1968: Hemos sido tolerantes hasta el exceso; si es preciso usaré al Ejército, amenaza Díaz Ordaz
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Especial

1968: Hemos sido tolerantes hasta el exceso; si es preciso usaré al Ejército, amenaza Díaz Ordaz

“Hemos sido tolerantes hasta excesos criticados; pero todo tiene su límite y no podemos permitir ya que siga quebrantando irremisiblemente el orden jurídico", dijo el presidente Gustavo Díaz sobre el movimiento estudiantil.
Especial
Por Viétnika Batres
2 de septiembre, 2018
Comparte

Nota del editor: Desde el 23 de julio, Animal Político presenta materiales periodísticos para conocer los hechos, nombres y momentos clave del movimiento estudiantil del 68 que se vivió en México.

La cronología se publica en tiempo real, a fin de transmitir la intensidad con que se vivieron esos días y se tenga, así, una mejor comprensión de cómo surgió y fue frenado a un precio muy alto el movimiento político social más importante del siglo XX.
 
Queda mucho por saber y entender: 50 años después aún no sabemos por qué una riña estudiantil –como muchas que hubo previamente– detonó la brutal represión del gobierno.
 
Lo que es cierto es que el 68 fue, es mucho más que la masacre del 2 de octubre. Hubo un contexto que lo explica. Y eso es lo que les presentamos aquí:

Ciudad de México, 1 de septiembre de 1968.- Ante el pleno del Congreso de la Unión, el presidente Gustavo Díaz Ordaz hizo una extensa alusión al movimiento estudiantil, al que descalificó como una conspiración para “sembrar el desorden, la confusión y el encono”, y lanzó una advertencia nada velada sobre el uso de la fuerza militar para acabar con “los desmanes”:

“Hemos sido tolerantes hasta excesos criticados; pero todo tiene su límite y no podemos permitir ya que siga quebrantando irremisiblemente el orden jurídico, como a los ojos de todo mundo ha venido sucediendo”.

Durante su mensaje con motivo del IV Informe de Gobierno, el presidente argumentó que su gobierno ha tratado de entablar un diálogo, pero que sus intenciones de encontrar una salida pacífica se ha topado con la cerrazón de quienes pretenden instaurar el caos en el país, e impedir la celebración de los próximos Juegos Olímpicos.

Por ello, invocó sin rodeos al artículo 89 de la Constitución, que faculta al presidente de la República a hacer uso de las fuerzas armadas para garantizar la paz interior:

“Agotados los medios que aconsejen el buen juicio y la experiencia, ejerceré, siempre que sea estrictamente necesario, la facultad contenida en el artículo 89, fracción VI, de la Constitución que, textualmente, dice: ‘Las facultades y obligaciones del Presidente son las siguientes: Disponer de la totalidad de la fuerza armada permanente o sea del ejército terrestre, de la marina de guerra y de la fuerza aérea para la seguridad interior y defensa exterior de la Federación’”.

Ante el continuo aplauso de la clase política –casi en su totalidad, perteneciente al PRI–, invitados especiales y representantes de gobiernos extranjeros, el presidente de la República no dejó dudas del sentido de su mensaje: “No quisiéramos vernos en el caso de tomar medidas que no deseamos, pero que tomaremos si es necesario; lo que sea nuestro deber hacer, lo haremos; hasta donde estemos obligados a llegar, llegaremos”.

“El odio no ha nacido en mí”

Díaz Ordaz insistió en que ha buscado salidas pacíficas a la situación que se vive en el país. “Invité a ver con objetividad los hechos y de afrontarlos con serena ecuanimidad, convocando al diálogo”, expresó y no ocultó su desazón por la respuesta que recibió luego de que el pasado 1 de agosto, durante una gira en Jalisco, convocó a encontrar una salida al conflicto.

“Una mano está tendida: es la mano de un hombre que a través de la pequeña historia de su vida ha demostrado que sabe ser leal. Los mexicanos dirán si esa mano se queda tendida en el aire”, dijo Díaz Ordaz ante un auditorio de industriales en Guadalajara.

