaria de AMLO
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

Verificado.mx: De Santa Lucía a la opción de licitar; las dudas y virajes en la propuesta aeroportuaria de AMLO

En noviembre de 2015, AMLO planteó la posibilidad de complementar el actual Aeropuerto Benito Juárez con la base aérea militar de Santa Lucía, en Zumpango. Asegura que el precio sería más bajo, entre los 50 hasta los 70 mil millones de pesos, pero ha tenido algunas contradicciones.
Especial
Por Arturo Daen
17 de agosto, 2018
Comparte

Nota del editor: Este texto fue publicado originalmente en mayo de 2018.

Desde que se anunció la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), en 2014, Andrés Manuel López Obrador ha mantenido su rechazo a esa obra, argumentando que es demasiado cara, con un costo total estimado de 13 mil 300 millones de dólares, y que detrás de ella puede haber corrupción.

López Obrador insiste en que tiene un plan alterno para resolver la saturación del actual aeropuerto Benito Juárez, aunque tanto él como sus asesores han ido variando posturas e incluso aspectos técnicos, de su propuesta, hasta el punto de que el político tabasqueño llegó a plantear que sí se construya el NAICM, aunque con una licitación, para que la iniciativa privada se encargue de pagar desde ya la construcción, operación y mantenimiento.

Federico Patiño, director del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, empresa de participación estatal mayoritaria encargada de la construcción del Nuevo Aeropuerto, dijo que es factible una concesión, aunque ya que esté concluida la construcción, y no antes.

Primer viraje

Al menos hasta abril de 2015, de acuerdo con los comunicados que aparecen en la página lopezobrador.org.mx, López Obrador defendió la idea de construir un nuevo aeropuerto en Tizayuca, Hidalgo.

Pero en noviembre de ese año, ocurrió el primer viraje: dejó atrás esa opción de Tizayuca y presentó la opción de complementar el actual Aeropuerto Benito Juárez con la base aérea militar de Santa Lucía, en Zumpango, construyendo ahí dos pistas adicionales a la que ya existe, para vuelos comerciales, en un periodo de tres años.

Ese proyecto de Santa Lucía fue elaborado por los ingenieros Sergio Samaniego y José María Riobóo, cuya empresa tiene el antecedente de haber estado a cargo del diseño y construcción del Segundo Piso del Periférico, durante el gobierno de López Obrador en la Ciudad de México.

El líder Morena ha dicho que “altos mandos” de la Fuerza Aérea le permitieron a su equipo entrar a la base militar de Santa Lucía, para hacer estudios. Sin embargo, en entrevistas, el comandante de la Fuerza Aérea Miguel Enrique Vallín Osuna negó haber dado tales permisos.

Sin precisión en el costo

En el libro Sistema Aeroportuario del Valle de México. Aprovechamiento de instalaciones existentes. Propuesta Alterna, se menciona que el proyecto con la construcción de dos pistas en Santa Lucía tendría un costo aproximado de 63 mil millones de pesos, en comparación con los 169 mil millones de pesos que, inicialmente, se dijo costaría el nuevo aeropuerto en Texcoco.

López Obrador ha ido variando la cifra de costo del proyecto de Santa Lucía. En diferentes discursos ha dicho que costaría 60 mil millones de pesos, aunque en un cómic que difundió en abril de 2018 se dio la cifra de 70 mil millones de pesos, y en un mitin el 20 de abril, en Xochimilco, el candidato dijo que su plan alterno tendría un costo de 50 mil millones de pesos.

Entre las ventajas que López Obrador y sus asesores destacan del proyecto alterno de Santa Lucía, la principal es que su costo sería mucho más bajo, y que además no tendría que dejar de operar el actual aeropuerto Benito Juárez, así como que no se perdería la inversión que se ha hecho en él, en años recientes.

López Obrador recordó, en ese sentido, que apenas en 2007 fue inaugurada la Terminal 2, del Aeropuerto Benito Juárez, y que durante el gobierno de Peña Nieto se gastó en la ampliación del hangar presidencial.

“No se ponen a considerar que están tirando a la basura los cientos y miles de millones de pesos que cuestan las instalaciones del aeropuerto actual, y las de la base aérea de Santa Lucía, eso sí no lo toman en cuenta”, dijo en entrevista Javier Jiménez Espriú, propuesto por López Obrador como secretario de Comunicaciones y Transportes, si gana la Presidencia.

