close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

1968: Escala violencia contra planteles de UNAM e IPN; chocan policías y estudiantes en voca 7

500 elementos del Ejército y nueve unidades blindadas entraron en la Vocacional 7, luego de que un millar de granaderos se enfrentaran a lo largo de más de seis horas con estudiantes y vecinos en las inmediaciones del plantel.
Especial
Por Viétnika Batres
23 de septiembre, 2018
Comparte

Nota del editor: Desde el 23 de julio, Animal Político presenta materiales periodísticos para conocer los hechos, nombres y momentos clave del movimiento estudiantil del 68 que se vivió en México.

La cronología se publica en tiempo real, a fin de transmitir la intensidad con que se vivieron esos días y se tenga, así, una mejor comprensión de cómo surgió y fue frenado a un precio muy alto el movimiento político social más importante del siglo XX.
 
Queda mucho por saber y entender: 50 años después aún no sabemos por qué una riña estudiantil –como muchas que hubo previamente– detonó la brutal represión del gobierno.
 
Lo que es cierto es que el 68 fue, es mucho más que la masacre del 2 de octubre. Hubo un contexto que lo explica. Y eso es lo que les presentamos aquí.

Ciudad de México, 22 de septiembre de 1968.- En la madrugada de este domingo, 500 elementos del 43 batallón de infantería y nueve unidades blindadas del Ejército entraron en la Vocacional 7, ubicada en Tlatelolco, para controlar la situación, luego de que un millar de granaderos se enfrentaran a lo largo de más de seis horas –de las 19:00 a cerca de las 2:00– con estudiantes y vecinos en las inmediaciones del plantel.

A la 1:45 los granaderos se retiraron de la vocacional 7, cuando los combates ya iban a amainando, y minutos después llegó una unidad blindada del Ejército, integrada por 10 carros ligeros de combate y siete transportes de tropa, con la instrucción de patrullar la zona únicamente.

El saldo oficial fue de 17 jóvenes heridos, dos patrullas incendiadas y 16 autobuses dañados. El Heraldo de México informó de tres muertos; tres granaderos heridos de bala y más de 20 heridos; cinco lesionados por arma de fuego, cientos de detenidos más 51 autobuses secuestrados y con diversos daños.

Otros medios y el CNH estiman que hay unas 576 personas detenidas.

En el recuento se deben contar los intoxicados por gas lacrimógeno, así como dos incendios: uno en el edificio de la Secretaría de Relaciones Exteriores y otro en un departamento de la Unidad Habitacional Nonalco Tlatelolco.

Una noche triste

El pasado viernes 20, dos días después de la ocupación militar de Ciudad Universitaria, se registraron varios choques violentos entre estudiantes y elementos de la policía en el Distrito Federal. Los más graves ocurrieron en la Unidad Profesional de Zacatenco y en la vocacional 7.

Este fin de semana, de nuevo la violencia se extendió en los alrededores de la Plaza de las Tres Culturas. Un enfrentamiento de graves proporciones se inició en la Unidad Habitacional Nonalco Tlatelolco alrededor de las 17:00 del sábado –de acuerdo con lo reportado por el periódico Excélsior–, porque granaderos que se transportaban en varios camiones dispersaron a un grupo de estudiantes que se encontraba, alrededor las 14:00, en la avenida Prolongación de San Juan de Letrán, frente a la Vocacional 7, entre las calles de Nonoalco y Manuel González.

Los jóvenes se movieron del lugar sólo para reorganizarse; poco después regresaron para contraatacar con bombas molotov, palos y piedras. Los policías contestaron y lanzaron gases lacrimógenos; incluso se escucharon disparos de arma de fuego.

Durante la refriega, decenas de estudiantes tomaron 16 camiones de pasajeros, les poncharon las llantas y levantaron barricadas con ellos, detrás de las cuales lanzaban todo tipo de proyectiles contra los granaderos. Los jóvenes que estaban más cerca de la Vocacional 7 incendiaron dos patrullas.

El Día consignó que más de una veintena de policías “fueron alcanzados por piedras y palos que les fueron lanzados desde las ventanas y azoteas de los edificios”. El teniente coronel Armando Frías –jefe del Cuerpo de Granaderos cuya destitución era parte del pliego petitorio– “inclusive fue lesionado en el brazo derecho (…) En su desesperación los policías dispararon bombas de gases que fueron a romper gran cantidad de cristales del edificio de Relaciones Exteriores y provocaron un incendio, sofocado oportunamente por los bomberos”.

En cambio, el incendio en un departamento de la unidad se debió a que fue alcanzado por una bomba molotov.

A la batalla pronto se sumaron habitantes de Tlatelolco en contra de los uniformados, a los que arrojaron piedras, palos, botes de basura e incluso agua hirviendo desde departamentos y azoteas de los edificios de la unidad.