La respuesta de los estudiantes no tardó en llegar: “La prueba de la parafina a esa mano tendida”.

En su cuarto informe presidencial, rendido ante los legisladores y constantemente interrumpido por los aplausos, Díaz Ordaz mostró su enojo por la respuesta estudiantil. “Algunos, que no advirtieron que nada pedía para mí y que tomaron el gesto amistoso hacia ellos como signo de debilidad, respondieron con calumnias, no con hechos; con insultos, no con razones; con mezquindades, no con pasión generosa”.

E hizo énfasis en lo que personalmente le atañía: “La injuria no me ofende; la calumnia no me llega; el odio no ha nacido en mí”.

El presidente dedicó poco más de 10 cuartillas de su discurso a repasar la situación del país, que atribuyó a “fuerzas del interior y externas”. Es evidente, sostuvo, que “en los recientes disturbios intervinieron manos no estudiantiles”. Y elaboró un poco más de lo que consideró una conjura con elementos internacionales.

Denunció los “evidentes y reiterados propósitos de crear un clima de intranquilidad social, propicio para disturbios callejeros o para acciones de mayor envergadura, de las más encontradas y enconadas tendencias políticas e ideologías y de los más variados intereses”.

Díaz reiteró que en los “recientes disturbios” es notoria la presencia de “quienes se propusieron sembrar el desorden, la confusión y el encono, para impedir la atención y la solución de los problemas, con el fin de desprestigiar a México”, e impedir la realización de los Juegos Olímpicos.

Ni se violó la autonomía universitaria, ni hay presos políticos

A un mes de que integrantes del Ejército destrozaran con un bazucazo el portón colonial de la Preparatoria 1 de la UNAM, de que el rector Javier Barros Sierra encabezara una marcha para protestar por la agresión contra la Universidad e izará la bandera nacional a media asta en señal de luto por la violación de la autonomía universitaria, y de que el Consejo Universitario hiciera una manifestación de censura por la violencia oficial contra la institución, el presidente Díaz Ordaz abordó el tema en su informe.

Dijo que era respetuoso de la autonomía y desdeñó las acusaciones de que la irrupción militar y policiaca en planteles universitarios, así como el acoso a estudiantes y profesores, constituyera una violación a la misma.

“Debo agregar que considero, y que con este criterio coincide el de destacados abogados, que si se examinan los hechos recientes con serena objetividad y rigor técnico, jurídicamente no hubo violación a la autonomía universitaria”.

También se refirió a algunos de los puntos del pliego petitorio planteados por el Consejo Nacional de Huelga (CNH): anunció que sometería a consulta la pertinencia jurídica de eliminar el delito de disolución social y que no aceptaba que hubiera “presos políticos” en México.

“No admito (que) existan ‘presos políticos’. Preso político es quien está privado de su libertad exclusivamente por sus ideas políticas, sin haber cometido delito alguno”.

Y de ésos, argumentó, no hay ninguno. Es más, alardeó el presidente, “si se me hace saber el nombre de alguien que esté preso sin proceso judicial en el que se hayan cumplido o se estén cumpliendo las formalidades esenciales del procedimiento, acusados de ideas, no de actos ejecutados, se girarán las órdenes de inmediata e incondicional libertad”.

Su discurso adquirió tonos de censura moral para varios actores: “Se ha llegado al libertinaje en el uso de todos los medios de expresión y difusión; se ha disfrutado de amplísimas libertades y garantías para hacer manifestaciones, ordenadas en ciertos aspectos, pero contrarias al texto expreso del artículo 9 constitucional”.

“Hemos sido tolerantes hasta excesos criticados; pero todo tiene su límite y no podemos permitir ya que siga quebrantando irremisiblemente el orden jurídico, como a los ojos de todo mundo ha venido sucediendo”, advirtió Díaz Ordaz.