“Es muy raro que alguien decida tirar a la basura un aeropuerto”, agregó.

Los expertos involucrados en la construcción del Nuevo Aeropuerto en Texcoco han explicado que, por seguridad, al ser inaugurado el NAICM tendrían que dejar de funcionar el Aeropuerto Benito Juárez y la base aérea de Santa Lucía, ya que la ruta área disponible no permite que operen de forma simultánea. 

En ese sentido, en el cómic que difundió López Obrador aparece el dato de que las dos pistas que tiene el actual aeropuerto y la que tiene Santa Lucía tienen juntas un valor de 85 mil millones de pesos, y con el NAICM ya no podrían ser utilizadas.

Otra ventaja que resalta López Obrador en el proyecto que defiende es que el terreno de la base de Santa Lucía no es propenso a hundimientos, como sí lo es el del Texcoco, y que no se tendrían conflictos sociales con pobladores, a causa de la construcción de dos pistas.

Respecto al hundimiento, el Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México ha defendido que la zona elegida en Texcoco, se hunde de la misma manera que el resto del Valle de México.

Hay una distancia de 40 kilómetros entre el AICM y la base aérea militar de Santa Lucía, en Zumpango. En el plan presentado por López Obrador, inicialmente se planteó “establecer una ruta de traslado de pasajeros confinada y libre, entre ambos aeropuertos”, con un sistema de autobús.

Un viraje más

En un inicio, en el proyecto presentado por López Obrador en 2015, se mencionó que en Santa Lucía serían asignados los vuelos internacionales y, en el actual AICM, se operarían los vuelos nacionales.

Sin embargo, en una entrevista en el noticiario Despierta, de Televisa, el 26 de abril de 2018, Javier Jiménez Espriú, propuesto por López Obrador como titular de la SCT, dijo que esa división de vuelos ya no se aplicaría, lo que sembró de nuevo dudas sobre este plan alternativo.

La opción de Santa Lucía, ¿es viable?

Desde que López Obrador presentó su propuesta y hasta la fecha, el gobierno de Peña Nieto y los especialistas que han colaborado en la construcción del Nuevo Aeropuerto han señalado que es inviable solucionar el problema de saturación del aeropuerto Benito Juárez construyendo dos pistas adicionales en Santa Lucía. 

Gerardo Ruiz Esparza, secretario de Comunicaciones y Transportes, ha mencionado en entrevistas que el ingreso de los aviones al Valle de México se da por el norte, a la altura de la localidad de San Mateo, y las aeronaves que quieran aterrizar en Santa Lucía y el AICM tendrían que usar esa misma ruta o espacio.
“Ocuparían un espacio aéreo muy similar”, dijo en una entrevista con Grupo Fórmula en 2015. 

“Es como tener un cruce de dos carreteras en el aire sin semáforo”, dijo en tanto Federico Patiño, en una entrevista con Televisa.

El capitán Miguel Ángel Valero Chávez, quien fue presidente del Colegio de Pilotos y Aviadores de México, explicó en entrevista con Animal Político que en otras ciudades del mundo, como Nueva York, operan hasta tres aeropuertos al mismo tiempo, coordinándose de forma adecuada para compartir el espacio aéreo.

Pero en el caso del Valle de México, dijo, las condiciones orográficas lo complican todo.

“Tenemos al este los volcanes, al oeste la sierra de Toluca, y al sur la sierra del Ajusco, solamente nos podemos aproximar por el noroeste, y por el noreste. Si a este aeropuerto (el AICM) nada más nos podemos aproximar por el noroeste, y noreste, y Lucía también, hay un riesgo de colisión por las condiciones orográficas”, dijo el capitán.

Bernardo Lisker, director Internacional de Mitre, centro estadounidense especializado en navegación aeronáutica, ha coincidido en señalar que no sería factible que operen al mismo tiempo el AICM y Santa Lucía con vuelos comerciales,porque, al coincidir en su ruta de aproximación, por seguridad, no podría aumentar la cantidad de vuelos, y persistiría la saturación.

