Abre sus puertas la biblioteca que construyeron vecinos de Ámsterdam 107 con libros rescatados el 19S
close
Recibe noticias a través de nuestro newsletter
¡Gracias! Desde ahora recibirás un correo diario con las noticias más relevantes.
sync
Cuartoscuro

Abre sus puertas la biblioteca que construyeron vecinos de Ámsterdam 107 con libros rescatados el 19S

Este domingo se entregarán reconocimientos a 12 médicos que trabajaron en el Casa Refugio durante la emergencia, así como a voluntarios que restauraron los libros, bajo la coordinación de la bibliotecóloga Marisa Risco Bocanegra.
Cuartoscuro
30 de septiembre, 2018
Comparte

Cuando el edificio de Ámsterdam 107 se vino abajo, los vecinos de la colonia Condesa, en la Ciudad de México, no solo comenzaron a rescatar personas entre los escombros, también sacaron libros de quienes vivieron ahí alguna vez.

El resultado tardó poco más de un año después del sismo, pero ciudadanos y autoridades lograron restaurar más de tres mil libros que servirán como un nuevo patrimonio de la ciudad, así como para preservar la memoria del suceso con la Biblioteca Memorial 19 de septiembre que abre sus puertas este domingo en la Casa Refugio Citlaltépetl.

Marlene Fautsch, coordinadora de proyectos de patrimonio de la Secretaría de Cultura capitalina, cuenta que esta casa, que se volvió recinto de la dependencia desde julio de 2017, volvió a su vocación histórica como refugio cuando el sismo azotó a la capital del país.

“La Casa refugio Citlaltépetl tenía la vocación desde hace casi 20 años de ser un espacio de asilo para perseguidos políticos, sobre todo de la Guerra de los Balcanes… el secretario de Cultura (Eduardo Vázquez Martín) decidió que volviéramos a esa vocación histórica y se convirtió en el albergue de casi 40 personas, centro de acopio y centro médico”, explica la encargada del proyecto.

Fautsch detalla que los departamentos que se derrumbaron en el edificio contenían grandes bibliotecas como la de la escritora  Lorna Martínez Skossowska, fallecida en el derrumbe; del economista Néstor Fernández Verti; del tataranieto de León Trotsky, Santiago Mohar Volkow, así como del fotógrafo Wesley Bocxe, cuya pareja también murió en el sismo.

Biblioteca 19S

Marlene Fautsch; Blanch Petrich, periodista; Wesley Box, fotoperiodista sobreviviente al 19S; María Cortina, Coordinadora Interinstitucional de la
Secretaría de Cultura de la Ciudad de México.

“Todos ellos tenían distintas bibliotecas y de lo que se salvó armamos una”, destaca Marlene, pues la Biblioteca Memorial 19 de septiembre se empezó a construir el mismo día que tembló.

La mudanza de damnificados que dejaron la colonia Condesa influyó también, pues varios comenzaron a donar “cajas y cajas de libros”, los cuales fueron resguardados por la representación del estado de Durango en la capital.

Restauración de libros tras el 19S

Restauración de libros tras el 19S


“Los libros estaban bastante dañados. Convocamos a un ejército de voluntarios en las carreras de letras, de bibliotecología y de historia que nos ayudaron a empezar a restaurarlos”, dice la encargada del proyecto sobre el proceso que tardó casi un año para lograr salvar los libros del polvo y la humedad.

Restauración de libros tras el 19S

Restauración de libros tras el 19S

Restauración de libros tras el 19S

Restauración de libros tras el 19S

La biblioteca tendrá un Libro Club comunitario, así como un área de fomento a la lectura. Y se espera que en los próximos meses tenga un espacio de libros sobre migración para niños, así como un archivo dedicado a los periodistas que han sido asesinados en México.

Biblioteca Memorial 19 de septiembre

Biblioteca Memorial 19 de septiembre

Este domingo también se entregarán reconocimientos a 12 médicos que trabajaron en el Casa Refugio durante la emergencia, así como a voluntarios que restauraron los libros, bajo la coordinación de la bibliotecóloga Marisa Risco Bocanegra.

En el evento hablará Mónica Martínez, hija de la escritora Lorna Martínez, a nombre de todos los familiares de las víctimas del sismo.

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal

Avión desaparecido en Chile: cómo es el Hércules C-130, una de las aeronaves militares más usadas

Cuando la empresa Lockheed la creó a mediados del siglo pasado, esperaba que Estados Unidos comprara unas 100 unidades. Hoy la usan varias decenas de Ejércitos de todo el mundo.
11 de diciembre, 2019
Comparte

Siempre que un avión desaparece, como el de la Fuerza Aérea Chile (Fach) este lunes con 38 personas a bordo, surgen preguntas sobre las características de la aeronave.

El de la Fach, que con 17 tripulantes y 21 pasajeros iba de camino a la Antártica cuando se le perdió la pista, era un Hércules C-130.