Y concluyó con un esbozo de su misión como presidente: “Tenemos la ineludible obligación de impedir la destrucción de las fórmulas esenciales, a cuyo amparo convivimos y progresamos… Sé que tendré que enfrentarme a quienes tienen una gran capacidad de propaganda, de difusión, de falsía, de injuria, de perversidad. Sé que, en cambio, millones de compatriotas están decididamente en favor del orden y en contra de la anarquía”.

Referencias:

Gustavo Díaz Ordaz, IV Informe de Gobierno. En www.diputados.gob.mx/sedia/sia/re/RE-ISS-09-06-13.pdf.

Idem.

Idem.

Jacinto Rodríguez Munguía, La otra guerra secreta. Los archivos prohibidos de la prensa y el poder, Debate, México, 2007.

Sergio Aguayo Quezada, El 68. Los estudiantes, el presidente y la CIA, Ediciones Proceso, México, 2018.

Gustavo Díaz Ordaz, op. cit.

Gustavo Díaz Ordaz, op.cit.

Idem.

Díaz Ordaz, op. cit.

Idem.

Idem.

Idem.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

El escándalo de corrupción que llevó a la renuncia a uno de cardenales más poderosos del Vaticano

El cardenal Giovanni Angelo Becciu, uno de los personajes de mayor rango dentro del Vaticano, renunció inesperadamente a su puesto y a su título, según anunció la Santa Sede.
26 de septiembre, 2020
Comparte

Un nuevo escándalo sacude los muros de San Pedro.

El cardenal Giovanni Angelo Becciu, uno de los personajes de mayor rango dentro del Vaticano, renunció inesperadamente a su puesto y a su título, según anunció la Santa Sede.

“El Santo Padre aceptó la renuncia al cargo de Prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos y de los derechos vinculados al Cardenalato, presentada por Su Eminencia el Cardenal Giovanni Angelo Becciu”, indicó en un comunicado.

Pero en una movida inesperada, el cardenal reveló que la renuncia no había sido voluntaria, sino que lo había hecho a petición del papa Francisco que recibió denuncias de corrupción en su contra.

Según contó Becciu a la prensa italiana, recibió presiones de la Santa Sede por sospechas de que “había dado dinero de la Iglesia a sus hermanos”, algo que negó de forma terminante.

“No robé ni un euro. No estoy bajo investigación, pero si me envían a juicio, me defenderé”, dijo.

Cardinal Giovanni Angelo Becciu poses after a consistory ceremony lead by Pope Francis to create 14 new cardinals at St. Peters Basilica on June 28, 2018

Getty Images
Francisco nombró cardenal a Becciu en 2018.

En una conferencia de prensa el viernes, Becciu contó que su destitución llegó “como un rayo de la nada” y que el Papa “estaba sufriendo” cuando le dio la noticia.

“Todo es surrealista. Hasta ayer me sentía amigo del Papa, el fiel ejecutor del Papa”, dijo.

“Entonces el Papa me dijo que ya no tenía fe en mí porque recibió un informe de los magistrados de que cometí un acto de apropiación indebida”. agregó.

Las renuncias a este nivel del Vaticano son extremadamente raras y la Santa Sede aclaró poco en su comunicado publicado el jueves por la noche.

¿Quién es el cardenal Becciu?

El cardenal Becciu fue un colaborador cercano de Francisco y anteriormente tuvo un trabajo clave en la Secretaría de Estado del Vaticano.

Sin embargo, su nombre comenzó a causar revuelo luego de que se revelara que estuvo vinculado en un controvertido acuerdo para invertir en un edificio de lujo en Londres con fondos de la Iglesia.

Desde entonces, esa inversión ha sido objeto de una investigación financiera.

Giovanni Angelo Becciu

Getty Images
El cardenal era uno de los jerarcas más poderosos de la Iglesia católica.

El cardenal fue durante años, en términos del Vaticano, un diplomático de carrera: de 2011 a 2018 tuvo el poderoso rol de Suplente de Asuntos Generales en la Secretaría de Estado, lo que lo llevó a reunirse a diario con el Papa.