En una entrevista con Grupo Fórmula, el director del Grupo Aeroportuario, Federico Patiño, explicó que ahora mismo operan al mismo tiempo el AICM y la base aérea de Santa Lucía, aunque los vuelos de este último son esporádicos, y no en la cantidad que se pretende, si se abriera dos pistas comerciales, para vuelos internacionales.

“En la propuesta alterna de Lucía, yo no he visto en los documentos cómo sería el manejo del tráfico aéreo”, insistió el capitán Valero.

“Yo no he visto ese ese estudio de gestión de riesgo, que diga la convivencia de ambos aeropuertos no va a ser riesgosa. Dicen que sí, ¿dónde están los estudios?”, agregó.

En una conferencia en abril pasado, el vocero de la presidencia, Eduardo Sánchez, criticó que López Obrador no tiene estudios técnicos suficientes que sustenten que la opción de Santa Lucía es viable.

Sánchez incluso se refirió al libro que elaboraron Sergio Samaniego y José María Riobóo, donde se señala que solo se tiene una posición a priori sobre la viabilidad aérea, es decir, que aún faltan hacer más estudios.

“La opinión de este equipo es meramente de carácter técnico y pretende ser lo más objetiva posible haciendo hincapié en que es a priori y que se requieren estudios para poder emitir un peritaje oficial”,se lee en el texto “Sistema Aeroportuario del Valle de México” (2016), de Samaniego y Riobóo.

López Obrador y sus asesores no han presentado hasta ahora un estudio técnico actualizado, sobre que es factible que operen el AICM y Santa Lucía, en el “lado aire”, de forma simultánea.

“No hay soluciones únicas”

Cuestionado por Animal Político, el ingeniero Jiménez Espriú persistió en mencionar que, “para los ingenieros, no existe una obra de ingeniería imposible”, por lo que podrían funcionar Santa Lucía y el AICM al mismo tiempo, si hay un ánimo positivo de las partes involucradas, para lograr soluciones.

“Mitre es una empresa muy seria, muy válida. Ellos han planteado que existe una diferencia en relación a los patrones de descenso y las normas internacionales, que los aviones se podrían cruzar”, expresó.

“No dudo de Mitre, lo que pasa es que Mitre tiene una posición y nuestros técnicos, donde hay pilotos, empleados, antiguos empleados del Senear, que es el servicio de control del espacio aéreo mexicano, e ingenieros, dicen que sí hay forma de resolver el problema… viendo la orientación de las pistas”, agregó Jiménez Espriú.

El ingeniero incluso aceptó que el diseño del Nuevo Aeropuerto en Texcoco, de los arquitectos Norman Foster y Fernando Romero, “es bellísimo”, y que tener un solo aeropuerto en lugar de dos complementarios sería conveniente, en términos de logística.

Sin embargo, criticó que el gobierno de Peña Nieto se cierre a decir que el Nuevo Aeropuerto es la única opción, y que no haya otras alternativas, más económicas.

“Es una aberración gastar 250 mil millones de pesos en un elefante blanco, que nos va a tener hipotecados, manteniendo sus instalaciones toda la vida, y que no es justo para un país que tiene tantas deficiencias, cuando se pueden resolver los problemas en forma menos onerosa, de forma austera, pero digna”, dijo Jiménez Espriú.

“Aparentemente, hay todo un entramado de negocio, que ya se ve muy complicado destrabar, si se decidiera cancelar el aeropuerto”.

– ¿Puede haber incluso una tercera opción, además del proyecto de López Obrador y el Aeropuerto en Texcoco?, se le preguntó

“Para los ingenieros no hay soluciones únicas. Hay opciones. Unas tienen unos beneficios y otras tienen otro”, respondió el ingeniero, que hace unos años participó en la propuesta de Tizayuca, como opción aeronáutica ante la saturación del AICM.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
Reuters

Los medicamentos falsos contra la COVID que se promueven en América Latina

La demanda de "curas milagrosas" y remedios "caseros" simples ha aumentado en América Latina sin que las autoridades puedan frenarla. En algunos países, como Brasil, son los empleados públicos quienes promueven su uso.
Reuters
14 de julio, 2020
Comparte

América Latina está luchando contra algunos de los brotes de coronavirus más devastadores del mundo, al tiempo que sufre el azote de las curas falsas y los tratamientos no probados que promueven las redes sociales en toda la región.

