En medio de reclamos y exigencias, AMLO acepta ruta de trabajo propuesta por víctimas de la violencia

Durante un nuevo diálogo por la paz, el presidente electo se comprometió a utilizar los recursos recuperados con las políticas de austeridad para atender a las víctimas de la violencia.

AMLO
El presidente electo se reunió con integrantes de organizaciones y familiares de desaparecidos. Cuartoscuro

El próximo gobierno federal encabezado por Andrés Manuel López Obrador, anunció que recibió y aceptó la propuesta de trabajo elaborada por medio centenar de colectivos y defensores de derechos humanos para crear un sistema de justicia transicional que garantice reparación y justicia para las víctimas de la violencia.

Al concluir el encuentro entre víctimas de la violencia de todo el país y el presidente electo, realizado este viernes en el Centro Cultural Tlatelolco, Alejandro Encinas, informó que la próxima administración federal dará cumplimiento a todos los puntos del plan propuesto por los colectivos de familias, plan que arranca con la conformación de seis mesas de trabajo.

Las mesas de trabajo que aceptó conformar el futuro gobierno con las víctimas son:

  1. Mesa para el diseño del sistema de justicia transicional.
  2.  Mesa para la restructuración del sistema nacional de búsqueda de personas desaparecidas.
  3. Mesa para el diseño de una comisión de la verdad.
  4. Mesa para la creación del sistema contra la impunidad (en el que se propone la participación de organismos internacionales).
  5. Mesa para la reparación integral del daño.
  6. Mesa para la creación de un sistema de protección a víctimas y testigos.
    Encinas informó, además, que la conformación de estas mesas de trabajo, entre funcionarios, víctimas, defensores de derechos humanos y especialistas en cada tema iniciará de forma inmediata, y que no aguardarán a la entrada en funciones de la próxima administración federal, en diciembre.

Leer: Así es como organizaciones y familias de desaparecidos en Chihuahua buscan verdad y justicia

Durante el evento, López Obrador estuvo acompañado por la próxima secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y por Alejandro Encinas, quien ocupará el cargo de subsecretario de Derechos Humanos.

Aunque en general fue un encuentro cordial y sin sobresaltos, en distintos momentos las víctimas en coro hicieron manifiesta su oposición a la propuesta defendida por López Obrador de otorgar un perdón no condicionado a los perpetradores de los crímenes que sufrieron sus familiares, e insistieron en que para ellos no puede existir “ni perdón ni olvido”.

Javier Sicilia, quien también es padre de un joven desaparecido en 2012, pidió un minuto de silencio a los asistentes en honor a las víctimas fallecidas, a lo que uno de los asistentes respondió: “No vamos a guardar silencio, ellos no están muertos, no sabemos dónde están, ese es el problema”.

A esta respuesta vinieron una serie de reclamos y demandas. “Porque vivos se los llevaron, vivos los queremos!”, gritaron en repetidas ocasiones los familiares de alrededor de 500 personas desaparecidas.

Varios fueron los minutos en los que los reclamos y gritos de exigencia no cesaron. Finalmente los mismos asistentes se tranquilizaron e inició el diálogo con las autoridades.

Javier Sicilia se dirigió a Andrés Manuel López Obrador y señaló que los foros organizados por la administración del presidente Enrique Peña Nieto, “no han seguido el camino correcto”, además de criticar la propuesta del presidente electo sobre la Secretaría de Seguridad Pública, la cual, considera el activista, “no es la solución pues la crisis de violencia es un tema de gobernabilidad y no de seguridad (…) La SSP debe ser un apoyo de la justicia, pero nunca su garante y sostén”.

Una de las participantes, Irinea Buendía Cortés, madre de Mariana Lima Buendía, víctima de feminicidio planteó al presidente electo la creación de una comisión que conformada por un organismo autónomo que trabaje en cooperación de organismos internacionales para atender lo relacionado estos casos.

López Obrador aseguró que respetará esa posición de las víctimas, aunque dijo que no la compartía, y se comprometió a mantener un diálogo permanente para avanzar en este sistema de trabajo propuesto por los colectivos de familiares desaparecidos.

“En los próximos días, además, se comenzará a realizar un censo, iremos casa por casa apuntando a todos los jóvenes para darles trabajo como aprendices para que no caigan en la tentación o no sean presa fácil de la delincuencia”, dijo el presidente electo.

Agregó que todos tendrán garantizado su derecho al estudio y trabajo y que confía que esta sea una medida para contrarrestar los índices de violencia.

“Atenderemos todas las demandas de justicia con el dinero que se ganará con la venta de la flotilla de aviones, esos recursos serán usados para la justicia. La Segob atenderá sus demandas, estará exclusivamente para que haya justicia en estos casos”, comentó.

En distintos momentos Obrador fue interpelado por víctimas a quien en todo momento se les permitió hablar. Una de esas víctimas cayó desmayada tras narrar al presidente electo que está amenazado de muerte por exigir justicia para su hija asesinada.

En el encuentro estuvieron presentes, Javier Sicilia, Araceli Rodríguez, madre de un policía también desaparecido, así como alrededor de familiares y amigos de 500 víctimas de desaparición en México.

Con información de Reforma y Notimex.

 

Close
Comentarios