Fue Francisco quien lo nombró cardenal en 2018, cuando asumió un nuevo cargo de dirección del departamento que se ocupa de nombrar los nuevos santos y beatos de la Iglesia.

“Le dije al Papa: ¿por qué me haces esto frente al mundo entero?”.

Las angustiadas palabras son de uno de los cardenales más importantes de la Iglesia católica, ahora despedido y despojado de su derecho a elegir al próximo Papa.

Giovanni Angelo Becciu se había desempeñado como subsecretario de Estado, un rol con acceso ilimitado al papa Francisco, y más tarde fue jefe del departamento que elige a los futuros santos.

Pero el jueves por la noche, fue convocado para una reunión supuestamente tensa con su jefe.

El cardenal Becciu había gestionado una controvertida compra por US$232 millones de una propiedad en Londres con fondos de la Iglesia, incluido dinero de las limosnas.

Otros informes alegan que apoyó un hospital romano en ruinas que empleaba a su sobrina.

“El Santo Padre explicó que le había dado favores a mis hermanos y sus negocios con dinero de la Iglesia … pero estoy seguro de que no hay delitos”, le dijo al diario italiano Domani.

Pero su negación no fue suficiente. Lo sucedido ha sido llamado “un terremoto en el Vaticano”.

La coreografía de su despido puede parecer de capa y espada, pero es un recordatorio de que el escándalo y la corrupción que acosan a los gobiernos de todo el mundo también alcanzan los más altos escalones de la Santa Sede.


¿Qué se sabe del acuerdo inmobiliario de Londres?

Fue durante su época como sustituto de asuntos generales cuando el religioso estuvo vinculado a un negocio de una propiedad de lujo en una zona adinerada de Londres.

La compra del bloque de apartamentos en Sloane Avenue fue hecha con dinero de la Iglesia a través de fondos y empresas extraterritoriales, según documentos oficiales.

Cinco miembros del personal del inmueble fueron suspendidos el año pasado luego de una redada y agentes de la policía del Vaticano incautaron documentos y computadoras.

El papa Francisco

AFP
El papa Francisco ha tenido que lidiar con varios escándalos durante su mandato al frente de la Iglesia.

Luego, en junio, el empresario italiano Gianluigi Torzi fue arrestado por la policía del Vaticano bajo sospecha de extorsión y malversación.

A principios de este año, el cardenal Becciu defendió la compra.

“Se hizo una inversión en un edificio. Fue una buena y oportuna ocasión, que hoy mucha gente nos envidia”, dijo en febrero.

También negó que el dinero recaudado para los pobres, llamado Peter’s Pence, se hubiera utilizado en el trato.

¿Por qué ahora?

Medios italianos consideran que la repentina partida del cardenal puede estar relacionada no solo con la propiedad de Londres.

En su entrevista del viernes, el cardenal dijo que el Papa lo confrontó también por el dinero de la Iglesia que había dado a negocios administrados por sus hermanos.

Una cooperativa en Cerdeña, dirigida por su hermano Tonino Becciu, brindó ayuda a los migrantes y el cardenal dijo que se había contabilizado todo el dinero.

Otros fondos se utilizaron para renovar el edificio de la Santa Sede en Cuba.

Cardenales

AFP
El cardenal no podrá estar entre los cardenales que elegirán el futuro papa.

Los reportes de prensa italianos también sugieren que el Papa estaba descontento con el uso de los fondos de los pobres para otras inversiones.

El año pasado, el semanario italiano L’Espresso publicó un informe de la autoridad anticorrupción del Vaticano en el que alegaba inversiones especulativas más generalizadas por valor de US$725 millones.

El cardenal Becciu mantendrá su título a pesar de su renuncia a la congregación. Sin embargo, no podrá votar por el próximo Papa.

El último cardenal que renunció a su derecho a votar por un nuevo Papa fue el cardenal escocés Keith O’Brien, quien renunció en 2013 en medio de un escándalo sexual. Murió cinco años después.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=MCmqUp2XTPY&t=98

https://www.youtube.com/watch?v=j5UTs94JcUE&t=1

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
close
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.