En la semana en que el presidente de Brasil Jair Bolsonaro dio positivo por Covid-19, BBC desmintió algunas de estas engañosas afirmaciones.

Un video del mandatario brasileño tomando hidroxicloroquina como tratamiento para el nuevo coronavirus ha registrado seis millones de visitas en Facebook.

Ya antes la BBC indagó en los riesgos de este fármaco contra la malaria y el lupus que algunos usan contra la covid-19 y la falta de pruebas de su efectividad en el tratamiento de pacientes.

Aunque en el video Bolsonaro admitía que la droga no había sido probada científicamente, dijo que “con toda certeza” le estaba funcionando y que se sentía mejor.

Este medicamento recibió atención mundial cuando el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, lo tomó por un tiempo.

Su administración además le dio visto bueno como medida preventiva y tratamiento para la enfermedad.

President Bolsonaro sostiene una pastilla de hidroxicloroquina.

Facebook
Un video del presidente Bolsonaro tomando hidroxicloroquina tras dar positivo por coronavirus ha registrado seis millones de visitas en Facebook.

Cuentas de Facebook falsas de Brasil

Esta semana, Facebook eliminó lo que describió como una red de cuentas falsas vinculadas a empleados del gobierno del presidente Bolsonaro, así como a los hijos del presidente, Eduardo y Flávio.

Estas cuentas habían promovido noticias engañosas y falsas sobre el coronavirus.

También afirmaban la efectividad de la hidroxicloroquina como tratamiento y que la pandemia de Covid-19 estaba siendo exagerada, entre otras cosas.

Flávio Bolsonaro, que es senador brasileño, dijo que era posible encontrar miles de perfiles que apoyaban al gobierno de Bolsonaro y que él sabía “todos eran libres e independientes”.

Una de las cuentas de Instagram eliminadas, llamada @bolsonaronewsss, actuaba de forma anónima.

Sin embargo, los investigadores del grupo internacional de expertos Atlantic Council encontraron información de registro en la página que confirmaba que estaba vinculada al asesor especial de Bolsonaro, Tercio Arnaud.

Sanitaria con el equipo de protección contra el covid-19

Getty Images
La Organización Mundial de la Salud (OMS) recalcó que no ha aprobado ningún tratamiento farmacológico para el covid-19.

BBC ha intentado ponerse en contacto con Tercio Arnaud para conocer su versión, pero hasta ahora no ha obtenido ninguna respuesta.

“La polarización política en Brasil ha llegado hasta el debate sobre la pandemia”, dice Sérgio Lüdtke, editor de Comprova, un proyecto brasileño de verificación de noticias.

Explica que los partidarios del presidente Bolsonaro defienden ciegamente algunos temas en internet entre los que se incluye la defensa de la efectividad de medicamentos no probados, como la hidroxicloroquina.

Comprova ha estado verificando noticias sobre la pandemia que han sido ampliamente compartidas en las redes sociales y aplicaciones de mensajería en los últimos tiempos.

Desde finales de marzo, cuatro de cada diez de estos controles estaban relacionados de alguna manera con tratamientos farmacológicos no probados.

Bote de MMS

FDA
La efectividad del MMS contra el virus del covid-19 “es nula”, dicen los expertos.

La MMS, una ‘cura milagrosa’ falsa

A fines de junio, una publicación de Facebook afirmó que “el Ministerio de Salud de Bolivia aprobó el uso de dióxido de cloro”.

La publicación se ha compartido miles de veces no solo en Bolivia sino en toda América Latina.

Pero el mensaje es falso y el gobierno boliviano ha tenido que negarlo oficialmente.

El dióxido de cloro es un agente blanqueador que se encuentra en una sustancia conocida como “Suplemento Mineral Milagroso”(MMS por sus siglas en inglés).

El MMS lleva años publicitándose como un remedio para muchas afecciones y enfermedades que van desde malaria, a la diabetes y asma, el autismo o incluso el cáncer.

Sin embargo, no hay pruebas de su eficacia y las autoridades sanitarias en varios países dicen que su uso es potencialmente dañino para la salud de las personas.

Noticia falsa

BBC
Esta es la noticia falsa que apareció en las redes y que el gobierno tuvo que desmentir.