Se trata del principal modelo de avión táctico de muchas de las fuerzas aéreas del mundo.

Creada por la empresa aeronáutica Lockheed (hoy Lockheed Martin), fue diseñada para que pudiera llevar una gran carga en una cabina presurizada y que, a pesar del peso, pudiese despegar sin complicaciones.

Y así resolver una necesidad tecnológica que ralentizó el transporte de carga y soldados durante la Segunda Guerra Mundial.

Hércules C-130 está equipado para aterrizar en hielo o nieve.

Getty Images
Este Hércules C-130 está equipado para aterrizar en hielo o nieve.

Desde entonces, se han producido más de 2.000 aviones de este tipo.

Su principal cliente, el Ejército estadounidense, lleva más de 50 años utilizándolo, y es además una de las pocas aeronaves que siguen produciéndose cinco décadas después de su creación.

Ninguna carga es muy pesada

Eran las 2:45 de la tarde del 23 de agosto de 1954 cuando el prototipo de la aeronave en cuestión sobrevoló el cielo de Burbank, en California, según escribió Walter J. Boyne, coronel retirado y director del Museo de Aeronáutica y el Espacio de Washington D.C., en agosto de 2004 en la Air Force Magazine, la revista de la Asociación de la Fuerza Aérea de Estados Unidos.

Tenía la peculiaridad de que podía despegar con un motor exterior, y volar con una carga completa, un desafío que aviones anteriores no habían logrado.

Sus críticos lo veían estéticamente feo, pero sus ingenieros insistían en que sacrificaron la estilizada apariencia de las otras creaciones de Lockheed y priorizaron la funcionalidad.

Sus creadores tenían la esperanza de que la Fuerza Aérea de EE.UU. comprara unas 100 unidades.

Cincuenta años después, sigue siendo el principal medio de transporte de carga del Ejército más grande del mundo.

A pesar de las modificaciones, cinco décadas después de su primer vuelo, el avión propulsado por cuatro motores turbohélice sigue teniendo un diseño exterior muy similar al original.

Según lo describe la revista del ejército estadounidense Military, el Hércules C-130 tiene capacidad para casi 20.000kg, con una autonomía de vuelo de 3.200km. Requiere una tripulación de entre tres y cinco personas: al menos dos pilotos, y un ingeniero de vuelo.

Presentación del avión Hércules C130 producido por Lockheed, en el show aeronáutico de Paris, en el aeropuerto Le Bourget en mayo de 1963.

Huw Evans picture agency
Hoy lo usan decenas de Ejércitos del mundo.

Aunque su función inicial era mover muchos soldados y pesadas cargas en un compartimiento presurizado, el Hércules no solo ha sido usado para transportar personas hacia guerras, traer de vuelta ataúdes de héroes de guerra, o mover cargamento militar.

Algunos fueron diseñados como bombarderos y utilizados en combate. Otros han servido para sobrevolar huracanes.

El Hércules C-130 ha funcionado además como aeronave madre de drones, y también en importantes funciones de rescate como transportar una ballena viva, un camello, e incluso uno de los utilizados para enfrentar los incendios en el Amazonas, por orden de la Fuerza Aérea Brasileña.

Brasil no es el único país de sudamérica que cuenta con estos aviones. En Argentina también se ha utilizado por más de 40 años.

¿Es Hércules invencible?

La aeronave desaparecida este lunes fue construida en 1978 y utilizada varios años por el Ejército estadounidense, hasta que la Fuerza Aérea Chilena la compró en 2015.

Es uno de los cuatro aviones reabastecedores con los que cuenta esta entidad, según explica el sitio InfoDefensa.

Base Eduardo Frei en Antártica

Getty Images
El avión desaparecido tenía como destino la Base Aérea Antártica Presidente Eduardo Frei.

Por el momento, no hay hipótesis sobre las razones por las que desapareció, ya que según informó el gobierno chileno, el avión cumplía inspecciones regulares que siempre dieron luz verde a su uso.

Según la Air Force Magazine, la mayoría de los Hércules C-130 que han caído lo han hecho en acciones militares.

El primer Hércules que se perdió en combate fue en 1958, cuando fue derribado por pilotos soviéticos que pilotaban un MiG-17. Otros fueron derribados durante la guerra en Vietnam (1955-1975).

Después de más de 40 versiones distintas producidas, y más de 50 años de uso constante por decenas de ejércitos del mundo, el Hércules es un avión considerado seguro y funcional.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=qd1YehNpbV4

Lo que hacemos en Animal Político requiere de periodistas profesionales, trabajo en equipo, mantener diálogo con los lectores y algo muy importante: independencia. Tú puedes ayudarnos a seguir. Sé parte del equipo. Suscríbete a Animal Político, recibe beneficios y apoya el periodismo libre.

#YoSoyAnimal
¡Muchas gracias!

Estamos procesando tu membresía, por favor sé paciente, este proceso puede tomar hasta dos minutos.

No cierres esta ventana.