Mejores “métodos de lucha”

De acuerdo con Raúl Álvarez Garín, líder del Consejo Nacional de Huelga, numerosas brigadas de escuelas del Politécnico se trasladaron a Tlatelolco “para auxiliar a los compañeros en la defensa de su escuela”.

En los últimos días, explicó, los estudiantes han ido mejorando sus métodos de lucha, se han ido “sofisticando rápidamente”. En este caso, hubo “ataques reales y simulados a puntos diversos para distraer, dislocar y romper el cerco de la policía; fuerzas combinadas de estudiantes con los jóvenes de las colonias aledañas, especialmente de Tepito, la Lagunilla y la Guerrero, lanzaban ataques  por la retaguardia de los policías; se establecieron comunicaciones permanentes con otras escuelas”.

Hasta la fabricación de bombas molotov ha mejorado, junto con el “uso de hondas, transporte de ayudas y hasta enfermería y ambulancias propias”, reveló.

En la tarde del sábado, “los granaderos desesperados agredían sin discriminación alguna incluyendo a los vecinos de Tlatelolco”, comentó Álvarez Garín.

Luis González de Alba, representante de la Facultad de Filosofía y Letras en el CNH, relató que las balas atravesaban fácilmente las paredes, “hechas de material plástico”. Dijo que a los edificios cercanos los bombardearon “con descargas de gases”. Los habitantes respondieron a los atacantes: las mujeres calentaron agua que arrojaron hirviendo desde las ventanas y en las calles vecinas vehículos del DDF fueron quemados.

Según El Día, “la anarquía y la desmoralización de los policías” llegó hasta el propio teniente coronel Frías, “quien en un momento dado, cuando hizo acto de presencia un general del Ejército, le entregó el mando”. En numerosas ocasiones, continuó el reporte, “los jefes policiacos y los periodistas tuvieron que intervenir para que los detenidos inermes no fueron golpeados por los granaderos, que se encontraban exacerbados”.

La niña Rebeca Ceja Mata, de tres años de edad, resultó herida por el agente de tránsito número 1432, “que disparó hasta nueve veces sobre la casa donde se encontraba la menor. El agresor no fue detenido”.

En medio de la batalla, Benjamín Uriza Barrón, teniente del Ejército y miembro del equipo ecuestre olímpico, llegó a un edificio de la unidad habitacional con su madre y su hermana para visitar a un familiar. Poco más tarde disparó contra un grupo de granaderos cuando vio que estaban golpeando “brutalmente” a sus familiares, incluida su mamá.

Tres policías resultaron heridos y uno murió en el lugar de los hechos. El teniente se entregó a las autoridades.

Disparan a las preparatorias 4, 7 y 9, y al Colmex

A tres días de la ocupación militar de Ciudad Universitaria, el clima en la ciudad se ha enrarecido, con una fuerte presencia en las calles de granaderos y soldados, enfocados en contrarrestar las actividades del movimiento estudiantil, que persisten a pesar de todo.

Desde el lunes 21 se recrudecieron las agresiones y los enfrentamientos entre estudiantes y policías, sobre todo en las escuelas del centro y norte de la capital. “No toquen a Barros Sierra”, advirtieron alumnos del politécnico entrevistados en Tlatelolco. “En la ESIME se exhibía una manta significativa: “Defenderemos la autonomía universitaria hasta que caiga el último politécnico”.

La relación de enfrentamientos que se han dado estos días y su duración “es verdaderamente  impresionante”, resaltó Álvarez Garín. “Y se explica por la organización y combatividad” del movimiento estudiantil.

El líder del CNH se refirió a incidentes que han ido de menos a más. Por ejemplo:

  • El viernes 20, la sede de El Colegio de México en la colonia Roma fue balaceado por desconocidos.
  • El sábado 21 en La Ciudadela, cuando más de un centenar de jóvenes preparaban un mitin a mediodía y 25 de ellos fueron detenidos por la policía.
  • El ataque, de madrugada y con metralletas, de un grupo de enmascarados a la vocacional 4 –en Tacubaya– donde, tras golpear a unos veinte brigadistas que hacían guardia, destrozaron parte del mobiliario. Antes de irse dispararon a las ventanas del edificio. El estudiante Germán Álvarez Díaz de León, El Chaparro, uno de los representantes de la escuela ante el CNH, resultó herido.
  • El asalto por parte de individuos no identificados a la preparatoria 7, en la que causaron destrozos y antes de huir hicieron disparos contra los cristales y la fachada del plantel.
  • La agresión de un grupo de choque a la preparatoria 9 –cerca de Lindavista–, este domingo.