Casos en toda América Latina

No hay que buscar demasiado en internet para encontrar decenas de sitios que lo promocionan.

La BBC encontró grupos de Facebook creados en los últimos dos o tres meses en Perú, Bolivia, Colombia y Argentina, con miles de seguidores que promocionan o incluso afirman vender MMS.

Las autoridades regionales han visto un número cada vez mayor de intoxicaciones debido al uso indebido de productos químicos utilizados como desinfectantes, dice la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La institución dice que incluso hay profesionales de la salud que promueven el uso de la solución de dióxido de cloro.

Un médico toma la temperatura a dos mujeres en un área rural de Perú.

AFP
Un médico toma la temperatura a dos mujeres en un área rural de Perú.

En junio, un médico en Perú que luchaba contra la pandemia de covid-19 en primera línea fue despedido luego de pedir que se distribuyera dióxido de cloro a todas las personas con síntomas de coronavirus.

También la ivermectina

En América Latina ha aumentado el interés por un medicamento llamado ivermectina.

Pese a que está aprobado para el uso contra gusanos parásitos, se oye cada vez más como medicina para tratar o prevenir el coronavirus, y de nuevo, no hay evidencias de su efectividad.

Un video publicado por una cuenta boliviana con la etiqueta “Ivermectina puede salvarlo de Covid-19” en el que aparece un pastor mexicano, se ha compartido 285.000 veces y continúa circulando en Facebook.

Junto con muchos otros medicamentos, varios ensayos clínicos analizan si la ivermectina podría servir para luchar contra el covid-19.

Pero la OPS ha dicho que hasta el momento los estudios “tenían un alto riesgo de sesgo, muy poca certeza de la evidencia y que las pruebas existentes son insuficientes para llegar a una conclusión sobre los beneficios y los daños”.

La cuenta del pastor mexicano.

BBC
No hay pruebas científicas de que la ivermectina pueda frenar o curar el coronavirus.

La ivermectina “se está utilizando incorrectamente para el tratamiento del nuevo coronavirus”, dice la OPS, “sin que haya ninguna evidencia científica de su eficacia y seguridad para el tratamiento de esta enfermedad”.

A pesar de esto, las autoridades sanitarias en Perú, Bolivia y partes de Brasil han respaldado y administrado el medicamento, y se ha vendido ampliamente.

También el mercado negro

“El caso de la ivermectina ha sido un desastre”, dice el Dr. Carlos Chaccour, profesor asistente de investigación en el Instituto de Salud Global de Barcelona.

“Los médicos y los gobiernos legítimamente desesperados por ayudar junto con la abundancia de ivermectina en América Latina explican por qué la droga ha sido tan popular”.

También se han emitido advertencias sobre los riesgos de una versión del medicamento diseñada para animales, no para los humanos.

Esta versión podría causar daños graves en la salud de las personas y que se vende en el mercado negro.

Una cola de personas en Medellín, Colombia.

AFP
Una asociación de médicos en Colombia ha expresado su preocupación por la automedicación de personas en sus propios hogares.

Automedicación

Por Luis Fajardo, BBC Monitoring

Para las autoridades de América Latina, la automedicación es una fuente constante de preocupación.

Las redes sociales, pero también los canales tradicionales de comunicación están plagados de malos consejos al público al que animan a automedicarse con tratamientos no probados.

Poblaciones de toda la región también se enfrentan a mensajes aparentemente contradictorios de fuentes oficiales.

A medida que los países latinoamericanos se enfrentan a una creciente amenaza de la pandemia y con la desesperación cada vez mayor por el creciente número de muertos, tal vez no sea sorprendente que la demanda de “curas milagrosas” y remedios “caseros” simples haya sido tan alta.

Estas afirmaciones aparecen no solo en grupos marginales de redes sociales sino también, en algunos casos, en los principales medios de comunicación nacionales.

Juliana Gragnani, Olga Robinson y Shayan Sardarizadeh ayudaron en la investigación para este artículo.


Enlaces a más artículos sobre el coronavirus

BBC

Visita nuestra cobertura especial


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=zdkwo02LwCs

https://www.youtube.com/watch?v=2f3bWviThuQ

https://www.youtube.com/watch?v=BVgNytA9FNs

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.