Rumor de que Barros Sierra se va

En esas condiciones, el CNH se volvió a reunir –semi clandestinamente– en Zacatenco, con la asistencia de casi la totalidad de sus miembros. En un comunicado que envió después a los medios, señala:

“La toma militar de la Universidad constituye un grave error político del gobierno mexicano; esta medida se ha revertido contraproducentemente hacia las propias autoridades incapaces de comprender el significado histórico de nuestro movimiento… Con todo y la ocupación de los centros educativos y la brutal represión, el estudiantado redobla su combatividad… Frente a un poder público cada vez más reaccionario y desprestigiado, se levanta una lucha cada vez más popular y decidida”.

Por otra parte, Luis González de Alba reveló que el rector Javier Barros Sierra podría estar ponderando su renuncia.

“Algunos miembros del Comité de Lucha de Filosofía y Letras, reunidos en una casa particular, fuimos informados de la determinación del rector. El rector ya tiene el texto de su renuncia. A pesar de que el informe procede de una fuente respetable dudamos de que el rector se vea obligado a tomar esa determinación”.

REFERENCIAS

Jardón, Raúl, 1968: El fuego de la esperanza, Siglo XXI Editores, México, 1998, p. 82.

Diego Ortega, Roberto, “1968: El ambiente y los hechos. Una cronología”, Nexos, 1 septiembre 1978. En https://www.nexos.com.mx/?p=3199

Ídem.

Álvarez Garín, Raúl, La estela de Tlatelolco, Ed. Ítaca, 2002, México, p. 77.

Luis González de Alba, Los días y los años, Ed. Planeta, México, 1971, pp. 155 y 156.

Jardón, Raúl, op. cit., p. 82.

Álvarez Garín, Raúl, op. cit., p. 77.

Ídem.

Ídem.

Jardón, Raúl, op. cit., p. 83.

Luis González de alba, Los días y los años, Ed. Planeta, pp. 155 y 156

 

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Entity List, la poderosa y poco conocida herramienta de sanciones que EU aplicó a Huawei

Creada para combatir la proliferación nuclear, esta herramienta está ahora en medio de la competencia tecnológica entre Washington y Pekín.
16 de junio, 2019
Comparte

Es una de las armas más poderosas y menos conocidas de las que dispone el gobierno de Estados Unidos en el ámbito internacional.

Se la conoce como “Entity List” (Lista de Entes) y es una herramienta central en las sanciones aplicadas por el gobierno de Donald Trump en contra de la empresa tecnológica china Huawei.

Publicada por primera vez en febrero de 1997, esta lista recopilaba los nombres de los entes extranjeros (empresas, centros de investigación, gobiernos e incluso individuos) que participaban en actividades que potencialmente podían derivar en el desvío de productos estadounidenses que podrían ser utilizados en la creación de armas de destrucción masiva.

Desde entonces, sin embargo, los motivos que pueden llevar a ser incluido en esa lista se han ampliado para abarcar otro tipo de actividades sancionadas por el Departamento de Estado, así como la participación en actividades contrarias a los intereses de seguridad nacional o de la política exterior de Estados Unidos.

El gobierno de Donald Trump incluyó a mediados de mayo a Huawei en la Entity List usando este último argumento.

La decisión trajo como consecuencia que importantes empresas estadounidenses, incluyendo Google, anunciaran que dejarían de trabajar con la empresa china.

Huawei y Google.

Getty Images
Los usuarios de Huawei tendrán que buscar nuevas aplicaciones con las que reemplazar el imperio de Google.

La lista actual de sancionados, publicada por el Departamento de Comercio de Estados Unidos, tiene más de 280 páginas, en las que aparecen entes de decenas de países alrededor del mundo, incluyendo a adversarios tradicionales de Washington como Irán pero también de países aliados como Francia, Alemania, Bélgica y Reino Unido.

Una tercera parte de la lista recoge los nombres de entes radicados en Rusia, país que suma 90 páginas, mientras que China supera las 40.

De América Latina aparecen mencionados cinco países: Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay y Panamá, aunque en el caso de los cuatro primeros su inclusión obedece a las sanciones aplicadas en contra de las filiales locales de Huawei.

Acceso bloqueado

La decisión de incluir a algún actor extranjero en la Entity List es tomada conjuntamente por representantes de los departamentos de Comercio, Estado, Defensa y Energía, que valoran si se cumplen los criterios requeridos.

Si esto se aprueba, quedan prohibidas las ventas, exportaciones, reexportaciones o transferencias de todos los productos de origen estadounidense (incluyendo materias primas, software o cualquier tipo de producto o tecnología) hacia el ente en cuestión.

Planta de aguas pesadas de Irán.

Getty Images
Inicialmente la Entity List fue concebida para combatir la proliferación nuclear.

“Es una herramienta muy poderosa porque implica que las empresas estadounidenses no pueden vender nada, ni un destornillador, sin contar con una autorización previa. Eso significa que el departamento de Comercio tiene la posibilidad de verificar de qué se trata y decidir si emite el permiso”, comenta James Lewis, investigador del Centro de Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés), a BBC Mundo.

Kevin Wolf, quien fue subsecretario de Comercio para la Administración de Exportaciones durante el gobierno de Barack Obama, asegura que la lista busca estimular a los entes extranjeros a que abandonen un comportamiento que Washington considera contrario a sus intereses de seguridad nacional.

Explica que, por ejemplo, una empresa puede ser agregada a la lista cuando hay información que permite pensar que está violando sanciones al enviar productos prohibidos a Irán o Corea del Norte; o que pueden ser desviados para actividades terroristas.

El objetivo es que las compañías dejen de actuar de esa forma y puedan salir de la lista. Eso ocurre de forma rutinaria. No es como un proceso civil o penal. Históricamente ha sido usada como una herramienta de persuasión”, apunta Wolf, quien tuvo entre sus responsabilidades la supervisión de la Entity List.

El experto señala que este mecanismo tiene numerosas ventajas para Washington:

  • Es rápido. Permite aplicar sanciones sin tener que cumplir con los exigentes estándares requeridos por un proceso criminal o civil.
  • Es flexible. Puede ser usado con la intensidad que requiera la situación.
  • Es eficaz. Le otorga al gobierno de Estados Unidos gran influencia sobre las empresas extranjeras para buscar su cambio de comportamiento.

Incertidumbre sobre Huawei

Gran parte de la fortaleza de la Entity List reside en que, al prohibir la venta de productos estadounidenses a esas compañías extranjeras, muchas veces estas pueden quedar en una situación comprometida debido a que su modelo de negocio depende de contar con componentes o productos procedentes de EE.UU.

Los dispositivos de Huawei utilizan muchos componentes de empresas estadounidenses como Qualcomm.

Getty Images
Los dispositivos de Huawei utilizan muchos componentes de empresas estadounidenses como Qualcomm.

Pese a ello, Lewis advierte sobre los límites de estas medidas.

Usualmente estas compañías tienen vínculos estrechos con los Estados extranjeros y, con frecuencia, trabajan para programas gubernamentales. El caso de Huawei es parecido. Ellos no van a quebrar debido a estas medidas porque el gobierno de China los mantendrá a flote”.

“La Entity List es una herramienta poderosa que dificulta a las empresas sus operaciones, pero normalmente no caen en bancarrota”, apunta el experto.

En el caso de Huawei, Wolf señala que formalmente su inclusión en esta lista siguió las mismas normas aplicadas durante el gobierno de Obama y de George W. Bush.

“La única diferencia es que este caso es mucho más grande en alcance, magnitud e impacto que cualquier anterior. Huawei es la mayor empresa que haya sido agregada a la Entity List. Además, el valor económico de los bienes estadounidenses que compraba también es muy superior a los casos precedentes”, afirma.

Pero, ¿es posible que Huawei logre salir de esa lista de empresas sancionadas?

“Esa es la pregunta del millón de dólares” responde Wolf.

El experto recuerda que la justificación esgrimida para incluirla en la lista se relacionaba con la violación de sanciones por parte de esa compañía y que también hay un juicio penal que llevó a la detención de una de sus más altas ejecutivas (Meng Wanzhou, quien es directora financiera e hija del fundador de la compañía).

Meng Wanzhou

EPA
Meng Wanzhou, la directora financiera de Huawei e hija mayor del fundador de la compañía, fue detenida en diciembre en Canadá por solicitud de Estados Unidos..

“Una posibilidad es que la inclusión en la Entity List pueda resolverse en conexión con ese caso de sanciones. También puede ocurrir que se vea afectada por las negociaciones comerciales“, apunta.

En el caso de Huawei también entran en juego las acusaciones que le ha hecho Estados Unidos sobre la posibilidad de que la compañía se preste para ayudar al espionaje chino además de su rivalidad comercial con empresas estadounidenses por el desarrollo de las futuras redes 5G.

¿En estas condiciones, podría librarse de las sanciones?

“Esos temas ciertamente están en la mente de todo el mundo y del gobierno. Por eso creo que es muy difícil predecir lo que pueda ocurrir pues, a diferencia de muchos otros casos incluidos en la Entity List, hay muchas preocupaciones tácitas que probablemente afectarán las decisiones de política que tendrán que tomarse”, concluye.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=rCXa2gRXlcM

https://www.youtube.com/watch?v=VhMGk9zH0Zo

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

¡Muchas gracias!


Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.